miércoles, 2 de septiembre de 2015

Divorcio en Buda de Sándor Márai


Divorcio en Buda
Sándor Márai
Ediciones Salamandra, 2002
El último expediente llegado a la mesa de trabajo de Kristóf Kömives, juez en la Budapest de entreguerras, es el divorcio de los Greiner. Un caso más, excepto que el nombre de soltera de la mujer, Anna Fazekas, hace perder al magistrado su inmutable serenidad. El alegre desparpajo de la juventud, un paseo por el lago, una mirada arrebatadora: la evocación de aquellos instantes fugaces son suficientes para perturbar, después de tantos años, el aparente sosiego de su intachable vida burguesa. Y cuando el señor Greiner se presenta en su casa con la noticia del suicidio de su mujer, Kristóf no puede resistirse al aluvión de sentimientos encontrados que inundan su espíritu. Durante el transcurso de una noche, Kristóf asumirá el doble papel de acusado y testigo de la confesión de Greiner, que al desgranar la historia de su matrimonio pondrá de relieve el abismo que separa a los dos hombres; por un lado, el burgués que renunció a la emoción de lo desconocido para perpetuar los sólidos valores de una clase social asentada y satisfecha de sí misma, y por otro, el joven advenedizo que por conquistar una mujer que le estaba vedada se entregó a una existencia erigida sobre la impostura y encorsetada en unos cánones ajenos a su persona. Así pues, con el inminente estallido de la guerra más devastadora que ha conocido la Humanidad como telón de fondo, el azar les otorga la ocasión de reflexionar acerca de aquellas vivencias y sentimientos que nunca habían sido capaces de compartir con nadie, y redimir en parte, si acaso, los errores que les condujeron a la situación actual.

Sándor Márai vuelve a demostrarme con esta novela que es un auténtico maestro de las palabras. Leerle es un auténtico placer, un auténtico disfrute para los sentidos. Aunque es justo reconocer el trabajo realizado por la traductora, Judit Xantus, quien realiza un trabajo magnífico.

Es una novela para disfrutarla con lentitud. No hay un ritmo vertiginoso en su historia. Son sus palabras las que nos atrapan, las que nos seducen, las que nos hacen seguir leyendo e incluso retroceder en la lectura para volver a disfrutarla. 
Y de repente comprende: la guerra empieza cuando los seres humanos, en todo el mundo, están sentados en sus casas, hablando de sus preocupaciones diarias, y de pronto alguien pronuncia la palabra "guerra". Los demás entonces no pueden callar, no pueden mirar en silencio al vacío, aterrados, sino que se ven obligados a responder con naturalidad, repitiendo la palabra "guerra". Y se ponen a hablar de la guerra, de si es posible y de cómo será, y dónde, y cuándo. Así es como empieza la guerra. Kristóf lo comprende de golpe. En algún lugar lejano, en un lugar invisible, estalla la guerra; por descontado, primera estalla en el alma de los seres humanos, y para cuando se manifiesta en los campos de batalla, en los muertos, los heridos, los cañones, las casas en ruinas y las columnas de humo, la gente ya se ha acostumbrado a ella.
El protagonista, Kristóf Kömives, de cuarenta años, es un juez, hijo y nieto de jueces. Ha hecho siempre lo que se ha esperado de él. Incluso ha contraído el matrimonio que se esperaba de él. Y lleva la vida que se espera de él. Nunca apartándose de las normas, de las convenciones sociales. Absolutamente perfecto, absolutamente intachable. Así es su vida. Hasta que un día llega a su despacho el proceso de divorcio del matrimonio Greiner. Conoce al marido, quien fue compañero suyo de colegio. Pero recuerda más a la mujer, a la que conoció cuando aún era soltera. Con ella compartió varias conversaciones y algún baile. Le dejó huella. Pero ni siquiera esto va a impedir que él actúe con imparcialidad y objetividad. Es lo que se espera de él y es lo que va a hacer.

