martes, 12 de abril de 2011

Brooklyn Follies de Paul Auster

Brooklyn Follies
Paul Auster
Trad: Benito Gómez Ibáñez
Anagrama, 2006
Nathan Glass ha sobrevivido a un cáncer de pulmón y a un divorcio después de tres décadas de matrimonio, y ha vuelto a Brooklyn, el lugar donde pasó su infancia. Hasta que enfermó era un vendedor de seguros; ahora que ya no tiene que ganarse la vida, piensa escribir El libro del desvarío humano. Contará todo lo que pasa a su alrededor, todo lo que le ocurre y lo que se le ocurre. Comienza a frecuentar el bar del barrio y está casi enamorado de la camarera. Y va también a la librería de segunda mano de Harry Brightman, un homosexual culto que no es quien dice ser. Y allí se encuentra con Tom, su sobrino, el hijo de su amada hermana muerta. El joven había sido un universitario brillante. Y ahora, solitario, conduce un taxi y ayuda a Brightman a clasificar sus libros... Poco a poco, Nathan irá descubriendo que no ha venido a Brooklyn a morir, sino a vivir.
«El Auster más espléndido, donde los esfuerzos de la escritura se convierten en una prosa maravillosamente fluida. Y todo el libro es una poderosa meditación sobre la felicidad, y los años que nos acorralan. Esta soberbia novela sobre la locura humana resulta ser muy sabia.» (Alastair Sooke, New Statesman).

Mi segunda experiencia con Auster, y sigo asegurando que no va a ser la última. Y es que Auster me tiene cautivada. Su prosa es una prosa simple, precisa, cuidada, pero a su vez, muy fácil de leer. Tan fácil de leer que no te importa volver atrás unas páginas para deleitarte con párrafos perfectamente construidos o con reflexiones como:
"Leer era mi válvula de escape, mi desahogo y mi consuelo, mi estimulante preferido: leer por puro placer; por la hermosa quietud que te envuelve cuando resuenan en la cabeza las palabras de un autor."
Narrado en primera persona por un hombre, Nathan, que parece estar llegando a los últimos días de su vida. O al menos eso es lo que hace pensar el sobrecogedor inicio de esta novela:
"Estaba buscando un sitio tranquilo para morir".

Nathan es el personaje que sirve de unión, de nexo entre todos los personajes de la novela. Enfermo de cáncer, decide instalarse en Brooklyn, el lugar donde decide que va a pasar los últimos días de su vida. Y el azar (ese azar que me estoy dando cuenta es un elemento muy importante en la novela de Auster), hace que se encuentre con Tom, su sobrino favorito. Y lo que ve no le gusta. La última vez que lo vió él era un joven universitario prometedor, con grandes ideas y un futuro brillante. Y cuando lo encuentra ahora es tan sólo un dependiente de una librería. Y porque el dueño, Harry, es amigo suyo. Así entra en escena un personaje muy importante en la trama de la novela, Harry. Y es que Harry oculta un pasado dudoso, del que a veces se avergüenza y otras se enorgullece. Un pasado que irá a condicionar su vida presente.
Auster nos ofrece un retrato exhaustivo de cada personaje que aparece. Nos permite conocerlos hasta en el más mínimo detalle y esto hace que lleguemos a quererlos u odiarlos. Y es que, siento decirlo, llegué a odiar a veces a la sobrina de Tom.
Todos los personajes que aparecen en esta novela son personajes muy normales, que pasan por un mal momento en sus vidas a causa de malas decisiones tomadas en el pasado. Y Nathan, un hombre que cuando empezó la novela sólo aspiraba a una muerte tranquila, se convierte, casi sin querer, en el salvador de todos... o casi todos. Y lo mejor de todo es el modo en que Auster une todas estas historias. Nathan se convierte en todos los casos en el revulsivo necesario para que despierten del letargo en el que estos personajes viven y escapen buscando una vida mejor, más feliz. Esto se ve, sobre todo, más claro en el caso de Tom y Aurora.
La parte más triste y emotiva en toda la novela está protagonizada por Harry, un personaje un tanto excéntrico, pero al que terminas cogiendo mucho cariño. Y su último gesto para con Tom y Rufus no hace sino demostrarnos su generoso carácter. Y por cierto, Rufus/Tina nos ofrece una de las mejores escenas de toda la novela.
Si en Tombuctú Auster nos ofrecía una visión pesimista de la vida y un final que te ponía un nudo en la garganta, en esta novela, Auster hace alarde de una visión más optimista y nos invita a pensar que la esperanza es lo último que se pierde. Que la vida te da oportunidades que no hay que desaprovechar y que al mal tiempo, hay que poner buena cara y tirar siempre hacia delante. Nunca mirar atrás. Que la vida son dos días y hay que disfrutarlos.



26 comentarios:

Rosalía dijo...

Me alegro de que te haya gustado, a mí es uno de los que más me gusta de Auster ...

bsos!

Mario dijo...

