miércoles, 11 de diciembre de 2019

Una de minireseñas

La invención de la soledad
Paul Auster, 
Trad: Mª Eugenia Ciocchini
Anagrama, 2013

Una mañana de enero de 1979, el escritor se enteró de que su padre había muerto. Y comenzó a escribir La invención de la soledad, que, como él dice, fue el comienzo de todo. Entre la memoria, el ajuste de cuentas y la investigación de la «novela familiar», esta obra germinal de todo el edificio literario austeriano se divide en dos partes. En «Retrato de un hombre invisible» se nos descubre el misterio de un asesinato ocurrido en la familia sesenta años antes, un episodio que permite sospechar las claves del frío carácter del padre muerto. En «El libro de la memoria» Auster encadena la reflexión acerca de su papel de hijo con su propia paternidad y la soledad (¿orfandad?) del escritor.

Dividida en dos partes, la primera, Retrato de un hombre invisible, está dedicada a su padre, recientemente fallecido. Y recuerda su fría relación con él. La fría relación que su padre mantenía con todos. Y va más atrás, recordando hechos del pasado, secretos familiares que podrían justificar ese comportamiento de su padre. Esa soledad en la que vivía, que perseguía, ese afán suyo por pasar desapercibido, de ser invisible para todos.  

La segunda parte titulada Libro de la Memoria trata, sobre todo, de la relación que Auster mantiene con su hijo, que en ese momento tenía tres años. Y también habla de la soledad que siente como escritor, de esa soledad que para él es necesaria a la hora de escribir, que también persigue. 

Sentimientos contradictorios tengo con esta obra de Auster. Muy bien escrito, como es habitual en el autor, tiene momentos brillantes con grandes reflexiones, pero tiene otros (muchos) que resultan aburridos y que hace que te cueste avanzar. No es la mejor obra de Auster, al menos para mi gusto. No siempre se puede ser brillante. 

El Rey
Sandrone Dazieri
Trad: Francisco Javier González Rovira
Alfaguara, 2019

La última y esperadísima entrega del gran autor del spaghetti crime: Sandrone Dazieri. Una estrella de la novela negra europea junto a Lemaitre y Dicker. Después de una terrible tormenta de nieve la exsubcomisaria Colomba Caselli encuentra en un su trastero a Tommy, un chico autista muerto de frío y en estado de shock, embadurnado de sangre, pero sin ninguna herida. Hace ya un año y medio que Colomba no es policía y pasa las horas intentando recuperarse del día en que el hombre sin nombre estuvo a punto de matarla y del secuestro de Dante Torre, algo así como su alma gemela. Pronto descubre que Tommy es el único superviviente del asesinato de sus padres, y también, para la policía, el principal sospechoso. El maestro del thriller italiano se supera a sí mismo en esta entrega extraordinaria de la mejor pareja de investigadores de la novela negra actual, encadenando sin respiro los capítulos hasta el electrizante final.
Tremendamente adictiva, como las anteriores novelas de esta trilogía. Y aún así me ha decepcionado un poco.  Y es que, me parece, que se la ha ido un poco la olla. Demasiado rizar el rizo. Nos encontramos ya con situaciones que cuesta creer, demasiado rocambolescas. Demasiadas muertes, demasiadas coincidencias, demasiado sufrimiento... ¡Un respiro para Colomba y Dante, por favor!

Y es que lo mejor sigue siendo la pareja protagonista, a la que el autor maltrata sin piedad. Dos personajes a los que es difícil no coger cariño desde la primera novela, perfectamente desarrollados. Y por ellos nos resulta imposible abandonar la novela. Porque necesitamos saber cómo va a acabar todo para ellos. Porque resulta imposible no temer lo peor. La tensión y la incertidumbre se respira página tras página.

Lo que sí espero es que el autor no quiera seguir explotando a estos personajes, porque creo que ya no dan más de sí. Más sufrimiento es ya imposible.

lunes, 9 de diciembre de 2019

Estos días leo...#126

 Con nueva lectura empiezo la semana. Y este lo elegí  porque me quedan un par de libros para terminar el reto genérico de Laky. Así que a ver si le doy un empujoncito y lo cumplo.

