sábado, 22 de noviembre de 2014

Una de sorteos!!!

Lidia de Juntando más letras sortea el nuevo libro de Pilar Múñoz, ¿A qué llamas tú amor?
Plazo: Hasta el 27 de noviembre. 
Bases: aquí.





 


Marisa del blog Book & Co sortea un ejemplar de Invierno en Paris de Imogen Robertson.
Plazo: Hasta el 30 de noviembre.
Bases: aquí.




Laky de Libros que hay que leer sortea, por su mes dedicado a la novela clásica, un ejemplar de Evelyna, de Francis Burney.
Plazo: Hasta el 25 de noviembre.
Bases: aquí.








El blog Libros que voy leyendo sortea un ejemplar de Mr. Mercedes  de Stephen King.
Plazo: Hasta el 10 de diciembre.
Bases: aquí.








Lesincele de Leer es viajar celebra su tercer aniversario por todo lo alto realizando un sorteo para dos ganadores, que podrán elegir un libro hasta un valor de 20 euros cada uno. El sorteo va a ser internacional.
Plazo: Hasta el 22 de diciembre.
Bases: aquí.






También es el tercer aniversario de Jenni de Entre páginas perfectas. Y Lesincele y ella se ponen de acuerdo para realizar un fantástico sorteo del que tenéis más información si pincháis en las bases.
Plazo: Hasta el 5 de enero.
Bases: aquí.





La orilla de los libros, Mundos de lectura y Te deseo un libro organizan un fantástico sorteo para darle la bienvenida  a la navidad. Se sortean tres vales para libros en bookdepostory:

El primer ganador podrá elegir un libro por un valor de hasta 20€.
El segundo ganador lo podrá elegir por un valor igual o inferior a 15€. 
Y por último, el tercero podrá elegir un libro por un valor igual o inferior a 10€.
 
Plazo: hasta el 5 de enero
Bases: aquí.
 

Cuento para peques celebra también su tercer aniversario y sortea un ejemplar de Cuentos con beso para las buenas noches.
Plazo: Hasta el 10 de diciembre
Bases: aquí
 
¡¡¡Mucha suerte a tod@s!!!


viernes, 21 de noviembre de 2014

Usos amorosos de la postguerra española de Carmen Martín Gaite

La restricción y el racionamiento que Franco impuso en los primeros años de postguerra afectaron decisivamente a los usos amorosos de aquel tiempo. Tras una investigación exhaustiva que comprende consultorios sentimentales, revistas del corazón y discursos políticos, Carmen Martín Gaite ha reconstruido la historia doméstica de aquella etapa sombría. Es la historia de la faja y de Mariquita Pérez, de los pololos y de la niña topolino; de las novias eternas, de los guateques y de la salida al cine en pandilla. Educada para aparentar y no para vivir su vida, la mujer, sirvienta del hogar propio, enfocó el matrimonio como objetivo excluyente. Según sus maestros, no tenía otras misiones que enamorarse, coser la ropa del marido y darle cuantos hijos quisiera. Con ello, el hombre, víctima también, se debatía entre la decencia y lo pecaminoso, lo que condicionaba gravemente su relación de pareja. Escrita con mano maestra, esta historia agridulce y entretenidísima es una obra mayor de la literatura castellana.
Disfruté hace muchos años de Usos amorosos del dieciocho en España. Pero no encontré en su momento este ejemplar en la biblioteca y luego fue pasando el tiempo y otras lecturas se colaron. Y esta vez ha parecido que ha sido el libro el que me ha llamado. No iba buscándolo pero apareció delante mía. Y ya no pude quitármelo de las manos. 

En este ensayo Carmen Martín Gaite nos ofrece un magnífico análisis de las costumbres amorosas en la España de la posguerra. Y también nos dejará una fantástica exposición sobre la situación política de aquellos años. 

El régimen de Franco trató de imponer en todo momento la imagen de la mujer virtuosa, sumisa, obediente, que vive solo por y para su familia, para su marido. Siempre sonriente, comprensiva, atenta...
"a las mujeres les falta desde luego el talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer nada más que interpretar mejor o peor lo que los hombres han hecho."




