viernes, 10 de febrero de 2012

Abel Sánchez de Unamuno

"Una historia de pasión" es el subtítulo de esta novela de Unamuno. Y aunque la palabra "pasión" nos invite a pensar sobre todo en el amor, no es éste el tema central en este libro. Es otro tipo de sentimiento, un sentimiento que el propio autor considera "la íntima gangrena del alma española". Un sentimiento que el autor tuvo que sufrir en sus propias carnes: la envidia. 

La envidia es un tema muy recurrente en la obra de Unamuno, pero en Abel Sánchez es su tema fundamental. No hay página en la que el protagonista no demuestre como la envidia le consume. Un sentimiento que hará que incluso llegue a odiar a su amigo de la infancia, que no le dejará vivir, que no permitirá pensar en ninguna otra cosa. La envidia, el odio, se convierte en su razón de ser.  Una de las escenas que más sobrecogen es cuando es cuando Joaquín, el protagonista, convertido ya en un afamado médico, está a punto de dejar morir a su amigo, Abel. Se le pasa esa idea por la cabeza, y la piensa, y la medita... Y finalmente desiste de llevarla a cabo. ¿Por qué no lo deja morir al final? Porque sin su amigo, sin esa persona a quien envidia, a quien odia... ¿Qué sentido tendría su vida?

Son varias las perspectivas que nos ofrece la novela. Si por un lado tenemos un narrador gracias al cual conocemos a los personajes tal y como son, por otro, tenemos una estremecedora confesión que el propio Joaquín realiza para su hija. Para que ésta la lea cuando él haya ya muerto. Y si por las palabras de Joaquín, Abel se nos muestra como una persona que lo traicionó, porque le robó siempre los momentos de gloria, porque incluso le arrebató a la mujer que él amaba; por las palabras del narrador Abel se nos muestra como un hombre normal, que sólo ha tenido un poco de suerte en la vida. Que sabe caer simpático, que tiene cierto talento como artista y que prefiere quedarse con lo bueno que le ofrece la vida. En él no hay espacio para sentimientos negativos.

Si en el amor Joaquín no pudo triunfar, querrá hacerlo en su carrera. Pero su odio es tal, su envidia es tanta, que le impide concentrarse adecuadamente. En mientras, Abel va consagrándose como artista. Y esto sólo hace crecer su envidia.

Se casará Joaquín con Antonia, no por amor, sino buscando una forma de curarse, de desprenderse del defecto tan amargo que le está consumiendo. Y aunque llegará a quererla, no podrá el amor de Antonia curarle. Hay tanto odio en él que vence al amor. Incluso cree que la vida se pone en su contra cuando nace su hija. Y es que él quería un hijo, que perpetuara su nombre. Porque Abel, su amigo, su rival, si ha conseguido ese hijo.

Y sus hijos crecerán. Y la envidia de Joaquin también. Y logrará hacerse con el afecto de Abelín, el hijo de su amigo. Y conseguirá que éste se case con su hija. Y tendrá un nieto. Un nieto que se convertirá en otro razón más para odiar a Abel. Porque preferírá antes a su abuelo Abel, más cariñoso, más tierno, más despreocupado, que le regala sus dibujos... 

Caín y Abel por Tiziano
Y del final, como siempre, no voy a hablar. Que no me gusta arrebatarle esa sorpresa a nadie. Sólo adelanto que es un final muy simbólico, como simbólica es toda la novela. El mito cainita que tanto le gusta a Unamuno también hace aquí acto de presencia. No sólo hace referencia al mito bíblico, sino también a otro libro que no conocía, pero que intentaré buscar, el Caín de Lord Byron. Esta lectura afecta mucho al protagonista. Y a través de él Unamuno parece querer plasmar sus pensamientos sobre esta figura, sobre Caín. Hay como un intento de querer justificar su acción. Y es que Abel también tiene su parte de culpa. Caín no le hubiera matado si Abel no hubiera sido siempre el favorecido, al que todo le sale bien, el que siempre tiene el beneplácito de Dios. Y presume de ello.

Un libro muy recomendable, una revisión de la vieja historia de Caín y Abel, corta, pero intensa, y con una gran carga dramática. Un libro muy fácil de leer, que te seduce desde las primeras páginas y que no puedes soltarlo hasta acabarlo.

Foto: http://www.backtoclassics.com/images/pics/vecelliotiziano/vecelliotiziano_cainandabel.jpg

22 comentarios:

Luis Miguel Morales Peinado dijo...

De nuevo, ¡enhorabuena por la reseña, Margari!¡La envidia! Bueno, yo creo que entre estos blogueros esa palabra está desechada, ¿verdad? Y en todo caso sería esa que se llama sana la que circularía entre los blogs.
¡Besazos!

Meg dijo...

Qué buena la reseña!! Pues me lo anoto, porque para el reto me falta por decidir uno...

Un beso!!

Marga Ramon dijo...

Muy buena la reseña. No conocía este libro de Unamuno. Ya tengo más o menos decidido los libros que leeré para el reto, pero me has dejado con dudas. No lo descarto.
Besos

KONCHA MORALES dijo...

Una reseña estupenda para recomendar a un clásico. Tengo otros libros en espera de ser leídos, así pues este tendrá que aguardar un poquito. Bsazo, Margari!

littleEmily dijo...

Lo cierto es que no recordaba ninguna obra de Unamuno así que ha sido un descubrimiento. En ocasiones la forma en la que lo has contado me recordaba a Cumbres borrascosas (especialmente, la historia con el hijo).
Besitos.

