jueves, 21 de julio de 2016

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje de Miguel Griot

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje 
Miguel Griot
Oxford, 2012 (4ªedición) 
En 1995, Iqbal Masih, se convirtió en mártir por la lucha contra la esclavitud infantil al ser asesinado en Lahore, su localidad natal. Iqbal denunció su situación ante la opinión pública para concienciar al mundo de una injusticia que afecta a millones de menores en el mundo. Con la recreación de los testimonios de los que le rodearon, conocemos a un personaje cuya labor ha sido imprescindible en la búsqueda de un mundo mejor.


La novela relata la historia de Iqbal Masih, un niño pakistaní que tuvo el coraje suficiente para dejar de ser un esclavo y que no se quedó ahí, sino que luchó para que otros niños como él también pudieran ser libres. Y así poder dejar de trabajar, ir a la escuela, tener tiempo para jugar... Ser niños...

Tengo que admitir que no conocía la historia de Iqbal hasta que no empecé a ver este libro en varios blogs. Iqbal, con tan sólo seis años, tuvo que empezar a trabajar. Y eran muchas las horas que trabajaba, y en condiciones ínfimas. Así que cuando se le presentó su primera oportunidad de ser libre, no la desaprovechó. Y no sólo no la desaprovechó, sino que empezó a luchar para que otros niños tuvieran su misma oportunidad. Y tenía tal poder de convicción, tanto poder de persuasión, que pronto se convirtió en un auténtico líder de su causa. Un líder admirado por muchos, pero muy incómodo para otros. 

El principal atractivo de esta novela es el modo en que está contada. Conocemos a Iqbal a través de la gente que le conoció. No hay un solo narrador, sino muchos. Y así conoceremos a Iqbal a través de su madre, de su hermana, de sus primos... Y a través de cualquier persona con la que se tropezó en algún momento. El personaje de Iqbal se va formando con las impresiones de cada uno de ellos. Y muchos hablarán de él con admiración pero también encontraremos a personajes que no están de acuerdo con las ideas que Iqbal defiende. 

Nos encontramos con una historia dura, pero contada con mucha sencillez, de forma cercana, ágil, que hace que leas el libro en un santiamén. El mensaje te llega de forma directa. Y te duele. Y te toca. No puedes dejar de admirar a este niño, por su fortaleza, por su tenacidad, por su coraje, por su valor. Y no puedes evitar el dolor por tantos y tantos niños privados de su infancia. 

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje es una novela juvenil que también los adultos debemos leer. Una novela que nos presenta a un niño que es un auténtico héroe, un niño que no se conformó con su destino, que consiguió ser libre, que siguió luchando por la libertad de los demás niños. Un niño que demostró al mundo que si se quiere, se puede. Iqbal, un personaje cuya historia merece ser más conocida.

martes, 19 de julio de 2016

Estos días leo...#26

No puedo ir a la biblioteca... Mira que intento no sucumbir ante tanta tentación, que tengo mucho pendiente en mi estantería. Pero nada, soy débil. Y voy con mi hija para que ella saque sus libros y hasta en la sección juvenil, encuentro libros que me llaman. Y sí, tengo que reconocer que no he leído La isla del tesoro. Leí hace años una adaptación, pero no me había animado aún a leer este libro en su versión íntegra. Como me sabía la historia... Pero fue verlo, cogerlo, empezar a leerlo y...

El pequeño Jim Hawkins, sin apenas proponérselo, descubre el mapa de una isla con indicaciones del lugar en el que se oculta el tesoro del legendario capitán Flint. Embarcado en su búsqueda, pronto se crean dos bandos cuyo enfrentamiento marcará el progreso de toda la historia y, en medio de los cuales, se hallarán dos personajes inolvidables: John Silver el Largo, taimado y ambiguo, maestro de la doblez, y el tierno Jim, hechizado por la personalidad del pirata de una sola pierna.
Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?