Tres familias de orígenes y culturas dispares protagonizan esta apasionante saga de emigrantes que recalan en Cuba y cuyos destinos a lo largo de más de 150 años correrán parejos con los de la bella isla. Desde el Miami actual, la historia retrocede hasta 1856, cuando entran en contacto los personajes, procedentes de China, España y África, y surge el amor, que hallará una mágina continuidad un siglo más tarde. Una hermosa historia de esperanzas y sueños rotos, de nostalgia, exilio y amores unidos por el destino.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Repasando noviembre

Vuelvo a tener ordenador y aprovecho para hacer balance de este noviembre que se acaba de escapar. Y no me puedo quejar de él. Estas son las novelas que han caído este mes:
  • Fin de guardia de Stephen King
  • El rey de Sandrone Dazieri
  • Los cien sentidos secretos de Amy Tan
  • La canción helada de Linn Ullmann
  • Las mil noches de Hortensia Romero de Fernando Quiñones  








Este mes lo que no he visto son series. La verdad es que esta vez ni he ido al cine y las pocas veces que me he puesto delante de la tele ha sido para ver las pelis de Harry Potter... He perdido la cuenta de las veces que las he visto... Así que aprovecho para preguntaros.¿Me podeís recomendar alguna serie y que como mucho vaya por la segunda temporada? Que como tengan ya muchas me da pereza. Y me estaré perdiendo grandes cosas, pero no hay tiempo para más. 

Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?

lunes, 25 de noviembre de 2019

Estos días leo...#125

Esta semana sigo con la misma lectura de la semana pasada y con una nueva que se me cruzó mientras cotilleaba por la biblioteca. Lo dicho, que estudiar en las bibliotecas tiene mucho peligro. Que quiere una solo estirar las piernas, pero rodeada de tantas tentaciones... No puedo resistirme.

El marco de la historia es un trabajo de sociología que una estudiante lleva a cabo, recogiendo en una cinta magnetofónica los recuerdos e impresiones de una conocida prostituta de Cádiz. El director de este trabajo intercala en la narración unas cartas suyas a un antiguo maestro de Madrid ofreciéndole estos materiales sociológicos y pidiéndole discretamente su ayuda para que influya en que le nombren profesor de la Universidad de Madrid. En el curso de la narración, la voz de Hortensia, irónica, vital y desgarrada, va refiriendo las andanzas de su vida con una simpatía y un desparpajo que no ocultan la sordidez y el drama de muchas situaciones, pero que consiguen contarlo y nombrarlo todo sin caer en la grosería ni en la vulgaridad. El extraordinario dominio del lenguaje que muestra aquí el novelista corrobora el singular elogio que hizo de él en 1978 el maestro Jorge Luis Borges: «Fernando Quiñones es un gran escritor de la literatura hispánica de nuestro tiempo, o, simplemente, de la literatura».

 Una joven desaparece sin dejar rastro en una noche lluviosa de julio. Algunos años más tarde, sus restos son descubiertos por tres niños al desenterrar un tesoro que ellos mismos escondieron en el bosque. La joven, Mille, fue vista por última vez en la lujosa fiesta celebrada por la familia y amigos de Jenny Brodal, para celebrar su 75 cumpleaños. La desaparición de Mille afecta atodos los que han tenido alguna relación con ella: los que la deseaban, los que la buscaron, los que le dieron la espalda cuando la encontraron llorando, los que la mataron, los que trataron de olvidarla. Poco a poco emerge una historia de amor, confusión y engaño, de vidas secretas y dolorosos apegos. La canción helada es la historia de lo que llevó a la desaparición de Mille y de lo ocurrido después. De cómo un malestar persistente sigue devorándolo todo a su alrededor. Linn Ullmann escribe acerca de la obsesión, los sueños y la traición, sobre la devoción y la imprudencia, sobre una gran soledad y el intento de reconciliación, sobre la fragilidad del amor y el deseo de expiación.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?
( Estaré perdida unos días, que tengo el ordenador en el taller en fase de reparación. Ays, espero que la avería no sea gordita...)

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Quien pierde paga / Fin de guardia de Stephen King

Quien pierde paga
Stephen King
Trad. Carlos Milla Soler
Plaza & Janés, 2016

«Despierta, genio».
Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, un autor de culto, creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí, no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el inconformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vacía su caja fuerte para llevarse no solo todo el dinero sino además el verdadero tesoro: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold.
Morris lo esconde todo y al día siguiente acaba en la cárcel por otro crimen terrorífico. Décadas más tarde un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro y ahora son él y su familia a quienes han de salvar Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras treinta y cinco años encerrado.

Quien pierde paga es la segunda novela de la trilogía iniciada por Mr. Mercedes. Para mi gusto no ha llegado a estar a la altura de la primera, sobre todo, porque en esta novela pierden mucho el protagonismo Hodges, Jerome y Holly, los absolutos protagonistas de la anterior novela y quienes tienen ya ganado nuestro cariño. Incluso creo que esta novela hubiera funcionado mejor si hubiera sido independiente, ya que a la historia personal de estos tres personajes, poco aporta. 

