domingo, 29 de marzo de 2015

La loca, loca búsqueda del tesoro de Megan McDonald



"Se trata de un bucanero tuerto con barba despeluchada y el mapa de un tesoro escondido. Stink y Judy recorrerán la isla a toda carrera en busca del oro. Pero ¡rayos y truenos!, no son los únicos lobos de mar buscando el botín. ¿Podrán Molly, la Loca, y Escorbuto Stink derrotar a sus rivales, chico alto y chica lista? ¿Encontrarán las pistas escondidas, descifrarán los códigos secretos y resolverán las pruebas antes de que sea tarde? ¡Aarrrg!"
 Este es uno de los libros que mi hija más ha disfrutado. Lo ha releído y releído. Es un libro que consigue enganchar a cualquier niño de entre 7 y 10 años más o menos. Y es que la historia atrapa sin lugar a dudas. Mi niña estaba nerviosa por descubrir dónde estaba el tesoro. Parecía que el premio se lo iban a dar a ella en vez de a los protagonistas. Y buscaba las pistas e intentaba descifrarlas antes que los protas... Y cuando no lo descubría venía corriendo a pedirme ayuda... Se nota en la cara de un niño cuando está disfrutando con una lectura. Y con este libro disfrutan y mucho. Ya he dicho que mi hija ha repetido con esta aventura de Judy Moody. Y seguro que volverá a repetir. Y no se puede decir mejor cosa de un libro.
 
Visualmente también es un libro muy atractivo. Con una letra bonita y grandecita, con dibujos atractivos de vivos colores... Es un libro que te gana por los ojos. Sólo le encuentro un pero. Y es que tiene un par de errores ortográficos. Y no sabéis lo difícil que es explicarle a un niño que los libros, a veces, también se equivocan.

sábado, 28 de marzo de 2015

Book Tag Bruno Mars

Vanessa G. Romero, de My World between books, me acaba de nominar para hacer este booktag, que me ha gustado por tener relación con Bruno Mars, un artista que me gusta mucho. ¡Muchísimas gracias por la nominación!

Este booktag consiste en relacionar canciones de Bruno Mars con nuestras lecturas. Empiezo ya...

  1. The Lazy song, un libro que te da pereza leer. Mmm... Creo que podría colocar aquí cualquier libro de Murakami... Voy a la biblio, cojo algunos de sus libros pero no termino de decidirme...
  2.  Marry you, un personaje con el que te gustaría casarte. Creo que quien me conoce, ya conoce mi particular idilio con Cyrano de Bergerac.
  3. Locked out heaven: pareja literaria favorita. Voy a citar a una pareja que conocí el año pasado y que me lo hizo pasar muy bien. Algún día volveré seguro a reencontrarme con ellos: Emma y Tristán de Un hotel en ninguna parte de Mónica Gutiérrez.
  4. Grenade: libro que esperabas tanto pero te decepcionó. Los pilares de la tierra. Tanto y tanto me la recomendaron que cuando la leí me decepcionó muchísimo.
  5. Just the way you are: libro que amas tal y como es, sin importarte que opinan los demás... Aquí me has pillado. Estoy pensando y pensando y ahora mismo no se me ocurre ningún libro que sea muy criticado y que a mí me guste. Así que voy a poner aquí un libro que me gustó mucho pero que me parece que ha pasado un poco desapercibido. O al menos no lo he visto mucho por la blogosfera: El mapa de las viudas de Daniel Dimeco.
  6. Treasure: Libro o saga favorita. Citar solo uno es difícil. Podría poner aquí una lista muy larga. Pero voy a cumplir con el booktag y voy a citar solo una trilogía. Me decido por ella porque no creía que iba a disfrutar tanto con estos libros, conociendo gran parte de su historia por las muchísimas películas que se han hecho de ellos: Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas.
  7. When I was your man: Libro que prestaste y que perdiste...Sonata de primavera de Valle Inclán. Lo presté y nunca volvió. Ni volverá... Snif, snif...
  8. Run away baby: Personaje del que no pudiste evitar enamorarte. Pues me repito, Cyrano de Bergerac.
  9. Uptown funk: Un libro feliz que te provoca bailar. La loca, loca búsqueda del tesoro de Megan McDonald, un libro infantil que cada vez que leía con mi hija, nos recordaba la bso de Piratas del Caribe.
  10. Agrega alguna canción si quieres y etiqueta a alguien. Pongo una canción de Bruno Mars que me gusta mucho, pero en esta ocasión no voy a etiquetar a nadie. Podéis cogerlo si os gusta!











