miércoles, 20 de enero de 2021

La mujer sin nombre de Vanessa Montfort


La mujer sin nombre

Vanessa Montfort

Plaza&Janes, 2020

Cuando a la directora teatral Noelia Cid le encargan estrenar Sortilegio, la obra perdida del reputado dramaturgo Gregorio Martínez Sierra, decide informarse sobre ella a través de los documentos que conservó su mujer, María Lejárraga. Sin embargo, mediante su investigación Noelia no sólo se sumerge en la compleja relación amorosa entre María y Gregorio, sino que va a encontrarse con un misterio que lleva más de un siglo sin resolver.

Se verá entonces arrastrada por la vida llena de pasión, arte y feminismo de María, alguien que luchó contra viento y marea por ejercer su vocación y que vivió en primera línea los grandes hitos del siglo pasado: el Madrid literario de los años veinte, el París de la Belle Époque, la lucha política de las mujeres durante la Segunda República, el exilio tras la Guerra Civil, la ocupación de Francia por los nazis o el glamour? de la época dorada de Hollywood. Además descubriremos la versión más humana de las grandes personalidades que fueron sus amigos y colaboradores, como Juan Ramón Jiménez, Manuel de Falla o Federico García Lorca.

Acaba de empezar  y puedo decir ya que La mujer sin nombre va a estar entre mis mejores lecturas del año. Una novela que he disfrutado desde la primera página hasta la última. Una novela que rinde un precioso homenaje a una figura, no muy conocida, de nuestras letras.

La novela se divide en dos partes. Una se desarrolla en 2018, protagonizada por Noelia Cid, quien buscando información sobre Sortilegio, junto al resto de integrantes de la compañía teatral, descubrirá que la obra no fue escrita sólo por Gregorio Martínez Sierra. Que le debe mucho a su mujer, María Lejárraga. Aunque el nombre de ella no aparece por ningún lado. La otra parte está protagonizada por la propia María Lejárraga, a quien acompañaremos a lo largo de toda su vida. Y a la que llegaremos a conocer a la perfección. Grande ha sido el trabajo de documentación de la autora y ha sabido insertarlo  en la novela con una naturalidad que hace que no sea nada difícil de leer. Y logra que comprendamos y admiremos a esta increíble mujer, que no hizo otra cosa en su vida sino trabajar y trabajar. Escribir y escribir. Y sin ningún reconocimiento. Un reconocimiento que al principio no le molestaba no tener, pero que luego los años le enseñaron que le hacía falta si quería vivir de todo su trabajo. 

Con María Lejárraga viajaremos a grandes momentos de nuestra historia: la II República, la Guerra Civil española, la II Guerra Mundial. Y disfrutaremos de la compañía de grandes personajes que marcaron profundamente su vida y con los que mantuvo una gran amistad: Juan Ramón Jiménez, Manuel de Falla, Joaquín Turina, Federico García Lorca, María Guerrero...

He disfrutado mucho del estilo de la autora, sencillo, fácil de leer, que hace que leas páginas tras páginas sin apenas darte cuenta. Y llegues a un final que me ha parecido absolutamente redondo para esta novela. Emotivo hasta dejarte con un pequeño nudo en la garganta. O será que me cogió sensible esos días. Pero sí, he disfrutado muchísimo con esta novela. Mi estreno con Vanessa Montfort no ha podido ser mejor.


lunes, 18 de enero de 2021

Estos días leo... #159

Si mi cabeza me deja, que últimamente no está por la labor de concentrarse mucho, estaré entre estas dos lecturas.

