miércoles, 21 de enero de 2015

Enlazando el destino de Claudia Cardozo

En Amazon, 2013
Claire Jones es una joven abogada con un prometedor futuro, un empleo envidiable y una sólida relación con David, el hombre que ama. Cree ser feliz y considera que su vida es casi perfecta… pero guarda un secreto que no se atreve a develar. Durante los últimos dos años se ha visto acosada por sueños que le muestran un pasado que no le pertenece, pero por el que no puede evitar sentirse atraída. Es testigo de una historia de amor que le intriga y enloquece a partes iguales, insegura acerca de quién es aquella mujer del pasado a quien ve perdidamente enamorada y cuál es la identidad del hombre por el que ha decidido abandonarlo todo.
Cuando el mejor caso de su carrera le es asignado y se ve frente a la posibilidad de hacer realidad sus ambiciosos planes de ascenso en la firma para la que trabaja, cree que está frente a un momento crucial de su vida, una en la que los sueños no tienen cabida. Lo que no puede imaginar es que está a punto de encontrarse con su destino, el mismo que se presenta ante ella en la forma de Simon, un detective de policía que parece decidido a obligarla a replantearse toda su existencia y la seguridad de sus sentimientos.
¿Quién es la mujer de sus sueños? ¿Qué papel juega Claire en su torturada vida? Y aún más importante… ¿Quién es realmente Simon? Atrapada entre el mundo de sus sueños y el presente, no solo deberá enfrentarse en la corte a un oponente inesperado al luchar por la libertad de su peligroso defendido, sino que se verá también dividida entre la realidad y lo que considera una ilusión.
Misterio, intriga, peligro, y una historia de amor que trasciende el tiempo,son los elementos claves de una novela que entremezcla un aire onírico y actual que envolverá al lector instándolo a formar parte de la historia y a descubrir junto a Claire cuál es su destino.
No suelo en estos últimos años leer novela romántica, aunque tuve una época, en mi adolescencia, en los que alternaba a Agatha Christie con autor@s de este género. Y quizás me saturé, y de ahí que últimamente mi acercamiento a este tipo de historias sea escaso. Pero cuando Claudia me ofreció su novela lo hizo en el momento oportuno. Necesitaba una historia de este tipo, más ligera, más entretenida, más optimista.

Y he encontrado todo esto y más. Porque me he encontrado con unos personajes que están muy bien perfilados, que no tienen nada de extraordinarios. Que son sencillos, comunes, cercanos... Con los que es fácil empatizar desde el primer momento. Toda la historia está contada en tercera persona, aunque siempre es Claire la protagonista de todas las escenas. Todo es visto desde su perspectiva. Nos resulta difícil no comprenderla. Incluso cuando se enfrenta a esos sueños en los que parece estar viendo a sí misma, pero en otra época. Primero duda de sí misma, de su cordura. Luego poco a poco empieza a aceptarlos, aunque no llega a comprender por qué le está pasando esto. David, su pareja, es un encanto. Es imposible no sentir pena por él, quien solo ve cómo Claire se aleja de él, sin saber por qué y sin saber qué hacer. Y Simon, la tercera persona en discordia, es también el hombre perfecto... Demasiado perfecto para mi gusto... 

 Me ha sorprendido también mucho esta historia porque me he topado con un thriller judicial que está muy bien contado. La parte de investigación, los enfrentamientos en los juzgados, los interrogatorios... Toda esto está muy logrado y es fácil visualizar estas escenas. Incluso me hizo recordar una de mis pelis favoritas, La costilla de Adán, ya que tanto en la novela como en la peli, la abogada defensora y el fiscal son pareja. Y de este modo es difícil que las rencillas no continúen en casa. Y aunque parece que en un primer momento, Claire y David, su pareja, lo consiguen, será la aparición de una tercera persona, Simon, la que desestabilice la relación. Aunque no es él único culpable. Son esos sueños...