 




viernes, 27 de marzo de 2015

In vino veritas de Virginia Gasull


In vino veritas
Virginia Gasull
Un thriller enológico que se remonta al nazismo; un embriagador misterio. La inspectora Oteiza se enfrenta al caso más importante de su carrera. Historia, expolio nazi, intriga y vino en una investigación trepidante que la cambiará para siempre.El robo de uno de los mosaicos mejor conservados de Europa hace que la inspectora Oteiza, de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Judicial, se traslade a una pequeña localidad de Burgos para investigar el caso. Todo cambiará para ella cuando su jefe decide involucrarla en una investigación de gran complejidad: la desaparición de unas valiosas botellas de vino de añadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Se inicia así un viaje que comienza en Madrid, continúa en San Sebastián en pleno Festival de Cine y finaliza en los viñedos de Burdeos. Un fascinante recorrido en el cual Oteiza contará con la ayuda de Édouard DeauVille —experto en vinos y propietario de un château—, con el que surgirá una innegable química. A medida que su investigación avanza descubrirá no solo la pasión por el vino, sino también la lucha de los viticultores franceses por defenderse del expolio nazi durante la guerra, su colaboración con la Resistencia durante la ocupación y la existencia de obras de arte que ocultaron y aún ocultan grandes misterios. Un entramado complejo que la enfrentará a los oscuros fantasmas de su propio pasado y en el que su rutinaria y solitaria vida dará un sorprendente giro: ya nada volverá a ser lo mismo para ella.Virginia Gasull construye un thriller enológico cautivador donde nada es lo que parece. Una novela con cuerpo, paladar, aroma y color que embriaga los sentidos y te mantiene alerta. Historia, vino, arte, acción y erotismo se convierten en los parámetros de una novela de gran intensidad que cautiva desde la primera a la última página.
He disfrutado con esta novela más de lo que esperaba. No es el mundo del vino un mundo que me atraiga especialmente y de él conozco muy poco. Así que empecé la lectura sin muchas expectativas. Pero casi sin darme cuenta, me metí de lleno en la historia y las páginas volaron en mis manos.

Y es que es fácil dejarte llevar por esta historia. Destaca el modo en que está estructurada. Narrada en capítulos cortos, la historia avanza cuando nos encontramos con un narrador omnisciente, en tercera persona. En estos capítulos conocemos al detalle cómo avanza la investigación e iremos viendo la relación que se va formando entre la pareja protagonista. Pero en otros capítulos, este narrador cambia. La protagonista se habla a sí misma usando la segunda persona, como si estuviera manteniendo una conversación con ella misma. De este modo logramos conocer profundamente sus emociones, sus pensamientos, sus luchas... Aunque la investigación en estos capítulos se para, no nos importa. Porque consigue así que nos acerquemos más al personaje de Oteiza, que empaticemos con ella desde el principio. Que seamos capaces de sentir todo lo que ella siente. Oteiza es indudablemente el personaje mejor perfilado de toda esta novela. Inspectora de policía, vive por y para su trabajo. No hay nada más en su vida. Cada vez que tiene la felicidad cerca, la deja escapar. Porque no se fía, porque tiene miedo... Porque hay algo en su pasado que le impide ser feliz. Porque hay algo en su pasado que le impide confiar...

El otro gran personaje es Édouard DeauVille, propietario de viñedos, que ayudará a Oteiza en la investigación por sus conocimientos sobre vino. Guapo, educado, culto, millonario... No tengo el gusto de conocer a Cristian Grey, pero creo que este personaje no tiene nada que envidiarle. También él esconde un secreto en su pasado. Algo hizo de lo que se arrepiente ahora. Pero cuando conocemos los motivos que le llevaron a hacerlo, más perfecto le hace todavía...

En los secundarios no se preocupa mucho la autora. Aparecen ligeramente perfilados, cumpliendo con el papel que les toca en este tipo de historias.