Pero incluso sin ser lo mejor de King, es un libro que he devorado de principio a fin. Yo creo que este hombre me da su lista de la compra y la devoro igualmente. No sé cómo lo hace, pero me ha mantenido en tensión desde la primera página. Y mira que tarda realmente en empezar la acción. Porque la introducción es larga. Porque le hace falta explicar detalladamente qué sucede anteriormente para ponerte en situación. Y lo alarga... ¿Innecesariamente?  Habrá quienes opinen que sí, pero en mi caso, ha conseguido con esa presentación crear un ambiente más opresivo, más hostil, con una tensión que crece página tras página. Porque sabes a dónde va a conducir todo, que no hay manera de evitarlo, pero King te lo cuenta tan a a cuenta gotas que la tensión  y la sensación de peligro va creciendo irremediablemente. Y aunque te imaginas el final, tus uñas peligran, porque sabes que ese momento de peligro para el protagonista va a llegar y que no hay manera de evitarlo. 


Fin de guardia
Stephen King
Trad. Carlos Milla Soler
Plaza & Janés, 2017
Al detective retirado Hodges, que dirige una agencia de investigación privada con Holly, le diagnostican un cáncer de páncreas: le quedan meses de vida. En ese momento Hodges investiga una serie de suicidios recientes con un punto en común: todos los fallecidos tuvieron relación con Brady Hartsfield, el tristemente famoso Mercedes, que hace años planeó volar una sala de conciertos de rock llena de adolescentes.
Hodges y Holly dejaron al asesino en estado vegetativo del que no se ha recuperado. Sin embargo, el médico del hospital ha estado suministrando a Brady drogas experimentales que han supuesto que adquiera nuevos poderes, incluida la capacidad de mover objetos pequeños con la mente y de entrar en los cuerpos de ciertas personas vulnerables a su control. Desde su cama Brady ha ideado una aplicación del videojuego Zappit. En cuanto tiene al usuario bajo control, usa la aplicación para dominar su mente y arrastrarlo al suicidio. Sus objetivos son los mismos adolescentes que escaparon de la muerte, pero en realidad quiere atraer a Hodges al juego y vengarse. No sabe que está a punto de morir.
Si en Quien pierde paga King retomaba el tema del lector obsesionado con su escritor favorito (como en la grandísima Misery), en Fin de guardia utiliza otro tema que ya ha abordado en su obra, como es el de la telequinesia. (Carrie). Y lo hace recuperando la figura de  Brady Hartsfield, el malo malísimo de la primera parte. Hodges cree que Brady es quien está detrás de todos los suicidios que se están cometiendo, pero está en el hospital en estado casi vegetal. ¿Cómo lo está haciendo? Y, ¿cómo va a conseguir que lo crean? 

Lo mejor de esta novela es encontrarnos de nuevo con el trío formado por  Hodges, Jerome y Holly  de principio a fin. Aunque la sombra de la grave enfermedad de Hodges planea a lo largo de toda la novela y sabemos que pronto este trío se romperá. Y destaca también el personaje de Brady, con esos nuevos poderes mentales que lo hacen aún más peligroso. Aunque la trama flojea en algunos instantes y pierde ritmo en algunos momentos, con escenas innecesarias, el libro se deja leer bastante bien, sobre todo gracias a la presencia de Brady, con su insaciable sed de venganza. No llega a la calidad de Mr. Mercedes pero se le acerca. Y es imprescindible si quieres saber cómo termina esta historia. 

En definitiva, no son los dos mejores libros de Stephen King, pero es que a este autor se le exige mucho. En manos de otro autor, esta trilogía hubiera sorprendido, pero en sus manos  se queda en un bien alto. Quizás las prisas por publicar que tiene en estos últimos años le está haciendo daño.

lunes, 18 de noviembre de 2019

Estos días leo...#124

Con nueva lectura empiezo la semana. Y esta vez con un autor de mi tierra, Fernando Quiñones. Llevaba ya unos cuantos años este libro esperando en la estantería, el pobre...

