viernes, 15 de febrero de 2019

La otra vida de Ned Blackbird de Alexis Ravelo

La otra vida de Ned Blackbird
Alexis Ravelo,
Siruela, 2016

En La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo juega con los límites de la realidad, poniendo la intriga novelesca al servicio de un doble objetivo: la amenidad y la inquietud.

Un profesor de filosofía acepta un puesto en la Universidad de Los Álamos sin saber que de esta manera está abriendo una puerta al infierno. Tras alquilar un viejo apartamento, el profesor comienza a seguir el rastro de la anterior inquilina, escarbando en una historia de amores imposibles y tribulaciones creativas que pondrán a prueba su cordura. Además, a medida que va adentrándose en la intimidad de la maestra, se verá obligado a enfrentarse a una serie de hechos extraordinarios que le atañen personalmente y le obligan a cuestionarse su propia identidad.

En un homenaje a ritmos y atmósferas expresionistas, La otra vida de Ned Blackbird conjuga lo fantástico, lo metaliterario y lo intimista, en un juego de espejos que indaga en algunos de los temas clásicos de la literatura: la memoria, la creación artística, el amor, el erotismo o el poder de la palabra.
180 páginas de pura literatura. Queda todo el año aún, pero ya sé que esta deliciosa novela va a estar entre mis mejores lecturas del año. Sé que llegará un momento en que vuelva a rescatarlo de la estantería para disfrutar otra vez de su historia, de su prosa, de su atmósfera...

¿Y qué encontramos en esta novela? Pues todo un homenaje, todo un canto a la literatura.  Y se acuerda de los grandes, sí, pero se acuerda, sobre todo, de esos escritores de masas, de esos escritores considerados, no sé por qué, de segunda. Porque la literatura de entretenimiento nunca se le ha dado el valor que realmente merece. Cuando con ella muchos de nosotros hemos empezado a disfrutar de la lectura.  Se acuerda de todos aquellos escritores que se han visto obligados a escribir bajo pseudónimo, para poder sobrevivir. Porque la "alta literatura" no daba para vivir. Pero no podían asociar su nombre a esos libros que no estaban bien vistos... Y homenajea, sobre todo, a la mujer. La mujer que lo tuvo muy difícil si quería dedicarse a la escritura en los años de la posguerra. Y más si quería escribir algo que no fuera novela rosa... Entonces, también tenía que recurrir al pseudónimo para esconder su identidad.

Magnífico el modo en que el autor nos cuenta esta historia. Como, poco a poco, vamos conociendo a Carlos Ascanio, el profesor de filosofía. Como la vida de Celia Andrade, la maestra, empieza a convertirse en su obsesión. Y como, a retazos, vamos componiendo la vida de Celia, que no lo tuvo fácil al meterse en un mundo, el literario, que era coto reducido a los hombres. Todo parece tan real... Y a la vez tan fantástico... Con apariciones, con sonidos que no sabemos si están o sólo son fruto de la imaginación de Carlos. Y así, poco a poco, el autor logra sumergirnos en ese mundo donde lo real y lo irreal conviven en perfecta armonía.

Conocía la pericia del autor en el género de la novela negra, con obras como La última tumba y La estrategia del pequinés. Pero no sabía qué me iba a encontrar en este libro, tan distinto a lo que habitualmente escribe. Y me ha sorprendido muchísimo. Con una prosa exquisita, casi poética; con una sensibilidad extraordinaria a la hora de perfilar cada personaje, cada historia; con un final inmejorable... Una novela magnífica que he disfrutado desde la primera página hasta la última.

miércoles, 13 de febrero de 2019

La Guerra de las Dos Rosas. Amanecer de Conn Iggulden

La Guerra de las Dos Rosas. Amanecer
Conn Iggulden
Trad. Gemma Deza  y Miguel Alpuente
Duomo, 2018


Un futuro incierto y nebuloso se cierne sobre Eduardo IV. La Casa de York ha sido derrotada y el rey se ha exiliado en Flandes, aunque no por mucho tiempo. El empeño por defender aquello que considera suyo lleva a Eduardo a zarpar junto a su hermano hacia Ravenspur, el lugar donde se dejará su destino. Un ejército diezmado y exhausto llega a la costa, a casa. Las fuerzas escasean, y en el horizonte solo se dibuja una opción: atacar. Sin embargo, nuevos vientos soplan no lejos de allí y el joven Enrique Tudor, convertido ya en un hombre, será llamado a entrar en el tumultuoso curso de la historia, la historia de la guerra de las Dos Rosas.

