viernes, 30 de septiembre de 2016

Seda de Alessandro Baricco

Seda
Alessandro Baricco
Trad: Xavier González y Carlos Gumpert
Anagrama, 1996
 Alessandro Baricco presentaba la edición italiana de Seda que tuvo un éxito extraordinario en su país, con estas palabras: Ésta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Ésta es una historia. Empieza con hombre que atraviesa el mundo, y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos, y dolores, que se sabe muy bien lo que son, pero que no tienen un nombre exacto que los designe. Y, en todo caso, es nombre no es amor. (Esto es algo muy antiguo. Cuando no se tiene un nombre para decir las cosas, entonces se utilizan historias. Así funciona. Desde hace siglos).
iglos).
Todas las historias tienen una música propia. Ésta es una música blanca- Es importante decirlo porque la música blanca es una música extraña, a veces te desconcierta: se ejecuta suavemente y se baila lentamente. Cuando la ejecutan bien como oír el silencio y a los que la bailan estupendamente se les mira y parecen inmóviles. La música blanca es algo rematadamente difícil.
No hay mucho más que añadir. Quizá lo mejor sea aclarar que se trata de una historia decimonónica: lo justo para que nadie se espere aviones, lavadoras o psicoanalistas. Quizá en otra ocasión.

- ¿Te ha gustado esta novela? 
- Pues no lo sé...

- ¿Y eso?
- No sé. Quizás esperaba más de esta novela. O mejor dicho, esperaba otra historia. Me había hecho ya una idea y no ha resultado lo que esperaba.

- ¿Te ha resultado difícil de leer?
- Precisamente eso no. Es un libro flaquito, de poco más de cien páginas, y con capítulos a veces muy cortos, de tan solo un párrafo. Así que he leído el libro casi de un tirón. Quizás también me haya equivocado al hacerlo así. Creo que este libro es de los que hay que leer pausadamente, sin prisas, para captar bien el sentido de todo.

- ¿Por qué?
- Porque creo que me he perdido algo. Que no he llegado a captar la esencia de la historia. Que no he llegado a captar detalles que seguramente me darían otra interpretación de la novela.

- Entonces, ¿no la has comprendido?
- No, creo que no. El viaje a Japón del protagonista, Hervé Joncour, nos hace ver este país con sus ojos y de este modo el autor logra acentuar el contraste entre ambas culturas. Pero además de eso, este viaje a Japón me parece que también es un viaje interior por parte del protagonista. Es un viaje que le permite conocerse más a sí mismo. Y el amor... También está presente en la novela. Hervé Joncour está casado. Tiene una vida ya hecha, sencilla y feliz. No parece que nada vaya a alterar esto hasta que en Japón conozca a una mujer. Pero... ¿realmente es amor lo que siente? ¿O es solo deseo? Me quedo con la duda. Eso sí, estas páginas están llenas de una sensualidad, de una elegancia, de una belleza, que resulta imposible dejar de leer. 

- Aun así, no sabes si te ha gustado...
- No. Me ha dejado a medias. Me ha gustado el estilo, su forma de contar, su forma de ir seduciéndote con el lirismo de su prosa... Pero no sé si he llegado a entender la historia. No sé si es que ha dejado mucho a la imaginación del lector o que yo me he perdido y no llego a encontrar el verdadero sentido a esta novela. 

- ¿Recomendarías su lectura? 
- Sí. Aunque me haya dejado indecisa, merece la pena su lectura. Creo que es de las que nunca dejan indiferente. 

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Con los ojos de una niña de doce años de Janina Hescheles


Con los ojos de una niña de doce años
Janina Hescheles
Trad. Guillem Calaforra
Hermida Editores,  2014
Con sólo doce años, Janina Hescheles fue rescatada en 1943 del campo de concentración “Janowski” de Lviv (Lwów, Lemberg, Lemberik) en la Galitzia oriental, entonces perteneciente a Polonia, por un grupo de la Resistencia judía. Allí vivió un infierno de muerte y persecución, desde la entrada de los alemanes el 30 de junio de 1941 hasta octubre de 1943, unos pocos días antes de que el campo fuese liquidado. El Holocausto redujo su infancia a un abismo del que escapó gracias a su madurez intelectual. Ya a salvo, en un hogar clandestino de Cracovia, recibió una libreta y un lápiz para que escribiese sus vivencias en el gueto y en el campo de concentración de Lviv, donde asesinaron a toda su familia.
Estas memorias son un testimonio histórico único en varios sentidos. En sus páginas aparecen todos los elementos característicos del universo concentracionario: organización, gestión y burocracia del campo, chantajismo, crueldad, criminalidad, clandestinidad, asesinatos. Pero, además, son las vivencias personales de una niña de diez años que, tras ser arrancada de los brazos de su madre, vio destruido de golpe el mundo imaginativo, esperanzador e inconsciente de la infancia. Janina fue arrojada violentamente a la vida adulta desde el momento en que su madre le explicó que debía alejarse de ella para escapar y sobrevivir, permitiendo así que ella, una mujer judía más, condenada por los verdugos nazis, se suicidase con el veneno que siempre llevaba en el bolsillo y que la liberaría de una muerte dolorosa y humillante. Janina huyó de todas partes, hasta que por fin pudo ser liberada de su cautiverio, obsequiando a la humanidad con su testimonio, inédito hasta ahora en castellano.