miércoles, 13 de julio de 2016

El esquema Kassandra de Atanasio Fdh

Marzo de 1.941.
Los ejércitos del III Reich se extienden por media Europa, desde la Italia meridional hasta el Cabo Norte en Noruega, y desde el río Bug polaco hasta la costa atlántica de Francia....pero si Hitler quería ganar la guerra sólo tenía dos opciones: invadir Inglaterra o someter a la Unión Soviética en una rápida campaña. Es un momento crucial en la historia. Millones de vidas dependerán de las decisiones que se tomen durante esa primavera de 1.941. En aquel momento de extrema tensión, una joven espía al servicio del MI6 británico tratará de escapar a la implacable persecución de la NKVD soviética...para sacar de la URSS el “Esquema Kassandra”: un escalofriante proyecto secreto de Stalin que decidirá el resultado de la guerra y quizás el futuro de Europa. Esta es la historia de la primera misión de Simón de Haro, el niño que se convirtió en jesuita, el jesuita que se convirtió en agente de la Santa Alianza, el Servicio Secreto del Vaticano, y que intentó detener la más cruel de las guerras del siglo XX....y también es la historia de Hannah Kozlova, una niña judía arrojada a un aterrador orfanato soviético en Leningrado. Es una historia de lucha, de superación, de extremo sufrimiento, de recuerdos de una vida perdida que se entrelazarán con el presente, y de momentos de una desbordante felicidad. Será una extraordinaria historia de fino espionaje, de profunda amistad, de astuta diplomacia y de trepidante acción...todo ello con el trasfondo de una intensa e infinita historia de amor.

Me gusta leer sobre la Segunda Guerra Mundial, así que cuando el autor me ofreció la lectura de esta novela, no me pude resistir. Y ahora me alegra mucho no haberme resistido. Porque me ha sorprendido esta novela. Me ha sorprendido el profundo conocimiento que el autor demuestra de este período y lo bien que lo plasma en cada página. Cuidadísima la ambientación a lo largo de todo el libro, cuidando hasta el más mínimo detalle. Y esto hace que a veces el ritmo se ralentice un poco, pero pronto el autor vuelve a recuperarlo y meternos de lleno en la historia. 

Una historia que mezcla, en perfecto equilibrio, ficción y realidad. Una historia en la que aparecen muchos personajes, ficticios unos, reales otros, pero entre todos ellos destacan dos por encima de los demás. Uno de ellos es Simón de Haro, un joven agente espía de la Santa Alianza, cuya principal misión será evitar esa guerra que tanta muerte y tanto terror provocó. Junto a él, sobresale Hannah Kozlova. A ella la conoceremos de niña. Será fácil empatizar con ella, con su dolor, con sus sufrimiento... Porque le tocará sufrir las consencuencias en su niñez del terrible régimen stalinista. Apartada de sus padres, se verá obligada a trabajar en situaciones infrahumanas, será humillada, violada, vejada... Pero resistirá, luchará, vivirá. Y se convertirá en una mujer fuerte, valiente, tenaz, de gran personalidad. Que luchará incansable por conseguir sus metas, sus objetivos. Un personaje trazado con mucho mimo por Atanasio Fhd.

Cuidada es también la prosa empleada por el autor, sencilla y a la vez elegante, lo que facilita mucho su lectura y hace que las páginas vayan pasando muy rápidamente. Además, la acción es continua; la historia siempre está avanzando, siempre está sucediendo algo. Y el autor sabe dejar cada capítulo con la tensión y la intriga justa para que queramos leer siempre un capítulo más.

En definitiva, una novela que he disfrutado mucho y que os recomiendo si os gustan las novelas ambientadas en este período. No sólo vais a encontrar bien plasmado ese período de tanta crueldad  y horror como fue la Segunda Guerra Mundial, sino que también vamos a encontrar una buena historia de superación, de sacrificios, también de amor. 

PD: No puedo acabar esta reseña sin mencionar el principal "pero" que le he visto a este libro... Su peso. No sé por qué, porque he tenido otros libros más tochos en mis manos y no pesan tanto. Que he tardado más en leerlo porque he evitado en todo momento llevarlo en el bolso. Que luego la espalda protesta...

lunes, 11 de julio de 2016

Estos días leo...#25

Esta semana me estreno por fin con Coetzee, un autor que llevaba mucho tiempo en mi lista de pendientes. 


