viernes, 13 de enero de 2017

Estaciones de paso de Almudena Grandes

Estaciones de paso
Almudena Grandes,
Tusquets Editores, 2005
Tal vez las verdaderas experiencias emocionales, las que nunca se olvidan, sean las que se producen en la adolescencia, ese territorio quebradizo en el que uno se asoma por primera vez a la vida adulta. Estaciones de paso recoge cinco historias de adolescentes abocados a vivir circunstancias que les sobrepasan, pero que, sin sospecharlo, acabarán forjándoles como adultos. Son historias de determinación y coraje, de conflicto con el entorno familiar, pero también de amor, de educación sentimental y de formación de la conciencia. Como el muchacho de «Demostración de la existencia de Dios», que mediante el relato ingenuo de un partido de fútbol narra su tragedia. O la joven que en «Tabaco y negro» se siente heredera de un don y de un oficio legendarios. O Carlos, que evoca en «El capitán de la fila india» las vacaciones que vieron nacer su compromiso político. O Maite, que en «Receta de verano» cocina su confusión interior mientras cuida de un padre inválido. O Tomás, que en «Mozart, y Brahms, y Corelli» consigue seducir a una mujer tan bella que era pura música. En Estaciones de paso, Almudena Grandes ofrece una galería inolvidable de jóvenes, aturdidos y desorientados, pero empeñados en salir adelante, magistralmente retratados aquí a partir de pretextos tan dispares como el fútbol, los toros, la política, la cocina o la música...

En Estaciones de paso nos encontramos con cinco relatos en los que todos sus protagonistas son jóvenes que están ya dando sus primeros pasos en la vida adulta. Que están ya abandonando definitivamente su infancia. Que están dejando atrás ya la inocencia para enfrentarse a la cruda realidad. Una realidad que no es ese país de cuentos que parecía mientras eran niños. Una realidad que les pone continuamente obstáculos. Que tendrán que aprender a saltar. Y tendrán también que aprender a caer. Y a levantarse de nuevo. Abandonar definitivamente ese refugio, ese mundo idílico de los niños y enfrentarse a la realidad, te guste o no.

Y los protagonistas de cada relato son los que tienen la palabra. Son sus pensamientos los que ocupan gran parte de la narración. Sus reflexiones, sus sentimientos, todo lo que se les pasa por la cabeza... Apenas hay diálogos.  Apenas hay interacción, para reforzar aún más la soledad que suele sentirse en esta etapa de la vida. Ellos son los absolutos protagonistas. Y aunque puede hacer pensar que la lectura así se hace densa, no es así. Porque Almudena siempre sabe seducirte con las palabras, siempre sabe engancharte, siempre sabe retenerte leyendo. Curiosamente ha sido en los pocos diálogos que hay en este libro cuando he desconectado un poco. Me han parecido algo forzados, poco naturales. Algo que no me ha ocurrido cuando estamos en la cabeza de cada personaje.

Sensibilidad exquisita muestra la autora una vez más para describir esta etapa de la vida. Para describir con minuciosidad a cada joven, para contarnos la historia personal de cada uno, para mostrarnos su lucha, su impotencia, su rabia, su crecimiento... Si os gustan los relatos, no podéis dejar pasar esta antología.


25 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

¡Hola!

No he leído nada de la autora, vergüenza la mía, pero espero resolverlo pronto, me gusta lo que has contado de estos relatos, esa sensibilidad que mencionas.Tomo nota, gracias por la reseña.

Besotes.

Ful Navalón dijo...

Me encanta Almudena pero no conocía este libro, así que muchas gracias¡¡¡ Besos

albanta dijo...

He leído mucho libros de Slmudena Grandes. Algunos me encantan y otros me aburren. Creo que este sería del segundo grupo.

Natàlia dijo...

Me gusta mucho la autora, pero este no lo he leído ni creo que lo hago de momento.
Un beso ;)

Laura Brownieysuscosas dijo...

Los relatos no me atraen demasiado, pero la autora sí que me gusta, así que lo tendré en cuenta :)
Besos!

Francisco dijo...

No leí nada de Almudena Grandes, y por lo que nos cuentas en tu magnífica reseña de este libro de relatos, me lo llevo apuntado. Besos.

