jueves, 24 de febrero de 2011

Lo bello y lo triste, Yasunari Kawabata


"Impulsado por la nostalgia, Oki Toshio decide viajar a Kyoto para oír sonar las campanas del templo en el Año Nuevo. Pero, además, quiere ver a Otoko, su antigua amante, ahora pintora. Todavía hermosa, Otoko vive con su protegida Keiko, una joven amoral, sensual y apasionada de apenas veinte años. Keiko desencadenará este cruel drama de amor, venganza y destrucción. Yasunari Kawabata, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1968, se ha consagrado como uno de los más distinguidos novelistas japoneses. A los setenta y dos años de edad, se quitó la vida sin dejar ninguna explicación. Lo bello y lo triste es el testimonio póstumo de la maestría de la maestría psicológica, del virtuosismo y de la originalidad de su obra."

Llegué a esta obra gracias a Carol ,quien hizo una magnífica reseña en su blog. Tanto me gustó la reseña que no tardé en hacerme con el libro y lo he devorado en cuatro días. Y he tardado un poco más porque cada página merecía una relectura por lo bellamente escrito que está. Cada palabra, cada frase está elegida muy cuidadosamente. Es un libro hermoso, donde encontramos bellas descripciones del paisaje japonés:

“Desde la galería del estudio sólo se veía el jardín interior del templo, la residencia principal interrumpía la vista. Era un jardín oblongo, no muy artístico, pero la luna bañaba la mitad de su superficie, de modo que hasta las piedras exhibían colores variados por efectos de las luces y sombras. Una azalea blanca parecía flotar en la oscuridad. El arce rojo que se levantaba cerca de la galería aún tenía hojas tiernas, pero la noche los oscurecía. En la primavera, la gente solía tomar por pimpollos las yemas rojo-brillante de aquel árbol y preguntaban de qué flor se trataban”.


La cultura japonesa se refleja en todas y cada unas de las páginas del libro. Sus costumbres, sus tradiciones, sus ritos están muy presentes en la novela y se convierten en otro protagonista más. También la naturaleza juega un papel muy importante en la historia, siendo en muchas ocasiones un reflejo del estado de ánimo de los personajes.

 La trama gira en torno a Oki, un escritor de mediana edad y Otoko, pintora famosa en los últimos años. Literatura y pintura se unen mágicamente en esta obra. Las descripciones de cuadros abundan y nos acercan una vez más a ese arte tan distinto al nuestro como es el oriental.  Hay que destacar el personaje de Keyko (discípula de Otoko), personaje que se muestra duro y frágil, frío y pasional, pero sobre todo, enigmático, inquietante. Sabemos que la tragedia va a girar en torno a ella, pero cuando el final llega, realmente no sabemos lo que ha pasado. Es uno de los mejores finales que he leído porque está abierto a varias interpretaciones.

La obra está llena de párrafos que me han hecho cerrar el libro y pensar en lo que todas esas palabras encierran, palabras como:

"La butaca que giraba en el vagón panorámico volvió a su memoria. Era como si viera su propia soledad, que giraba y giraba dentro de su corazón".

"el tiempo se divide en muchas corrientes. Como en un río, hay una corriente central rápida en algunos tramos y lenta, hasta inmóvil, en otros. El tiempo cósmico es igual para todos, pero el tiempo humano difiere en cada persona. El tiempo corre de la misma manera para todos los seres humanos, pero todo ser humano flota de distinta manera en el tiempo".
 
"- Si no te casas, las dos estaremos entre los muertos no llorados.
  - No sé que significa eso.
  - Son los muertos que no dejan descendientes que los lloren."  

"supongo que en una mujer hasta el odio es una forma de amor."

En definitiva, un libro para leer, disfrutar y saborear cada palabra. Kawabata se sirve de una prosa sobria, serena y pausada para presentarnos un mundo complejo donde en una misma historia de amor y odio conviven lo bello y lo triste.

16 comentarios:

Shorby dijo...

Muy interesante, no lo conocía ni había oído hablar de este libro... la verdad es que tiene buena pinta =)
Un besote1

Carol dijo...

Yo también conocí este libro por Carol. Ya había leído algo de este autor, pero no este libro. Lo tengo apuntado y después de tu reseña, más todavía.

¡Un abrazo!

Carmina dijo...

Yo tambien lo vi en el blog de Carol y me llamó la atenión, no he leido literatura japonesa si exceptuamos un libro de Murakami, le daré una oportunidad aunque con tanto reservado en la biblio no se cuando llegará

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Otra más que lo vio en el blog de Carol, jeje. Durante una temporada, hace dos años, leí literatura japonesa, tres libros de Murakami (Tokio Blues, Al sur de la frontera al oeste del sol y Sputnik mi amor) y Un grito de amor desde el centro del mundo. Y la verdad es que todos me gustaron muchísimo pero, no sé por qué, llevo tiempo sin leer nada más, creo que ya me toca y este libro tiene muy buena pinta. Muchos besos y feliz fin de semana.