Pero el día antes del juicio, por la noche, al volver a su casa tras un paseo con su mujer, lo espera el señor Greiner. No son horas de visita. Ya está rompiendo una regla, algo que incomoda a Kristóf. Pero la educación de éste le impide echarle. El señor Greiner necesita hablar con él. Necesita hablar de su matrimonio fallido. Y le resume durante esa noche, de forma sutil,  sus ocho años de matrimonio.
Ella me ama... Sí, me ama. A su manera, como se suele decir. ¿Y cuál es su manera? Pues incondicional, lo sé muy bien, absolutamente incondicional. Anna no se permite concesiones. ¿Qué significa "amar"? Durante años he pensado que significa conocer a la otra persona... conocerla perfectamente, con todos sus secretos; conocer cada rincón de su cuerpo, cada reflejo; conocer a fondo su alma, cada una de sus emociones... Quizá sea eso, quizá conocer sea lo mismo que amar. Pero eso sólo es una teoría. Después de todo, ¿qué quiere decir "conocer"? ¿Cuánto se puede conocer a un ser humano? ¿Hasta dónde se puede seguir a un alma desconocida? ¿Hasta sus sueños? ¿Y luego adónde? No se puede acompañar a nadie a su inconsciente. Ni siquiera es necesario esperar a que ella cierre los ojos, se despida de mí y se retire a ese otro mundo, al mundo que llamanos de la noche... Porque existen dos mundos y uno está más allá del espacio conocido en el que vivimos, y quizá en ese otro mundo vivamos de manera más real que en el espacio y en el tiempo... Ahora ya sé con certeza que hay otro lugar que es sólo nuestro, la propiedad privada de cada uno...
Se desnudará ante Kristóf. No dejará nada sin decir. Se confesará culpable del asesinato de su mujer. Irá desvelando lentamente los problemas de su matrimonio con precisas reflexiones. La tensión irá aumentando lentamente. 
¿Quién sería capaz de fijar, de fotografiar, de definir con seguridad el instante en que algo se ha roto entre dos personas? ¿Cuándo ha sucedido? ¿Por la noche, cuando dormía? ¿Al mediodía, durante la comida?  ¿Hace un momento, cuando he entrado en la consulta? ¿O hace tiempo, mucho tiempo, y no llegamos a advertirlo? Desde entonces seguimos viviendo, charlando, besándonos, durmiendo juntos, buscando la mano del otro, su mirada, como marionetas que siguen funcionando durante una temporada aunque parte de su mecanismo esté roto... (...) ¿Qué focos debe encender para encontrar en ese oscuro laberinto el momento, el instante preciso en que algo termina entre dos personas? ¡Pero si no ha ocurrido nada en absoluto!
Pero llegará un momento en que Kristóf pase de ser un mero oyente a estar en el banquillo de los acusados. Porque la confesión del señor Greiner, paulatinamente, va a convertirse en acusación. Porque en este drama, todos tienen su parte de culpa, incluida la propia señora Greiner. 
Tuve que abandonarla, tuve que dejarla a solas con su destino. Tarde o temprano nos vemos obligados a abandonar a todo el mundo a su suerte. No hay cosa más difícil en este mundo que ayudar a alguien. Ves únicamente que una persona que quieres o que es importante para ti se dirige a un precipicio, que actúa en contra de sus intereses, que se vuelve loca o triste, que se atormenta, que no puede más, que esta a punto de caerse..., y tú corres hacia ella, te gustaría ayudarla y de golpe te das cuenta de que no es posible. ¿Acaso eres débil? ¿No sirves para ello? ¿No eres lo bastante bueno, lo bastante sincero, lo bastante abnegado, apasionado y humilde? Claro, nunca somos lo bastante...Pero aunque fueras un profeta con poderes sobrenaturales y hablaras el idioma de los apóstoles, tampoco bastaría...No se puede ayudar a nadie porque el "interés" de los hombres no es lo mismo que lo que es bueno o es lógico. Quizá necesitemos el dolor. Quizá necesitemos aquello que, según todos los síntomas, es contrario a nuestros intereses.

57 comentarios:

Laura dijo...

No he leído nada del autor, pero por lo que cuentas y los fragmentos que nos has dejado, creo que merece la pena hacerle un hueco.
Besos!

Norah Bennett dijo...

Creo que es un autor que me gustaría por la forma de contar las cosas y la sensibilidad pero lo encuentro demasiado triste y pesimista, no tengo ahora el cuerpo para esos lamentos. Seguirá estando pendiente para mejores épocas.
Besos

Shorby dijo...

Tengo pendiente leer al autor =)

Besotes

albanta dijo...

Me apetece estrenarme con el autor auqnue no se con que título lo haré.

Agnieszka dijo...

No he leído El divorcio en Buda sino El último encuentro, y veo que la intensidad emocional es algo típico de Marai. Me encantaron sus Confesiones de un burgués, un interesantísimo retrato de una época pasada y una sociedad literalmente destruida por la guerra y el comunismo. Besos

Tatty dijo...

