martes, 2 de septiembre de 2014

Agosto me fue...

Pues otro mes que ha escapado bien en lo que a libros se refiere. Con el calor he preferido lecturas más ligeras y he acudido un poco más a las estanterías infantiles siguiendo las recomendaciones de mi hija. Que también hay que hacerle caso. Y por fin me he estrenado con un personaje que mucha gente ha disfrutado mucho pero que yo aún no conocía, Manolito Gafotas. Y no me enrollo más. Éstas han sido mis lecturas:




Y a mis estanterías han llegado este mes gracias a sus autores estos libros:


Relatos con abrelatas de Ricardo Guadalupe.

Una vez que se está dentro del vientre de esta ballena con forma de libro, es imposible volver a salir indemne. Porque nada más bucear entre sus páginas, te encontrarás con un sinfín de aventuras: rizos, laberintos, papeletas voladoras, un Arca de Noé, guardas jurados que eligen la lectura frente al apaleador de indigentes, terapeutas que se olvidan de sí mismos, analizadores de locuras pictóricas, hijos invisibles para los padres, deseos cumplidos, huidas a la Luna, ocupaciones de edificios bancarios, velocidades diferentes de pareja, timbres de advertencia contra la monotonía, sopas sin sal, barrios donde cada día se intenta sobrevivir, soledades frente a la muerte, aspirantes a astronautas, oficinistas sin rumbo fuera de la rutina, encuentros con las estrellas, apneas, hombres piedra, la vida cual peonza girando, besos que estallan como burbujas…

 Incapaz de Iván García

Un ser muy aficionado a los juegos ha ideado uno en el que muestra su futuro a unos personajes, quienes tienen que evitar que se cumpla si quieren sobrevivir.








 Y gracias a la editorial Anantes este libro también está esperando en mi estantería su turno para ser leído:

 El guacamayo rojo de Manuel Machuca.

En 1904 una familia campesina vende sus escasas pertenencias en Almería para embarcar todas sus esperanzas en una travesía incierta al Brasil de las grandes plantaciones. A principios del siglo XXI el mundo ha cambiado, pero la realidad no es tan distinta. Un joven arquitecto hace en avión el mismo recorrido en busca de las oportunidades que la tcrisis ha hecho desaparecer en España. Todos, sin saberlo, forman parte de una odisea que se extiende durante más de un siglo, fiel reflejo del afán por construir un futuro mejor en tierra extraña con todos sus éxitos, sus fracasos, sus dudas, sus secretos y sus olvidos y la demostración de que para conquistar un sueño, a veces es necesario arriesgarlo todo sin mirar atrás.
También mi lector ha visto incrementado su número de libros gracias a Fernando E. Sobenes Buitrón e Israel Moreno :



El viento soplaba con fuerza y las copas de los árboles se estremecían agitadas por la fuerza incontrolable de la naturaleza. Se balanceaban llevando a cabo una danza siniestra y sepulcral que contribuía con hacer aún más lúgubre la noche. El sonido del vendaval al atravesar los arbustos creaba un aullido espeluznante, de otro mundo. Era una orquesta macabra interpretando una sinfonía tétrica acompañada de un coro diabólico que los hacía ir y venir de un lado a otro, meciéndose de una forma fúnebre y sobrenatural…







La historia nos traslada al poblado de Naime, un escenario montañoso popular entre turistas amantes de esos paisajes y, a la vez, aficionados a lugares ricos en mitos y leyendas. Nos encontramos en la víspera de la noche de Halloween y, partir de un lugar y fecha en común, se nos presentan varios personajes de forma independiente. Una pareja que viaja a conocer a unas amistades cibernéticas. Un agente de policía obligado a trabajar esa noche en un lúgubre ayuntamiento en obras. Y una pandilla de adolescentes que busca emociones fuertes en una gran mansión supuestamente encantada. Dichas historias contadas de forma paralela conformarán un entramado de situaciones entrelazadas que nos someterán a cuestionarnos qué es real, las intenciones de los personajes y de cómo han llegado a ésa situación
La obra se divide en cuatro actos principales en el que cambiaremos constantemente de perspectiva en la narración. Cada capítulo se relata desde el punto de vista de un personaje concreto para, acto seguido contrastar lo que ocurre en ese mismo momento con otro de los caracteres. Con una narración en primera persona a través de los distintos personajes se escriben una novela de terror a la antigua usanza que homenajea con cariño al cine y literatura de los años 80: Los goonies, Una pandilla alucinante, Noche de Miedo o Cuenta conmigo.
Y tanto ver las cositas maravillosas que hace Sara en Las cosas de Shaka me ha animado a rescatar este hobby. Y ratito a ratito, voy avanzando en este cuadro a punto de cruz. ¿Os gusta?



