martes, 30 de octubre de 2012

Carnacki el cazador de fantasmas y Al final de la escalera








William Hope Hodgson (1877-1918) creó en 1910 su propio investigador de fenómenos sobrenaturales, Thomas Carnacki, del que publicó las primeras aventuras en The Idler Magazine. Carnacki vive en Chelsea, fuma en pipa y tiene la incorregible costumbre de invitar a cenar sin previo aviso a sus cuatro amigos, Jessop, Arkright, Taylor y Dodgson, el narrador. Relajados tras la cena, Carnacki relata a sus atónitos invitados su última aventura contra las fuerzas del más allá. Sus armas: un pentáculo mágico, grimorios o antiguos rituales de libros ocultistas.

El presente volumen reúne las nueve historias de Carnacki escritas por Hodgson: La Cosa invisible (una daga hechizada cobra vida y ataca sin que nadie la empuñe), La puerta del monstruo (una visita al reino de donde provienen los espíritus), La casa entre los laureles (un caso de habitación embrujada), La habitación que silbaba (una de las más tenebrosas historias de la carrera del detective) El investigador de la última casa (la casa familiar de Carnacki es poseída por extraños sonidos y un agobiante aroma), El caballo invisible (quizá la mejor y más terrorífica de la colección), El encantamiento del Jarvee (unas extrañas fuerzas sobrenaturales se apoderan de un barco), El hallazgo (sobre el descubrimiento de la segunda copia de un libro único), y El cerdo (la historia más extensa, espeluznante y perturbadora de la serie). 

Nos encontramos en esta obra con un investigador que, en muchos momentos, nos va a recordar a Sherlock Holmes, sobre todo en su carácter. Porque la naturaleza de sus investigaciones son bien diferentes. Carnacki se dedica solamente a lo sobrenatural. Aunque tras estos elementos sobrenaturales, muchas veces va a descubrir la mano cruel del hombre. Va a descubrir montajes tan bien diseñados que incluso son capaces de engañar a todo un pueblo.

Pero he dicho que se parece en carácter a Sherlock. Pero esto no es del todo cierto. Comparte con este personaje cierto comportamiento excéntrico, comparte inteligencia, comparte, a veces, cierto rasgo de soberbia... Pero hay una cosa que tiene Carnacki de la que Sherlock carece: miedo. Carnacki es un miedoso absoluto. Y esto hace que nos sintamos identificados con él en todo momento. Cada vez que tiene que enfrentarse a cualquier elemento sobrenatural o aparición o lo que sea, el miedo se apodera de nuestro personaje. Suda, tiembla, duda, quiere huir... Pero finalmente logra superar y vencer ese miedo. Se impone el deseo de saber qué es lo que hay detrás de ese misterio. Aunque sienta todo el miedo del mundo, va a estar ahí para descubrirlo todo.

Otra cosa que hace que nos enganchemos fácilmente a la lectura de este libro es su estructura. Cada relato empieza con una invitación para cenar de Carnacki a sus cuatro amigos más intimos. Y tras la cena, una vez que están todos comodos sentados en el sofa, calentitos con el fuego de la chimenea, Carnacki procede a contar su última aventura. Así que es fácil imaginarse que una también está ahí, sentada y absorta escuchando, siendo una invitada más de este peculiar personaje. Parece Carnacki dirigirse a nosotros como si fuéramos esos amigos, y así es más fácil transmitir ese miedo, esa angustia, esos nervios que él siente cuando tiene que enfrentarse a situaciones que parece que le superan. 

Los relatos son todos igual de atractivos aunque si hay alguno que me ha sorprendido mucho es el último, El cerdo, quizás porque me ha sorprendido mucho quién es el enemigo en este último caso. Y es que Carnacki en esta ocasión tiene que hacer frente a toda una piara de cerdos surgidos del propio infierno. Sorprende mucho ver a estas criaturas como unos seres sobrenaturales capaces de transmitir tanto terror. Se siente, se palpa la angustia de Carnacki, su miedo a que su fin está llegando. A que esa será su última aventura...