Duele. Duele la lectura de este libro. Duele conocer a Janina. Porque sabes que ella existió. Que no es ningún personaje ficticio. Que es real. Y que con tan solo doce años fue no solo testigo sino también víctima del horror nazi. Con tan solo doce años... 

Es ella quien nos narra cómo era vivir en un campo de concentración. Y lo hace siendo aún una niña. Y tal cual está el texto, sin ningún retoque posterior, sin ningún adorno. El texto está tal y como ella lo escribió. Con sus errores gramaticales, con el vocabulario limitado de una niña de doce años. Con una sencillez absoluta, sin recrearse ni regodearse en el dolor, porque no hace falta. Porque ya nos duele. Duele cada palabra de Janina, cada frase, cada imagen que nos relata... Nos duele una infancia perdida, nos duele ver a una niña en medio de tanta crueldad, de tanto horror. Y es imposible no preguntarnos "por qué". Aunque sabemos que ninguna respuesta nos va a convencer. Porque no hay nada que justifique tanto horror. Solo hay un sentimiento de impotencia, de rabia, de tristeza..

Lectura absolutamente recomendable si os gusta leer sobre esta temática.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Estos días leo...#31

Ayer justo terminé La sonata del silencio, un libro que me ha gustado, pero no tanto como esperaba. ¡Qué malas son las expectativas!  Esta semana continuaré con Las normas de la casa de Jodi Picoult. 
 Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo quelos demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger ?no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad? se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo. Las normas de la casa es una sorprendente historia a cinco voces que gira alrededor de dos personajes inolvidables: Emma, que representa el amor y la lucha materna e incondicional, y Jacob, una persona única y especial a la que la sociedad y el sistema no saben comprender. La trama, orquestada por una de las autoras más leídas en el mundo: «Inteligente», «hechizante», «profunda», dibuja una novela negra con argumento judicial, humor y una desbordante profundidad psicológica. Jacob es culpable de decir cosas inapropiadas, es culpable de sacar de sus casillas a su hermano Theo; es culpable de todas aquellas cosas extrañas para la gente que no comprende lo que es vivir con el síndrome de Asperger. Jacob Hunt es diferente.Pero ¿es culpable de asesinato?
Y en la biblioteca me topé con este libro y no me pude resistir a él. Que ya es hora de que me estrene con el autor. 
 
 El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada.

Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica, por lo que los periodistas se apresuran a darle un sobrenombre: «El Novelista». Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contra el reloj.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

domingo, 25 de septiembre de 2016

Y vengan sorteos!!!





Cristales rotos  nos tienta con dos atractivos libros.
Bases: aquí.
Plazo: Hasta el 30 de septiembre







El despertar de un libro celebra con un magnífico sorteo su tercer aniversario.
Bases: aquí.
Plazo: Hasta el 10 de octubre


¡¡¡Mucha suerte!!!

viernes, 23 de septiembre de 2016

Este es un libro sobre amor de Paula Gicovate

Este es un libro sobre amor
Paula Gicovate
Maresia Libros, 2016

Ella - que nunca será mujer de un solo hombre - narra diversos episodios de su relación
con cuatro hombes de distintas personalidades y actitudes ante el amor:
''Aquel que podía haber sido'' (pero que no quiso enamorarse); ''Aquel que no hablaba''
(porque era incapaz de expresar lo que sentía); ''Aquel que nunca me perdonó''
(cuyo amor, inmenso, nunca fue suficiente); y ''Aquel que me confinó en su castillo''
(y la ahogó en la rutina). Un ajuste de cuentas, en definitiva, con el dolor de la pérdida,
pues todo fin de una pasión conlleva volver una y otra vez al pasado compartido para
rescatar del naufragio algún rescoldo del antiguo fuego que salvaguarde
la aurora de otros amores por venir.
No engaña su título. Porque éste es un libro que habla del amor, en todos sus matices. Sin idealizarlo en ningún momento. Del amor real, con sus cosas buenas y con sus cosas, no tan buenas. Pero amor, al fin y al cabo. 