Y quizás esa es la parte que menos me ha gustado de esta historia, los sueños. Esperaba que éstos tuvieran un mayor protagonismo en la novela. Ambientado  estos sueños en la epoca victoriana, estas escenas me gustaron muchísimo y me parecieron pocas. La historia de amor que se apreciaba en ellos también era intensa, hermosa, sencilla. Y me quedé con ganas de más. 

Y a pesar de esto, he disfrutado mucho con esta historia que no solo ofrece romanticismo, sino que hay mucho más. Y que me descubre a una autora que sabe bien contar una historia, sabe coger todos los elementos e hilvanarlos muy bien. Y sabe escribir una historia de amor sin caer en la ñoñería, algo que me parece muy importante en este género. 

lunes, 19 de enero de 2015

Leemos el Quijote (2º parte): Prólogo, capítulo I y capítulo II

http://bourbonstreet-porlomenix.blogspot.com.es/2015/01/reto-en-2015-leemos-el-quijote.html

Prólogo

Empieza Cervantes aludiendo a esa segunda parte que ha aparecido de su Quijote. Una segunda parte que lo critica e insulta. Pero no quiere nuestro autor entrar al trapo:

Pues en verdad que no te he dar este contento; que, puesto que los agravios despiertan la cólera en los más humildes pechos, en el mío ha de padecer excepción esta regla. Quisieras tú que lo diera del asno, del mentecato y del atrevido, pero no me pasa por el pensamiento: castíguele su pecado, con su pan se lo coma y allá se lo haya.
Lo que no le gusta es que le tache de viejo y manco:

Lo que no he podido dejar de sentir es que me note de viejo y de manco, como si hubiera sido en mi mano haber detenido el tiempo, que no pasase por mí, o si mi manquedad hubiera nacido en alguna taberna, sino en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros. Si mis heridas no resplandecen en los ojos de quien las mira, son estimadas, a lo menos, en la estimación de los que saben dónde se cobraron; que el soldado más bien parece muerto en la batalla que libre en la fuga; y es esto en mí de manera, que si ahora me propusieran y facilitaran un imposible, quisiera antes haberme hallado en aquella facción prodigiosa que sano ahora de mis heridas sin haberme hallado en ella. 

Y se queda a gusto Cervantes finalmente:
Paréceme que me dices que ando muy limitado y que me contengo mucho en los términos de mi modestia, sabiendo que no se ha añadir aflición al afligido, y que la que debe de tener este señor sin duda es grande, pues no osa parecer a campo abierto y al cielo claro, encubriendo su nombre, fingiendo su patria, como si hubiera hecho alguna traición de lesa majestad. Si, por ventura, llegares a conocerle, dile de mi parte que no me tengo por agraviado: que bien sé lo que son tentaciones del demonio, y que una de las mayores es ponerle a un hombre en el entendimiento que puede componer y imprimir un libro, con que gane tanta fama como dineros, y tantos dineros cuanta fama;
Capítulo I

Destaca en este capítulo la conversación entre don Quijote, el cura y el barbero. Una conversación que revela que nuestro caballero insiste en su locura. Aún se cree caballero andante.
-Caballero andante he de morir, y baje o suba el Turco cuando él quisiere y cuan poderosamente pudiere; que otra vez digo que Dios me entiende.
Destacable es de nuevo la aparición de Cide Hamete Benengeli, el supuesto narrador de las historias de don Quijote y Sancho Panza.

Y su crítica a la sociedad en la que está viviendo, donde las virtudes de la caballería brillan por su ausencia:
Mas agora, ya triunfa la pereza de la diligencia, la ociosidad del trabajo, el vicio de la virtud, la arrogancia de la valentía y la teórica de la práctica de las armas, que sólo vivieron y resplandecieron en las edades del oro y en los andantes caballeros.
Capítulo II

Aparece Sancho en este capítulo, en casa de don Quijote, reclamando su ínsula. El cura y el barbero marchan, no sin hablar de ambos:
No pongo yo duda en eso -respondió el barbero-, pero no me maravillo tanto de la locura del caballero como de la simplicidad del escudero, que tan creído tiene aquello de la ínsula, que creo que no se lo sacarán del casco cuantos desengaños pueden imaginarse.