 Constante es la crítica de la autora a esta época en la que dominaba la represión y el machismo.Una época difícil para la mujer, en la que pocas opciones tenía. Incluso mujeres con carrera hacían declaraciones como ésta:



"Me encanta la carrera, pero me encanta más casarme. La mujer no tiene más misión que el matrimonio."



Cuando leía estas palabras no podía evitar pensar en si son dichas de verdad o solo son fruto de la represión y de la falta de libertad de aquellos momentos. Porque me cuesta creer que una persona que ha podido realizar unos estudios, piense así. 

Muchas anécdotas, muchos recuerdos personales de la autora encontraremos en estas páginas. Combinados con fragmentos de revistas y diarios de la época, que demuestran que la escritora ha realizado una gran labor de documentación. Muchas cositas que nos sonarán, bien por haberlas escuchado a nuestras abuelas o porque la hemos leído en otros libros. 

Me ha gustado mucho leer este ensayo. En ningún momento se me ha hecho pesada su lectura. Al contrario, la autora parece estar desarrollando una de sus novelas y me ha tenido enganchada con su forma amena y dinámica de contarnos esta época tan difícil de nuestra historia. Absolutamente recomendable.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

El misterio de Gramercy Park de Anna Katharine Green

El misterio de Gramercy Park
Anna Katharine Green
Editorial dÉpoca, 2014
Traducción: Rosa Sahuquillo y Susanna González
Introducción: Carmen Forján
Ilustraciones originales de L. Malteste

La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella aplastando su cara, y aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer
sobre ella el aparador?...

En El misterio de Gramercy Park (1897) una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.

Obra maestra de la «madre de la novela de detectives», Anna Katharine Green, conocida como la Agatha Christie de la época victoriana. Su protagonista es la encantadora señorita Butterworth, brillante precursora de la señorita Marple.
El mayor encanto de esta novela, además de la siempre cuidadísima edición que nos regala  dÉpoca, reside en su protagonista, la señorita Butterworth. Dama de mediana edad y soltera por decisión propia, no podrá evitar investigar y saber qué ocurrió realmente en la mansión que está justo al lado de su casa. Y se nos revela como una mujer muy inteligente, astuta, sagaz, de fuerte carácter... Entre sus muchas virtudes no se encuentra precisamente la modestia. Y será a veces un tanto cargante y entrometida. Pero también estas caracterísiticas le ayudarán en la investigación del asesinato. Y es que no lo tendrá fácil, que no contará ni con la ayuda del detective Gryce, encargado de la investigación policial. No se la tomará en serio este personaje. Dudará de sus capacidades, de sus labores de deducción, de su inteligencia. Y es que estamos en una época en la que se pone aún en duda que una de las cualidades de la mujer sea la inteligencia. Que una mujer piense... No, no era algo aceptado en la sociedad en este momento.

Y es que éste es otro de los grandes aciertos de esta novela. Con mucho mimo, con mucho cuidado es el modo en que la autora ha plasmado la ciudad neoyorkina de finales del siglo XIX. Consigue trasladarnos a las casas de la época, a sus calles, plasmar a la perfección las costumbres en aquellos años y el modo de vestir... Esto último se convertirá en un detalle muy importante para la resolución del caso.

También he disfrutado mucho con los diálogos, sobre todo cuando éste se produce entre el detective Gryce y nuestra protagonista. Diálogos brillantes, ingeniosos, que destacan más por lo que no cuentan que por lo que cuentan... Porque ninguno quiere revelar sus cartas. 

Otro aspecto destacable de esta novela es su estructura. Está formada por capítulos cortos, en los que siempre está sucediendo algo, en los que siempre se avanza en la resolución del caso. De forma muy ágil y dinámica, la autora consigue engancharnos a esta historia y hacer que vayamos investigando a la par que la señorita Butterworth. De este modo vamos haciendo nuestras propias teorías, que vamos cambiando, igual que nuestra protagonista, cuando descubrimos algo nuevo.