Tu descripción de Paul Auster me confirma lo que vengo leyendo, que vale la pena leerlo, ahora que termine con uno de los libros que tengo entre manos voy a leer a Paul Auster a continuación, tu reseña me ha mostrado el tema con un encanto que me ha dejado mucha curiosidad, para muchos Paul Auster es el mejor escritor americano con acercamiento europeo. Tengo que leerlo. un abrazo.

Mario.

Icíar dijo...

Por todos los comentarios que corren por la blogosfera, cuando tenga que coger uno de Auster, será sin duda éste. No he visto todavía ninguna reseña que no hable bien de él. Sin embargo, de la trilogía de NY, he oído de todo.
El final de Tombuctú es impactante. Me acuerdo del perrito cuando paso por la noche por una autovía. Un pasito más, y dentro de poco me reúno con mi amo en Tombuctú. Yo al menos no esperaba ese final. Así que me pilló de sopetón.
Un abrazo

Lola Brown dijo...

Pues fíjate que yo no me he atrevido con nada de este autor porque me inspira una especie de respeto intimidatorio al que aún no he podido hacer frente. La trama de éste parece interesante, igual es un libro con el que podría empezar.

Shorby dijo...

Me gustó la reseña, el libo lo tengo en casa a la espera =)
Y el otro día precisamente compré "Creí que mi padre era Dios", también de Auster.

Todavía no he leído opiniones negativas sobre las novelas de este señor, cosa que me gusta, pero a la vez me da miedito... veremos a ver.

Besotes!

M. dijo...

He leído un libro de este autor y aunque sé que quiero repetir no encuentro el momento. Espero que sea prontito!!

PULGACROFT dijo...

Me leí de Paul Auster: "la noche del oráculo", "El libro de las ilusiones" y "Viajes por el scriptorium", ésta última es la novela que menos me ha gustado pero las otras dos las recomiendo.
Tengo en casa "Brooklym Follies" y "El palacio de la luna" así que no sé cual será el proximo que eme lea suyo pero por lo que cuentas tiene buena pinta éste.
También me leí suya la novela gráfica (ya que me gusta mucho también el cómic) "La ciudad de cristal" que es una de las partes de "La trilogía de NY" y como cómo cómic me gustó la novela no la he leído aunque es cierto que Paul Auster no gusta a todo el mundo ya que tiene un "universo" un tanto particular.
Buena reseña.
;)

Margari dijo...

Rosalía, sólo he leído dos de Auster y la verdad es que los dos me han gustado mucho. Ahora mismo no sabría con cuál quedarme. Quizás este por su optimismo, pero Tombuctú me llegó más al corazón.

Mario, espero que también te guste Auster. Mi experiencia hasta ahora está siendo bastante buena y eso que, según los fans de Auster, aún no he llegado a sus mejores obras. Así que, desde luego, yo pienso repetir con el autor.

Icíar, yo también te recomiendo éste. Y desde luego es mucho más alegre que Tombuctú. A mí también me sorprendió el final de esta novela y me emocionó bastante.

Lola, para empezar con Auster, yo creo que éste está bien. Se lee bastante ligerito y tiene un tono optimista que, por lo visto, está ausente en el resto de su obra.

Shorby, es lo malo de cuando una no para de escuchar alabanzas de un autor. Que luego siempre uno piensa que no es para tanto. Pero Auster indiferente no deja, o te gusta o no. Pero creo que con este autor el término medio no existe.

M. pues nada, cuando encuentres el momento ideal para Auster, a por él. Además, este es un autor que necesita sus descansos. Tiene un estilo tan peculiar que para saborear mejor sus obras, necesitas descansar entre una y otra.

Pulgacroft, tengo pendientes todas las que citas, pero a su tiempo. Ahora prefiero descansar un poco y dedicarme a otros autores que están a la espera. Lo que no sabía era lo de la novela gráfica. Voy a tener que buscarla.

Besotes!!!

Carmen dijo...

Y si te diese, Margari, que aún no me he estrenado con Auster. Dudo si empezar con este o con Sunset park, pero a uno de los dos le tocará en breve...
Besos,

Susana dijo...

Me gustó mucho este libro de Auster porque es como el cuento que todos quremos leer, un cuento con final feliz, con opción a la esperanza; naturalmente te recomiendo que leas Sunset park, otro libro para la reflexión, menos esperanzador, pero quizá más realista.

Un besico!

Carol dijo...

Aunque me gustó esta ya es de las novelas de los últimos años de Auster que ya no me llegan tanto como las primeras: Leviatán, La música del azar o El país de las últimas cosas que me fascinaban. Últimamente sus libros siemper están protagonizadas por un viejete al borde de la muerte y sus personajes satélites. Me temo que me he saturado un poco con Auster en los últimos años. Bsos

PULGACROFT dijo...

Carol, estoy de acuerdo contigo, yo creo que Auster es para ir dosificándolo si no, puede empachar.

Margari dijo...

Carmen, espero que cuando pruebes con Auster te guste tanto como a mí. Y depende de lo que busques a la hora de elegir novela. Si buscas algo esperanzador, Brooklyn Follies es tu libro. El resto de su obra, por lo que estoy viendo, es más pesimista.

