miércoles, 23 de abril de 2014

Bajo las dunas rojas de Mayra Estévez

Bajo las dunas rojas
Mayra Estévez
Cultiva Libros
Año 2013

Clara Montes Parra, una ginecóloga madrileña acomodada económica y socialmente, empieza a narrar este relato aportándonos las razones por las que viajará a África. Junto a Fabiano, un altruista adinerado que ha formado una organización benéfica, llegará a la capital de Namibia, Windhoek. Recorrerán el país descubriendo sus inigualables parajes hasta que una inesperada noticia, les hará tomar la decisión de volver a España; sin embargo, un impactante suceso suspenderá el regreso, arrastrando a Clara a un mundo digno de la peor pesadilla. BAJO las DUNAS ROJAS os trasladará primero a paraísos africanos y después a un infierno que os irá enganchando, asombrando y anonadando, aumentando la tensión con el paso de cada una de sus páginas.
Fuí la afortunada en el sorteo que Laky organizó para este mes de la novela landscape y exótica. Así que cuando me llegó este libro, poquito tiempo ha estado esperando en la estantería. 

Tengo que admitir que el principio me hizo temblar un poquito, que ya sabéis que no soy muy  de historias románticas. Pero pronto dejó de convertirse en solo una historia de amor. Y es que este libro tiene dos partes claramente diferenciadas.

En la primera parte conoceremos a Clara, una mujer que viajará a Namibia por amor. Sus primeros días en el país serán fantásticos. Rodeada de lujos y mimada y consentida por su pareja, serán días idílicos. Con los mejores guías siempre, conocerá los paraísos de este lugar de África. Las descripciones del paisaje, del entorno en el que siempre se están moviendo, son perfectas. Nunca ha sido Namibia un lugar por el que me sintiera atraída, pero tras leer este libro, no me importaría preparar mis maletitas y viajar rumbo a este país. 

Clara Montes Parra es un personaje muy bien definido. De familia adinerada, ginecóloga y con su propia clínica, su futuro lo tiene resuelto. Solo le falta el amor. Y no es que esté desesperada por encontrarlo. No. Ella se nos presenta como una mujer independiente, a la que no le hace falta un hombre en su vida... Hasta que aparece Fabiano. Ella misma no sabe qué le ocurre cada vez que está ante él. Pero es que se ha enamorado completamente. Y es que Fabiano lo tiene todo para enamorarse de él. Guapo, encantador, rico, altruista, colaborador de una organización benéfica en Namibia... ¿Quién se resiste ante alguien así? Así que cuando él le propone viajar a Namibia, poco Clara se lo piensa. 

Y sus primeros días serán fabulosos. Su estancia en Namibia no puede ser mejor. Fabiano le llevará a conocer los mejores rincones del país. Y no faltarán las comodidades, no faltará el lujo... Todo lo mejor le ofrece Fabiano a Clara. Son los mejores días de su vida. Y para rematar todo lo bueno que le está pasando, otra buena noticia hay para ella. Está embarazada.  En relación a esto tengo que decir que para ser ginecóloga, tardó en darse cuenta... Y mira que saltaban todas las alarmas. Pero nada, estaba ella tan entusiasmada en su viaje, en su amor, que no se daba cuenta de nada. 

Pero tras estos días en el paraíso, el infierno hará acto de presencia en la vida de Clara. Será secuestrada. Y todo le hará pensar que lo que buscan es su dinero. Pero se equivoca. Quieren algo que para ella vale mucho más... Y su vida será amenazada. Porque a sus secuestradores no les tiembla la mano a la hora de torturar, matar, violar...  Y no cuento más, que me estoy emocionando y al final voy a destripar toda la novela...

Clara se verá obligada a cambiar rápidamente su chip si quiere sobrevivir. Tendrá que aprender rápidamente. Acostumbrada a una vida acomodada, tendrá que sufrir mucho si quiere conseguir la libertad. Y en su camino se encontrará a otras mujeres, secuestradas como ella. Y ellas le ayudarán a encontrar su coraje, su valor. Cuando terminamos el libro, Clara es una persona totalmente diferente, con una vida totalmente diferente.

Quizás el único pero que puedo encontrarle a esta novela es que, en parte, es un poquito previsible. Tanta felicidad, tanta perfección al principio no hacían presagiar nada bueno. Sospechamos...