Con Amanecer  termina la excelente tetralogía La Guerra de las Dos Rosas de Conn Iggulden. Y la culmina de forma magistral.

Iggulden es un gran contador de historias, es algo que me ha quedado claro con estos libros. Porque ha conseguido, con cada libro, atraparme de tal forma que he sentido cada traición, cada engaño, la sangre y el sudor de las batallas, el miedo, la desolación tras la derrota, cada venganza…  Y pese a conocer ya el final, sorprenderme con cada giro durante el transcurso de la historia.  

La ambientación es absolutamente perfecta.  El autor logra trasladarte a esa época, pasear por esos castillos donde tantos acuerdos y traiciones se firmaban; estar en medio del campo de batalla, al lado de unos y de otros, luchando por su vida, luchando por el Rey que consideraban justo, luchando por sus propios intereses…

Los personajes, como en las anteriores novelas, están perfectamente definidos. Aquí no hay buenos ni malos. Hay personas luchando por el poder. Personas que lo ganan y lo pierden todo.   Aunque en esta ocasión hay dos personajes que destacan:  Richar Neville, conde de Warwick y Ricardo de Gloucester, hermano de Eduardo IV. Ellos acaparan gran protagonismo durante toda la novela. Quizás, y es el único pero que voy a ponerle a la novela, he echado de menos  una mayor presencia de los personajes femeninos, como Margarita de Anjou o Isabel de York. 

Sí, he disfrutado muchísimo con esta lectura. Con un lenguaje sencillo y un ritmo fluido, Iggulden ha narrado con maestría este importante episodio de la historia de Inglaterra, no sólo en esta novela sino también en las tres anteriores. Sin duda, una saga imprescindible para los amantes de la novela histórica.  Y si el autor quiere seguir la historia con los Tudor, aquí va a tener una fiel lectora. 

lunes, 11 de febrero de 2019

Estos días leo...#98

Sí, otra vez King. Me ha dado por él últimamente...

Misery Chastain ha muerto. Paul Sheldon la ha matado. Con alivio y hasta con alegría. Misery lo ha hecho rico. Porque Misery es la heroína que ha protagonizado sus exitosos libros.
Paul quiere volver a escribir. Algo diferente, algo auténtico. Pero entonces sufre un accidente y despierta inmóvil y atravesado por el dolor en una cama que no es la suya, tampoco la de un hospital.
Annie Wilkes lo ha recogido y lo ha traído a su remota casa de la montaña. La buena noticia es que Annie había sido enfermera y tiene medicamentos analgésicos. La mala es que ha sido durante mucho tiempo la fan número uno de Paul. Y cuando descubre lo que le ha hecho a Misery Chastain, no le gusta. No le gusta en absoluto.
Antes, Paul Sheldon escribía para ganarse la vida.
Ahora, Paul Sheldon escribe para sobrevivir.

  Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 8 de febrero de 2019

Saludos nada cordiales de Christophe Carlier

Saludos nada cordiales
Christophe Carlier
Trad. Isabel González
Maeva, 2018
En este cozy mystery ambientado en una pequeña isla frente a la costa de la Bretaña francesa, un remitente anónimo envía cartas malintencionadas que hacen que salgan chispas de los buzones.
El otoño ha llegado a la isla. Una serie de cartas anónimas lacónicas e intimidantes interrumpen la vida pacífica de los isleños, haciéndoles sentir muy incómodos y levantando suspicacias. En  pleno  invierno, llega una nueva carta, esta vez con la firma de una niña que murió diez años atrás. ¿Es una carta falsa? ¿O es que la niña sigue viva? Pronto, la población de la isla está, literalmente, a punto de perder los nervios.
Parte esta novela de una premisa muy interesante. Cartas anónimas van llegando a los habitantes de esta pequeña isla. Cartas escuetas que, sin suavidad, cuentan la verdad más cruel. Cartas que revelan secretos, que serían mejor que siguieran siendo así, secretos... Pero, ¿quién las envía? Por el contenido tiene que ser alguien del pueblo. ¿El vecino, quizás? Todos empiezan a sospechar de todos. El ambiente está cada vez más enrarecido. Nadie se salva de las sospechas. Todos parecen culpables... Y tengo que admitir que no pude averiguar quién era quien enviaba las misivas. Ni me acerqué.

Así que supone toda una sorpresa cuando en la segunda parte se nos revela su identidad. Y ahora empezamos a ver la historia desde su punto de vista, intentando comprender las razones de por qué lo hace. 