Susana, la próxima vez que lea a Auster, creo que te voy a hacer caso y voy a elegir Sunset Park, que estoy viendo muy buenas opiniones.

Carol, tengo pendientes las novelas que citas pero voy a ir poco a poco. Me gusta Auster, pero tiene un estilo que necesita sus periodos de descanso para disfrutarlo mejor. Y he visto que mucha gente piensa como tú, que las novelas últimas de Auster no son tan buenas. Así que me queda lo mejor de Auster por descubrir.

Pulgacroft, voy a seguir vuestro consejo, porque me estoy dando cuenta que es mejor así para disfrutar del todo de la prosa de Auster.

Besotes!!!

Tatty dijo...

YO tampoco me he atrevido con Auster de momento, tengo uno en mi estantería pero si dices que este es más ligerito igual mejor empiezo con este. Besos

Bookworm dijo...

También es uno de mis favoritos de Auster y curiosamente uno de los más criticados. Me queda mucho por leer del autor, pero de momento todo me ha gustado, eso sí, no todo de la misma forma. Por ejemplo me he leído hace poco "Sunset Park" y me gustó menos que este. A ver si escribo la reseña en breve.
Besos

Saramaga dijo...

Este libro me encantó, le cogí mucho cariño a los personajes, sobre todo a Nathan y a su sobrino. Me dejó muy buen sabor de boca, y me encantó la forma de escribir de Auster. Veo que estás leyendo "Contra el viento del Norte". A mi me gustó muchísimo, ya nos contarás!

Bsos!

Isabel dijo...

Margari gran entrada sobre Auster. Hace poco acabé le último Sunset Park, no tan optimista, que te recomiendo. Soy una seguidora de Auster desde la Trilogía de Nueva York. Uno de mis preferidos es Leviatán.

Besitos

Isabelnotebook

sonia dijo...

tengo que atreverme con este escritor, pero todavía no me he decidido...y es que faltan horas al día para poder leer todo lo que una quiere, hay días que no logro leer ni una página..
besos

Margari dijo...

Tatty, espero que te guste Auster. Y para empezar con este escritor, Brooklyn Follies no es un mal libro.

Bookworm, pues sí que es verdad que éste es uno de sus libros más criticados. Parece gustar más el Auster pesimista. Estaré atenta a tu reseña.

Saramaga, es verdad que le coges cariño a los personajes. Me encariñe sobre todo de Harry, y me dio mucha pena el modo en que acaba su historia. Y ya me acabé Contra el viento del norte. Me ha encantado. Espero poner en breve la reseña.

Isabel, gracias. Yo estoy empezado a cogerle el gustillo a Auster y hasta ahora me han gustado las dos obras que me he leído. Así que repetiré seguro. Apunto las que citas para leerlas más adelante.

Sonia, como te comprendo. Queremos leer tanto que creo que ya hasta nos agobiamos. A ver si algún día tienes tiempo para Auster, a ver que te parece.

Besotes!!!

Sandra Rivero dijo...

La verdad es que estoy muy intrigada con este autor, aún no he leido nada de él, pero casi todo lo que veo son buenas criticas así que tendré que animarme algún día

Carmina dijo...

Este es mi eterno pendiente, siempre digo el proximo libro que coja uno de Auster y al final nunca se viene a casa, habra que remediarlo y este me lo han recomendado muchisimo...
Una muy buena reseña Margari. Por cierto tengo muchas entradas pendientes de leer, como puede ser eso?

Margari dijo...

Sandra, pues yo me he animado hace poquito y lo que he descubierto por ahora me ha encantado. Y tengo intención de leer más cosas de Auster. Y bienvenida a mi blog, espero que estés a gustito por aquí.

Carmina, ¿todavía no conoce Auster tu casa? Si le pones remedio con este libro, no creo que te arrepientas. Lo de las entradas pendientes tiene su razón: la entrada de la muñeca de Kafka surge a raíz de la lectura de este libro de Auster. Es una historia pequeñita que se cuenta en un momento del libro y que me gustó tanto que quise compartirlo. Y Contra el viento del norte me gustó tanto que me lo leí en un solo día.

Besotes!!!

María dijo...

Y a mí que Auster no me termina de llamar la atención. Por casa tengo 'La Trilogía de Nueva York' y la verdad me da pereza abrir el libro... Veremos jeje.
Muchos besos!!

Margari dijo...

María, pues nada, si no te llama, no te llama. Que hay muchos autores para elegir y tiempo falta para leerlos todos. Si algún día te animas, espero que te guste.
Besotes!!!

Atram14 dijo...

Le tengo muchas muchas ganas a este libro, porque los que he leído de Auster me han encantado, y mucha gente dice que este es el mejor. A ver si le hago un hueco.

Margari dijo...

Yo he leído poco de Auster y por ahora me ha encantado. Y éste tiene unos personajes muy buenos y un final que invita al optimismo, algo que no parece muy característico del autor.
Besotes!!!