Pero aparte de esto, ningún pero más. Es una novela que engancha,  con sus personajes, fuertes, con gran personalidad, bien diferenciados; con su perfecta ambientación, tanto a la hora de mostrarnos la Namibia turística, exótica, como a la hora de mostrarnos esa Namibia pobre en la que la corrupción campa a sus anchas; con una historia muy bien narrada, muy bien hilada, que nos mantendrá en vilo hasta el final. Y que nos hace pensar en las grandes injusticias que se cometen en este mundo. Porque lo peor es eso. Pensar en cuantas situaciones similares pueden estar viviéndose en este preciso instante...

martes, 22 de abril de 2014

Mayo: Mes de la metaliteratura


Mayo es el mes elegido por Laky, de Libros que hay que leer, para dedicarlo a los libros sobre libros. Y esta vez cuenta con la ayuda de Lidia de Juntando más letras. Y como tengo varios en la estantería que bien puedo incluir en este reto no dudo en apuntarme. Si dudáis sobre qué libro elegir para este reto, pasad por aquí o por aquí, que está todo muy bien explicado y hay muchas recomendaciones. ¿Os animáis?

lunes, 21 de abril de 2014

Leemos el Quijote: Capítulo XV

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+%28Libros+que+hay+que+leer%29

 
De nuevo salen malparados en este capítulo nuestra pareja protagonista. Pero esta vez no van a ser ellos solos los apaleados. Ya hasta el propio Rocinante será molido a palos, el pobre... 

Es un capítulo en el que los diálogos tienen una importancia fundamental. Unos diálogos que nos revelan mucho del carácter tanto de don Quijote como de Sancho. Don Quijote demuestra su valor, una vez más, al no dudar en enfrentarse a los yangüeses a pesar de ser superado en número, cuando ve que éstos están apaleando a su caballo. Sancho intenta evitarlo. Ve venir la derrota. Y no quiere ser apaleado de nuevo. Pero don Quijote lo convence y van a la lucha. Y evidentemente, pierden...

Don Quijote creerá que su derrota se debe a haber roto con las leyes de caballería. Un caballero sólo puede enfrentarse a otro caballero, así que no debe pelear con gente de más baja condición. Así que le pedirá a Sancho que la próxima vez, sea él quien pelee. Pero él protestará. Él es una persona pacífica, que no tiene valor para enfrentarse a nadie. 

Señor, yo soy hombre pacífico, manso, sosegado, y sé disimular cualquiera injuria, porque tengo mujer e hijos que sustentar y criar; así que séale a vuestra merced también de aviso, pues no puede ser mandato, que en ninguna manera pondré mano a la espada, ni contra villano, ni contra caballero, y que desde aquí para delante de Dedios perdono cuantos agravios me han hecho y han de hacer, ora me los haya hecho o haga, o haya de hacer persona alta o baja, rico o pobre, hidalgo o pechero, sin exceptuar estado ni condición alguna.

Y don Quijote le replicará:

Ven acá, pecador: si el viento de la fortuna, hasta ahora tan contrario, en nuestro favor se vuelve, llenándonos las velas del deseo para que seguramente y sin contraste alguno tomemos puerto en alguna de las ínsulas que te tengo prometida, ¿qué sería de ti si, ganándola yo, te hiciese señor della? Pues lo vendrás a imposibilitar por no ser caballero, ni quererlo ser, ni tener valor ni intención de vengar tus injurias y defender tu señoría; porque has de saber que en los reinos y provincias nuevamente conquistados, nunca están tan quietos los ánimos de sus naturales, ni tan de parte del nuevo señor, que no se tenga temor de que han de hacer alguna novedad para alterar de nuevo las cosas y volver como dicen, a probar ventura; y así es menester que el nuevo posesor tenga entendimiento para saber gobernar, y valor para ofender y defenderse en cualquier acontecimiento.


Sancho sigue demostrándonos su saber popular:

Mire vuestra merced si se puede levantar y ayudaremos a Rocinante, aunque no lo merece, porque él fue la causa principal de todo este molimiento; jamás tal creí de Rocinante, que le tenía por persona casta y tan pacífica como yo. En fin, bien dicen que es menester mucho tiempo para venir a conocer las personas, y que no hay cosa segura en esta vida.

Y a don Quijote no le molestará montar en el asno de Sancho. Y es que nuestro caballero tiene salida para todo. Aunque el pobre Sancho, quien también ha sido herido, tenga que ir andando:

-No hay de qué maravillarse deso -respondió Sancho-, siendo él tan buen caballero andante; de lo que yo me maravillo es de que mi jumento haya quedado libre y sin costas donde nosotros salimos sin costillas.
-Siempre deja la ventura una puerta abierta en las desdichas, para dar remedio a ellas -dijo don Quijote-. Dígolo porque esa bestezuela podrá suplir ahora la falta de Rocinante, llevándome a mí desde aquí a algún castillo donde sea curado de mis feridas. Y más, que no tendré a deshonra la tal caballería, porque me acuerdo haber leído que aquel buen viejo Sileno, ayo y pedagogo del alegre dios de la risa, cuando entró en la ciudad de las cien puertas iba, muy a su placer, caballero sobre un muy hermoso asno.