La ambientación también está muy lograda. Son varios los escenarios en los que se desarrolla la novela y están muy bien descritos. Ni siquiera me ha cansado leer las escenas dedicadas al mundo del vino. Muy bien introducidas en la trama, no puedo decir que sobra ninguna escena en ningún momento.

Otro aspecto positivo de la novela es la prosa de la autora, cuidada, sencilla,  fácil de leer... También ayuda el perfecto equilibrio entre narración y diálogos y el buen ritmo que le impone a la historia. 

En definitiva, un libro que me ha gustado mucho. Combina muy bien elementos de distinto género, como el histórico, el thriller o el romántico. Quizás el único pero que puedo ponerle es en este último elemento. La historia de amor me ha parecido demasiado típica y previsible. Pero no me ha impedido disfrutar de esta novela.

martes, 24 de marzo de 2015

Leemos el Quijote (2º parte): Capítulo XIX y capítulo XX

http://bourbonstreet-porlomenix.blogspot.com.es/2015/01/reto-en-2015-leemos-el-quijote.html


Capítulo XIX:

En el camino, don Quijote y Sancho se encuentran  con dos estudiantes y dos labradores y con ellos empiezan a hablar. Estos le invitan a las bodas de Camacho y les cuenta la historia de esta pareja. Así vemos como el concepto de matrimonio de nuestro caballero es distinto al de su escudero. Y la verdad es que me quedo con el de Sancho.

-¡A mi mujer con eso! -dijo Sancho Panza, que hasta entonces había ido callando y escuchando-, la cual no quiere sino que cada uno case con su igual, ateniéndose al refrán que dicen "cada oveja con su pareja". Lo que yo quisiera es que ese buen Basilio, que ya me le voy aficionando, se casara con esa señora Quiteria; que buen siglo hayan y buen poso, iba a decir al revés, los que estorban que se casen los que bien se quieren.

-Si todos los que bien se quieren se hubiesen de casar -dijo don Quijote-, quitaríase la eleción y juridición a los padres de casar sus hijos con quien y cuando deben; y si a la voluntad de las hijas quedase escoger los maridos, tal habría que escogiese al criado de su padre, y tal al que vio pasar por la calle, a su parecer, bizarro y entonado, aunque fuese un desbaratado espadachín; que el amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento, tan necesarios para escoger estado, y el del matrimonio está muy a peligro de errarse, y es menester gran tiento y particular favor del cielo para acertarle. Quiere hacer uno un viaje largo, y si es prudente, antes de ponerse en camino busca alguna compañía segura y apacible con quien acompañarse; pues, ¿por qué no hará lo mesmo el que ha de caminar toda la vida, hasta el paradero de la muerte, y más si la compañía le ha de acompañar en la cama, en la mesa y en todas partes, como es la de la mujer con su marido? La de la propia mujer no es mercaduría que una vez comprada se vuelve, o se trueca o cambia, porque es accidente inseparable, que dura lo que dura la vida: es un lazo que si una vez le echáis al cuello, se vuelve en el nudo gordiano, que si no le corta la guadaña de la muerte, no hay desatarle. Muchas más cosas pudiera decir en esta materia, si no lo estorbara el deseo que tengo de saber si le queda más que decir al señor licenciado acerca de la historia de Basilio.
Y don Quijote vuelve a criticar a Sancho por su mal uso del lenguaje y por el abuso de refranes...
-Dios lo hará mejor -dijo Sancho-; que Dios, que da la llaga, da la medicina; nadie sabe lo que está por venir: de aquí a mañana muchas horas hay, y en una, y aun en un momento, se cae la casa; yo he visto llover y hacer sol, todo a un mesmo punto; tal se acuesta sano la noche, que no se puede mover otro día. Y díganme, ¿por ventura habrá quien se alabe que tiene echado un clavo a la rodaja de la Fortuna? No, por cierto; y entre el sí y el no de la mujer no me atrevería yo a poner una punta de alfiler, porque no cabría. Denme a mí que Quiteria quiera de buen corazón y de buena voluntad a Basilio, que yo le daré a él un saco de buena ventura: que el amor, según yo he oído decir, mira con unos antojos que hacen parecer oro al cobre, a la pobreza riqueza, y a las lagañas perlas.