Soy lo que siempre quise ser: un misionero jesuita en la India. Es allí donde tengo mi casa, mi Hannah Koslova. Juntos construimos un hospital y un colegio para niños de la calle. Es una batalla que libramos cada día, pero cada día, al amanecer, la batalla está ya perdida.La segunda Guerra Mundial acabará pronto. Hay alegría, hay esperanza… hasta que un agónico III Reich amenaza con usar armas ultramodernas de un poder de destrucción inimaginable. Una vez más debo ponerme mi segunda piel: la de agente del servicio secreto del Vaticano, la Santa Alianza.Y ahí está el problema... porque la descarga de adrenalina al infiltrarme en un complejo de misiles nazi, o suplantar a un oficial de un submarino en una operación especial del Führer, me fascina.Soy lo que siempre quise ser: un misionero jesuita en la India. Pero también soy espía del Vaticano.Soy Simón de Haro. Esta es mi vida.El misionero Simón de Haro volverá a convertirse en espía del Vaticano para detener la venganza de un III Reich moribundo… pero aún capaz de asestar un demoledor golpe a los aliados. Y será Hannah Koslova, una judía, quien descubra la verdad sobre la muerte de Adolf Hitler.


 

En El Eco (1888) Henry James anticipa el tráfico de intimidades que será característico de nuestra época con una novela sagaz y formalmente ligera que él mismo definió corno un jeu d’esprit, pero donde el aire de comedia incuba disyuntivas espinosas y decisiones formidables.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

miércoles, 13 de enero de 2021

Carta a mi mujer de Francisco Umbral

Carta a mi mujer

Francisco Umbral

Austral, 2014

Con la belleza de su mejor prosa poética, Francisco Umbral, describe su vida y la de su mujer en los primeros ochenta, cuando aún viven en Madrid y acaban de comprarse una casa en las afueras, La Dacha. Bellas descripciones del jardín son el escenario en el que se disecciona su matrimonio y, en esencia, todos los matrimonios, la convivencia, con su complicidad y su distancia.

«No debieras leer, María, este capítulo, para no saber que eres feliz cuando lo ignoras, porque entonces lo sabrías y se estropearía el encanto. Pero aquella niña de los pinares adolescentes, que iba para nada, que luego se me extravió en Madrid, aventura en que yo mismo la metí, es de nuevo una criatura natural, hembra y sencilla, que riega los ciruelos con fervor.»

 

 

Cuando leí hace ya unos años Mortal y rosa me sorprendió mucho el autor. Y no sólo por la calidad de su prosa, exquisita, preciosa, rayando en el lirismo… Me sorprendió, sobre todo, por cómo se desnudaba ante el lector mostrando todos los sentimientos que le embargaban ante la muerte de su hijo. Y esperaba algo parecido en este libro. Y su prosa sigue igual de brillante. Es todo un placer leer a Umbral. Es de una belleza sublime. Pero en esta ocasión me ha faltado esa emoción que sí supo despertarme con Mortal y rosa. Aquí la esposa parece convertirse sólo en un pretexto para plasmar sus reflexiones sobre la vida, el paso del tiempo, la muerte, el sexo, el erotismo… Y para hablar de sí mismo, pero sin llegar a abrirse del todo. Como si quisiera que lo conozcamos, pero sólo un poco. Y quizás mejor dejarlo así, que entre sus pensamientos percibo cierta misoginia que no me ha gustado nada. 

"Los libros no son buenos ni malos, mejores ni peores, María. Los libros (he escrito medio centenar, ya sabes) son inquietantes por su comportamiento. Unos se van como piedras muertas al fondo del silencio y otros siguen atravesando el mundo con su punta que hiere y su curare."


 

lunes, 11 de enero de 2021

Reto: Todos los clásicos grandes y pequeños (II edición)

Terminé el año diciéndome que no me iba a apuntar a retos, que me iba a tomar este año en plan tranquilo... Pero, ¿para qué quiero yo la tranquilidad? Si disfruto buscando libros, descubriendo, aprendiendo, leyendo... Y diciéndome: "¡Venga Margari, que no llegas!". Así que aquí estoy, apuntándome en un nuevo reto. Y es que no podía faltar al organizado por Las Inquilinas. Que lo disfruté mucho el año pasado y pienso volver a disfrutarlo en éste. A ver hasta qué nivel llego este año. Si queréis saber de qué va este reto, pinchad en la imagen.