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Leí hace tiempo un libro de la autora y la verdad es que igual me pilló en mala época porque se me hizo muy cuesta arriba. Pese a ello, quiero volver a darle una oportunidad y aunque este sea de relatos, tiene algo que me gusta, así que le daré una oportunidad.
Besos!

Atrapada dijo...

Los relatos no es algo que me llame especialmente pero hace tiempo que siento curiosidad hacía la autora.

besos =)

Norah Bennett dijo...

Los leí hace mucho tiempo y no recuerdo gran cosa, la verdad. Lo que sí que espero es que Almudena deje ya la guerra y vuelva a estas historias.
Besos

Tuko dijo...

Margari esta novela no me llama para leerla no le veo nada especial, asi que no me la apunto en la lista.Besos

Tatty dijo...

Yo de esta autora aún no he leído nada pero este siendo relatos no me atrae
Besos

Lorena Álvarez González dijo...

De Almudena Grandes sólo he leído "Malena es un nombre de tango" hace ya muchos años. Me gustó mucho así que ni yo misma me explico por qué no he repetido con ella. Me gusta leer relatos y la temática de estos me atrae así que tal vez sea el momento de retomar a Almudena.
Besos

Conxita C. dijo...

Me gustó "Estaciones de paso", aunque lo cierto es que de Almudena Grandes me gusta todo y excepto el último libro lo he leído todo, es una de mis autoras favoritas, me gusta su manera de contar, lo hace aparentemente tan fácil.
Un abrazo

Ismael Cruceta dijo...

Ella es una de mis autoras favoritas, y este libro lo tengo en España, a ver si la próxima vez que vaya me lo traigo y lo leo. me encantó tu reseña!

muaks!

Rosana Martí dijo...

Conozco a la autora, pero no he leído ninguno de sus libros, es algo que tengo pendiente, pues me han recomendado alguno de sus libros, gracias por este también, creo que me gustaría. Besotes muchos, muchos:))

Manuela dijo...

Me gusta muchísimo Almudena Grandes y aunque yo no soy muy de relatos estos los leí hace tiempo y los disfruté.
Besos.

Anónimo dijo...

Es una autora a la que aún debo conocer.
un beso,
Ale.

Cova dijo...

Tengo varios pendientes de Almudena Grandes, que me encanta como escribe, y este me lo apunto ya mismo porque además me apetecen relatos para combinar con alguna novela.

Besos

Sofia dijo...

De Almudena aún no he leído nada. Aunque me gustan los relatos y este me llama, creo que comenzaré por alguno más "famosillo".
Saludos!

LAKY dijo...

Lo tengo pero no lo he leído porque al ser relatos no me atrae mucho...

Mere dijo...

Hola, Margari. Al contrario de lo que nos hacen creer, no es nada fácil ser joven. Y menos, en los tiempos que corren. El mundo gira tan deprisa y hay tanta incertidumbre, incluso en el día a día... Además, por duro que sea, lo cierto es que no todo esfuerzo recibe su recompensa. Y eso, duele. Y desanima. Por eso me encanta que estas historias puedan orientar a la juventud a lidiar con sus destinos y no rendirse tan pronto.

Gracias por hacerte eco de este libro, Margari. Un abrazo.

buhoevanescente dijo...

hola y feliz año!!! es que aun no habiamos llegado hasta ti!!!!!disculpanos, las alas no dan mas de saludar amigos y es que cada uno de ustedes necesitan muchos elogios porque son todos muy buenos,y tu especialmente, amiguisima de siempre. a cambio llevaremos miles de reseñas hasta que las alas no nos den mas. besobuho y feliz año!!!

Jesús Martínez dijo...

Como bien sabes, uno de mis propósitos para este año es descubrir a Almudena Grandes de una vez por todas. Me encanta leer relatos, pero en este caso quiero empezar con sus novelas. Elegiré entre Los aires difíciles y El corazón helado. ¿Las has leídos? ¿Alguna recomendación? ¡Besos!

Al calor de los libros dijo...

Me gusta mucho como escribe Almudena Grandes, y ya sea la que considero su mejor (y extensa) novela "El corazón helado" o este libro de relatos, no hay que perdérsela.
Un abrazo

Narayani dijo...

Tengo pendiente leer a Almudena Grandes porque creo que me puede gustar. He visto alguna película basada en sus libros y las he disfrutado mucho.

Besos!