De esta manera va avanzando la historia, de forma lenta, a veces demasiado. Sin prisas, paladeando así la soberbia prosa del autor. Son muchos los personajes que van apareciendo en esta novela, que el autor sabe perfilarlos con breves pinceladas. Rápidamente conseguimos identificarlos. También sabe el autor transmitir muy bien ese miedo, esa angustia, esa incertidumbre que se está instalando en todo el pueblo.

Hubiera sido una novela de diez si no fuera por ese ritmo lento que le imprime a la historia y por lo repetitiva que se hace en algunos momentos. Le cuesta avanzar. Y por el desenlace, que no me ha terminado de convencer. Esperaba otra cosa. Pero aquí están esas expectativas que, a veces, tanto daño hacen. Pero en líneas generales, me ha gustado. Y no me importaría repetir con el autor. 

miércoles, 6 de febrero de 2019

Diarios de Tony Lynx. El libro del poder de Miguel Griot




Diarios de Tony Lynx. El libro del poder
Miguel Griot
Ilustrado por Alvaro Ortiz
SM, 2018
El arqueólogo Tony Lynx y la hija de su maestro parten hacia una trepidante aventura en busca del padre de la chica, recientemente desaparecido. Para ello precisarán de la ayuda del lector, que irá resolviendo los enigmas ocultos en las ilustraciones a medida que avance la narración.




Cambia de registro totalmente Miguel Griot, tras Iqbal Masih, lágrimas, sorpresas y coraje. Y nos sorprende con una novela juvenil, con un tono muy diferente al de su última novela. Divertida, desenfadada, aventurera...

Aquí, en cada página de la novela nos enfrentaremos a un misterio que tendremos que resolver. Antes de darnos la solución, nos propondrá que nosotros, los lectores, agudicemos el ingenio y la vista para encontrar la respuesta. Nos irá dando pistas para ayudarnos un poco. Así que no hagáis trampa y paséis la página antes de resolverlo...

Las ilustraciones juegan un importante papel en esta historia, ya que en ellas están las respuestas. Brillante el trabajo realizado por el ilustrador Alvaro Ortiz.  Historia e imágenes se complementan a la perfección. 

En definitiva, un libro muy entretenido, con un ritmo trepidante y que se lee en un suspiro. Ideal para el público más joven de la casa. Aunque los más mayores también lo disfrutamos mucho. 



lunes, 4 de febrero de 2019

Estos días leo...#97

Si yo solo iba a la biblioteca para ayudar a mi hija a encontrar un libro... Que tengo mucho pendiente en casa... Pero me tientan, paso por su lado y me tientan. Y me vine con tres. Y éste es el tercero.

La noche en que todo cambió para siempre es una noche de hielo y niebla en Avechot, un pueblo escondido entre las sombras de los Alpes. Puede que fuera precisamente la niebla la culpable de que el coche del agente especial Vogel terminara en una acequia. Vogel resulta ileso, pero se encuentra en estado de shock. No recuerda qué hace allí.

Han transcurrido dos meses desde que una chica del pueblo desapareciera entre la niebla. Dos meses desde que Vogel se ocupara de lo que en un principio era un caso sencillo, pero que, en sus manos, acabó convertido en un colosal caso mediático. Porque esa es, precisamente, su especialidad. No le interesa el ADN, no sabe para qué sirven los descubrimientos de la policía científica, pero sí hay algo en lo que no tiene rival: manejar a los medios de comunicación, atraer a las cámaras, conquistar las portadas, santificar a la víctima y, finalmente, desenmascarar al monstruo y enviarlo a la cárcel. Han transcurrido dos meses desde todo aquello y, a estas alturas, el agente Vogel ya debería hallarse muy lejos de esas inhóspitas montañas. Pero sigue ahí.
  Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 1 de febrero de 2019

Repasando enero

¡Se nos fue enero! Vuelan, los días vuelan! Y por aquí ya escuchando coplas de carnaval... Pues toca resumir este mes, que no me ha ido nada mal.






En cuanto a reseñas, sí he estado más flojita. A ver si en febrero recargo pilas...

Toca hablar de cine, que este mes he podido ir en varias ocasiones.

Lenta hasta llegar a la desesperación. Cansada de primeros planos del cogote de la protagonista. Confusa, agotadora, aburrida, larga... Eso sí, técnicamente impecable. Algo bueno tenía que decir. 









