miércoles, 13 de abril de 2016

Nuestra Señora de París de Víctor Hugo



Nuestra Señora de París
Víctor Hugo,
Alianza Editorial,  2012 (1831)
En el París del siglo XV, con sus sombrías callejuelas pobladas por desheredados de la fortuna y espíritus atormentados, la gitana Esmeralda, que predice el porvenir y atrae fatalmente a los hombres, es acusada injustamente de la muerte de su amado y condenada al patíbulo. Agradecido por el apoyo que en otro tiempo recibió de ella, Quasimodo, campanero de Nuestra Señora, de fuerza hercúlea y cuya horrible fealdad esconde un corazón sensible, la salva y le da asilo en la catedral." Nuestra Señora de París" ha dado lugar a numerosos libretos de ópera y a varias versiones cinematográficas.



Tras disfrutar con Los miserables, tenía claro que tenía que leer esta novela. Y por fin llegó su momento. Y de nuevo Víctor Hugo me ha vuelto a conquistar. 

Aunque sí, he de reconocer que el principio cuesta un poquito, que son muchas las descripciones que hay, que ralentizan mucho la historia. No deja nada a la imaginación del lector Víctor Hugo y lo describe todo hasta el más mínimo detalle. Y son también muchos los personajes que aparecen en esta novela, aparte de sus protagonistas, y casi todos los describe el autor con el mismo mimo. Y es que, en algún momento de la historia, van a tener su importancia. También describe a la perfección el contexto histórico en el que sucede todo. Y no evita en ningún momento dar su opinión y criticar todo lo que considera que es injusto, que está mal. 

Son cuatro los personajes que destacan en esta novela. Una de ellas es Esmeralda, una joven gitana que perdió a sus padres siendo ella muy niña. Se nos presenta como una adolescente inocente, pura, ingenua... Ella es la única que siente compasión por Quasimodo. Que es capaz de dirigirse a él a pesar de su aspecto. Pero las desgracias parecen perseguirla. Y nos da tanta pena todo lo que le sucede. Nos da tanta pena que su amor no sea correspondido...

Porque para Febo, otro de los personajes destacables, Esmeralda es solo un divertimento. Él es un apuesto capitán de la guardia que ya está comprometido, pero esto no le impide seguir conquistando a toda dama que se le ponga por delante. Aunque esto implique engañar, mentir...

Quasimodo es, como no, uno de los grandes personajes de esta novela. El que va a despertar toda nuestra compasión, toda nuestra pena. Jorobado, sordo, mudo y ciego de un ojo, sólo conocerá el rechazo de la gente. Fue abandonado siendo un bebé en la Catedral de Nuestra Señora de París y será acogido por el archidiácono Claude Frollo. Para Quasimodo, Frollo será como el padre que nunca tuvo. Por eso, al final, sus sentimientos estarán tan divididos.

Y Frollo, el personaje que más me ha sorprendido. Porque me esperaba un malvado sin más. Pero no, me he encontrado con un personaje roto, herido... Que ha visto que ese mundo sólido que él mismo se ha forjado se derrumba. Su fe, sus creencias, sus objetivos... Todo se tambalea. Y todo por ¿amor?, ¿capricho?, ¿pasión? Amor, avaricia, egoísmo, deseo, obsesión... Todo por Esmeralda, esa joven gitana que aparece un día en su vida y lo destruye todo. Su obsesión por ella le llevará hasta la locura, hasta la crueldad más extrema. 

Y esta gran historia tiene aún un mejor final. Un final de los que dejan huella, de los que se recuerdan, de los que no se olvidan. Un clásico que hay que leer, sin duda.

34 comentarios:

  1. Hola!
    Había escuchado hablar de este libro, sobretodo por la peli de Disney, pero por tu reseña veo que es algo diferente y me ha llamado mucho, así que me lo apunto. Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Intenté leerla hace muchos años pero no me estaba gustando y la abandoné. Quizás no era el momento o no era para mí.

    ResponderEliminar
  3. Ostras, este es todo un clásico.