«La edad de hierro es una novela de una belleza rara, diría incluso que existe la extraña necesidad de esta novela.» Jordi Llovet, El País «Este hombre es una de las voces más importantes de la actual Sudáfrica. Gran literatura. Para mí ha sido el descubrimiento del año. Libro triste donde los haya, ideal para pasar una buena gripe, su lectura te hunde de tal modo que una vez tocado fondo sólo puedes tirar para arriba. En serio, Coetzee es un escritor fuera de serie, y la novela nos da una visión estremecedora y cotidiana de Sudáfrica. Ese país donde todos sabemos que las cosas están mal, pero que parece importarnos tan poco.» Pedro Almodóvar, sobre Desgracia
Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 8 de julio de 2016

Media ración de sorteos!!!

O Meu Cartafol sortea un ejemplar de El último duelo de Évariste Galois de Francisco J. Sánchez Lizón.
Bases:  aquí
Plazo: Hasta el 15 de julio







También Libros que hay que leer sortea un ejemplar de este libro.
Bases: aquí.
Plazo:  Hasta el 15 de julio









El búho entre libros y Leyendo en el bus sortean dos ejemplares de La viuda de Fiona Barton.
Bases: aquí y aquí.
Plazo: Hasta el 27 de julio









Un lector indiscreto sortea dos ejemplares de Prométeme que serás delfín de Amelia Noguera.
Bases: aquí.
Plazo: Hasta el 19 de julio

¡¡¡Mucha suerte a tod@s!!!









miércoles, 6 de julio de 2016

La maniobra de la tortuga de Benito Olmo


La maniobra de la tortuga
Benito Olmo
Suma, 2016
Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.
A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo en la medida en la que el lector va devorando páginas al tiempo que participa junto al protagonista en la investigación de un caso cada vez más turbio y escabroso.


No es Cádiz una ciudad habitual en las novelas si no es para situarla en el siglo XIX con la invasión napoleónica de fondo. Así que cuando me enteré de este libro, que refleja el Cádiz actual, no pude resistirme. Y ha sido todo un acierto. 

Benito Olmo consigue desde las primeras páginas captar toda nuestra atención. Y ya prácticamente es imposible soltar la novela sin llegar al final. Y una de las principales razones para ello es su personaje principal, Manuel Bianquetti, un inspector de policía que es trasladado a la comisaría de Cádiz como castigo tras un problema que tuvo. Y me parece a mí, tras conocerle, que no va a ser ésta la única novela protagonizada por este inspector.  El autor toma para caracterizarlo los rasgos típicos de la novela clásica, pero sin exagerar. Sí, es un personaje marcado por su pasado, solitario, de métodos un tanto rudos, fumador... Pero ahí se queda. Ni está todo el día lamentándose ni ahogando sus penas en la bebida o en la droga. Vive, dejando pasar los días. Hasta que el asesinato de una joven de una forma violenta le hace despertar. Y encontrar al culpable y meterlo en la cárcel se convierte en su obsesión. 

Otro personaje que destaca es Cristina. Su vida, también gris, nos la va contando Benito de forma paralela a la de Manuel. Ella, ayudada por los servicios sociales, empieza una nueva vida alejada del hombre que la maltrataba, alejada del hombre que estuvo a punto de matarla. Y cuando por fin parece tener esperanzas en un futuro mejor, él sale de la cárcel. Y de nuevo aparece el miedo, la angustia, la incertidumbre... 

Son muchos también los secundarios que aparecen en esta novela. Secundarios que el autor logra perfilar a la perfección con pocas palabras. No le hace falta extenderse para que pronto los conozcamos. 

La parte de la investigación también está muy bien narrada. El ritmo se impone desde el primer momento y ya no decae. Vamos acompañando en todo momento a Bianquetti. Sabemos lo mismo que él, ni más ni menos. Somos testigos directos de sus avances, también de sus equivocaciones. Y nos mostrará también un Cádiz menos alegre a como es presentado habitualmente. Porque Cádiz no sólo es Carnaval. También hay miseria, pobreza, delincuencia, corrupción... No son rasgos exclusivos de las grandes capitales.

