lunes, 26 de septiembre de 2016

Estos días leo...#31

Ayer justo terminé La sonata del silencio, un libro que me ha gustado, pero no tanto como esperaba. ¡Qué malas son las expectativas!  Esta semana continuaré con Las normas de la casa de Jodi Picoult. 
 Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo quelos demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger ?no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad? se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo. Las normas de la casa es una sorprendente historia a cinco voces que gira alrededor de dos personajes inolvidables: Emma, que representa el amor y la lucha materna e incondicional, y Jacob, una persona única y especial a la que la sociedad y el sistema no saben comprender. La trama, orquestada por una de las autoras más leídas en el mundo: «Inteligente», «hechizante», «profunda», dibuja una novela negra con argumento judicial, humor y una desbordante profundidad psicológica. Jacob es culpable de decir cosas inapropiadas, es culpable de sacar de sus casillas a su hermano Theo; es culpable de todas aquellas cosas extrañas para la gente que no comprende lo que es vivir con el síndrome de Asperger. Jacob Hunt es diferente.Pero ¿es culpable de asesinato?
Y en la biblioteca me topé con este libro y no me pude resistir a él. Que ya es hora de que me estrene con el autor. 
 
 El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada.

Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica, por lo que los periodistas se apresuran a darle un sobrenombre: «El Novelista». Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contra el reloj.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

domingo, 25 de septiembre de 2016

Y vengan sorteos!!!





Cristales rotos  nos tienta con dos atractivos libros.
Bases: aquí.
Plazo: Hasta el 30 de septiembre







El despertar de un libro celebra con un magnífico sorteo su tercer aniversario.
Bases: aquí.
Plazo: Hasta el 10 de octubre


¡¡¡Mucha suerte!!!

viernes, 23 de septiembre de 2016

Este es un libro sobre amor de Paula Gicovate

Este es un libro sobre amor
Paula Gicovate
Maresia Libros, 2016

Ella - que nunca será mujer de un solo hombre - narra diversos episodios de su relación
con cuatro hombes de distintas personalidades y actitudes ante el amor:
''Aquel que podía haber sido'' (pero que no quiso enamorarse); ''Aquel que no hablaba''
(porque era incapaz de expresar lo que sentía); ''Aquel que nunca me perdonó''
(cuyo amor, inmenso, nunca fue suficiente); y ''Aquel que me confinó en su castillo''
(y la ahogó en la rutina). Un ajuste de cuentas, en definitiva, con el dolor de la pérdida,
pues todo fin de una pasión conlleva volver una y otra vez al pasado compartido para
rescatar del naufragio algún rescoldo del antiguo fuego que salvaguarde
la aurora de otros amores por venir.
No engaña su título. Porque éste es un libro que habla del amor, en todos sus matices. Sin idealizarlo en ningún momento. Del amor real, con sus cosas buenas y con sus cosas, no tan buenas. Pero amor, al fin y al cabo. 

¿Y qué hace la autora? Elige hablarnos a través de una narradora, que no tiene nombre. Que se refugia en el anonimato para desnudarse ante nosotr@s. Y nos habla de todas las relaciones que ha mantenido en su vida hasta ese momento. Son cuatro. Cuatro relaciones fallidas. Con cuatro hombres, también sin nombre. Está visto que aquí los nombres no importan. Así, se refiere a ellos como "aquel que podría haber sido", "aquel que no hablaba", "aquel que nunca me perdonó" y "aquel que me confinó en su castillo". Cuatro descripciones sugerentes y evocadoras que son una clara muestra de la calidad de su prosa. Una prosa poética, que te sugiere, que te envuelve, que te seduce...
Fuiste el gran amor que nunca tuve, la gran pasión que nunca viví, la fuga de esta ciudad que nunca sucedió, las palabras que escribí tantas veces durante la noche, mi mano bajo la sábana con los ojos cerrados murmurando tu nombre, mi esperanza y mi desgracia. Eres mi amor eterno, el que va a durar para siempre, porque no me quisiste cuando, tímidamente (pero lo suficiente para hacerte entender), te ofrecí mi mundo. Y gracias por eso. No haberme querido me salvló la vida. Y te convirtió en mi amor imposible, de aquellos que duran para siempre.