lunes, 1 de septiembre de 2014

Leemos el Quijote... Capítulos XXXIV


http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html

Ays, Anselmo, que la curiosidad mató al gato... Y  a ti te ha adornado la cabeza... Pero eso te pasa por curioso! Con lo bien que estabas, con una esposa que nunca te había dado muestras de infidelidad, ¿para qué tramas todo lo que tramas para comprobar si te es fiel? Y claro, pasa lo que pasa, que tu amigo Lotario se enamora de Camila. Y ésta, primero lo rechaza, pero tanto va el cántaro a la fuente, que al final también se enamora. Pero al final ni te enteras. Que entre Lotario, Camila y su criada, Leonela, bien te engañan para que sigas pensando que tu mujer sigue siendo virtuosa. Si ya me lo decía mi abuela, quien juega con fuego, se termina quemando... Aunque aún nos queda un capítulo más de esta historia, a ver si al final Anselmo se entera de algo... o no...

Aunque sea un instante de Gil de Biedma


Aunque sea un instante, deseamos
descansar. Soñamos con dejarnos.
No sé, pero en cualquier lugar
con tal de que la vida deponga sus espinas.

Un instante, tal vez. Y nos volvemos
atrás, hacia el pasado engañoso cerrándose
sobre el mismo temor actual, que día a día
entonces también conocimos.

Se olvida
pronto, se olvida el sudor tantas noches,
la nerviosa ansiedad que amarga el mejor logro
llevándonos a él de antemano rendidos
sin más que ese vacío de llegar,
la indiferencia extraña de lo que ya está hecho.

Así que a cada vez que este temor
el eterno temor que tiene nuestro rostro
nos asalta, gritamos invocando el pasado
-invocando un pasado que jamás existió-

para creer al menos que de verdad vivimos
y que la vida es más que esta pausa inmensa,
vertiginosa,
cuando la propia vocación, aquello
sobre lo cual fundamos un día nuestro ser,
el nombre que le dimos a nuestra dignidad
vemos que no era más
que un desolador deseo de esconderse.

viernes, 29 de agosto de 2014

Claroscuros de Liliana Galvanny

Claroscuros
Liliana Galvanny
Editorial Universo, 2013

"Dentro de la oscuridad más profunda, hay una puerta entreabierta arrojando hilos de luz".

La vida es un mundo repleto de claroscuros.

Hay días marcados por el caos y la tristeza, por el dolor y el miedo, pero también hay otros que nos devuelven la sonrisa.

Los protagonistas de estos diecisiete relatos son personajes atormentados, que viven y sufren, que luchan o se rinden, pero que dejan su huella de alguna manera.

Abarcando varios géneros, Claroscuros te invita a sumergirte en sus historias y a nadar contracorriente para que no te arrastren con ellas para siempre a su mundo de luces y sombras.
Diecisiete relatos son los que encontramos en este primer libro de Liliana Galvanny. Diecisiete historias que tienen como nexo común personajes, en su mayoría femeninos, trágicos pero luchadores. Personajes que siempre van a encontrar algún motivo para seguir luchando, para seguir viviendo. Porque siempre en sus historias va a haber algún rayito de esperanza. Porque sus historias son como la vida, con sus cositas buenas y sus cositas malas. 

Muchos temas desarrolla la autora en sus relatos: la violencia del género, los conflictos matrimoniales donde la gran víctima son los hijos, el alzheimer, el suicidio, el alcoholismo, los sueños rotos, la drogadicción... Y todos sabe tratarlos muy bien. Sabe meternos de lleno en sus historias; sabe perfilar a la perfección sus personajes, con los que logramos empatizar desde el principio; sabe meternos en la piel de cada uno de ellos y comprender sus conductas, aunque no la aprobemos... Es el principal acierto de estos relatos. Que sus personajes nos resultan muy cercanos, muy creíbles, que sus historias no nos parecen nada irreales. Que pueden estar sucediendo cerca de ti. 