Pablo dijo...

Se ve muy interesante, nunca he leído nada de Unamuno. Me han recomendado mucho el libro Niebla.
Un abrazo.

Tatty dijo...

No conocía este libro y el arguemento parece bastante interesante, no sé si he leído alguna vez algún libro de Unamuno, quizás en el insti pero no lo recuerdo
un beso!

Anónimo dijo...

¡Muy buena la exposición! Mientras iba leyendo he pensado: "parece que estamos ante una novela profunda", y "¿tiene algo que ver con la Biblia?". Al final, lo aclaras y he podido comprobar que no me he equivocado.

Jota dijo...

Me encanta este libro, y tu reseña es maravillosa, me encanta el punto que le das a todas tus reseñas, La Envidia es la lacra de la sociedad, y es tan contagiosa, que no respeta lazos de sangre.
Un abrazo y feliz finde.

Rosana Martí dijo...

Este libro es un de mi época estudiantil de literatura, muy recomendable además de fácil lectura.

Un beso mi querida Margari, pasa un lindo fin de semana.

LA VIEJA ENCINA dijo...

Por culpa de la envidia hay muchas personas desgraciadas en el mundo y en pueblos como el mio más. Tu reseña fantastica, creo que la proxima vez que vaya a la biblio voy a sacarlo, me ha encantado. Besos

mientrasleo dijo...

Te sales Margari, por la reseña y por el rescate de este grandísimo libro.
Me encantó!
Besos

samarkanda dijo...

Me gusta la reseña que has hecho, tanto que me ha dado por mirar a ver si tenía el libro por casa para leerlo pero está. Me lo apunto para cogerlo en la biblioteca, si lo tienen.
Musus.

Dolores dijo...

Bien, entre tanta novedad que gustazo ver de vez en cuando un clásico. Enhorabuena.

Un beso. Dolores

Talismán Dreams dijo...

No he leído nada de Unamuno, pero por lo que cuentas éste no es mala opción.

Gracias por la reseña guapa! Un besito!

Carm9n dijo...

Me lo leí hace años y encantada estoy de recordarlo. Yo este año, aunque no me he unido al reto, me leeré Niebla...
Besos,

Shorby dijo...

Pues no lo he leído!!!
Me lo apunto, que la trama me parece muy interesante =)

Besotes

Margari dijo...

Román, gracias!!! Sí, yo creo que también es muy sana la que circula por los blogs.

Meg, me alegra haberte dado una sugerencia para el reto. Espero que te guste.

Margaramon, gracias! Yo lo conocía de antes, pero no lo había leído. Y desde luego me ha gustado mucho. Pero con Unamuno yo creo que con cualquier obra se acierta. Estaré pendiente de tus reseñas, que aún estoy indecisa con el resto de libros que leeré para el reto.

Koncha, gracias! Pues nada, en la lista de espera. Ya me contarás si te gusta, que espero que sí.

LittleEmily, pues ahora que lo comentas, sí un poquito a Cumbres borrascosas en ese aspecto sí que recuerda. Pero sólo un poquito. Me alegra haberte descubierto esta novela.

Pablo, me ha gustado mucho este libro, pero desde luego mi favorito del autor sigue siendo Niebla, una gran novela.

Tatty, tienes que estrenarte con este autor, que sus novelas no dejan nada indiferente.

Offuscatio, sí, mucho tiene que ver con la Biblia, como tantas otras obras de Unamuno. Y si algo se caracteriza las novelas de este autor es por su profundidad. No son tramas ligeras las que aborda.

Jota, ¡muchas gracias por tus palabras! Un gran libro que acabo de descubrir y del que se puede decir muchas cosas. Y sí, hasta en la familia existe este defecto.

Rosana, si que es de fácil lectura. Y chiquitito, así que se lee en un periquete.

La vieja Encina, ¡muchas gracias! Espero que te guste. Ya nos contarás. Y ojalá la envidia no existiera, que muchos problemas se arreglarían.

Mientrasleo, ¡Muchas gracias a ti también! Y sí, un gran libro. Aún me faltan muchas obras de Unamuno por descubrir, pero las que he leído hasta ahora son grandísimas novelas.

Mafaldas, espero que tengas suerte en la biblio. Me alegra haberte animado. ¡Y muchas gracias por tus palabras!

Dolores, nunca debemos olvidar los clásicos, que hay muchos libros que aún no hemos leído. ¡Gracias!

Talisman, si te animas espero que te guste.

Carmen, yo lo acabo de descubrir y es un libro magnífico. Y Niebla es una auténtica maravilla. Seguro que te encanta.

Shorby, ya nos contarás. Sólo espero que te guste...

Besotes!!!

María dijo...

¡Margari! Este libro no lo he leído. La verdad que a veces me considero una inculta de la literatura :S
¡Muchos besos!

Margari dijo...

María, que yo también tengo muchos clásicos sin leer... Que yo creo que a todos nos falta siempre, no uno, sino muchos clásicos... Y no por eso se es una inculta de la literatura. Es que no hay tiempo para abarcarlo todo. Sí te digo que éste es muy cortito y se lee en un suspiro. Si te ha llamado la atención...
Besotes!!!

Unknown dijo...

Estoy haciendo un trabajo sobre este libro y he encontrado está página.
Tu información me ha sido muy útil. ¡Gracias!

Margari dijo...

Me alegra haberte ayudado Blanca. ¡Gracias por comentar! Espero que te salga bien el trabajo!

Besotes!!!