¿Y qué hace la autora? Elige hablarnos a través de una narradora, que no tiene nombre. Que se refugia en el anonimato para desnudarse ante nosotr@s. Y nos habla de todas las relaciones que ha mantenido en su vida hasta ese momento. Son cuatro. Cuatro relaciones fallidas. Con cuatro hombres, también sin nombre. Está visto que aquí los nombres no importan. Así, se refiere a ellos como "aquel que podría haber sido", "aquel que no hablaba", "aquel que nunca me perdonó" y "aquel que me confinó en su castillo". Cuatro descripciones sugerentes y evocadoras que son una clara muestra de la calidad de su prosa. Una prosa poética, que te sugiere, que te envuelve, que te seduce...
Fuiste el gran amor que nunca tuve, la gran pasión que nunca viví, la fuga de esta ciudad que nunca sucedió, las palabras que escribí tantas veces durante la noche, mi mano bajo la sábana con los ojos cerrados murmurando tu nombre, mi esperanza y mi desgracia. Eres mi amor eterno, el que va a durar para siempre, porque no me quisiste cuando, tímidamente (pero lo suficiente para hacerte entender), te ofrecí mi mundo. Y gracias por eso. No haberme querido me salvló la vida. Y te convirtió en mi amor imposible, de aquellos que duran para siempre.

No esperéis encontrarnos con cuatro historias de amor con su inicio, nudo y desenlace, porque no es eso lo que vamos a encontrar. Lo que hallamos son todos los sentimientos por los que atraviesa la narradora en cada una de sus relaciones. Todas diferentes, porque se quiere diferente. Pero en todas hay amor. Y crecimiento. Porque con cada relación se crece, se aprende, se madura. Porque no se arrepiente de ninguna de sus relaciones, porque todas le han aportado algo. Porque el amor ha sido la base de todas ellas. Y por eso, sigue buscando el amor en su vida. No ese amor ideal de los cuentos de hadas, sino el real, el terrenal, el de todos los días, con sus alegrías y sus imperfecciones. 
La libertad de amar solo a una persona, de querer a una persona, de mirar a una sola persona, de volverse a una sola persona. Absolutamente nada es más liberador que el amor.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El niño pájaro de Juan Manuel Peñate

El niño pájaro
Juan Manuel Peñate Rodríguez
Editorial Círculo Rojo, 2016
En "La última lectura" los integrantes de una hermandad secreta se reúnen una vez más en el acostumbrado punto de encuentro, ignorantes de lo que la noche les depara; el "Club Paradise" es un sitio especial al que no se puede ingresar si no es por invitación directa de alguien de dentro, sin embargo, lo insólito no radica en su emplazamiento, de por sí inconfesable, sino en los miembros que lo conforman; en una época de oscuridad y misterios, en mitad de un sangriento barrizal cubierto por centenares de cadáveres, una enigmática mujer de la que apenas se sabe da a luz un extraño bebé que no llora, aquel destinado a sacudir los cimientos de una era, aquel por cuya leyenda será recordado como "El niño pájaro"; en "¡Feliz no cumpleaños!" nos reencontraremos con personajes archiconocidos, aunque más allá de ese mundo onírico, tras las sombras, hasta qué punto los conocemos?; en "La gasolinera" una imprevista parada en el camino supondrá para alguien un soplo de aire fresco, pero también un antes y un después en la manera de contemplar su viaje interminable. Del autor de Al otro lado del cristal, nos llega su esperada segunda antología, nuevos e inolvidables relatos donde los amantes del suspense, la ciencia-ficción, la fantasía o el terror volverán a estar de enhorabuena.
Descubrí  a Juan Manuel Peñate con Al otro lado del cristal. Y me sorprendió su talento, no sólo para crear buenas historias, sino también para contarlas.  Cinco historias nos regala en esta antología y con todas ellas el autor vuelve a sorprenderme, con historias potentes, bien narradas, que te dejan enganchadas desde las primeras páginas y con finales inesperados, en la mayor parte de las ocasiones, que te dejan con la boca abierta. 

El punto fuerte de cada relato es su ambientación. Una ambientación que logra sin grandes adornos, con sencillez, sin excesos. Con las palabras justas y necesarias, logra que nos sintamos en ese mundo que él crea, nos metemos de lleno en las historias que cuenta. Y llegas a sentir el miedo, la ira, la tristeza, la decepción... 