Con este autor todavía no me he estrenado y quiero hacerlo, pero me animaré antes con algún otro título
Besos

Resi Scrap dijo...

Tengo pendiente La gaviota, ahí esperando desde hace mucho... igual empiezo por ese y a ver que tal!

Espe dijo...

Huy, huy, esto tiene una pinta estupenda.

Atrapada dijo...

Bonitas palabras, no es el tipo de libro que leería pero veo que merece la pena sumergirse en sus páginas.

Besos =)

Atrapada dijo...

Bonitas palabras, no es el tipo de libro que leería pero veo que merece la pena sumergirse en sus páginas.

Besos =)

Aglaia Callia dijo...

Aún no me estreno con el autor, pero espero hacerlo un día de estos. Me encanta lo que nos cuentas y los fragmentos que has elegido de este libro, a ver si escojo este para empezar :) Gracias por la reseña.

Besos.

Nube Cleyra dijo...

No he leído nada del autor, pero me lo llevo apuntado porque me ha encantado tu reseña y los fragmentos que has compartido, tiene un pinta increíble.

Besos!

Margari dijo...

Merece mucho la pena, Laura. No hay acción trepidante, pero tiene una forma de contar que atrapa.
Besotes!!!

Margari dijo...

Pues para mejores épocas. Que estas lecturas tienen que apetecer.
Besotes!!!

Margari dijo...

A ver si te animas!
Besotes!!!

Margari dijo...

Hasta ahora la novela que más me ha gustado es El último encuentro, pero he disfrutado con todas. Tiene una manera de contar, de decir, de reflexionar, que siempre me atrapa.
Besotes!!!

Margari dijo...

Sí, hasta ahora lo que he leído del autor se caracteriza por esa intensidad emocional. Lo has dicho muy bien. No he leído Confesiones de un burgués aún. A ver si está en la biblio. Gracias!
Besotes!!!

Margari dijo...

Mi favorita, por ahora, es El último encuentro. Pero he disfrutado cada vez que me he acercado a este autor.
Besotes!!!

Margari dijo...

No la he leído y ni siquiera me sonaba. Me apunto el título. Gracias!
Besotes!!!

Margari dijo...

Me gusta mucho la forma de contar de Márai. Espero que también te guste si terminas animándote.
Besotes!!!

Margari dijo...

Merece mucho la pena.
Besotes!!!

Margari dijo...

Gracias a ti! Y espero que disfrutes con este autor cuando te animes con él. Hasta ahora he disfrutado de todas sus novelas.
Besotes!!!

Margari dijo...

Espero que te guste también si te animas. Se está conviritiendo poco a poco en uno de mis autores favoritos.
Besotes!!!

Yossi Barzilai dijo...

Me encantó El último encuentro, hasta ahora lo único que he leído, quería leer su novela autobiográfica, Tierra, tierra pero este me tienta aún más. Besos

Sergio Guillén dijo...

No es que me llame el autor ni la obra pero, aun así, me alegro que te hayas expresado perfectamente en la reseña, diciendo que te ha gustado.
Me quedo por aquí ^^
Un beso <3

Margari dijo...

Me alegra haberte tentado. Espero que te guste.
Besotes!!!

Margari dijo...

Gracias por tus palabras y por quedarte por aquí.
Besotes!!!

Manuela dijo...

De este autor sólo he leído "La mujer justa" y me encantó. Y por tu reseña veo que ésta puede ser una muy buena opción para continuar.
Besos.

U-topia dijo...

Soy una fan de Márai, he leído cuatro títulos suyos La herencia de Eszter, El último encuentro,La amante de Bolzano, La mujer justa, y tengo tres más esperándome en la estantería de pendientes. Entre ellos está el que reseñas. Esos fragmentos que has recogido me han despertado el hambre de leer otra vez a Márai. Sus temas tienen un elemento común que hace tiempo que he detectado: sus conversaciones largas, casi como una confesión, entre dos personas. Por otro lado está lo que dices, escribe muy bien, subrayarías muchos párrafos por la belleza con la que están escritos. En fin, que lo leeré pronto.

Abrazos!!

Margari dijo...

Me encantó también La mujer justa. Y creo que sí, que también disfrutarás con esta novela.
Besotes!!!

Margari dijo...

De los que citas solo me queda por leer La amante de Bolzano, pero ya le tengo echado el ojito en la biblioteca. Caerá, que ya este autor está entre mis favoritos. Es toda una delicia leerle. Me alegra haberte despertado el hambre por este autor.
Besotes!!!

Mientras Leo dijo...