M. dijo...

Muy interesantee no lo conocía la verdad!! Feliz fin de semanaa!!

bibliobulimica dijo...

me ha gustado mucho tu reseña, me lo apunto en la libreta, pero no se para cuando ¡tengo tanto por leer! que me he propuesto no comprar nada hasta dar un buen bajón a lo que tengo en casa.
Un abrazo,
Ale.

Milibroparati dijo...

Mi nombre es Yarah. Tengo tan solo trece años. Mi vida hasta el momento ha sido una mezcla explosiva de soledad, humillación, y sufrimiento. Este verano iré al campamento del colegio, y tengo la corazonada de que toda mi vida cambiará de forma inexplicable, dejando atrás ese mundo de pena y tristeza que conozco. Me sumergiré en mundos que jamás habría imaginado, y descubriré el significado del verdadero amor. Estoy convenida de ello. Mi vida cambiará. ¿Me acompañas?
¿Te gustaría leer la historia que estoy escribiendo? En ella se mezclan aventura, fantasía, magia, pero sobre todo amor… Si quieres leerla pásate por mi blog: http://yarahaguayfuego.blogspot.com/ Gracias por tu tiempo =)

Carol dijo...

Me alegra muchísimo que lo hayas disfrutado, es un libro increíble, yo también me detenía muchas veces para saborear las palabras, y me dió un poco de pena acabarlo. No quiero fastidiarle el final a nadie así que no diré cuál es mi interpretación, pero cre que Keiko al final llevó a cabo su venganza de la manera más cruel. Un besazo

nenufaresefervescentes dijo...

Me parece atrayente la visión japonesa del mundo, como que es muy intimista y a la vez respetuosa del entorno, poseen un alto sentido de la responsabilidad en todo incluso en el amor y una sensibilidad particular que los hace mirar el universo con su propia personalidad basada en una sociedad que no desestima lo tradicional como pasa cuando llega la modernidad a pesar de que en el último siglo se ha visto influida bastante por las ideas de occidente (lo que es extraño porque hubiera uno pensado que iba sa ser todo lo contrario), realmente es un universo por descubrir como lo puede ser India, Egipto, Turquía, Irán o Arabia Saudita por dar nombres de páises exóticos con una identidad muy diferente al resto. Tengo a Kawabata y todavía no lo he leído, pero tengo la intuición de que me va a gustar, porque me parece un autor que se mueve mucho con los sentidos como cuando lees un haiku, además de que la cultura japonesa me parece atrapante y rica en cultura, como con las películas, lo oriental es un deleite, otra mirada, otra clase de raciocinio, aunque compartamos el mismo "adn" como humanidad. Un abrazo. Mario.

Margari dijo...

Tienes toda la razón, Mario. Es otra mirada, otra forma de ver las cosas totalmente opuesta a la nuestra. Cuando leía este libro pensaba en todo momento en que esa misma obra hubiera quedado de otra manera si la hubiera escrito un autor occidental. No pienso perder de vista este tipo de literatura.
Besotes!!!

Susana dijo...

Y yo que creia que era la única persona en este mundo que había leído este libro! JAJAJJA

Es cierto que leer este tipo de libros de autores de culturas no judio-cristianas te da una visión distinta de la vida.

Un besico!

Susana

Margari dijo...

jajaja Pues como ves Susana, somos unos pocos los que hemos disfrutado de este libro. Siempre está bien leer otro tipo de literatura que te aporte una nueva perspectiva.
Besotes!!!

Icíar dijo...

Me vuelves a enamorar. En su día lo hizo Carol también, como a ti, y ahora tú.
Lo bueno de moverte por los blogs de libros es que ya no pasa como antes que de vez en cuando te parabas y te decías, a ver qué puedo leer... no, ahora, el problema es que tienes una cantidad considerable entre los que elegir. Este creo que caerá pronto :D
Un abrazo

Margari dijo...

Otra maravilla de libro, Icíar. Y es verdad, desde que estoy metida en este mundo bloguero, no he descansado de leer. Y sobre todo de conocer y probar autores que me eran totalmente desconocidos.
Besotes!!!

Andrea dijo...

Hola Margari! Soy nueva en este "cibermundo del blog" pero no en cuestiones literarias ya que los libros son mi pasiòn. La semana pasada he inaugurado mi blog casualmente con l anovela "Lo bello y lo triste" a la que lleguè por esas cosas del destino. La obra me encantò. Su prosa tan sensual, la profunda psicologìa de sus personajes femeninos, la cultura reflejada, la belleza de los paisajes...El final me sorprendiò porque no creìa que Keiko consumara su venganza con Taichiro e interpreto que asì lo ha hecho.
Muy buena reseña y te invito a que conozcas mi blog. Saludos y te sigo!!

Margari dijo...

¡Bienvenida Andrea! Espero que estés a gusto por aquí. Esta novela es una auténtica joya. Tan diferente a la novela occidental, tan bellamente escrita, una prosa tan cuidada, una cultura totalmente distinta y tan bien reflejada... Y ese sorprendente final que puede ser interpretado de tan diferentes maneras.
Ahora me paso por tu blog.
Besotes!!!