En definitiva, una novela que he disfrutado mucho. Desde la primera página la autora consigue acaparar toda nuestra atención y hace que devoremos el libro hasta llegar a la última, para ver quién es realmente el culpable. Y conseguirá sorprendernos.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Leemos el Quijote... Capítulos XLV

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html


Muy divertido ha resultado este capítulo, donde no han parado de suceder cosas. Primero, todos los conocidos de don Quijote, el barbero, el cura, Cardenio y don Fernando,  se ponen de acuerdo para decir que la bacía realmente es yelmo, para asombro de todos los presentes. Ellos no pueden parar de reír, pero el resto de gente, que no conoce a don Quijote, considera que todo lo que está sucediendo es un absurdo, un auténtico disparate. 
Y no acaba aquí la cosa. Más cosas suceden, con peleas por medio. Y se liará al final, cuando uno de los cuadrilleros que están en la posada reconoce a don Quijote como el que había liberado a los galeotes. Intentará apresarlo y pedirá ayuda a sus compañeros de la Santa Hermandad. Pero evidentemente, nuestro caballero no se dejará...

El ventero, que era de la cuadrilla, entró al punto por su varilla y por su espada, y se puso al lado de sus compañeros; los criados de don Luis rodearon a don Luis, porque con el alboroto no se les fuese; el barbero, viendo la casa revuelta, tornó a asir de su albarda, y lo mismo hizo Sancho; don Quijote puso mano a su espada y arremetió a los cuadrilleros. Don Luis daba voces a sus criados que le dejasen a él y acorriesen a don Quijote, y a Cardenio, y a don Fernando, que todos favorecían a don Quijote. El cura daba voces, la ventera gritaba, su hija se afligía, Maritornes lloraba, Dorotea estaba confusa, Luscinda suspensa y doña Clara desmayada. El barbero aporreaba a Sancho, Sancho molía al barbero; don Luis, a quien un criado suyo se atrevió a asirle del brazo porque no se fuese, le dio una puñada que le bañó los dientes en sangre; el oidor le defendía, don Fernando tenía debajo de sus pies a un cuadrillero, midiéndole el cuerpo con ellos muy a su sabor. El ventero tornó a reforzar la voz, pidiendo favor a la Santa Hermandad: de modo que toda la venta era llantos, voces, gritos, confusiones, temores, sobresaltos, desgracias, cuchilladas, mojicones, palos, coces y efusión de sangre. Y, en la mitad deste caos, máquina y laberinto de cosas, se le representó en la memoria de don Quijote que se veía metido de hoz y de coz en la discordia del campo de Agramante; y así dijo, con voz que atronaba la venta:

-¡Ténganse todos; todos envainen; todos se sosieguen; óiganme todos, si todos quieren quedar con vida!

A cuya gran voz, todos se pararon, y él prosiguió diciendo:

-¿No os dije yo, señores, que este castillo era encantado, y que alguna región de demonios debe de habitar en él? En confirmación de lo cual, quiero que veáis por vuestros ojos cómo se ha pasado aquí y trasladado entre nosotros la discordia del campo de Agramante. Mirad cómo allí se pelea por la espada, aquí por el caballo, acullá por el águila, acá por el yelmo, y todos peleamos, y todos no nos entendemos. Venga, pues, vuestra merced, señor oidor, y vuestra merced, señor cura, y el uno sirva de rey Agramante, y el otro de rey Sobrino, y pónganos en paz; porque por Dios Todopoderoso que es gran bellaquería que tanta gente principal como aquí estamos se mate por causas tan livianas.

Las manos de mi madre de Peteco Carabajal

Las manos de mi madre
parecen pajaros en el aire
historias de cocina
entre sus alas heridas
de hambre.

Las manos de mi madre
saben que ocurre
por las mañanas
cuando amasa la vida
hornos de barro
pan de esperanza.