-¿Adónde vas a parar, Sancho, que seas maldito? -dijo don Quijote-; que cuando comienzas a ensartar refranes y cuentos, no te puede esperar sino el mesmo Judas, que te lleve. Dime, animal, ¿qué sabes tú de clavos, ni de rodajas, ni de otra cosa ninguna?

-¡Oh! Pues si no me entienden -respondió Sancho-, no es maravilla que mis sentencias sean tenidas por disparates. Pero no importa: yo me entiendo, y sé que no he dicho muchas necedades en lo que he dicho; sino que vuesa merced, señor mío, siempre es friscal de mis dichos, y aun de mis hechos.

-Fiscal has de decir -dijo don Quijote-, que no friscal, prevaricador del buen lenguaje, que Dios te confunda.

-No se apunte vuestra merced conmigo -respondió Sancho-, pues sabe que no me he criado en la Corte, ni he estudiado en Salamanca, para saber si añado o quito alguna letra a mis vocablos. Sí, que, ¡válgame Dios!, no hay para qué obligar al sayagués a que hable como el toledano, y toledanos puede haber que no las corten en el aire en esto del hablar polido. 

Capítulo XX:

Pronto cambia Sancho de opinión al conocer de las riquezas de Camacho:

-Mas que haga lo que quisiere -respondió Sancho-: no fuera él pobre y casárase con Quiteria. ¿No hay más sino tener un cuarto y querer alzarse por las nubes? A la fe, señor, yo soy de parecer que el pobre debe de contentarse con lo que hallare, y no pedir cotufas en el golfo. Yo apostaré un brazo que puede Camacho envolver en reales a Basilio; y si esto es así, como debe de ser, bien boba fuera Quiteria en desechar las galas y las joyas que le debe de haber dado, y le puede dar Camacho, por escoger el tirar de la barra y el jugar de la negra de Basilio. Sobre un buen tiro de barra o sobre una gentil treta de espada no dan un cuartillo de vino en la taberna. Habilidades y gracias que no son vendibles, mas que las tenga el conde Dirlos; pero, cuando las tales gracias caen sobre quien tiene buen dinero, tal sea mi vida como ellas parecen. Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio, y el mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero. 
 Y ya en la boda, Sancho no puede dejar de mirar y disfrutar de todas las comidas y bebidas que ahí se ofrece. 
Todo lo miraba Sancho Panza, y todo lo contemplaba, y de todo se aficionaba: primero le cautivaron y rindieron el deseo las ollas, de quién él tomara de bonísima gana un mediano puchero; luego le aficionaron la voluntad los zaques; y, últimamente, las frutas de sartén, si es que se podían llamar sartenes las tan orondas calderas; y así, sin poderlo sufrir ni ser en su mano hacer otra cosa, se llegó a uno de los solícitos cocineros, y, con corteses y hambrientas razones, le rogó le dejase mojar un mendrugo de pan en una de aquellas ollas.
No faltaba nada en la boda. Hasta una danza con ocho ninfas representando cada una Cupido, Poesía, el Buen Linaje, la Valentía, la Liberalidad, el Tesoro y el Interés. En sus versos se disputaban la posesión de una doncella. La historia que contaban se parecía mucho a la de Camacho, Quiteria y su otro pretendiente, Basilio. Y por lo que cuentan, don Quijote hace la siguiente apreciación:

-Yo apostaré -dijo don Quijote- que debe de ser más amigo de Camacho que de Basilio el tal bachiller o beneficiado, y que debe de tener más de satírico que de vísperas: ¡bien ha encajado en la danza las habilidades de Basilio y las riquezas de Camacho!
Y Sancho, si tiene que elegir, lo tiene claro:
-¡A la barba de las habilidades de Basilio!, que tanto vales cuanto tienes, y tanto tienes cuanto vales. Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener, aunque ella al del tener se atenía; y el día de hoy, mi señor don Quijote, antes se toma el pulso al haber que al saber: un asno cubierto de oro parece mejor que un caballo enalbardado. Así que vuelvo a decir que a Camacho me atengo, de cuyas ollas son abundantes espumas gansos y gallinas, liebres y conejos; y de las de Basilio serán, si viene a mano, y aunque no venga sino al pie, aguachirle. 
Y en su conversación, Sancho termina dando su particular visión de la muerte:
-A buena fe, señor -respondió Sancho-, que no hay que fiar en la descarnada, digo, en la muerte, la cual también come cordero como carnero; y a nuestro cura he oído decir que con igual pie pisaba las altas torres de los reyes como las humildes chozas de los pobres. Tiene esta señora más de poder que de melindre: no es nada asquerosa, de todo come y a todo hace, y de toda suerte de gentes, edades y preeminencias hinche sus alforjas. No es segador que duerme las siestas, que a todas horas siega, y corta así la seca como la verde yerba; y no parece que masca, sino que engulle y traga cuanto se le pone delante, porque tiene hambre canina, que nunca se harta; y, aunque no tiene barriga, da a entender que está hidrópica y sedienta de beber solas las vidas de cuantos viven, como quien se bebe un jarro de agua fría. 



 

domingo, 22 de marzo de 2015

Colección Pequeño Mundo de Rafael Cruz


Esta colección está formada por 16 pequeños libros que son absolutamente deliciosos. Son libros dirigidos al pequeño lector. Quizás la edad ideal para leerlos oscile entre los 3 y los 6 años, año arriba, año abajo, que mi hija va camino de los 12 y hasta hace poquito aún disfrutaba con la lectura de estos poemas. Cada libro trata un tema que tiene relación con el entorno que rodea al niño. Los poemas son muy sencillos y con rimas muy pegadizas, que hacen que los peques se los aprendan fácilmente de memoria. Y las ilustraciones son preciosas, muy graciosas y llenas de color. Muy llamativas para los niños de esta edad. Y lo mejor de esta colección es el precio de cada libro. En su momento las compré por un euro, supongo que ahora estará un poquitín más cara. Pero no mucho más. Voy a poner el primer poema que mi chiquitina se aprendió de memoria. ¡Me encanta!
CERO
 El cero es tu cara
sin ojos ni cejas,
sin nariz ni boca, 
sin pelos ni orejas.
 
El cero es un huevo
que no tiene yema,
un disco, un melón,
un pozo, una rueda.

El cero es el sol
y la luna llena.

viernes, 20 de marzo de 2015

Pensión Sotavento de Eva Martins

http://www.amazon.es/dp/B00PQGKTTK?tag=geolinkeres-21
Pensión Sotavento
Eva Martins,
En Amazon, 2014
¿Quién es el culpable de que esta serie de personajes tan divertidos y disparatados hayan acabados con sus huesos en la Pensión Sotavento? Un lugar en el que cualquier situación, embrollo, locura, embuste, despropósito, contrasentido, dislate, extravagancia, absurdo y desvarío puedan parecer reales como la vida misma.
Con un lenguaje cotidiano, gran soltura y una narración plagada de diálogos, la autora nos envuelve en el que, a partir de este momento, será considerada «la novela más divertida del año». Conoceremos a personajes tan dispares entre sí, que solo la narradora, con su maestría y locura, será capaz de hacer que casen en la historia, seremos testigos de situaciones tan locas e insensatas que no podremos por más que romper en carcajadas.
Pensión Sotavento tiene las puertas abiertas a todo aquel que busque en la lectura risas y entretenimiento ¿te atreves a entrar?
La primera sorpresa que me llevo cuando empiezo este libro es el lugar en que se desarrolla, San Fernando, ya que me pilla muy cerquita y conozco muy bien sus calles y gente. Así que me costó poco engancharme a su lectura. Y si además, me encuentro con personajes absolutamente disparatados, que no sabes ya por dónde van a salir y cuál va a ser su próxima ocurrencia, resulta casi imposible soltar este libro y quedarnos sin  saber  si Julián, un ladrón que no sabe bien dónde se ha metido, será capaz de llevar a cabo su robo con éxito. Porque ésta es la única intención de Julián cuando decide instalarse en la pensión Sotavento. Robar unos diamantes que doña Victoria, la dueña de la pensión decía tener. Pero la locura de todos los que viven en esta pensión no se lo pondrá fácil... Y parece que la locura se contagia, porque todo el que viene de fuera de la pensión tampoco parece estar muy cuerdo... Y todos terminan quedándose... 

