miércoles, 24 de noviembre de 2021

La sangre de las mujeres de Nieves Vázquez Recio

La sangre de las mujeres

Nieves Vázquez Recio

Edición Espuela de Plata, 2019


La sangre de las mujeres es el intento de reconstrucción de un mundo, arrancado de la posguerra española en un lugar del Sur. La novela, concebida como un puzle de relatos, proyecta una nueva mirada hacia ese duro ayer, tejiendo un vívido fresco de sus humildes protagonistas a través de los recuerdos de la narradora, dulcificados por la visión infantil. Es también una historia de aprendizaje, pero, sobre todo, es el retrato de las mujeres que sobrevivieron o sucumbieron a una doble violencia, la de un tiempo de silencio y penurias, y la impuesta a su género. Sus páginas, que mezclan la realidad y el misterio, el drama y la sonrisa, constituyen un verdadero ejercicio de memoria literaria y de ficción. «Te quieres acordar de cada cosa, enhebrar las escenas de ese viejo país en el que fuisteis niños, algo así como después de una guerra, y que más que país era solo una casa de vecinos de una ciudad pequeña, llena de pobreza y de heridas, de mujeres sobrevivientes; historias asombrosas en su rareza de miseria…

La sangre de las mujeres está formado por un conjunto de relatos que están relacionados entre sí, compartiendo personajes, compartiendo ambientación, compartiendo historias comunes, formando entre todos, una novela o un relato mayor, en el que cada pieza, cada relato, tiene la misma importancia. 

Nos traslada a la posguerra y nos cuenta cómo vivieron esos duros años las personas más humildes, sobre todo las mujeres. Si buscas acción o aventuras, ésta no es tu novela. Es una novela de personajes, que discurre de forma lenta, porque lo que le importa a la autora es que veamos cómo era la vida en esos años. Todos los relatos son los recuerdos de la protagonista, al principio, sin orden. Y es la mirada infantil de la protagonista la que le resta crudeza a la historia e incluso en algunos momentos logra arrancarnos una sonrisa. Es la vida misma la que se narra en este libro, con sus penas y sus alegrías, aunque en estos años, las alegrías eran pocas. 

Me ha gustado mi estreno con Nieves Vázquez Recio, autora de mi tierra y que fue mi profesora en los años de facultad. No creo que ya se acuerde de mí, que han pasado muchos años, pero yo sigo recordándola a ella. Disfrutaba mucho de sus clases y de la pasión que sentía por los libros de los que nos hablaba. Y me ha gustado ver que ha conseguido cumplir su sueño de ser escritora. Y encima con talento. Tendré que seguir leyendo cositas suyas.

lunes, 22 de noviembre de 2021

Estos días leo... #190

Sigo con las mismas lecturas de la semana pasada, que aunque me están gustando mucho, no he podido adelantarlas mucho, que un resfriado me ha dejado para el arrastre. Ya parece que estoy mejor, así que espero que esta semana pueda terminarlas.


 

Esta impactante novela nos lleva a las ardientes arenas de África del Norte durante la Segunda Guerra Mundial. Las fuerzas alemanas, al mando del mariscal Rommel, se enfrentan a las tropas británicas.

Al mismo tiempo, en El Cairo se desarrolla una intriga protagonizada por el servicio secreto británico y el espionaje alemán, en la que se verá implicado el joven oficial Sadat.


La vida de Elizabeth Bathori, historiadora de la fotografía, cambia abruptamente cuando Alix, de 89 años, le confía las cartas que su tío escribió desde el frente, durante la I Guerra Mundial, a su amigo el poeta Anatole Massis. Junto a éstas, su investigación la lleva hasta un misterioso diario y un álbum con clichés que esconden oscuros secretos. Sumida aún en un largo duelo, la recreación de estas vidas remotas es también para ella una oportunidad de volver a visitar las sombras de su pasado y de conquistar un nuevo acuerdo con la existencia. Una novela conmovedora, que trata tanto los horrores de la guerra de trincheras como el periodo de la Ocupación. Y, sobre todo, celebra la fuerza inesperada del amor y la memoria cuando se trata de iluminar el futuro.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

 

jueves, 18 de noviembre de 2021

Próxima Estación de Mónica Gutiérrez

Próxima Estación

Mónica Gutiérrez

Amazon, 2020

Sigrid está a punto de cumplir el sueño profesional de trabajar de conservadora en un museo y, como despedida de su actual empleo, su amiga Ángela la ha reclutado para la convención anual hotelera que este año se celebra a bordo del extraordinario Venice-Simplon Orient Express. Entre ninfas, flores y lámparas Art Decó de la exquisita restauración de los vagones del mítico Express d'Orient, la historiadora atraviesa el corazón de Europa cuando un reencuentro inesperado la hace descarrilar a toda máquina.
A menudo fuera de ruta, atribulada por un lúgubre pianista, el encanto de Ed Sheeran, la inagotable batería de anécdotas de Gilberto, la presencia imponente del señor Rochester, una abogada en crisis y un conejo rebelde, Sigrid comprenderá que es preferible que te rompan el corazón a quedarte sin ningún pedazo que hacer añicos. 