Las manos de mi madre
llegan al patio desde temprano
todo se vuelve fiesta
cuando ellas vuelan
junto a otros pajaros
junto a los pajaros
que aman la vida
y la construyen con los trabajos
arde la leña, harina y barro
lo cotidiano
se vuelve magico.

Las manos de mi madre
me representan un cielo abierto
y un recuerdo añorado
trapos calientes en los inviernos

Ellas se brindan calidas
nobles, sinceras, limpias de todo
¿como seran las manos
del que las mueve
gracias al odio? 

viernes, 14 de noviembre de 2014

Relatos con abrelatas de Ricardo Guadalupe

Relatos con abrelatas 
Ricardo Guadalupe,
Editorial Octaedro, 2013

Una vez que se está dentro del vientre de esta ballena con forma de libro, es imposible volver a salir indemne. Porque nada más bucear entre sus páginas, te encontrarás con un sinfín de aventuras: rizos, laberintos, papeletas voladoras, un Arca de Noé, guardas jurados que eligen la lectura frente al apaleador de indigentes, terapeutas que se olvidan de sí mismos, analizadores de locuras pictóricas, hijos invisibles para los padres, deseos cumplidos, huidas a la Luna, ocupaciones de edificios bancarios, velocidades diferentes de pareja, timbres de advertencia contra la monotonía, sopas sin sal, barrios donde cada día se intenta sobrevivir, soledades frente a la muerte, aspirantes a astronautas, oficinistas sin rumbo fuera de la rutina, encuentros con las estrellas, apneas, hombres piedra, la vida cual peonza girando, besos que estallan como burbujas…

Es difícil convencer con los relatos. Es difícil lograr con pocas páginas una historia que te atrape, que te convenza y que te haga querer seguir leyendo. Ricardo Guadalupe lo consigue con cada una de sus historias. Unas podrán gustarnos más que otras, pero ninguna te dejará indiferente. Porque la calidad narrativa se nota en cada página. Porque la imaginación desbordante del autor se refleja en cada relato y nos sorprenderá muchísimo. Y para bien. 

Gustándome todos los relatos, dos son los que más he disfrutado. Por un lado, La extracción de la piedra de la locura, historia basada en el cuadro de El Bosco del mismo nombre; y por otro, El hacedor, gran homenaje al gran maestro de la narrativa breve, Jorge Luis Borges y que nos recuerda que, por más que lo intentemos, no podremos nunca leer todos los libros que queremos, todos los libros que siempre decimos, "ese lo tengo que leer"... ¿Os suena?

Lo más original en este libro es que cada relato está acompañado de una breve explicación por parte del autor sobre sus motivaciones  para escribir esa historia. Quizás podríamos prescindir de esta parte, pero nuestra curiosidad no nos va a dejar. Y si en algunos momentos, esta parte puede complementar y ayudarnos a comprender mejor la historia, en ocasiones nos ofrecerá una lectura completamente distinta a la que nosotros hemos hecho y hará que volvamos a leer el relato con nuevos ojos. Aunque para ser sincera, esta parte es la que menos me ha gustado. Hubiera dejado mejor los relatos sin más y darle así la libertad al lector para interpretar cada historia. De esta manera me he sentido un poco condicionada y creo que incluso esta parte le resta protagonismo al relato en sí. Pero bueno, esto es cuestión de gustos. 

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2014/10/noviembre-mes-de-la-no-novela.htmlEn definitiva, un libro que he disfrutado mucho leyéndolo lentamente, disfrutando de cada historia, de cada personaje, del peculiar estilo narrativo del autor. Y que me ha sorprendido mucho al final, donde el autor nos regala tres poemas, demostrándonos también su habilidad en este género.