En cuanto a los personajes, están perfectamente descritos. No le hace falta dar demasiados datos para que los conozcamos a la perfección y simpaticemos con ellos. Aunque a veces no estemos de acuerdo con sus actos. Pero logra que siempre estemos al lado de los protagonistas, hasta el final. Y en mi caso lo ha logrado hasta con la última historia, que es la que empecé con menos confianza, por pertenecer a un género, como es la ciencia ficción, que me cuesta.  Pero Juan Manuel ha logrado darle otra perspectiva, le ha dado un enfoque distinto y ha terminado convirtiéndose "La gasolinera" en mi relato favorito de todos. 

Sí, he disfrutado y mucho con cada una de las historias que forman esta antología. Cada una en su estilo, cada una en su género, pero todas son historias muy adictivas, que se leen en un suspiro y que dejan con ganas de empezar la siguiente para ver con que te va a sorprender ahora el autor.  Absolutamente recomendable, tanto para los amantes del relato como para los que no lo son.

 


lunes, 19 de septiembre de 2016

Estos días leo...#30 y algunos sorteos...

Esta semana sigo avanzando con La sonata del silencio de Paloma Sánchez-Garnica. 

Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.



Y comienzo con un libro que lleva ya tiempo esperando en mi estantería, Las normas de la casa de Jodi Picoult. 

 Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo quelos demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger ?no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad? se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo. Las normas de la casa es una sorprendente historia a cinco voces que gira alrededor de dos personajes inolvidables: Emma, que representa el amor y la lucha materna e incondicional, y Jacob, una persona única y especial a la que la sociedad y el sistema no saben comprender. La trama, orquestada por una de las autoras más leídas en el mundo: «Inteligente», «hechizante», «profunda», dibuja una novela negra con argumento judicial, humor y una desbordante profundidad psicológica. Jacob es culpable de decir cosas inapropiadas, es culpable de sacar de sus casillas a su hermano Theo; es culpable de todas aquellas cosas extrañas para la gente que no comprende lo que es vivir con el síndrome de Asperger. Jacob Hunt es diferente.Pero ¿es culpable de asesinato?

http://adivinaquienlee.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-de-una-buena-chica-de-mary-kubica.htmlTentador sorteo organiza Albanta en su blog Adivina quien lee. Un ejemplar de Una buena chica de Mary Kubica es el premio. Para conocer las bases pinchad en el banner.









http://huellalibrosicc.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-200-seguidores.htmlY otro atractivo sorteo es el que nos presenta Inés de La huella de los libros. Sortea un ejemplar de Los herederos de la tierra de Ildefonso Falcones. Pinchad en el banner para ir a las bases.









http://entremislibrosyo.blogspot.com.es/2016/09/sorteo-600-seguidores.htmlManuela de Entre mis libros y yo también está de sorteo. Y su premio también es muy tentador. El último libro de Stephen King,  Quien pierde paga. Pinchad en la imagen para conocer las bases.



¡¡¡Mucha suerte en los sorteos!!! Y una pregunta, que se me olvidaba... ¿Qué estáis leyendo?
 

domingo, 18 de septiembre de 2016

Y el ganador o ganadora es...

Ya es hora de saber a casa de quién se va el ejemplar de Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje, de Miguel Griot.¡Redoble de tambores!!!

video

¡Muchísimas felicidades!!! Envíame tus datos a mi correo, garita73@gmail.com.Y lo siento por los demás. Pero estad atentos al blog, que quizás prontito me anime con otro sorteo... ¡Gracias a tod@s por participar!

viernes, 16 de septiembre de 2016

Participantes Sorteo Sexto Aniversario


Los participantes del sorteo de Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje, de Miguel Griot son:







Si no hay problemas,  el domingo publicaré el resultado del sorteo. ¡ Gracias por participar y mucha suerte a tod@s!!!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Hijos de Atenea de Mercedes Pinto

Hijos de Atenea
Mercedes Pinto,
Amazon, 2014 

En la Angola de 1855 nace Bahati Pasolargo, un bosquimano educado en la sabana por un misionero jesuita heterodoxo. El legado de sabiduría recibido de su amado maestro durante la infancia lo convertirá en un nativo con una formación excepcional en el África austral. Sus conocimientos comenzarán a dar fruto en la travesía que hará como esclavo en 1870 en el último barco negrero que llegó a La Habana. En la bodega del buque, en la situación más hostil e inhumana imaginable, nacerá Ojosdeagua, un niño que desde su nacimiento será el eje de la existencia del joven san. Ya en Cuba, siendo parte de las posesiones de un amo singular, el vínculo afectivo entre el muchacho y el niño forjará el destino de ambos.
La vida de los dos protagonistas encarna un gran paso en nuestra historia. Ellos, como los últimos esclavos vendidos bajo la legalidad y convencidos de que el conocimiento es la llave de la libertad, cierran una puerta que nunca debió abrirse. Bahati y Ojosdeagua representan la lucha y la superación desde la perspectiva de la sabiduría. Son Hijos de Atenea.