Este debe de ser de los pocos libros de Márai que no he leído, pero caerá. Me ha encantado la entrada, la verdad. Así da gusto volver
Besos

Claudia Green dijo...

Tengo muchas ganas de leer algo de Márai, que aunque no es de mi género predilecto encuentro las premisas de sus obras bastante interesantes, sobre todo en lo referente a los personajes. Además con esta pedazo de reseña... Cómo vamos a ignorarlo.

¡Un besito!

The An5a dijo...

No me llama mucho este libro :/
Un beso<33

Lourdes ILGR dijo...

Tengo anotado el autor y me apetece leer algo suyo, pero esta novela en particular no me atrae suficiente.
Un beso.

Té con pastas y literatura dijo...

No he leído nada del autor pero parece muy interesante. ¡Gracias por la reseña!
Un beso.

Lesincele dijo...

Pues me atrae mucho por lo que dices de la narración, tendría que buscarle un hueco en el que no tenga prisas, pero me lo apunto.
Un beso!

Margari dijo...

Gracias Mientrasleo! Y espero que lo disfrutes cuando caiga.
Besotes!!!

Margari dijo...

Sus personajes siempre están muy bien perfilados. Y domina tanto la narración, sabe contar tan bien, que es difícil no dejarte llevar por sus palabras.
Besotes!!!

Margari dijo...

Pues a otro! Será por libros...
Besotes!!!

Margari dijo...

Mi favorita sigue siendo El último encuentro. Por si te animas más con ese título.
Besotes!!!

Margari dijo...

Me gusta mucho su forma de contar y sus personajes, tan bien caracterizados, tan intensos. Gracias a ti por pasar!
Besotes!!!

Margari dijo...

Pues espero que lo disfrutes cuando logres hacerle su huequito.
Besotes!!!

Bréa dijo...

Hola!
Muy buena reseña, Margari. No he leído nada de este autor pero le tengo muchas ganas, me ha gustado mucho la sensibilidad en la forma de narrar que desprenden los fragmentos que has puesto. Hace poco me regalaron "La hermana" y lo tengo en casa esperando hacerle hueco.

Besos!

rossy dijo...

¡Uf!, es uno de mis eternos pendientes este escritor. Y creo que tengo algún libro en casa y todo. Miraré, si no no me importaría empezar con el que nos traes.

bsos!

Margari dijo...

Gracias Bréa! A mí me tiene conquistada este autor y poco a poco quiero ir leyéndome sus obras. La hermana no la he leído aún, pero caerá.
Besotes!!

Margari dijo...

Hasta ahora este autor me ha convencido con cada libro que he leído. Pero mi favorito sigue siendo El último encuentro. Quizás porque fue el primero y me sorprendió totalmente. Espero que también te guste.
Besotes!!!

La orilla de los libros dijo...

La verdad es que no conocía al autor, pero puede que le de la oportunidad, porque me encantan los libros llenos de sensibilidad.

Un beso

Saramaga dijo...

De Marai sólo he leído "La mujer justa", y la disfruté mucho. Sin duda su escritura atrapa, y como dices, no tiene una acción trepidante, pero igual engancha. Ayer vi unas ediciones de obras de Sandor Marai, de Salamandra creo, preciosas! Así que no tardaré en volver a leerle. Éste que propones puede ser una opción, aunque le tengo ganas a "El último encuentro".
Besos!

Marisa G. dijo...

Uff a medida que te leía la cosa se ponía más candente... No conocía el libro y la verdad es que pinta realmente bien. Besos

Narayani dijo...

Se ve que lo has disfrutado mucho pero no me termina de llamar. Aún así tomo nota de la recomendación que nunca se sabe :)

Besos!!

Minea Halcombe dijo...

No he leído nada de este autor, pero tengo muchas ganas desde que vi las ediciones tan bonitas de Salamandra. ¿Alguna recomendación? ^^
Besos

Margari dijo...

Espero que lo disfrutes si te animas.
Besotes!!!

Margari dijo...

La mujer justa me encantó también. Hasta ahora no me ha decepcionado este autor. Pero El último encuentro sigue siendo mi novela favorita. Anímate!
Besotes!!!

Margari dijo...

Creo que podría gustarte este autor así que anímate.
Besotes!!!

Margari dijo...

Si no te llama, con tanto libro como hay pendiente...
Besotes!!!

Margari dijo...

Mi novela favorita es El último encuentro. También está reseñada en el blog, pero hace tiempo ya. Con esta novela me estrené con el autor y me conquistó totalmente.
Besotes!!!