miércoles, 12 de noviembre de 2014

Doctor Zibelius de Jesús Ferrero


Doctor Zibelius
Jesús Ferrero
Algaida, 2014

Hijo de un médico de oscuro pasado, Juan Sebastián Zibelius heredó de su padre la pasión por la medicina, el convencimiento de que en el territorio de la inteligencia nunca existirá la igualdad y el cuaderno de cubiertas negras que contiene un descubrimiento científico excepcional. Porque la ambición de Zibelius es, más que curar, adentrarse en la residencia del alma y lograr al trasplante de cerebro.. Doctor Zibelius es un inquietante relato de fantasía científica: un homenaje a la gran literatura fantástica europea (desde Mary Shelley a Henry James, pasando por Bram Stoker y R.L. Stevenson) pero también a la mitología popular de todas las épocas, desde los griegos al cine fantástico de posguerra, además de ser una de las novelas más intensas, vibrantes y personales de Jesús Ferrero, merecedora del VII Premio Logroño de Novela.

Las primeras páginas de este libro las reserva el autor para hablarnos del personaje que le da título, Juan Sebastián Zibelius. Hijo de un prestigioso médico polaco, que trabajo en el campo de concentración de Auschwitz, donde realizó experimentos que será mejor no imaginar... Todos sus descubrimientos los apuntará en un cuaderno negro, que legará a su hijo. Un hijo, Juan, que seguirá los pasos de su padre. Estudia medicina y se especializa en neurocirujía y psiquiatría. Su gran obsesión, la principal meta en su vida será lograr un trasplante de cerebro. No es Zibelius un personaje con el que logramos simpatizar. Inteligente, frío, carente de emociones... No se siente atraído por las mujeres. Tampoco por los hombres. Su trabajo es su única obsesión, su único amor. Para conseguir sus fines, no le importará usar los medios que le hagan falta. Tampoco le importará sus consecuencias. 

Pero no es el doctor Zibelius el único protagonista de esta novela. Importancia fundamental tendrá Claudio Esbembo, un periodista un tanto libertino que se dedica a escribir artículos sobre la noche madrileña. Y Vincenç Castell, un profesor de literatura, serio y responsable. Dos personajes totalmente opuestos. Dos personajes que verán sus vidas unidas por un fatal accidente. Nunca mejor dicho. Sus vidas unidas... Claudio quedará en muerte cerebral, pero su cuerpo está perfecto. De
Vincenç lo único que queda intacto es su cerebro. En esta situación ve Zibelius su gran oportunidad, que no va a desaprovechar. Llevará a cabo por fin el primer trasplante de cerebro. Y será todo un éxito.

A partir de este momento Claudio/Vincenç acapara toda nuestra atención. Ver como Vincenç se adapta a su nuevo cuerpo, a su nueva vida. Porque oficialmente, es él quien ha muerto. Claudio es quien vive. Porque es el cuerpo de Claudio el que todo el mundo reconoce. Vincenç no podrá acercarse a sus padres, no podrá acercarse a su casa, no podrá continuar con su vida. Tendrá que ser Claudio. Tendrá que llamar padres a los padres de Claudio, tendrá que asumir las consecuencias de la agitada vida sentimental de Claudio... Y además, tendrá que luchar con su cuerpo, con el cuerpo de Claudio. Un cuerpo que parece querer recordar, que parece tener memoria, que parece tener la capacidad de sentir...

Muchas reflexiones, muchas preguntas nos va a provocar esta lectura. Una lectura entretenida, fácil de leer, que está contada con mucha sencillez y con mucho ritmo. La acción es continua y las descripciones escasas. Las justas y necesarias para lograr una perfecta ambientación. Lo único que me ha sobrado es esta novela son las escenas de sexo, que creo, poco aporta a la historia. 

martes, 11 de noviembre de 2014

Y los ganadores son...

¡¡¡Redoble de tambores, que ha llegado la hora de saber quiénes son los ganadores!!!

Secretos del arenal va para casita de...

video

¡¡¡Muchas felicidades Manuela!!!

Y ahora vamos a ver con quién se va La Santa...

video

¡¡¡Felicidades Lidia Casado!!! Ve pensando en serio lo de echar la primitiva... (y me dices los números...).



Y muchas gracias a tod@s por participar!!!