"Esta es mi historia, la de un hombre nacido entre las gentes más parias del planeta y vendido a los esclavistas, que gracias a su suerte y curiosa e impar educación siempre se sintió libre."
Con esta frase comienza la novela. Y resume a la perfección el contenido de la misma. Una novela dura de leer, porque la vida de un esclavo es de todo menos fácil. Y nos dolerá tanta crueldad, nos dolerá tantas injusticias, nos dolerá tanto dolor... Imposible comprender cómo hay gente que disfruta haciendo daño, que disfruta haciendo sufrir, que comete una barbaridad tras otra sin el más mínimo signo de arrepentimiento. Y duele porque sabes que situaciones parecidas realmente sucedieron. 

¿Qué salvará a Bahati? El amor. Su amor por el conocimiento, por el saber, por la educación. Será el conocimiento lo que le salve de una vida que aún podría ser peor. Entre los esclavos casi será un privilegiado, porque gracias a su educación, no se verá obligado a realizar trabajos forzados.  

El amor está presente en toda la novela y en todas sus formas. Porque también se enamorará. Y también sufrirá por este amor. Porque el amor "aparece cuando menos te lo esperas y tiene el poder de convertir el sufrimiento en felicidad y la felicidad en sufrimiento". 

De nuevo, Mercedes Pinto consigue seducirme por completo con un personaje inolvidable, como es Bahati, un personaje tratado por ella con mucho mimo, con mucho cuidado. Un personaje al que nos presenta con sus virtudes, pero también con sus defectos. Por eso, aún le queremos más. 

Y también nos regala una historia que nos va a resultar muy dura de leer, pero al mismo tiempo, muy fácil. Porque nos va a resultar imposible abandonar a Bahati en su camino. Porque nos conquista con sus sed de conocimiento, con su sed de vida. Grandísima historia de superación la que nos ofrece Mercedes Pinto con Hijos de Atenea.


lunes, 12 de septiembre de 2016

Estos días leo...#29

Sigo con las mismas lecturas que la semana pasada, que hemos aprovechado el buen tiempo para aprovechar bien nuestra playita por la mañana y los paseitos por la tarde. Que mientras el tiempo nos deje, hay que aprovecharlo. Y septiembre ha empezado bien caluroso. Parece que esta semana nos va a dar un respiro...



Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.




Imbuida de un claro componente autobiográfico, Suite francesa se inicia en París los días previos a la invasión alemana, en un clima de incertidumbre e incredulidad. Enseguida, tras las primeras bombas, miles de familias se lanzan a las carreteras en coche, en bicicleta o a pie. Némirovsky dibuja con precisión las escenas, unas conmovedoras y otras grotescas, que se suceden en el camino: ricos burgueses angustiados, amantes abandonadas, ancianos olvidados en el viaje, los bombardeos sobre la población indefensa, las artimañas para conseguir agua, comida y gasolina. A medida que los alemanes van tomando posesión del país, se vislumbra un desmoronamiento del orden social imperante y el nacimiento de una nueva época.
La presencia de los invasores despertará odios, pero también historias de amor clandestinas y públicas muestras de colaboracionismo. Concebida como una composición en cinco partes —de las cuales la autora sólo alcanzó a escribir dos— Suite francesa combina un retrato intimista de la burguesía ilustrada con una visión implacable de la sociedad francesa durante la ocupación. Con lucidez, pero también con un desasosiego notablemente exento de sentimentalismo, Némirovsky muestra el fiel reflejo de una sociedad que ha perdido su rumbo. El tono realista y distante de Némirovsky le permite componer una radiografía fiel del país que la ha abandonado a su suerte y la ha arrojado en manos de sus verdugos. Estamos pues ante un testimonio profundo y conmovedor de la condición humana, escrito sin la facilidad de la distancia ni la perspectiva del tiempo, por alguien que no llegó a conocer siquiera el final del cataclismo que le tocó vivir.
He añadido una lectura más. Que en el móvil he empezado a leer la última novela de Antonio Lagares. Y me está dando un "yuyu..."