-Dios los remedie -dijo el cura-, y estemos a la mira: veremos en lo que para esta máquina de disparates de tal caballero y de tal escudero, que parece que los forjaron a los dos en una mesma turquesa, y que las locuras del señor, sin las necedades del criado, no valían un ardite.
 Pregunta nuestro caballero a Sancho sobre la opinión que de sus andanzas tiene la gente:
-Pues lo primero que digo -dijo-, es que el vulgo tiene a vuestra merced por grandísimo loco, y a mí por no menos mentecato. Los hidalgos dicen que, no conteniéndose vuestra merced en los límites de la hidalguía, se ha puesto don y se ha arremetido a caballero con cuatro cepas y dos yugadas de tierra y con un trapo atrás y otro adelante. Dicen los caballeros que no querrían que los hidalgos se opusiesen a ellos, especialmente aquellos hidalgos escuderiles que dan humo a los zapatos y toman los puntos de las medias negras con seda verde.(...)
-En lo que toca -prosiguió Sancho- a la valentía, cortesía, hazañas y asumpto de vuestra merced, hay diferentes opiniones; unos dicen: "loco, pero gracioso"; otros, "valiente, pero desgraciado"; otros, "cortés, pero impertinente"; y por aquí van discurriendo en tantas cosas, que ni a vuestra merced ni a mí nos dejan hueso sano. 
Pero don Quijote siempre tiene respuesta para todo:
-Mira, Sancho -dijo don Quijote-: dondequiera que está la virtud en eminente grado, es perseguida. Pocos o ninguno de los famosos varones que pasaron dejó de ser calumniado de la malicia.
Y terminan hablando del autor de sus historias. De nuevo aparece el nombre de Cide Hamete Benengeli. 

domingo, 18 de enero de 2015

Keep Calm and Read 10 Books in English

http://www.fromisi.com/2015/01/08/reto-keep-calm-and-read-in-english-edicion-2015/


De nuevo me animo a participar en este reto propuesto por Isi. El año pasado no pude superarlo pero este año lo vuelvo a intentar. Que además así me animo más a practicar mi poquito inglés. Eso sí, de valor lo justito. De nuevo mi meta van a ser los diez libros. Y este año quiero superarlo! 
¿Os animáis? Pues pinchad en el banner!!!

viernes, 16 de enero de 2015

Memento mori de César Pérez Gellida


Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro San­cho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.
La investigación del asesinato de una joven ecuatoria­na a la que le han mutilado los párpados y cuyo cuer­po han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inespe­rado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal.
La evolución frenética de los acontecimientos desem­boca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los ase­sinos en serie. Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que Memento mori se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.

No desvelo nada nuevo si digo que esta novela es tremendamente adictiva. Ya lo había visto en otras reseñas y sentía mucha curiosidad por esta novela para la que todo el mundo tenía el mismo calificativo. Y yo tengo que volverlo a usar. Porque es adictiva desde la primera página. Aunque sepamos quién es el asesino desde el principio. Aunque le acompañemos y poco a poco vayamos conociendo los motivos de sus crueles actos. Esto se convierte en uno de los grandes atractivos de esta novela. Y su personaje también. Un personaje, Augusto Ledesma, que está perfectamente descrito, perfectamente trazado. Las escenas protagonizadas por él se pegan a las manos.

Pero tampoco tienen nada que envidiarle el resto de personajes. Ramiro Sancho, el inspector encargado del caso, también está perfectamente caracterizado. Si físicamente es fácil visualizarlo por los muchos rasgos que nos da, también es fácil imaginarnos su carácter. Serio, reservado, tenaz... Su implicación en el caso es total. Y más lo será cuando le afecte directamente. Y más lo será cuando crea haber sido una simple marioneta en manos de... Uys, Margari, calla ya. Que te animas y te animas y te cargas el libro...