Me ha gustado también mucho el estilo de la autora, sencillo, ligero, sin apenas adornos.  No le hace falta para convencernos y meternos de lleno en ese mundo de "luces y sombras" que plasma en cada uno de sus relatos. No le hace falta para demostrarnos que tiene mucho talento a la hora de contar, a la hora de narrar, a la hora de crear buenas historias.



miércoles, 27 de agosto de 2014

La pena máxima de Santiago Roncagliolo

Santiago Roncagliolo
La pena máxima
Editorial Alfaguara, 2014

Lima 1978. Un hombre que porta una mochila sospechosa es perseguido por las calles de uno de los barrios más populares de la ciudad y asesinado a plena luz del día. Pero nadie ha visto nada. El asesino ha elegido el momento perfecto para cometer su crimen: la ciudad se halla en ese instante desierta y concentrada ante el televisor. La selección peruana se juega mucho en el Mundial de fútbol de Argentina.
Ocho años después de la publicación de Abril rojo (Premio Alfaguara de novela 2006), su protagonista, Félix Chacaltana, se enfrenta a una nueva serie de crímenes. Estamos en un momento crucial para la historia de Perú. Con la operación Cóndor como telón de fondo, el país se esfuerza por salir de la oscuridad de la dictadura militar con la celebración de las primeras elecciones democráticas en mucho tiempo. Parece que también ha llegado el momento del cambio para Chacaltana, quien se debate entre la obediencia a una madre dominante y su amor por Cecilia, entre el reparo a salir de la protección que supone una vida ordenada y monótona, llena de reglas y procedimientos, y la lealtad a su amigo Joaquín.
Me ha sorprendido y mucho esta novela. No es una novela en la que me hubiera fijado, ya que el fútbol y yo no nos llevamos bien. Pero la excelente reseña que María realizó de este libro en su blog hizo que me fijara en él. Y después de su lectura, coincido totalmente con su opinión. Un libro magnífico, que va a hacer que no me olvide del nombre de su autor y busque pronto su anterior novela, Abril rojo, para reencontrarme de nuevo con su protagonista.

Un protagonista con el que enseguida simpatizamos. Félix Chacaltana trabaja como ayudante en el archivo de Justicia en Perú. Es un personaje muy inocente, íntegro, con un alto concepto del honor, de la justicia. Incluso una sencilla mentira le costará sudores. E incluso le gustaría llegar al altar vírgen... Y esto le ocasionará más de un problema con su novia, Celia. Sí, más de una sonrisa nos va a arrancar este protagonista. Un protagonista al que veremos crecer en esta novela. Y es que las situaciones que va a tener que vivir, todo lo que va a descubrir le van a cambiar mucho. Aunque no perderá su integridad, no perderá su sentido del deber. Cumplir la ley es lo más importante para él. Aunque se trate de un formulario mal rellenado o traspapelado. Poco a poco vamos conociendo cosas de su vida. Conoceremos a su madre, muy católica, autoritaria, posesiva, severa... Una madre que, como toda buena madre, quiere lo mejor para su hijo...  Una madre a la que no le gusta nada esa novia que su hijo se ha echado... Su padre murió hace tiempo. Su presencia se limita a una foto que su madre venera pero que él no puede ni ver. Sólo le recuerda una infancia llena de abusos y maltratos. 

Me ha gustado mucho también la estructura de la novela. Dividida en seis capítulos, cada uno de ellos se corresponde con cada uno de los partidos que Perú jugó en el Mundial, exceptuando el último, que se corresponde a la final de ese año. Y es que no hay mejor momento para el crimen, cuando todo el país está paralizado viendo jugar a su selección. Pero a Félix el fútbol no le gusta. Y mientras todo el mundo a su alrededor está frente al televisor, él se dedica a investigar la muerte de su amigo. Aprovechará el autor para ofrecernos una buena descripción de la situación política de su país en aquellos años. A medida que vamos avanzando, el peligro será mayor para nuestro protagonista. Habrá más muertes. No sabrá ya en quién puede confiar. Hasta lo que descubre de su amigo le revela facetas de él que no conocía y que le sorprenden muchísimo. Le costará seguir manteniéndose íntegro, le costará mantener su confianza en la justicia. 