En definitiva, he disfrutado muchísimo con esta historia. Y no sólo porque Cádiz sea una de sus protagonistas. Benito Olmo demuestra en esta novela su enorme valía como escritor. Y ha sabido crear un personaje carismático que tiene aún muchas historias que contar. Y yo estoy dispuesta a leerlas.

lunes, 4 de julio de 2016

Estos días leo...#24

Esta semana terminaré  el último libro publicado por Juan Manuel Peñate. Me sorprendió este autor con sus relatos en Al otro lado del cristal e incluso estoy disfrutando más de las historias que componen su último libro.

En "La última lectura" los integrantes de una hermandad secreta se reúnen una vez más en el acostumbrado punto de encuentro, ignorantes de lo que la noche les depara; el "Club Paradise" es un sitio especial al que no se puede ingresar si no es por invitación directa de alguien de dentro, sin embargo, lo insólito no radica en su emplazamiento, de por sí inconfesable, sino en los miembros que lo conforman; en una época de oscuridad y misterios, en mitad de un sangriento barrizal cubierto por centenares de cadáveres, una enigmática mujer de la que apenas se sabe da a luz un extraño bebé que no llora, aquel destinado a sacudir los cimientos de una era, aquel por cuya leyenda será recordado como "El niño pájaro"; en "¡Feliz no cumpleaños!" nos reencontraremos con personajes archiconocidos, aunque más allá de ese mundo onírico, tras las sombras, ¿hasta qué punto los conocemos?; en "La gasolinera" una imprevista parada en el camino supondrá para alguien un soplo de aire fresco, pero también un antes y un después en la manera de contemplar su viaje interminable.

Pero como me queda poquito para acabarlo, ya he estado curioseando en la estantería para ver cuál libro va a ser el siguiente y éste ha sido el afortunado.

Ella - que nunca será mujer de un solo hombre - narra diversos episodios de su relación con cuatro hombes de distintas personalidades y actitudes ante el amor: ''Aquel que podía haber sido'' (pero que no quiso enamorarse); ''Aquel que no hablaba'' (porque era incapaz de expresar lo que sentía); ''Aquel que nunca me perdonó''(cuyo amor, inmenso, nunca fue suficiente); y ''Aquel que me confinó en su castillo'' (y la ahogó en la rutina). Un ajuste de cuentas, en definitiva, con el dolor de la pérdida, pues todo fin de una pasión conlleva volver una y otra vez al pasado compartido para rescatar del naufragio algún rescoldo del antiguo fuego que salvaguarde la aurora de otros amores por venir.


Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 1 de julio de 2016

Y acabó junio...

Ya empieza julio y toca hacer balance del mes que acaba de terminar. Un mes en el que he descansado del blog un poco, que me hacía falta, pero no de las lecturas, que han sido varias.




  • La guerra de las dos rosas. Tormenta de Conn Iggulden
  • El esquema Kassandra de Atanasio Fdh
  • Mujeres de agua de Antonia J. Corrales
  • La muerte de Iván Ilich de Lev Tolstoi
  • El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares de Ransom Riggs
  • Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje de Miguel Griot
  • Con los ojos de una niña de doce años de Janina Hescheles



    Reseñas han sido poquitas:

    En cuanto a series, terminé de ver El caso,  una serie que, en líneas generales,  me ha gustado. Pero acabo de enterarme de que no habrá segunda temporada.   Y también ha caído 11.22.63, que me ha gustado mucho. Al final he visto la serie antes de ponerme con el libro... También he visto la segunda temporada completa de Penny Dreadful. Esta es una serie que me tiene enganchada sobre todo por su magnífica ambientación. Porque luego hay episodios que no han terminado de llenarme. Y para mi gusto, el personaje de Josh Hartnett sobra. Pero es sólo mi opinión...

    Sobre películas, sólo he visto la última de X-men, que de las últimas, me ha resultado la más flojita. Esperaba más de esta película.

    Y en música, esta vez no voy a estar tan nostálgica como en otras ocasiones, que de tanto poner mi hija esta canción, la tengo todo el día en la cabeza...