En definitiva, una novela absolutamente recomendable para los amantes del género. 

Y para acompañar estos relatos sobrenaturales, una película de fantasmas: Al final de la escalera. No sé cuántas veces he visto esta película. Es una de mis favoritas dentro del género. Una película sencilla, sin escenas en las que regodee en la sangre, sin gritos constantes que molestan a los oídos, sin efectos especiales... Y sin todo eso, logra darnos un miedo... Logra crear una atmósfera inquietante que nos mantiene en tensión durante toda la duración de la película. Sólo hay una vieja mansión con un fantasma. Un fantasma con una historia detrás, y que nos va dejando pistas para que descubramos cuál es esa historia. Y para dar esas pistas va convirtiendo elementos tan naturales como una silla de ruedas o una simple pelota en escenas que sobrecogen y te dejan el miedo metido en el cuerpo... También encontramos, como buena casa encantada que es, puertas que se cierran, ruidos extraños, susurros... 

El mayor acierto de esta película es su protagonista: George G. Scott. Imposible pensar en otro actor para este papel.  Y otro de los aciertos es la fotografía. Se disfruta viendo cada escena de esta película, todas bien estudiadas y cuidadas.

El único problema de esta película es que los años pasan. Y esos recursos que tanto sorprendieron en su momento han sido ya muy usados, incluso en las pelis de sobremesa. Así que ya cuesta más trabajo sorprendernos, cuesta más asustarnos... ¿O no?


25 comentarios:

Tatty dijo...

El libro no creo que me anime a leerlo, no lo conocía pero entre que el género no me entusiasma y que son relatos... y la película pues tampoco la conocía, vamos, que ha sido una entrada de novedades para mí
besos

CuEnTaLiBrOs dijo...

Pues yo, inculta cinéfila, no conozco la película así que me la apunto. Un beso

Mara Miniver dijo...


El libro no lo conozco, pero la película sí que la he visto. Eso sí, hace ya la mar de tiempo. Me gustó, aunque tendría que revisarla para saber si sigue asustándome... No viene mal como tarea para estos días, no ;)

Un beso

Nieves Noguera dijo...

La película sí que la he visto, y me pareció buenísima. Estoy de acuerdo contigo, a mí también me gustan más, muchas de las películas de suspense y miedo antiguas, ya que daban más miedo que todas las de ahora con tanta sangre y efecto especial que lo hace irreal.
Bss.

Irial dijo...

Me ha gustado uno de los libros que propones: Carnacki, el cazador de fantasmas. Ahora que está tan de moda lo sobrenatural, a lo mejor habría que volver a los clásicos porque, al igual que no hay mejor novela de vampiros que la de Bram Stoker, los fantasmas no son algo nuevo (sino más bien lo contrario).

Si lo veo por ahí seguro que me lo leo, ¡a ver si cae por Halloween!

Un beso, Margari, te sigo

Offuscatio dijo...

Pese a que de este género no he leído ningún libro de relatos, puedo decirte que cada vez les tengo más cariño. La película tampoco la conocía..huele a clásico :) Besitos.

MaryLin dijo...

No he le´´ido el libro, de hecho no lo conoc´´ia :S
La pel´´icula no la he visto, pero es verdad lo que dices, que con los años no se ve de igual manera algo que hace tiempo nos gust´´o.
Yo siempre pongo de ejemplo "Spiderman". No, no la de ahora, la de antes, que a m´´i me encantaba y que un d´´ia prob´´e a verla, por el mero gusto de recordarla y no pude dejar de ver simplemente a un hombre con mallas. Claro, comparas con el cine de ahora y se queda cojo. Igualmente, yo sigo disfrutando mucho del cine de antes y del de ahora, cada uno tiene su cosa.
Besotes

María del Mar Gázquez dijo...