El estilo del autor también me ha gustado mucho. Con una prosa sencilla, directa, con muchos diálogos, la novela se lee de forma muy ligera. Además, la acción es continua, siempre está pasando algo, siempre está nuestro protagonista avanzando en la investigación. Y esto hace que no podamos soltar este libro hasta llegar al final. Un thriller tremendamente adictivo.

martes, 26 de agosto de 2014

Un lector indiscreto está de sorteo


¿Queréis leer el último libro de Almudena Navarro? Pues corred, corred, que mañana acaba el plazo para participar en el sorteo de dos ejemplares en formato digital  que Francisco organiza en su blog, Un lector indiscreto.
Las bases están aquí. Y recordad, ¡mañana 27 de agosto acaba el plazo para participar!

lunes, 25 de agosto de 2014

Leemos el Quijote... Capítulos XXXIII


http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html




Esta primera parte del Quijote es una novela manierista. Si en la novela renacentista no se pierde en ningún momento el hilo narrativo principal, no hay interrupciones, el desarrollo es lineal; en la novela manierista este hilo se interrumpe en muchas ocasiones. Se intenta integrar en la novela todas las formas literarias posibles, tanto las novelescas como las no novelescas. Y esto ocurre en el Quijote de 1605. Es una historia de historias. Estamos ante la lectura principal de un caballero que se vuelve loco por culpa de las novelas de caballería y se van intercalando historias que no tienen nada que ver con este hilo principal. Ya nos hemos encontrado con La historia de Marcela y Grisóstomo (capítulos 12 y 13) y ahora nos topamos con la historia de El curioso impertinente (capítulos 33, 34 y 35). Nos falta aún una, la historia de El cautivo (capítulos 39, 40 y 41).


Y cada una de estas  historias es intercalada de forma distinta.  La historia de Marcela y Grisóstomo es una novela corta que Cervantes dinamiza al introducir continuas interrupciones de los oyentes. Esta llena de recursos orales porque el cabrero está contando la historia oralmente. No es una historia leída. Cervantes introduce así rasgos propios de la oralidad.

En el capítulo que toca hoy, el cura está leyendo la novela que encontraron en la venta. Nos encontramos con otro modo de interpolar historias. El narrador, que es el cura, invoca a los oyentes a la atención al igual que un prologuista de novela corta hace. No hay interrupciones por parte de los oyentes. Se limitan a escuchar lo que el cura lee. No hay, por tanto, rasgos de oralidad.

¿Y de qué trata esta historia? Pues de dos amigos, Anselmo y Lotario.  Tras muchos años de gran amistad, Anselmo se casa con Camila, una mujer bellísima. Pero una vez casado, le surge la duda sobre el honor, la honra de su mujer.  Aunque ella nunca le ha dado motivos para la duda. Así que le pide a su amigo que la ponga a prueba. Y le dará todas las facilidades del mundo, dejándolos solos en más de una ocasión. Y aunque al principio Lotario se negará, luego empezará a enamorarse de Camila y no podrá evitar cortejarla. Y hasta aquí puedo contar, que la historia sigue ya en el próximo capítulo.

Las razones del viajero de Luis García Montero

Está solo. Para seguir camino
se muestra despegado de las cosas.
No lleva provisiones.

Cuando pasan los días
y al final de la tarde piensa en lo sucedido,
tan sólo le conmueve
ese acierto imprevisto
del que pudo vivir la propia vida
en el seguro azar de su conciencia,
así, naturalmente, sin deudas ni banderas.

Una vez dijo amor.
Se poblaron sus labios de ceniza.

Dijo también mañana
con los ojos negados al presente
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
fantasmas como saldo,
un camino de nubes.

Soledad, libertad,
dos palabras que suelen apoyarse
en los hombros heridos del viajero.

De todo se hace cargo, de nada se convence.
Sus huellas tienen hoy la quemadura
de los sueños vacíos.

No quiere renunciar. Para seguir camino
acepta que la vida se refugie
en una habitación que no es la suya.
La luz se queda siempre detrás de una ventana.
Al otro lado de la puerta
suele escuchar los pasos de la noche.

Sabe que le resulta necesario
aprender a vivir en otra edad,
en otro amor,
en otro tiempo.

Tiempo de habitaciones separadas.