¿Estás dispuesto a combatir contra tus propios miedos?
¿A iniciar esta arriesgada lectura?
Él lo hizo, y ahora está muerto…
Da rienda suelta a tu curiosidad, sé valiente, pasa y,
Póstrate ante un nuevo género literario.
Lector: ante ti se alzará el «PSICOTERROR».


Tú y tus pasos, la agonía, una sombra… la noche. Buscas algo a lo que aferrar tus miedos; un remedio que cure ese pánico que te anquilosa, ralentiza hasta convertir en una víctima sumisa.
Entre la oscuridad, una figura te acecha. «¿Voy a morir?», te preguntas. Contra el suelo, la sangre golpea como esa maldita mecedora la pared de aquel piso vacío. El sonido al abandonar tus venas evoca en ti la garganta del amor de tu vida, abierta en canal; tú mismo la cercenaste. «¿Voy a morir?», insistes en preguntar. «Nunca debí leer aquel manuscrito», lamentas; es tarde ya para lamentaciones. Lo aprietas con fuerza y empapas de rojo carmesí. El fin se acerca, lo notas. «Voy a morir».
Cuando el deseo y el ansia por dejar de respirar te engulle, aparece ella. Sonriente se presenta ante ti la mujer de negro y pelo plateado; no viene sola.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 9 de septiembre de 2016

La última llamada de Empar Fernández

La última llamada
Empar Fernández
Editorial Versátil, 2015
Noemí Monteagudo salió una noche para celebrar el fin de curso, pero nunca regresó a casa. Antes de desaparecer realizó una última llamada que su padre no atendió. Tres años después su familia ha perdido toda esperanza: su madre sobrevive a base de ansiolíticos, su padre aplaca la culpabilidad con la ayuda cómplice del alcohol y solo su hermana, Yolanda, es capaz de rescatar algo de cordura para seguir adelante.
Todo cambia cuando Julio, el padre de Noemí, descubre en un show de televisión a una vidente que asegura entrar en contacto con el más allá.
Mientras Julio se deja arrastrar por las palabras de la enigmática mujer; Yolanda se propone desenmascarar a la poderosa médium. Pero los secretos mejor guardados acaban por aflorar y casi nada es lo que parece.
Rosa Ribas dice de esta novela: "Una obra profundamente humana, en la que Empar Fernández logra diseccionar los efectos destructivos del sentimiento de culpa sin que perdamos la empatía por quien se ve arrastrado por ellos." Totalmente de acuerdo. Porque resulta imposible leer esta novela y no conectar con el dolor de cada personaje, aunque cada uno tiene su modo de afrontar la pérdida. Llegamos a comprender a cada personaje, a sentir su miedo, su tristeza, su lamento, su culpa... Porque no podemos evitar pensar en qué haríamos nosotros si nos pasara algo similar. 

Pero lo peor es la ignorancia. No saber aún qué pasó realmente, no saber si sigue viva... No poder cerrar ese capítulo de una vez. Vivir con la esperanza; vivir con el pesimismo, aumentando por cada día que pasa. No saber qué hacer, sentirte culpable por aún seguir vivo...

Es increíble como la autora consigue transmitir todo esto. Y lo hace de una forma sencilla, clara, sin apenas adornos. Los sentimientos de los personajes son los absolutos protagonistas de la novela, sobre todo del padre, Julio, a quien los remordimientos no le dejan vivir. Porque se siente culpable por lo que ocurrió. Porque podría haber hablado con su hija esa fatídica noche, pero estaba tan cansado que no cogió la llamada. Y esa temible pregunta de "¿y si...?" surge en su cabeza día tras día. Y por eso sigue buscando; por eso sigue teniendo un poquito de esperanza; por eso sigue buscando una respuesta. 

La madre, en cambio, prácticamente, ha renunciado a la vida. De ser una persona llena de vitalidad y optimismo, la pérdida le ha convertido casi en una zombie, que deambula por la casa, sin que nada le importe. Siempre atiborrada de pastillas, para no sufrir, para no pensar mucho. 

Nos queda la hermana, Yolanda, a la que le duele la desaparición de Noemí. Pero ella no se hunde. Porque hay que seguir viviendo. Por eso, le duele ver a su padre, desesperado, obsesionado por descubrir lo que realmente pasó, ignorándola a ella, que está viva. Por eso le duele la situación de su madre, quien ha perdido todo aliciente para vivir. Porque ella sigue ahí. Y los necesita. A los dos.  