El marco de la historia es un trabajo de sociología que una estudiante lleva a cabo, recogiendo en una cinta magnetofónica los recuerdos e impresiones de una conocida prostituta de Cádiz. El director de este trabajo intercala en la narración unas cartas suyas a un antiguo maestro de Madrid ofreciéndole estos materiales sociológicos y pidiéndole discretamente su ayuda para que influya en que le nombren profesor de la Universidad de Madrid. En el curso de la narración, la voz de Hortensia, irónica, vital y desgarrada, va refiriendo las andanzas de su vida con una simpatía y un desparpajo que no ocultan la sordidez y el drama de muchas situaciones, pero que consiguen contarlo y nombrarlo todo sin caer en la grosería ni en la vulgaridad. El extraordinario dominio del lenguaje que muestra aquí el novelista corrobora el singular elogio que hizo de él en 1978 el maestro Jorge Luis Borges: «Fernando Quiñones es un gran escritor de la literatura hispánica de nuestro tiempo, o, simplemente, de la literatura».
Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

miércoles, 13 de noviembre de 2019

La colina del almendro de Mayte Esteban

La Colina del Almendro
Mayte Esteban
Harper Collins, 2019
El mundo y la vida de Mary Ellen se quiebran cuando su padre, el conde de Barton, entra en su cuarto. Ha decidido casarla con un rico comerciante sin rastro de nobleza afincado en Boston. Mary no puede creer que su padre renuncie a que su prometido sea aristócrata, pero sabe que de nada le servirá protestar. Ha sido educada para aceptar que todas las decisiones de su vida las tome el varón de la familia.
Tras una precipitada boda, se ve obligada a trasladarse a Londres desde Almond Hill. Poco después de llegar a la ciudad, Mary descubrirá los secretos que encierra su extraña boda. Y también que al corazón no se le puede atar con un contrato.
Ambientada entre el final de una época y los convulsos años que marcan el principio del siglo XX, La colina del almendro es una historia de venganzas, supervivencia, amor y guerra.
Me ha sorprendido muchísimo Mayte Esteban con esta novela. Se aleja de su zona de confort y se atreve con una novela de corte histórico y aprueba con sobresaliente. 

Ambientada en Londres, en la segunda década del siglo XX, la autora consigue plasmar esa época a la perfección. De forma amena y fluida, nos lleva a esos años en los que la nobleza empieza a perder parte de su poder,  en los que la mujer empezaba a reclamar y defender sus derechos y las protestas feministas eran continuas. A esos dolorosos años de la Primera Guerra Mundial, que tanta destrucción causó, que tantas familias destrozó... Y nos presenta las dos caras de una misma moneda. Porque no solo hubo víctimas en la guerra. También hubo quien vio en la guerra una oportunidad de hacer riqueza gracias al negocio de las armas. Gente sin escrúpulos...

Y en este trasfondo histórico sitúa Mayte su novela. Y nos regala unos personajes maravillosos, destacando, sobre todo a su protagonista, Mary, a la que es imposible no tomarle cariño desde el principio. Con la que sufres con cada obstáculo que se le pone en su camino, con cada caída. Pero de la que te enorgulleces cada vez que se levanta, cada vez que decide tomar las riendas de su vida sin importar el que dirán. Porque Mary es un personaje que crece de forma inmensa a lo largo de la novela. De ser una chica sumisa, dispuesta a aceptar el papel que tenía que desempeñar la mujer en ese momento, cada golpe de la vida le enseña que ella puede hacer mucho más que simplemente esperar a que un príncipe azul venga a salvarla. 

Y en el lado contrario tenemos a Charles Davenport, primo de Mary, quien se gana nuestro odio desde el minuto uno. Culpable de todos y cada uno de los obstáculos que Mary va a tener en su camino, estaremos deseando durante toda la novela que en algún momento pague por todo el daño que está causando. Pero parece que la suerte siempre le acompaña.

La colina del almendro es de esas novelas que, si tienes tiempo, se lee de un tirón. Porque estás disfrutando y sufriendo tanto con la protagonista, que necesitas siempre leer un capítulo más para ver cómo sigue avanzando la historia. Recomiendo que si pones la olla al fuego y te dispones a leer unas páginas, te pongas la alarma, por experiencia... Lo siento por Detrás del cristal, que era mi novela favorita de Mayte hasta la fecha, pero acaba de ser sustituida. 




lunes, 11 de noviembre de 2019

Estos días leo...#123

Estudiar en la biblioteca es un peligro, que está rodeada una de muchas tentaciones. Y en uno de los pequeños descansos que me doy para estirar las piernas, este libro se me quedó pegado a las manos. Ya hace tiempo que no leo nada de la autora y lo poquito que he leído de ella siempre me ha gustado mucho.

Los cien sentidos secretos que todos tenemos.

Mientras está a punto de divorciarse, Olivia va contándonos la tranformación que sufrió su vida cuando irrumpió en ella la extraña Kwan, su hermanastra, la hija que Jack Lee, su padre, había abandonado en China cuando emigró a Estados Unidos. Kwan no podrá jamás distanciarse del mundo que la vio nacer y pronto aparecerá ante los demás como un ser algo trastornado.
Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?