Destaca también Carapocha, un psicólogo criminalista que va a Valladolid para ayudar en la investigación. Experto en asesinos en serie, su ayuda será vital para el desarrollo de la investigación. Y su personalidad es arrolladora. Su fortaleza, su inteligencia, su experiencia se revela en todos y cada uno de sus actos.

Estos grandes personajes se mueven en un ambiente que está igualmente bien descrito. El autor nos hace pasear por las calles de Valladolid con gran facilidad. Y describe también con precisión la escena de los crímenes, con la dosis de tensión justa, necesaria, que nos hace mordernos las uñas hasta quedarnos sin ellas...

El desenlace de la novela es impactante. Cuando ya va llegando, ya empieza a costarnos más  abandonar el libro. Siempre hay tiempo para una página más, y para otra página más... Y así hasta llegar al final que te deja sin respiro. Y con ganas de empezar con el segundo libro de esta trilogía. 

No puedo terminar la reseña sin hacer mención a dos de los elementos más importantes de esta novela. Su música y la poesía. Para cada crimen tiene como firma Augusto, aparte de un detalle macabro,  un poema escrito por él mismo. Un poema en el que se aprecia la influencia que ejerce sobre él los grandes clásicos. Un poema con el que pretende explicar, metafóricamente, los motivos del asesinato. Y gran influencia ejerce sobre Augusto también la música. Una música que elige cuidadosamente según su estado de ánimo y según sus actos. Todos sus grandes momentos tienen como banda sonora las canciones de Héroes del silencio, Vetusta Morla, The Cranberries...Todas las letras de las canciones que elige tienen mucho que ver con lo que él está viviendo  y sintiendo en cada momento.

En definitiva, un libro imprescindible si os gusta la novela negra. Desde luego es un género que está viviendo ahora mismo en nuestro país un gran momento.


miércoles, 14 de enero de 2015

Bobo. ¿Se puede justificar un asesinato? de Antonio Lagares

Bobo. ¿Se puede justificar un asesinato?
Antonio Lagares,
En Amazon

Un periodista es asignado a cubrir la ejecución de un condenado a muerte. La tarea se convierte en un reto pues su trabajo incluye una entrevista, para cubrir el testimonio del último día de vida de un cautivo. El reportero terminó reuniendo material suficiente para un libro. No fue hasta diez años más tarde que recrea en su memoria el tiempo que pasó con ese hombre. Aquel que prefería ser llamado con el nombre de «Bobo», quien nunca se arrepintió de sus actos y vivió convencido de que hizo lo correcto.
La historia de Bobo comienza a pulsar en la mente del periodista hasta que la transforma en una novela. La vida de un asesino con una memoria prodigiosa, una cultura incoherente con su condición y su nombre. Un individuo sin pudor, sin culpa, aferrando a la firme convicción de que actuó correctamente.
Su texto recorre los recovecos de la vida de Bobo. Su infancia, sus relaciones personales y familiares, la terrible historia de su hermano y apoyo, los conflictos entre sus padres, la relación con el pilar de su vida que fue su perro de agua. El destino de Bobo está escrito. El juicio y la reflexión final serán, como siempre, a discreción del lector. 
Bobo es el tercer libro que leo de Antonio Lagares. Mis anteriores experiencias, Obsesión y La rastreadora,  habían sido muy buenas, así que cuando el autor me ofreció leer esta novela, no pude negarme.

Y de nuevo ha logrado convencerme el autor. Aunque de entre todas sus lecturas, ésta es la que menos me ha gustado. Y es que sus primeras páginas me han costado. Unas primeras páginas en las que parecía que el periodista iba a tener mayor protagonismo, pero al final no ha sido así. Y lo he agradecido, porque no sé por qué razón, no ha terminado de caerme bien. Aunque sí que tuve que estar de acuerdo con él cuando le insistía a Bobo, el absoluto protagonista de esta novela, en que sus días de cárcel no eran para nada interesantes. Que poco aportaban a la historia. Esta parte se me ha hecho algo lenta y aburrida.