 
Mónica Gutiérrez tiene un talento especial para contar historias bonitas, de las que no quieres acabar y de las que te dejan con una sonrisa perenne en la cara. Tiene un talento especial para crear personajes entrañables de los que no queremos despedirnos, como la protagonista, Sigrid, que se embarca en el viaje en el Orient Express, sin saber que va a enfrentarse a un pasado que quiere dejar atrás. O su amiga Ángela, quien es quien prácticamente le ha obligado a hacer ese viaje. O el pianista del tren, quien siempre parece tocar la pieza más acertada para cada momento. O Gilberto, enciclopedia andante capaz de contarte todas las anécdotas e historias ocurridas en el tren. O el doble de Ed Sheeran, quien se gana nuestro corazoncito cada vez que aparece en escena. 

Un libro que nos habla de amor, de amistad, de segundas oportunidades, de esperanza, de vida... Y todo contado con ese humor tan especial que destilan todas las novelas de Mónica y que hacen que no podamos evitar sonreir durante toda la lectura. Una absoluta delicia de novela, de principio a fin.

lunes, 15 de noviembre de 2021

Estos días leo... #189

Sigo con El olor del bosque de Hélène Gestern, que la estoy disfrutando mucho y empiezo La clave está en Rebeca de Ken Follet, que tiene pinta de entretenida. 
 

 

Esta impactante novela nos lleva a las ardientes arenas de África del Norte durante la Segunda Guerra Mundial. Las fuerzas alemanas, al mando del mariscal Rommel, se enfrentan a las tropas británicas.

Al mismo tiempo, en El Cairo se desarrolla una intriga protagonizada por el servicio secreto británico y el espionaje alemán, en la que se verá implicado el joven oficial Sadat.


La vida de Elizabeth Bathori, historiadora de la fotografía, cambia abruptamente cuando Alix, de 89 años, le confía las cartas que su tío escribió desde el frente, durante la I Guerra Mundial, a su amigo el poeta Anatole Massis. Junto a éstas, su investigación la lleva hasta un misterioso diario y un álbum con clichés que esconden oscuros secretos. Sumida aún en un largo duelo, la recreación de estas vidas remotas es también para ella una oportunidad de volver a visitar las sombras de su pasado y de conquistar un nuevo acuerdo con la existencia. Una novela conmovedora, que trata tanto los horrores de la guerra de trincheras como el periodo de la Ocupación. Y, sobre todo, celebra la fuerza inesperada del amor y la memoria cuando se trata de iluminar el futuro.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

jueves, 11 de noviembre de 2021

La hija de las mareas de Pilar Sánchez Vicente

La hija de las mareas

Pilar Sánchez Vicente

Roca, 2021

En el año 1820 Andrea Carbayo de Jovellanos, La Gabacha, hija de Gloria Carbayo, la Encantadora, y de Gaspar Melchor de Jovellanos, Jovino, escribe sus memorias para dejar constancia de las aventuras y desventuras que la llevaron al lugar donde se halla, perseguida por la intransigencia del inquisidor Valdes.

Reviviremos su infancia en Obiedo y viajaremos con ella a Oxford, donde, disfrazada de hombre, asistirá a la presentación de importantes descubrimientos para la Medicina actual. En París vivirá de cerca la Revolución con su inseparable Olympe de Gouges, volcándose en la lucha por los derechos de las mujeres y en su trabajo en la imprenta. Un oficio, el de impresora, que ejercerá tambien en Gixón a su regreso. Será entonces cuando conozca a su padre y disfruten ambos de fructíferos paseos por el arenal. Directora de una escuela para niñas desfavorecidas, fundará un periódico que desempeñará un papel clave durante la guerra de la Independencia. Este conflicto belico, que asolará la región convirtiendola en un escenario dantesco, conducirá a Jovellanos a la muerte, facilitando que Valdes culmine su venganza sobre ella.