Y de esta forma terminamos el capítulo, con nuestra querida pareja llegando a una venta... ¿O es un castillo?

En resolución, Sancho acomodó a don Quijote sobre el asno y puso de reata a Rocinante; y, llevando al asno de cabestro, se encaminó, poco más a menos, hacia donde le pareció que podía estar el camino real. Y la suerte, que sus cosas de bien en mejor iba guiando, aún no hubo andado una pequeña legua, cuando le deparó el camino, en el cual descubrió una venta que, a pesar suyo y gusto de don Quijote, había de ser castillo. Porfiaba Sancho que era venta, y su amo que no, sino castillo; y tanto duró la porfía, que tuvieron lugar, sin acabarla, de llegar a ella, en la cual Sancho se entró, sin más averiguación, con toda su recua.

En mi verso soy libre de Dulce María Loynaz

    En mi verso soy libre: él es mi mar.
    Mi mar ancho y desnudo de horizontes.

    En mis versos yo ando sobre el mar,
    Camino sobre olas desdobladas
    De otras olas y de otras olas... Ando
    En mi verso; respiro, vivo, crezco
    En mi verso, y en él tienen mis pies
    Camino y mi camino rumbo y mis
    Manos qué sujetar y mi esperanza
    Qué esperar y mi vida su sentido.

    Yo soy libre en mi verso y él es libre
    Como yo. Nos amamos. Nos tenemos.

    Fuera de él soy pequeña y me arrodillo
    Ante la obra de mis manos, la
    Tierna arcilla amasada entre mis dedos.
    Dentro de él, me levanto y soy yo misma.

domingo, 20 de abril de 2014

¡BookTag especial Día del Libro!

Para celebrar el día universal del libro, la editorial Sinerrata nos invita a hacer un BookTag muy especial.








1. Para el dragón: Porque Michael Ende me enseñó que hay dragones muy especiales...




2. Para la princesa: Porque de ahí vino mi princesa...


3. Para el caballero: Porque para mí no hay mejor caballero que él...




4. Para la rosa: Porque disfruté mucho de este cuento de pequeña y de mayor descubrí que es del genial Oscar Wilde...



 ¿Os animáis a hacer vuestro booktag?

 

sábado, 19 de abril de 2014

¡Llegó mi bloguera invisible!


http://kayenalibros.blogspot.com.es/2014/03/sant-jordi-bloguero-edicion-2014.html?showComment=1394119366469#c3465554131982258752

¡Qué rápida ha sido mi bloguera invisible este año! ¡Y los carteros! Sí que han corrido... Si es que ni nervios me han dejado sentir en esta ocasión. Bueno, sí, ahora los nervios los tengo por saber si mi paquete llega a tiempo a su destino. Cruzo los dedos, cruzo los dedos... 

 
Y el libro venía muy bien acompañado, por una rosa natural, aunque a la pobre le ha sentado mal el viaje, que venía un poquito aplastadita... Pero seguía oliendo la mar de bien. La tengo en cuidados intensivos... Y venía también con otras rosas hechas manualmente que nos han enamorado a mí y a mi hija. En su cuarto se ha quedado, que cuando se pone con estos ojitos, soy incapaz de negarle nada... 





Y me enrollo y no os digo qué libro me ha tocado, aunque algunas ya lo sabéis. Aquí os dejo la foto de todo lo que me encontré en el sobre:


A Amelia Noguera ya la conocía. Me gusta leer su blog, aunque no comente en todas las ocasiones que por ahí paso. Y me gustó mucho su forma de escribir en Prométeme que serás delfín. Así que estoy segura que voy a disfrutar mucho con esta novela. Os dejo la sinopsis, por si tenéis curiosidad por este libro:

Quizás el destino lleva a encontrarse a Malena, una mujer divorciada que descubre que puede ser amada, y a Omid, un iraní exiliado que descubre que puede amar. Pero él es demasiado perfecto para ser de ella y ella demasiado insegura para creerse de él. Y ambos viven atormentados: él porque siente que debía haber muerto cuando consiguió escapar de su país a través de la frontera con Turquía, durante la cruenta guerra contra Irak; ella porque cree que jamás podrá ser feliz. Y tal vez será de nuevo el destino el que demuestre su existencia cuando la vida de ambos parezca estar escrita en sus nombres.
Además de las suyas, en Escrita en tu nombre se narran otras historias de desengaños y segundas oportunidades, de superación y muchísima esperanza. En ellas se muestra a seres humanos rebelándose contra aquello a lo que parecen predestinados; luchando contra la sensación de que todo lo que son, sus elecciones, sus anhelos y hasta sus nombres, les encamina sin remedio hacia una suerte hilada de antemano sin que tengan forma alguna de escapar. Porque, en ocasiones, sí que hay otras salidas.
¡Qué me gustan mis rosas! ¡Son preciosas!!! De nuevo, muchas gracias Amelia por tu libro y por las rosas. Y muchísimas gracias Kayena por esta genial iniciativa que hace la vida bloguera mucho más divertida!



viernes, 18 de abril de 2014

¡Hasta siempre Gabo!

 
La vida no es lo que uno vivió,
Sino lo que uno recuerda y
Cómo la recuerda para contarla.


miércoles, 16 de abril de 2014

Luz de libertad de Ismael Cruceta

Luz de Libertad
Ismael Cruceta,
Autoeditado
En Amazon
En papel
Año 2009

Luz de libertad comienza con el relato que hace Julio Silva de su propia historia, una vida llena de esperanzas y de sueños convertidos en realidad, una vida con todas las luces que brillan para la gran estrella que es. Pero Julio comienza a sentir un vacío interior, que se intensifica tanto que amenaza con dejarlo totalme nte hueco. Sin embargo, serán sus sentimientos los que lo llevarán a realizar un viaje en busca de lo perdido. Luz de libertad trata sobre el equilibrio entre el éxito profesional y personal, trata sobre la amistad y sobre los amores perdidos y eternos. Pero por encima de todo es una novela que profundiza en el respeto por las ideas ajenas y propias que cada ser humano tiene sobre la paz y la libertad, libertad que siempre debe estar iluminada, que debe encontrar la luz que haga que no se apague nunca.
Me ha sorprendido mucho esta primera novela de Ismael Cruceta. Una novela en la que el protagonista absoluto es Julio Silva. Y el mimo y el cuidado que el autor ha puesto en la creación de este personaje es pleno. Somos capaces de ver el crecimiento personal de Julio, sus dudas, sus inquietudes, sus sueños, sus logros, sus decepciones... No sucede lo mismo con el resto de personajes. Pero realmente no importa, ya que el motor de esta novela es Julio.

Dividida la historia en tres partes y un epílogo, en la primera, Muerte y vida,  conoceremos a Julio a través de sus recuerdos. Y le veremos, aún joven, con muchos sueños por cumplir, con mucha inocencia ante la vida, con esperanzas, con ganas de luchar y de darlo todo por lograr su meta. Destacará ya en su primer año en la escuela de interpretación. Conoceremos sus sentimientos, sus deseos, sus sueños... Seremos testigos de su primera y única historia de amor. Una historia que lo perseguirá durante años. En esta parte aparecen las personas que más van a influir en su vida. Su amor, Irene, y su representante y mejor amigo, Ramón. Irene será su gran amor. Su relación irá perfecta hasta que ella decida dejarle. Porque le es imposible seguir su ritmo, porque empieza Julio a convertirse en la estrella absoluta. Y ella empieza a sentirse relegada. O no quiere sentirse un obstáculo en su carrera. O tiene celos de su éxito... Es un punto que no queda claro. Y es un punto que Julio necesita aclarar.

La ausencia de Zeus es el segundo capítulo. Julio Silva es ya un actor reconocido. Lo ha logrado todo. Y a pesar de tenerlo todo, algo le falta. El éxito no basta para lograr la felicidad. Y con la excusa de una película, conseguirá viajar a Grecia y reencontrarse con Irene. Y la felicidad le llegará junto a ella. Volverá a encontrar la luz, volverá a reencontrarse con la vida. Pero pasado un tiempo, necesitará retornar a los escenarios. Tendrá que elegir... ¿O podrá lograr el equilibrio? ¿Podrá tener ambas cosas?

Y llega la tercera parte, Escapar a la tortura. El giro que el autor da en este tercer capítulo es brutal, para nada predecible. Y no quiero contar mucho para no fastidiar a nadie la lectura. Solo añadir que, si hasta ese momento la lectura era ligera, entretenida, fresca, a partir de este momento será asfixiante, sombría, agónica...  Y tremendamente adictiva.

Creo que no queda duda de que he disfrutado mucho con esta lectura. Una lectura que va de menos a más, y que tiene un final inmejorable, de vértigo, que hace que no podamos soltar el libro hasta conocer su desenlace.