No esperéis encontrarnos con cuatro historias de amor con su inicio, nudo y desenlace, porque no es eso lo que vamos a encontrar. Lo que hallamos son todos los sentimientos por los que atraviesa la narradora en cada una de sus relaciones. Todas diferentes, porque se quiere diferente. Pero en todas hay amor. Y crecimiento. Porque con cada relación se crece, se aprende, se madura. Porque no se arrepiente de ninguna de sus relaciones, porque todas le han aportado algo. Porque el amor ha sido la base de todas ellas. Y por eso, sigue buscando el amor en su vida. No ese amor ideal de los cuentos de hadas, sino el real, el terrenal, el de todos los días, con sus alegrías y sus imperfecciones. 
La libertad de amar solo a una persona, de querer a una persona, de mirar a una sola persona, de volverse a una sola persona. Absolutamente nada es más liberador que el amor.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El niño pájaro de Juan Manuel Peñate

El niño pájaro
Juan Manuel Peñate Rodríguez
Editorial Círculo Rojo, 2016
En "La última lectura" los integrantes de una hermandad secreta se reúnen una vez más en el acostumbrado punto de encuentro, ignorantes de lo que la noche les depara; el "Club Paradise" es un sitio especial al que no se puede ingresar si no es por invitación directa de alguien de dentro, sin embargo, lo insólito no radica en su emplazamiento, de por sí inconfesable, sino en los miembros que lo conforman; en una época de oscuridad y misterios, en mitad de un sangriento barrizal cubierto por centenares de cadáveres, una enigmática mujer de la que apenas se sabe da a luz un extraño bebé que no llora, aquel destinado a sacudir los cimientos de una era, aquel por cuya leyenda será recordado como "El niño pájaro"; en "¡Feliz no cumpleaños!" nos reencontraremos con personajes archiconocidos, aunque más allá de ese mundo onírico, tras las sombras, hasta qué punto los conocemos?; en "La gasolinera" una imprevista parada en el camino supondrá para alguien un soplo de aire fresco, pero también un antes y un después en la manera de contemplar su viaje interminable. Del autor de Al otro lado del cristal, nos llega su esperada segunda antología, nuevos e inolvidables relatos donde los amantes del suspense, la ciencia-ficción, la fantasía o el terror volverán a estar de enhorabuena.
Descubrí  a Juan Manuel Peñate con Al otro lado del cristal. Y me sorprendió su talento, no sólo para crear buenas historias, sino también para contarlas.  Cinco historias nos regala en esta antología y con todas ellas el autor vuelve a sorprenderme, con historias potentes, bien narradas, que te dejan enganchadas desde las primeras páginas y con finales inesperados, en la mayor parte de las ocasiones, que te dejan con la boca abierta. 

El punto fuerte de cada relato es su ambientación. Una ambientación que logra sin grandes adornos, con sencillez, sin excesos. Con las palabras justas y necesarias, logra que nos sintamos en ese mundo que él crea, nos metemos de lleno en las historias que cuenta. Y llegas a sentir el miedo, la ira, la tristeza, la decepción... 

En cuanto a los personajes, están perfectamente descritos. No le hace falta dar demasiados datos para que los conozcamos a la perfección y simpaticemos con ellos. Aunque a veces no estemos de acuerdo con sus actos. Pero logra que siempre estemos al lado de los protagonistas, hasta el final. Y en mi caso lo ha logrado hasta con la última historia, que es la que empecé con menos confianza, por pertenecer a un género, como es la ciencia ficción, que me cuesta.  Pero Juan Manuel ha logrado darle otra perspectiva, le ha dado un enfoque distinto y ha terminado convirtiéndose "La gasolinera" en mi relato favorito de todos. 

Sí, he disfrutado y mucho con cada una de las historias que forman esta antología. Cada una en su estilo, cada una en su género, pero todas son historias muy adictivas, que se leen en un suspiro y que dejan con ganas de empezar la siguiente para ver con que te va a sorprender ahora el autor.  Absolutamente recomendable, tanto para los amantes del relato como para los que no lo son.

 


lunes, 19 de septiembre de 2016

Estos días leo...#30 y algunos sorteos...

Esta semana sigo avanzando con La sonata del silencio de Paloma Sánchez-Garnica. 

Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.



Y comienzo con un libro que lleva ya tiempo esperando en mi estantería, Las normas de la casa de Jodi Picoult. 

 Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo quelos demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger ?no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad? se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo. Las normas de la casa es una sorprendente historia a cinco voces que gira alrededor de dos personajes inolvidables: Emma, que representa el amor y la lucha materna e incondicional, y Jacob, una persona única y especial a la que la sociedad y el sistema no saben comprender. La trama, orquestada por una de las autoras más leídas en el mundo: «Inteligente», «hechizante», «profunda», dibuja una novela negra con argumento judicial, humor y una desbordante profundidad psicológica. Jacob es culpable de decir cosas inapropiadas, es culpable de sacar de sus casillas a su hermano Theo; es culpable de todas aquellas cosas extrañas para la gente que no comprende lo que es vivir con el síndrome de Asperger. Jacob Hunt es diferente.Pero ¿es culpable de asesinato?