Aquí estoy, frente al folio en blanco (sí, primero escribo la reseña en papel, que el ordenador me despista mucho) sin saber qué decir sobre esta novela que tanto y tanto he disfrutado. Y la he disfrutado porque desde el primer momento he conectado con su protagonista, Andrea Carbayos de Jovellanos. Una mujer luchadora que no se resigna  al papel pasivo que la sociedad de su tiempo le da a la mujer. Una mujer con las ideas claras, que hará todo lo posible por intentar cambiar la mentalidad de la gente que le rodea y que luchará por conseguir que la educación no esté sólo limitada a los hombres. Una mujer que luchará para demostrar que su género  no sólo sirve para limpiar, cocinar y zurcir ropa.

Una mujer que va a vivir tiempos difíciles. Que vivirá la Revolución Francesa y la Guerra de la Independencia. Que vivirá y que luchará, porque su carácter fuerte le impide quedarse quieta, mirando lo que sucede a su alrededor. Increíble la labor de documentación que ha tenido que realizar la autora  e increíble su forma de plasmarla a lo largo de toda la novela, de una forma natural, perfectamente integrada en la historia. No hay nada que sobre. Todo está bien insertado y contado de una forma tan amena que no aburre en ningún momento. Al contrario, le imprime la autora tanta fuerza y tanto ritmo a toda la historia que resulta imposible que nos despeguemos de sus páginas. Y lo cuenta todo con tanto realismo que nos cuesta distinguir entre lo que sucedió realmente y lo que no. Maravillosa la pluma de Pilar Sánchez Vicente.

En definitiva, una gran novela histórica que nos adentra en los sucesos más importantes que ocurrieron a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Sucesos que tuvieron mucha importancia en el desarrollo posterior de nuestra historia. Y una gran novela histórica con un personaje absolutamente inolvidable, al que resulta imposible no querer desde su primera aparición en escena y del que nos cuesta separarnos cuando llegamos al final. Una novela muy recomendable tanto para los amantes del género como para los que no. No la dejéis pasar. 



lunes, 8 de noviembre de 2021

Estos días leo... #188

Esta semana sigo con El final del ave Fénix de Marta Querol, que aunque lleve tiempo con él, me está gustando. Es que con el lector leo menos que en papel. Lo reservo para los ratitos en la cama antes de ir a dormir, que es más cómodo. Y en papel estoy leyendo El olor del bosque, un libro que llevaba ya tiempo esperando en la estantería. El inicio promete.

 Lucía Company acompaña a su madre en los últimos días de su vida. Sabe que el tiempo se acaba y hay mucho por solucionar. En esos momentos finales, íntimos, se despliega ante ella la compleja y apasionante vida de su madre, Elena Lamarc, una mujer excepcional adelantada a su tiempo y cuya lucha por hacerse un hueco en una sociedad de hombres pone en peligro su batalla más importante: la del amor de los suyos. La historia de los Lamarc y los Company desde 1934 hasta nuestros días cobra vida en El Final del Ave Fénix, ópera prima de la escritora Marta Querol Benèch -con la que quedó entre los diez finalistas en el Premio Planeta 2007-. La novela nos muestra con una prosa diáfana y ágiles diálogos, las entrañas y convencionalismos imperantes en la España del siglo XX, la épica de una mujer por encontrar su lugar en la sociedad y nos sumerge por completo en unas vidas que sentiremos como propias. 



La vida de Elizabeth Bathori, historiadora de la fotografía, cambia abruptamente cuando Alix, de 89 años, le confía las cartas que su tío escribió desde el frente, durante la I Guerra Mundial, a su amigo el poeta Anatole Massis. Junto a éstas, su investigación la lleva hasta un misterioso diario y un álbum con clichés que esconden oscuros secretos. Sumida aún en un largo duelo, la recreación de estas vidas remotas es también para ella una oportunidad de volver a visitar las sombras de su pasado y de conquistar un nuevo acuerdo con la existencia. Una novela conmovedora, que trata tanto los horrores de la guerra de trincheras como el periodo de la Ocupación. Y, sobre todo, celebra la fuerza inesperada del amor y la memoria cuando se trata de iluminar el futuro.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

miércoles, 3 de noviembre de 2021

Repasando octubre

Octubre ha sido un mes muy bueno literariamente hablando. La verdad es que últimamente estoy leyendo mucho en comparación con meses anteriores y estoy teniendo bastante suerte con mis lecturas, que las estoy disfrutando mucho.

Al cine he ido a ver El último duelo, una película que me ha gustado. Quizás un poco larga llegando un momento a ser un poquito repetitiva, pero que tiene a su favor una muy buena ambientación, con una fotografía preciosa y con un buen trabajo por parte de su reparto. Incluso Ben Affleck me ha gustado y mira que no es santo de mi devoción... 


Y este mes os dejo con una canción que estoy volviendo a escuchar estos días y que me arranca siempre una sonrisa. 


Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?