También hay mucha crítica en esta novela. Crítica a la situación actual, con los desahucios, el paro, los trabajos precarios... Y, sobre todo, hay mucha crítica contra todos aquellos que se aprovechan del sufrimiento, del dolor ajeno, para lucrarse. Aquí está representado por una medium que pone en contacto a la gente con sus seres perdidos. Ella es la última esperanza a la que se aferra Julio para conocer la verdad. Y cuando su hija Yolanda se entere, hará todo lo posible por quitarle la venda de los ojos a su padre y que se dé cuenta de toda la verdad. Que sólo es una víctima más de un negocio muy bien preparado que se aprovecha de gente desesperada como él. Aquí es cuando el ritmo de la historia se rompe un poco. Porque dejaremos a un lado la historia de Julio, su mujer y su hija para conocer la historia de Samantha, la medium. Para saber por qué hace lo que hace. Y conocemos su vida, una vida que tampoco fue fácil. 

La última llamada es una novela dura, muy dura, que duele, que remueve, que nos deja con mal cuerpo durante unos días. Y que me ha descubierto a una autora a la que le pienso seguir la pista muy de cerca.


 

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Un cuento oscuro de Naomi Novik

Un cuento oscuro
Naomi Novik
Traductor: Julio Hermoso
Planeta, 2016 
Agnieszka tiene un don: es capaz de romper, manchar o perder cualquier cosa que lleve puesta en cuestión de segundos. Vive en el valle con su familia y es feliz en su pequeño y asilvestrado hogar. Pero la maligna y retorcida presencia del Bosque se cierne desde hace años sobre todos ellos. Para protegerse, el pueblo confía en el poder de un misterioso mago conocido como el Dragón, el único capaz de controlar con su magia el poder del Bosque. A cambio de protección, pide una sola cosa: cada diez años podrá escoger a una chica y se la llevará a su torre, un destino casi tan terrible como caer presa del Bosque. El día de la elección se acerca y Agnieszka tiene miedo. Sabe —de hecho todo el mundo sabe— que el Dragón escogerá a Kasia, la más bonita, la más valiente de todas las aspirantes. Y, también, la mejor amiga de Agnieszka. Pero cuando el Dragón llega, para sorpresa de todos, no es a Kasia a quien señala…

A veces un libro te llama. Y te llama de una manera que es imposible no hacerle caso. Aunque no esté entre tus prioridades. Ha sido el caso de Un cuento oscuro, un libro que no me planteaba leer pero que pasó por mi lado en las manos de la bibliotecaria cuando iba a ponerlo de vuelta en la estantería. Y me resistí. Que conste. Que pensaba en mis pobres libros pendientes. Pero este cuento es mágico... Me llamaba, me siseaba, me obligó a pasar por su pasillo y a detener mi mirada nuevamente en él. Y claro... ¿Cómo iba a resistirme a su hechizo?

Y me ha gustado meterme en ese mundo fantástico que Naomi Novik crea. Un mundo fantástico pero que logra hacerlo creíble, logra meternos en él, y logra que sintamos el miedo de los protagonistas cuando creen que lo van a perder todo, que ese mundo en el que ellos viven va a desaparecer. Este es el punto fuerte de la novela: su magnífica ambientación. Esto es lo que hace que sigamos leyendo y leyendo hasta el final. 

Porque la novela tiene sus peros. Por un lado, son demasiadas las descripciones que da. Sobre todo a la hora de recrear ese mundo mágico en el que se desarrolla la historia. Y a veces incluso hasta repetitivas. No deja nada al azar. Son tantas las descripciones que interrumpe en muchas ocasiones el ritmo de la historia. Apenas hace uso del diálogo, una de las mejores formas de conocer a un personaje. Así, estos carecen de algo de fuerza, se quedan un tanto desdibujados, aunque no por esta razón dejan de gustarnos. Y esta ausencia de diálogo hace que la relación de amor que introduce la autora nos resulte un tanto forzada. No percibimos química entre los protagonistas. No termina de ser una relación creíble. 

A Un cuento oscuro le sobran páginas para ser una novela perfecta. Tiene un inicio muy bueno, que nos recuerda a muchos de los cuentos clásicos que todos conocemos. Y una buen desarrollo de la historia y un mejor final. Sólo que su ritmo  se ve interrumpido en muchas ocasiones por descripciones que la autora podría haberse ahorrado. Sin embargo, sólo por pasar unas horas en ese impecable mundo mágico que Naomi Novik ha creado, merece mucho la pena su lectura.

martes, 6 de septiembre de 2016

Ración de sorteos!!!!!!