Cuando por fin Bobo se decide a hablar de su infancia y de los motivos que le han llevado a la cárcel, es cuando por fin despierto y empiezo a engancharme a esta historia. Una historia llena de sentimientos, de emociones... La historia de Bobo y de su amor infinito por su hermano, por sus padres, por su perro... Un amor que Antonio Lagares sabe transmitir muy bien.  Si muy especial es la relación que mantiene con su hermano Peter, que no sólo es su hermano, también es su mejor amigo y quien mejor le comprende; más especial es aún la relación que mantiene con su perro Curro, su mejor aliado, su mejor amigo cuando Peter ya no está... Su vida podría ser plenamente feliz si no fuera por su vecino. Un vecino que parece no tener otro objetivo en su vida que amargar a este niño. Un vecino que se comporta como un ciudadano ejemplar ante los demás, pero que revela su verdadera y cruel cara ante Bobo. Y esto tendrá terribles consecuencias...

En definitiva, nos encontramos con una historia que va de menos a más y que destaca sobre todo por las emociones que Antonio Lagares consigue plasmar y consigue hacernos sentir a través de su personaje. Es la gran virtud de esta novela.

lunes, 12 de enero de 2015

Y mi bloguer@ invisible es... tatatacháááán!!!


http://kayenalibros.blogspot.com.es/2015/01/cronica-de-la-iv-edicion-del-bloguero.html


Este año ha tardado en llegar el paquetito de mi bloguer@ invisible, pero la espera ha merecido la pena, que ha venido, y por partida doble. El viernes llegó este libro a casa gracias a su autor, Santi Osakar, que también participa en esta iniciativa:


Y hoy me ha llegado otro paquete a casa. En cuantito el cartero me lo puso en las manos, quise abrirlo. Pero me armé de paciencia, que la encargada oficial en mi casa de abrir estos paquetes es mi hija. Lo que sí hice fue ver quién era el remitente y me llevé una total alegría cuando ví el nombre de Shorby!!! Su blog, Loca por incordiar si no lo sigo  desde el principio, lo sigo desde casi el principio. Una bloguera majísima, divertida y con muchísimo talento para escribir y para muchas más cosas. 
Así que esperé a que mi hija saliera del cole. En cuantito entró en casa fue del tirón hacia el paquete para abrirlo. Y primera sorpresa! Una bolsita de tentadoras chuches del que ya se ha hecho propietaria... Primeras palabras de mi hija: "¡Que quiero yo a esta bloguera, mamá!"
Pero ahí no se acaban las sorpresas. Que aún había más. Este precioso marcapáginas y estas bonitas horquillas hechas por la propia Shorby.

Y aquí la única foto que he logrado hacer antes de que mi hija se guardara  la bolsita de chuches... 
 Y sí, Shorby no solo me ha dejado un libro a mí, sino que también mi hija ha recibido otro. ¡No os imagináis la alegría que le ha entrado! Creo que todos los vecinos se han tenido que enterar de... "¡también hay un libro para mí! Mamá, ¡yo quiero muuuucho a esta bloguera invisible"!

Muchísimas gracias Shorby!!! No te puedes imaginar la alegría que hoy no solo me he llevado yo, sino también mi hija. La has hecho tremendamente feliz. 