Cuánta crítica, cuánta denuncia, cuánta corrupción, cuánta maldad... Incluso en esa frase final del protagonista dirigiéndose al espectador, hay denuncia. Porque nuestra es también la culpa al darle el poder a gente tan inepta, a gente que sólo tiene una meta en esta vida: el poder por el poder.  Soberbio Bale.








Su trío protagonista está impecable: Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone. Y en especial, la primera, que realiza un trabajo magnífico como la reina Ana Estuardo. Maravillosa la fotografía y el vestuario. Si hubiera sido un pelín más cortita, ya sería absolutamente perfecta. 








En cuanto a series, ahora que está terminando me he enganchado a Big Bang Theory. ¿Por qué no la he visto antes? Voy por la tercera temporada, así que me quedan aún capítulos por disfrutar.










Y con mi hija estoy viendo La casa de papel. A ella le está encantando. A mí, pese a que le veo algunos peros, no me está disgustando. La idea de la que parte me gusta. Pero hay situaciones bastante absurdas y poco creíbles que me sacan de mis casillas. Nos quedan ya sólo dos episodios. A ver cómo acaba.









Y hoy os dejo con una canción que hacía tiempo que no escuchaba. Y cuando la he escuchado hoy me ha traído muy buenos recuerdos.


Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?

miércoles, 30 de enero de 2019

Cuentos victorianos de Navidad

Cuentos victorianos de Navidad
Varios autores
Trad: Miguel Ángel Pérez Pérez
Alianza editorial, 2017

El extenso periodo victoriano fue, por diversas y variadas circunstancias, quien dio carta de naturaleza al "espíritu navideño" y consolidó buena parte de la imagen y el carácter que asociamos a estas festividades hoy en día. Fue, asimismo, la edad de oro del cuento de Navidad, del que dejaron muestras los más destacados autores de la época, siendo los de miedo y los de misterio los que gozaron de más aceptación. En esta recopilación antológica no falta, como es natural, Charles Dickens, y junto a los suyos se recogen también magníficos relatos de Anthony Trollope, Charlotte Riddell, Arthur Conan Doyle (uno de ellos protagonizado por Sherlock Holmes), Juliana Ewing y Wilkie Collins. 


Cuentos victorianos de Navidad es una antología formada por nueve cuentos de autores tan conocidos como Charles Dickens, Wilkie Collins, Arthur Conan Doyle... Así que cuando empecé este libro, sabía ya que lo iba a disfrutar. Eso sí, la mayor parte de los relatos, la única relación que tiene con la Navidad es que la historia se desarrolla en esas fechas. 

Como no quiero hacer la reseña muy larga, voy a hablar de los cuentos que más he disfrutado. Que son seis... 

Ya la primera historia me conquistó. La historia de los duendes que robaron un sacristán de Dickens. Una historia que es imposible que no nos recuerde el famoso Cuento de Navidad del autor. Y es que su protagonista tiene un gran parecido con Scrooge, huraño, antipático...

Navidad en Thompson de Anthony Trollope es otro de mis cuentos favoritos. Y es que me he reído mucho con esta historia donde la casualidad y la confusión son las grandes protagonistas. Y no cuento más, porque esta historia es para leerla sabiendo poco de lo que va a ocurrir y disfrutarla al completo. 

También me ha gustado mucho Un extraño juego navideño de Charlotte Riddell. En esta historia tenemos una casa en la que se oyen ruidos, voces... Una casa cuyo dueño desapareció una noche sin dejar rastro. Sí, parece más un cuento de terror que navideño, con un aire gótico que me ha gustado mucho.

La aventura del carbúnculo azul de Doyle la he disfrutado, sobre todo, por el reencuentro con dos personajes que hacía tiempo que no veía, Holmes y Watson. ¿Qué más decir?

Dragones: un cuento de Nochebuena de Juliana Ewing me ha descubierto a esta autora y me ha dejado con ganas de leer más cosas suyas. En este breve relato hace referencia a la educación de los hijos y la importancia que tiene el comportamiento de los padres ante ellos. Más de una sonrisa me ha arrancado esta historia.

Y si Dickens es el primer autor con el que nos topamos al abrir este libro, el último será su buen amigo Wilkie Collins con su relato La máscara robada o El misterio de la caja de caudales. Una historia con intriga, como es habitual en todas las historias de este autor. Y también con su pequeña dosis de humor y de amor.  

En definitiva, una antología de cuentos que me ha acompañado en la recta final de las fiestas navideñas y que me ha hecho pasar muy buenos ratos y que me ha permitido rescatar a autores que tenía un tanto olvidados y descubrir a otros que me han gustado mucho. Muy recomendable.