Perdida entre mis libros celebra sus doscientos seguidores con un gran sorteo.
Bases: Aquí.
Plazo: Hasta el 19 de septiembre





Cristales rotos celebra sus cuatro años de vida también con otro fantástico sorteo.
Bases: Aquí.
Plazo: Hasta el 30 de septiembre 





Entre mis libros y yo celebra su cuarto aniversario por todo lo alto.
Bases:  Aquí
Plazo: Hasta el 17 de septiembre 









El búho entre libros y Leyendo en el bus sortean en cada blog un pack de la serie Bergman.
Bases: Aquí y aquí..
Plazo: Hasta el 29 de septiembre

¡¡¡Mucha suerte a tod@s!!!







lunes, 5 de septiembre de 2016

Estos días leo...#28

Estos días estoy empezando estas dos novelas:

Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.




Imbuida de un claro componente autobiográfico, Suite francesa se inicia en París los días previos a la invasión alemana, en un clima de incertidumbre e incredulidad. Enseguida, tras las primeras bombas, miles de familias se lanzan a las carreteras en coche, en bicicleta o a pie. Némirovsky dibuja con precisión las escenas, unas conmovedoras y otras grotescas, que se suceden en el camino: ricos burgueses angustiados, amantes abandonadas, ancianos olvidados en el viaje, los bombardeos sobre la población indefensa, las artimañas para conseguir agua, comida y gasolina. A medida que los alemanes van tomando posesión del país, se vislumbra un desmoronamiento del orden social imperante y el nacimiento de una nueva época.
La presencia de los invasores despertará odios, pero también historias de amor clandestinas y públicas muestras de colaboracionismo. Concebida como una composición en cinco partes —de las cuales la autora sólo alcanzó a escribir dos— Suite francesa combina un retrato intimista de la burguesía ilustrada con una visión implacable de la sociedad francesa durante la ocupación. Con lucidez, pero también con un desasosiego notablemente exento de sentimentalismo, Némirovsky muestra el fiel reflejo de una sociedad que ha perdido su rumbo. El tono realista y distante de Némirovsky le permite componer una radiografía fiel del país que la ha abandonado a su suerte y la ha arrojado en manos de sus verdugos. Estamos pues ante un testimonio profundo y conmovedor de la condición humana, escrito sin la facilidad de la distancia ni la perspectiva del tiempo, por alguien que no llegó a conocer siquiera el final del cataclismo que le tocó vivir.

Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo?

viernes, 2 de septiembre de 2016

Regresando y repasando agosto

Aquí estamos de nuevo. Con las pilas bien cargadas que en agosto he descansado y mucho. Esta desconexión me ha venido muy bien y aunque no me haya podido ir de vacaciones, sí  que he disfrutado mucho de lo que mi tierra me ofrece. Que no es poco. Mucha playa, muchas noches de paseos con la familia, con los amigos... Y alguna que otra visita cultural de sitios que aún no conocía y mira que los tengo cerquita.  Y como el calor sigue instalado, no sé si aún recuperaré el ritmo, que hay que aprovechar este buen tiempo y disfrutarlo. Pero ya me apetecía volver por aquí y dar mis paseitos por vuestras casas. Que os echaba de menos.

Y empezamos el repaso del mes. No han sido mucho los libros que me han acompañado, pero han resultado todos una muy buena compañía.



También he tenido tiempo para las series. Por fin pude ver la última temporada de Juego de tronos. ¡Qué ganas le tenía! Y cómo la he disfrutado!!! Y después de muchas recomendaciones he empezado a ver Boardwalk Empire. Me falta poco para terminar la primera temporada y me tiene enganchada. Ambientación de diez. Y me ha enganchado también Lucifer y sigo viendo Supergirl junto a mi hija, que le encanta esta serie. 


En cuanto a pelis, me han resultado todas las que he visto bastante entretenidas, incluso Deadpool, una peli que no sé por qué, no terminaba de llamarme pero que he terminado finalmente viendo y me ha gustado. Y no soy fan de Star Trek, pero sí mi marido, así que hay que ir al cine. Cumple con lo que se esperan de este tipo de pelis. De Zipi y Zape no sabía qué esperar y nos resultó muy entretenida. Y El cazador y la reina de hielo, segunda parte de la saga de Blancanieves... Imposible que no te recuerde a Frozen. Típica peli de aventuras para pasar el rato.


Y ya termina este repaso. Pero como siempre, me gusta acabarlo con una canción. Y hoy os dejo con una de las que más he escuchado este año.


Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?