Y muchas gracias Kayena por esta bonita iniciativa.

domingo, 11 de enero de 2015

Reto Serendipia recomienda (2º edición)

http://serendipia-monica.blogspot.com/2015/01/reto-serendipia-recomienda-2015.html

De nuevo Serendipia se anima a organizar este reto, que el año pasado me hizo disfrutar de buenas lecturas. Así que de nuevo me animo a participar. Tengo que recomendar tres novelas y voy a elegir tres libros que disfruté mucho el año pasado:

  • El peligro de llamarse Nerea de Elisa Cotarelo. Una novela negra que me sorprendió mucho por el tema tan actual que toca y por unos personajes muy reales, muy humanos.
  •  Detrás del cristal de Mayte Esteban. Una novela con personajes inolvidables, tiernos, que nos van a hacer reír y también, a veces, llorar.
  • Un hotel en ninguna parte de Mónica Gutiérrez. ¿Queréis pasar unas buenas vacaciones? Unas vacaciones relajadas, con buen ambiente, entre amigos... Pues este libro os da todas estas cosas y más. 

¿Os animáis con esta iniciativa? Pues pinchad en el banner!!!

jueves, 8 de enero de 2015

Invierno en París de Imogen Robertson



Invierno en París
Imogen Robertson
Traducido por Paloma Tejada
Alianza Editorial, 2014
París, en el duro invierno de 1910. Maud Heighton sueña con ser pintora. Estudia en la selecta Academia Lafond, pero mientras que los que la rodean disfrutan de los placeres de la Belle Époque, Maud ve cómo su situación económica se deteriora, el patrimonio heredado no le llega para pagar las clases y poder sobrevivir. Consigue un trabajo bien remunerado: acompañar e iniciar en la pintura a Sylvie Morel una inglesa de situación acomodada que vive con su hermano Christian. Aunque descubre algunos de sus secretos inconfesables, la vida parece que empieza a sonreírle a Maud: mientras se va adentrando en el selecto y deslumbrante mundo de los Morel, el dinero que le pagan le permite vivir y seguir con sus clases de pintura. Todo se va a desmoronar cuando los Morel son acusados de impostores y ladrones, y la propia Maud es imputada en el robo de unas joyas. Sólo podrá escapar recurriendo a todas las artimañas que se le ocurren entre gentes para los que la vida no vale nada. "Invierno en París" es una novela histórica, de aventuras, de intriga, negra..., rocambolesca. Una novela de mentiras y traiciones, enigmática y elegantemente evocadora, que recrea de manera sin igual aquel París de fin de época, con sus luces y sombras, en el que el arte y la bohemia convivían entre la decadente aristocracia de media Europa y ambiciosos sin escrúpulos, maestros de la apariencia, que no dudaban en recurrir a las mayores vilezas para mantener su estatus.

Invierno en París es una novela que me ha gustado mucho. Se deja leer con mucha facilidad y  su historia no es nada complicada de seguir. Sus personajes están bastante bien perfilados. Todos cumplen a la perfección su papel y sobresale, sin duda, su protagonista, Maud Heighton. Los sentimientos que este personaje siente a lo largo de la novela están perfectamente plasmados. Sus sueños, sus alegrías, su inocencia, su sufrimiento, su dolor, su ira, su sed de venganza...

La historia está muy bien llevada. Sabe manejar muy bien la tensión la autora, salvo al final, donde me da la impresión de que le pudieron las prisas. Todo sucede demasiado rápido. Esperaba que se recreara más la autora en este momento tan importante pero lo resuelve en muy pocas páginas. Y a pesar de esto, he seguido disfrutando de la lectura.

Sin lugar a dudas, lo mejor de esta novela es su ambientación. Imogen Robertson logra hacernos pasear por el París romántico, opulento, lujoso... Pero también nos enseña ese otro París, pobre, sórdido, oscuro, tenebroso... Y magnífico me ha parecido el modo en que la autora ha plasmado un hecho histórico, como es la inundación de París de 1910. La venganza de Maud va al mismo ritmo que ésta. De forma lenta, pero siempre avanzando, siempre amenazante... Una venganza que se convierte en el único objetivo de Maud para seguir viviendo. Sólo cuando pueda verla cumplida, podrá descansar. Sólo cuando pueda verla cumplida, podrá empezar a vivir de nuevo.

Una historia recomendable si os gustan las historias de venganzas, de traiciones y también de amistad, de fidelidad, de superación. Y con el encanto de una ciudad como París.