Las situaciones disparatadas, los malentendidos, los absurdos... se sucederán uno tras otro y nos arrancarán más de una sonrisa durante la lectura. Y el final no sólo nos va a seguir dejando esa sonrisa en nuestra cara sino que también nos va a sorprender, por los continuos giros que la autora le da a la historia. 

Una novela que me ha gustado.  No es quizás la novela más divertida del año, como dice en su sinopsis (ya sabemos que la publicidad tiende a exagerar), pero el ratito alegre lo pasas leyéndola y se convierte en una lectura ideal para esos momentos en los que apetece simplemente desconectar de todo.

jueves, 19 de marzo de 2015

Sorteo La pintora de Estrellas

 Nuevo sorteo en el blog! Gracias a Amelia Noguera y a Suma de Letras puedo sortear un ejemplar de La pintora de estrellas
Una historia sobre el exilio, la guerra, la traición y el amor no correspondido. Un relato sobre el valor de una mujer y la memoria de un hombre que necesita redimir su pasado. En París encontraron un nuevo hogar... En 1934 los jóvenes Diego, Elisa y Martín huyen de una España convulsa y al borde de la Guerra Civil y se trasladan a Francia con sus familias para comenzar una nueva vida. Allí Elisa logrará su gran ilusión, ser pintora y formar parte del mágico ambiente de las galerías parisinas, lo que, junto al amor incondicional de Diego, consigue hacer de ella una mujer totalmente feliz. Sin embargo, cuando la sombra de la Segunda Guerra Mundial aterriza en París, su idealismo y su pasión por el arte pondrán en peligro su mundo. ...pero la traición y la barbarie fulminaron sus sueños Setenta años después, ya anciano, Diego no se resigna a morir sin conjurar los fantasmas del pasado para que rindan cuenta de sus faltas y le devuelvan la paz a su conciencia. Violeta, su nieta, embarazada y huyendo de su marido, lo acompañará en un viaje a Asturias, la tierra que un día abandonó y a la que nunca tuvo valor de regresar. Un viaje a lo más hondo de su ser, de sus luces y sus sombras, que hará que Violeta se replantee toda su vida. Amelia Noguera construye una novela lírica y envolvente que habla de la nostalgia, de la esperanza, del dolor, del amor, del exilio y de la memoria en dos épocas distintas, demostrando que las pasiones humanas sobreviven indemnes a los años como pinceladas en un lienzo.
En cuanto a los requisitos, no lo voy a poner muy difícil.  Sólo tenéis que dejar un comentario aquí diciendo que queréis participar.  No hace falta seguir el blog.  Será un sorteo nacional (España). No hay ningún requisito más. Habrá  un premio para los seguidores del blog, quienes tendrán un puntito extra. Y otro puntito extra para quienes le den al Me gusta en la página de facebook de la autora. Dejadme el enlace de vuestro perfil de facebook para comprobarlo.
Si  se apunta alguien que no tenga blog que me deje su email para poder comunicarme con él/ella en caso de resultar ganador@. El plazo para participar empieza hoy y termina el 10 de abril. ¿Os animáis?