Nivel 1:

  • Clásico cuyo título tenga cuatro o más palabras:
  • Clásico a elegir entre 100 imprescindibles de Penguin
  • Clásico de misterio/suspense/policíaco
  • Clásico cuyo autor falleciese antes de los 50 años
  • Clásico en cuyo título aparezca el nombre de un personaje

Estos días leo... #158

En estos días en los que más se apetece es estar en el sofá con una mantita y un café o te calentito, me acompañan dos lecturas que estoy disfrutando mucho.

Cuando a la directora teatral Noelia Cid le encargan estrenar Sortilegio, la obra perdida del reputado dramaturgo Gregorio Martínez Sierra, decide informarse sobre ella a través de los documentos que conservó su mujer, María Lejárraga. Sin embargo, mediante su investigación Noelia no sólo se sumerge en la compleja relación amorosa entre María y Gregorio, sino que va a encontrarse con un misterio que lleva más de un siglo sin resolver.

Se verá entonces arrastrada por la vida llena de pasión, arte y feminismo de María, alguien que luchó contra viento y marea por ejercer su vocación y que vivió en primera línea los grandes hitos del siglo pasado: el Madrid literario de los años veinte, el París de la Belle Époque, la lucha política de las mujeres durante la Segunda República, el exilio tras la Guerra Civil, la ocupación de Francia por los nazis o el glamour? de la época dorada de Hollywood. Además descubriremos la versión más humana de las grandes personalidades que fueron sus amigos y colaboradores, como Juan Ramón Jiménez, Manuel de Falla o Federico García Lorca.
 

Hay tres cosas de las que Ada Royceston está segura:
Que Crispin Horsfall es un hombre bueno.
Que, tras la vuelta de su largo viaje por el Continente, Crispin oculta un secreto o…, bueno, tal vez dos. Puede que incluso tres.
Y que, si se comete un nuevo crimen en Wettingham, su madre lo obligará a investigar, aunque ¿cómo podría volver a suceder semejante barbarie?

El verano está llegando a su fin y los vecinos aguardan expectantes la inauguración de la mansión adquirida por los Bloodworth, unos recién llegados que han causado casi tanta sensación como la aparición de la prima donna, Julia Angelluti, una famosa cantante de ópera que, según las malas lenguas, ha elegido Wettingham para ocultarse de los ímpetus románticos del fogoso Mussolini.

Tras dos meses de ausencia, Crispin soporta la amargura que le provoca la vuelta a la normalidad.

A la aparente normalidad, porque…

Mientras deambula por el pueblo, afligido por un malentendido del que Jonathan Swift, el detestable cartero, ha sido testigo y con el que podría echar por tierra su honorabilidad, Crispin descubre que, durante su ausencia, el amor parece haber invadido Wettingham y atrapado a algunos de sus más esquivos críticos. Entre ellos a Ada Royceston, que se pasea por el pueblo cogida del brazo de un misterioso caballero cuya identidad no logra determinar, mientras parece haber ocupado su lugar junto a Eccleston en el estudio de la historiografía mortuoria de la parroquia, en la que el fantasma de un hombre muerto en dos ocasiones porta la cabeza de un decapitado.
 
Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?


viernes, 8 de enero de 2021

Reto Nos gustan los clásicos (V)

 Creo que a este reto no he faltado ningún año. Y éste no va a ser diferente. Así que aquí estoy, un año más, dispuesta a seguir disfrutando de los clásicos. Además, no es un reto difícil de conseguir. Todo un año para leer siete u ocho clásicos.  No son muchos, ¿verdad? Para este año me propongo leer ocho libros, pero espero que caiga alguno más. Pero no quiero hablar muy alto, que luego nada sale como una quiere.

Si os animáis, pinchad en el banner, que Francisco de Un lector indiscreto, explica muy bien lo que hay que hacer para participar.