lunes, 26 de julio de 2021

Donde haya tinieblas de Manuel Ríos San Martín

Donde haya tinieblas

Manuel Ríos San Martín

Planeta, 2021

Una modelo de diecisiete años a la que le falta el ombligo desaparece en Madrid. Los inspectores Martínez y Pieldelobo se hacen cargo de la investigación, pero chocan desde el primer momento. Él es un padre cincuentón y caótico, tierno pero mordaz y un tanto anticuado; ella, una milenial combativa, inteligente y feminista.

Mientras recorren por España lugares misteriosos y templos en apariencia tranquilos, surgen dos hipótesis para desenmascarar a un asesino en serie: o la mafia rusa está detrás de una red de prostitución de lujo o hay un psicópata religioso que pretende enmendarle la plana al mismo Dios.

Este thriller plantea una reflexión irónica sobre la intolerancia, la dicotomía entre pecado y belleza, entre misericordia y castigo, y las relaciones entre el hombre y la mujer como dos seres destinados a entenderse desde el principio de los tiempos.


Donde haya tinieblas es la primera novela que leo del autor y desde luego no va a ser la última. Y es que la he disfrutado muchísimo, desde la primera hasta la última página. Y es que la trama no da respiro. En cada capítulo está sucediendo algo, se va avanzando en la investigación y cambiamos nuestra opinión sobre quién es el asesino a cada momento, hasta que llegamos a los capítulos finales, que son ya de vértigo y resultan imposibles de soltar.

Uno de los grandes aciertos de esta novela es su pareja protagonista, los inspectores Martínez y Pieldelobo. Dos inspectores que trabajan de un modo distinto pero que van a aprender a complementarse. Cada uno con su propia teoría, pero siempre abiertos a la teoría del compañero. Y si el inspector Martínez cree que los asesinatos tienen un trasfondo religioso, Pieldelobo piensa más bien que la mafia rusa es la que está detrás de todo. Ambos personajes están muy bien perfilados. El inspector Martínez, con su pensamiento lateral, nos gana desde su primera aparición. Con su sencillez, con su ironía, con ese humor con el que se enfrenta a todos los problemas, con su pequeña dosis de ternura… Imposible no sentir simpatía por este personaje desde el primer momento. Y por otro lado tenemos a la inspectora Pieldelobo, un apellido que ya nos revela mucho de su carácter. Una mujer fuerte, decidida, valiente, un tanto impetuosa, a veces hasta agresiva. Una mujer que no lo ha tenido fácil en un mundo de hombres, y que se ve obligada a demostrar todos los días que nadie le ha regalado nada. Que ha llegado a donde ha llegado porque lo vale. Pero poco a poco iremos conociéndola, y comprenderemos el por qué de su carácter, tan defensivo.


 

Y el resto de personajes que van apareciendo están también muy bien dibujados. Y no nos cuesta nada reconocerlos en cuanto hacen su aparición. Aunque también ayuda mucho la costumbre de Martínez de ponerle motes a cada personaje, en vez de recordar sus nombres.

Son muchos los temas que trata el autor a lo largo de esta novela. La religión tiene un enorme peso en esta historia, pero también  lo tiene la prostitución de lujo, la mafia rusa, la moda, con todo lo bueno y lo malo que este mundo conlleva, el mal uso de las redes sociales, que tanto daño hacen…

Otro de los aspectos positivos de esta novela es el estilo sencillo y directo del autor, que hace que leas páginas tras páginas sin apenas darte cuenta. No le hace falta excesivas descripciones para perfilar a sus personajes ni para situarnos en cada escenario. El ritmo no decae en ningún momento y la tensión va creciendo poco a poco hasta llegar al clímax final. Un final, que, por cierto, es buenísimo.

Sin duda, este libro no sólo va a estar entre mis mejores lecturas del verano sino también del año. Muy entretenido y adictivo, de principio a fin.  