La película la he visto tres veces y si la vuelven a poner la veré otra vez a pesar de que el tiempo haya dejado esos efectos obsoletos. Cuando vi "Los otros" la escena de la médium me recordó a "Al final de la escalera", juraría que Amenábar se inspiró en esta película. El libro no lo conocía pero me lo anoto pitando que a mí sí me gusta el género y me resulta muy curioso este detective de efectos paranormales, y además me has llamado mucho la atención con "El cerdo". Besitos.

Pilar González dijo...

No conocía el libro, y si es de relatos no creo que me anime a leerlo. En cuánto a la película, estoy de acuerdo en que es muy buena, a pesar de los años que tiene no me importaría volver a verla porque estaba muy bien hecha y daba miedo. Un beso

Adri lunático dijo...

No creo que lea el libro porque no me van mucho los relatos.
He oído hablar muy bien de la peli, tendré que verla ^^
Besos

Rocío - Mis apuntes de lectura dijo...

Un sherlock de lo sobrenatural me lo apunto, la peli la vi hace mucho y no la recuerdo demasiado bien pero son dos propuestas estupendas. Un beso.

Tizire dijo...

Pues no conocía ni el libro ni la película que nos presentas hoy, así que gracias por la info! Aún así, creo que no me las apunto de momento. 1beso!

Marisa G. dijo...

Tienes razón cuanto a que los recursos usados en la peli están ya muy manidos y de verlos tanto no nos causan la impresión que se pretende. De todos modos, AL FINAL DE LA ESCALERA es todo un clásico. Una película que hay que ver salvo que tu corazón sea demasiado sensible. En cuanto al libro,... es un item en mi lista de pendientes. Un beso.

Isabel dijo...

La peli la conozco pero no la he visto, la tengo pendiente. Y el libro no lo conocía pero me encanta este me lo apunto con mayúsculas, Valdemar tiene unos libros de misterio buenísimos el último que he reseñado que va sobre fantasmas también es de ésta editorial, creo que ya lo viste. Besos.

Jara dijo...

Reconozco que tanto el libro como la peli los pintas muy bien en tu reseña, pero no puedo con el género de terror.
Y con tanto donde elegir ¿por qué voy a pasar un mal rato?
Besos

Shorby dijo...

Es un autor que tengo pendiente desde hace una barbaridad de tiempo...

En cuanto a la peli, de mis favoritas del género!!

Besotes

mientrasleo dijo...

Al final de la escalera me encantó.
Carnaki no lo conocía, me lo apunto por obligación
Besos

Enzo dijo...

Si es verdad que a la película se le notan los años. Pero todavía me sigue pareciendo una obra maestra.
Besos.

Lola PD dijo...

El libro no me atrae mucho pero la película es también de mis favoritas de este género, la vi hace muchos años y guardo un gran recuerdo de ella.
Besitos.

Jota dijo...

Conozco el libro y la película, casi por poco hago una entrada sobre este libro de relatos, pues como sabes son mi pasión los cuentos y los relatos cortos, y si son de "miedo" mejor jejeje, y además esta colección Valdemar-Gótica me encanta, está editando verdaderas joyas de la literatura, casi olvidadas, bsss, Margari, gracias por esta entrada tan "fantasmal"

littleEmily dijo...

Yo sí que conocía a Hodgson pero nunca me he animado a leer nada suyo pero después de lo que has contado seguramente me atreveré.
Y de la película ni siquiera la conocía, quizá porque mi género favorito no son las películas de terror...
¡Besitos y feliz Halloween!

Carm9n dijo...

Es verdad, Margari! Estamos tan inmunizados que ya no nos asusta cualquier cosa...
Besines,

Meg dijo...

Tampoco conocía este libro, pero la peli...espeluznante!!!

Patricia K. Olivera dijo...

Muy buenas elecciones, no conocía ni el libro ni la película y la verdad que me encantaron!!

Saludos

Talismán Dreams dijo...

Al final de la escalera la vi hace muchos años, y es de las pocas que aún me siguen acojonando jajaja

¡Tengo que verla otra vez!