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada suyo y quiero empezar por Los miserables, esta no la conocía
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Todo un clásico que tengo pendiente, y que gracias a tu reseña va a adelantar puestos en la lista. Tengo bastante curiosidad por ese Frollo tan distinto de lo que nos enseñó Disney.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  6. Yo no he leído al autor. Tengo que confesar que he empezado varias veces Los miserables y he tenido que abandonar. Una pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Todo un clásico. Lo leí en mi adolescencia y me gustó, pero ahora creo que tendría miedo de repetir. Me parece que es una novela que tiene su momento.
    besos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada del autor, y son clásicos, pero creo que para que gusten hay que buscar el momento apropiado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Yo aún no me he estrenado con el autor, un clásico donde los haya, y precisamente por esa condición seguro que tarde o temprano acaba pasando por mis manos algún libro de él, si no varios.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Frollo es apasionante, ¿verdad? Es un personaje de esos que marcan.
    Me encantó esta novela, yo que iba con expectativas Disney, me sorprendió y maravilló.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues no creo que me anime con este autor, leí hace mucho alguna novela suya y me costó terminarla, aunque era muy joven y entonces no disfrutaba a los clásicos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Conozco la historia por sus múltiples adaptaciones pero supongo que lo mejor es recurrir a la original, el libro. No he leído nada de Victor Hugo así que lo tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada del autor y quizá debería animarme pero no sé si es el momento.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Lo leí hace unos años en una edición viejísima y tan mala que tenía que achinar los ojos para leer las letras, de pequeñitas que eran. El libro casi se desintegraba, pero me encantó. Es verdad que al principio parece que cuesta, pero una vez dentro lo lees de corrido. Y sí, el final es de los que impactan, de los que te dejan noqueada, nada que ver con el de la película.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Este fue uno de esos raros casos en que un libro enviado a leer en la escuela me encantó y marcó mis gustos lectores :) Me gustaría leerlo de nuevo, ahora de adulta, creo que lo disfrutaría incluso más.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  16. Clasicazo! Pero confieso que no me atrae nada! Al menos para ahora.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Típica historia que todos creemos conocer pero que no tantos hemos leído, creo. De Hugo no he leído nada porque me resulta bastante denso aunque me han recomendado muchísimo tanto ésta como Los miserables. Del final no sé, yo quiero pensar que es bueno pero me habían dicho que triste.
    A ver si me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Buenas, no he tenido oprotunidad de leer nada suyo pero le tengo ganas <3

    ResponderEliminar
  19. hola yo también leí los miserables y al igual que este son clásicos que no deben faltan en el estante de un decente lector, no he tenido la oportunidad pero no pierdo las esperanzas de encontrarlo (preferiría que fue libro físico y no ebook) gracias tu reseña maravillosa

    ResponderEliminar
  20. Hola! Un clásico que está entre mis eternos pendientes. A ver si pronto me animo a leerlo porque siempre dejo un poco de lado los clásicos cuando muchos de ellos están entre mis libros favoritos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. HOLA, no se como llegué hasta acá pero sin duda es un clásico del cual había escuchado, más no me había tomado el tiempo de indagar, por lo cual me lo anotaré. Me convenció la sinopsis y tu reseña, Gracias. Ya le sigo.
    ~Pita*

    ResponderEliminar
  22. Es una de mis historias favoritas que no me canso de recomendar. Y por cierto, has echado un ojo ala versión ilustrada en dos tomos de Edelvives. Lo mío es amor verdadero. Palabra
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hoy nos trae la reseña de todo un clásico de la literatura... Me gustó mucho, espero algun día volver a leerlo, seguro que ahora le saco mucho más partido que con quince años y por encargo del insti jeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Al principio me costó bastante, ese trozo en el que están reunidos en la catedral, pero luego sí me gustó, lo que pasa es que yo tengo la edición de Edelvives ilustrada por Benjamin Lacombe, y como solo tengo el primer tomo, me he quedado a mitad de historia. A ver si consigo el segundo y lo termino. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Un libro muy recomendable.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  26. Esto no puede ser, tengo a HUgo en el kindle y lo voy dejando con las ganas que le tengo.
    Un besote, este libro me lo llevo.

    ResponderEliminar
  27. Uno de mis clasicazos pendientes... aunque quiero ir antes a por Los Miserables =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  28. Uy, Margari, disfruté mucho con la lectura de Los miserables, todo un clásico. Esta que hoy nos traes no la he leído, solo vi alguna peli con mi hija, por ver a Quasimodo, pero tras leer tu reseña, me la apunto. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta que recomiendes estos clasicazos¡¡ yo tengo un ejemplar en dos tomos y me encantaría releerlo de nuevo¡¡ es una maravilla y no decepciona por más tiempo que pasa¡¡ Un besazo enorme¡¡

    ResponderEliminar
  30. Qué decir, un clásico eternamente pendiente en mi larga lista >.< Y que nunca termino de poner remedio...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Quiero hacerme con la edición ilustrada en dos tomos que anda por las librerías para leerlo. Espero hacerlo pronto. Un beso!

    ResponderEliminar
  32. Reconozco que los clásicos no son mi fuerte :-) Aunque me gusta leer opiniones sobre ellos, ahora tengo una visión mejor de Frollo y sus pasiones malsanas, o del pobre y muy triste Quaisimodo.
    Un besote desde Notre Dame.

    ResponderEliminar
  33. Los clásicos... Reconozco que Victor Hugo no está entre esos clásicos que tenga en el punto de mira. Pero claro, si provocas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Hola, eser clásico tengo muchas ganas de leerlo!!

    Besos!!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!