20 comentarios:

  1. Buenas tardes, Margari:
    No conocía ni novela, ni autor. Apunto con gusto, porque me gustan los libros que aportan más que una buena historia. A investigar sobre ello se ha dicho.:)
    Feliz tarde, preciosa!!

    ResponderEliminar
  2. Justo en este momento acabo de descubrir este libro no tenía ni idea y la portada es muy llamativa pero la temática aunque me llama de momento la voy a dejar en pausa porque quiero leer romance histórico

    ResponderEliminar
  3. De cabeza a la lista de espera. La cubierta cuando la vi me llamó mucho la atención pero con tu reseña ya no me cabe duda de que tengo que dar una oportunidad a esta lectura.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Un libro de los de no poder soltar. Descubrí al autor con la novela anterior, una novela con la que ya disfrute, pero lo de esta ha sido épico. Deseando su próxima aventura, seguro que vuelve a sorprendernos. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. No he podido leer el anterior libro del autor, pero te recomiendo "Círculos", donde también cobran protagonismo las redes sociales. Martínez y Pieldelobo se van a quedar con nosotros durante mucho tiempo. Me ha gustado la trama, y los personajes son de diez. Un placer haber compartido lectura conjunta. Buena reseña, se nota que también has disfrutado con la lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ha sido un libro que hemos disfrutado mucho, los personajes, el gran ritmo y lo que hemos aprendido, todo ha hecho que nos pensemos, al menos yo, que ojalá volvamos a tener más Martínez.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Le tenía muchísimas ganas, y ahora más :)

    ResponderEliminar
  8. Hoooola!

    Pues no lo conocía pero guau, veo que engancha muchísimo y que desde luego merece la pena. Ahora me he quedado con ganas de conocer a estos dos detectives tan diferentes y ver como trabajan juntos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. El año pasado leí La huella del mal y me gustó mucho, esta la tengo apuntada para cuando pueda hacerle un hueco. Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Qué bien que te hayas encontrado una lectura tan completita. Se ve interesante. Un besote :)

    ResponderEliminar
  11. Me sabe faltal haberme perdido esta lectura pero tras ver lo que la has disfrutado tengo claro que caerá en breve

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Pues adjudicada..., me la llevo. Buenos personajes, buena trama. y buen final, no se puede pedir más
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola. Esto no casa mucho conmigo aunque el retrato que has hecho del inspector me ha gustado. El de ella no tanto porque me da cascancia, porque está un poco manido ya. La mafia rusa no se anda con chiquitas, prefiero no arriesgarme, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    Estoy de acuerdo en que ha sido una gran lectura 😍😍😍😍😍 y una de las mejores del año. Eso sí, me encanta la frase que has puesto: ya tenemos claro que no somos despistadas, es que lo nuestro es el pensamiento lateral.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Muy entretenido y adictivo el libro, tienes razón. Además de este autor te recomiendo leer Círculos, es totalmente diferente pero también muy visual. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Veo que Manuel Ríos San Martín es un autor a tener muy en cuentra, por cómo desarrolla las tramas de sus novelas y los temas que aborda. Espero leer durante el segundo semestre de este año La huella del mal, que la tengo esperando turno. Besos.

    ResponderEliminar
  17. No me sonaba de nada, pero ya sólo leyendo tu reseña me ha caído bien el inspector Martínez.

    ResponderEliminar
  18. Manuel Ríos San Martín es un crack desde que nos sorprendió hace unos años con su primera novela, Círculos. Y el nivel de sus novelas sube a un ritmo tan ágil como el de sus tramas. Con respecto a esta novela, solo puedo estar de acuerdo contigo, porque la novela me ha encantado por todo lo que comentas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. La quiero leer este mes. La anterior me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Coincido contigo, ¡una novela redonda de principio a fin! Me la he traído al pueblo para prestársela a la familia: es de esos libros que recomendarías a todo el mundo. :)
    Besotes.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!