miércoles, 18 de marzo de 2015

Assur de Francisco Narla

 Assur
Francisco Narla, 
Editorial Planeta, 2012
Año del Señor 968. Atraídos por las riquezas de los reinos cristianos de la península ibérica, una flota de terribles guerreros nórdicos amenaza la floreciente Compostela, baluarte de la Iglesiay la corona. A su paso solo queda desolación. Y a medida que remontan los ríos con sus rápidos drekar, buscando su presa, tras ellos dejan aldeas devastadas y cenizas humeantes. Como Outeiro, el pequeño pueblo en el que vive Assur, un muchacho al que, después de la trágica muerte de sus padres, no le queda otra opción que refugiarse en la esperanza de reencontrar a sus hermanos, capturados por los terribles invasores.
Gutier de León, infanzón del conde Gonzalo Sánchez, se cruza en el camino del joven y lo acoge bajo su tutela. Así conoce a Jesse ben Benjamín, un bondadoso médico judío, y a Weland, un mercenario normando al servicio de los cristianos. Junto a ellos, Assur aprende todo lo necesario para encarar su destino: adquiere conocimientos de la ciencia de su tiempo y se adentra en el arte de la guerra. Sin embargo, cuando intenta rescatar a su hermano, en la gran batalla que se libra en el estrecho de Adóbrica contra los invasores norteños, es apresado y arrastrado hasta las heladas tierras de sus enemigos, donde tendrá que hacer uso de toda su voluntad y coraje para conseguir escapar.
Como esclavo fugado, Assur sobrevivirá convertido en ballenero, y la fortuna lo esquivará hasta que, como recompensa a una increíble hazaña, consigue enrolarse a bordo del navío que capitanea el renombrado Leif Eiriksson, hijo del fundador de las colonias de Groenland. Junto a él, Assur viajará hasta Vinland, la desconocida tierra de poniente, y habrá de sobrevivir a los más inesperados peligros. Assur será traicionado, sufrirá los más crudos inviernos, luchará por el amor de una mujer, se enfrentará a enemigos desconocidos, y buscará incansablemente a sus hermanos desaparecidos, pero, por encima de todo, mantendrá viva una única esperanza: el regreso.


He tardado en ponerme con este libro, que ha estado esperando mucho en mi estantería, pero es que el tocho que es, asusta... Pero por fin me animé y el tocho, al final, me ha tenido totalmente enganchada y he tardado en leerlo mucho menos de lo que imaginaba. Y porque resulta imposible llevármelo a la calle, que si no...

Ambientada en la Reconquista, la trama de esta novela se desarrolla en la época en que los vikingos atacaban el norte de la península ibérica, con la intención de conquistar, sobre todo, Santiago de Compostela, símbolo de la cristiandad. Esta es la época que le toca vivir a Assur, el absoluto protagonista de esta novela. Es aún un niño cuando los normandos asolan su poblado, cuando se queda solo. Y se verá obligado a crecer, a convertirse en un hombre de golpe. El sentimiento de culpa siempre le acompañará, por no haber estado en el poblado en ese momento, como si él hubiera podido evitar algo; por haber dejado sola a su hermana mientras volvía al poblado, por si alguien seguía vivo... Mucha responsabilidad para solo un niño. Pero él lo siente así. Y lo sentirá cada minuto de su vida. 

Afortunadamente no estará solo. La fortuna quiere que en su camino se ponga Gutier, un noble y honrado caballero quien le tomará bajo su protección. Él, junto a sus amigos, el médico judío Jesse y el normando Weland, se convertirán en un referente para el muchacho. Ellos le enseñarán otra vida distinta a la que hasta ese momento había conocido. Destinado a vivir en el campo, Assur conocerá ahora de pleno la vida feudal, tomando parte activa en ella. Aprenderá a manejar las armas, aprenderá todo el saber, toda la cultura que Jesse le enseñe, aprenderá a vivir... Muchos son los personajes que aparecen en estas páginas. Personajes que comparten protagonismo con Assur y que ayudarán a éste durante su vida, incluso en los momentos y en los sitios más inesperados.  Algunos son ficticios, otros reales, pero todos perfectamente dibujados y perfilados. 

La ambientación también está logradísima. Son muchos los datos que sobre la época el autor nos proporciona: sobre las batallas, sobre la cultura, sobre la vida... Y lo hace sin ralentizar el ritmo de la lectura en ningún momento. Imposible en una novela donde las aventuras se suceden prácticamente una tras otra y donde no falta nada: intrigas, traiciones, amor, amistad, guerras...

Otro de los grandes aciertos del autor es el modo que nos acerca la historia. Su prosa es sencilla, fácil de leer y al mismo tiempo hermosa. En muchas ocasiones nos encontramos con pasajes que son absolutamente preciosos. Sabe mantener el perfecto equilibrio entre narración y diálogo, lo que facilita aún más su lectura y hace que devoremos sus páginas. 

Creo que queda claro que he disfrutado muchísimo con esta novela. Una novela histórica en la que no sólo vamos a aprender mucho sino que además vamos a disfrutar en compañía de un personaje inolvidable, como es Assur. Nos costará despedirnos de él cuando lleguemos a la última página.