http://adivinaquienlee.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-de-una-buena-chica-de-mary-kubica.htmlTentador sorteo organiza Albanta en su blog Adivina quien lee. Un ejemplar de Una buena chica de Mary Kubica es el premio. Para conocer las bases pinchad en el banner.









http://huellalibrosicc.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-200-seguidores.htmlY otro atractivo sorteo es el que nos presenta Inés de La huella de los libros. Sortea un ejemplar de Los herederos de la tierra de Ildefonso Falcones. Pinchad en el banner para ir a las bases.









http://entremislibrosyo.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-600-seguidores.htmlManuela de Entre mis libros y yo también está de sorteo. Y su premio también es muy tentador. El último libro de Stephen King,  Quien pierde paga. Pinchad en la imagen para conocer las bases.



¡¡¡Mucha suerte en los sorteos!!! Y una pregunta, que se me olvidaba... ¿Qué estáis leyendo?
 

domingo, 18 de septiembre de 2016

Y el ganador o ganadora es...

Ya es hora de saber a casa de quién se va el ejemplar de Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje, de Miguel Griot.¡Redoble de tambores!!!

video

¡Muchísimas felicidades!!! Envíame tus datos a mi correo, garita73@gmail.com.Y lo siento por los demás. Pero estad atentos al blog, que quizás prontito me anime con otro sorteo... ¡Gracias a tod@s por participar!

viernes, 16 de septiembre de 2016

Participantes Sorteo Sexto Aniversario


Los participantes del sorteo de Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje, de Miguel Griot son:







Si no hay problemas,  el domingo publicaré el resultado del sorteo. ¡ Gracias por participar y mucha suerte a tod@s!!!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Hijos de Atenea de Mercedes Pinto

Hijos de Atenea
Mercedes Pinto,
Amazon, 2014 

En la Angola de 1855 nace Bahati Pasolargo, un bosquimano educado en la sabana por un misionero jesuita heterodoxo. El legado de sabiduría recibido de su amado maestro durante la infancia lo convertirá en un nativo con una formación excepcional en el África austral. Sus conocimientos comenzarán a dar fruto en la travesía que hará como esclavo en 1870 en el último barco negrero que llegó a La Habana. En la bodega del buque, en la situación más hostil e inhumana imaginable, nacerá Ojosdeagua, un niño que desde su nacimiento será el eje de la existencia del joven san. Ya en Cuba, siendo parte de las posesiones de un amo singular, el vínculo afectivo entre el muchacho y el niño forjará el destino de ambos.
La vida de los dos protagonistas encarna un gran paso en nuestra historia. Ellos, como los últimos esclavos vendidos bajo la legalidad y convencidos de que el conocimiento es la llave de la libertad, cierran una puerta que nunca debió abrirse. Bahati y Ojosdeagua representan la lucha y la superación desde la perspectiva de la sabiduría. Son Hijos de Atenea.

"Esta es mi historia, la de un hombre nacido entre las gentes más parias del planeta y vendido a los esclavistas, que gracias a su suerte y curiosa e impar educación siempre se sintió libre."
Con esta frase comienza la novela. Y resume a la perfección el contenido de la misma. Una novela dura de leer, porque la vida de un esclavo es de todo menos fácil. Y nos dolerá tanta crueldad, nos dolerá tantas injusticias, nos dolerá tanto dolor... Imposible comprender cómo hay gente que disfruta haciendo daño, que disfruta haciendo sufrir, que comete una barbaridad tras otra sin el más mínimo signo de arrepentimiento. Y duele porque sabes que situaciones parecidas realmente sucedieron. 

¿Qué salvará a Bahati? El amor. Su amor por el conocimiento, por el saber, por la educación. Será el conocimiento lo que le salve de una vida que aún podría ser peor. Entre los esclavos casi será un privilegiado, porque gracias a su educación, no se verá obligado a realizar trabajos forzados.  

El amor está presente en toda la novela y en todas sus formas. Porque también se enamorará. Y también sufrirá por este amor. Porque el amor "aparece cuando menos te lo esperas y tiene el poder de convertir el sufrimiento en felicidad y la felicidad en sufrimiento". 

De nuevo, Mercedes Pinto consigue seducirme por completo con un personaje inolvidable, como es Bahati, un personaje tratado por ella con mucho mimo, con mucho cuidado. Un personaje al que nos presenta con sus virtudes, pero también con sus defectos. Por eso, aún le queremos más. 

Y también nos regala una historia que nos va a resultar muy dura de leer, pero al mismo tiempo, muy fácil. Porque nos va a resultar imposible abandonar a Bahati en su camino. Porque nos conquista con sus sed de conocimiento, con su sed de vida. Grandísima historia de superación la que nos ofrece Mercedes Pinto con Hijos de Atenea.