viernes, 3 de junio de 2016

Ethan Frome. Las hermanas Bunner de Edith Wharton

Ethan Frome. Las hermanas Bunner 
Edith Wharton
Traductor: José Luis López Múñoz
Alianza editorial, 2015
El presente volumen recoge dos de las novelas breves más conseguidas y alabadas de Edith Wharton. Ambas tienen en común el amor, la fuerza que le oponen las convenciones morales y los caprichos de la vida que a menudo deparan inesperados giros a la existencia. “Ethan Frome” se urde en torno a la relación amorosa del protagonista con Mattie, la prima de su mujer enferma, y la pugna entre el deseo y el deber. En “Las hermanas Bunner”, pareja de solteronas que regentan una humilde mercería en Nueva York, es la irrupción de una posibilidad ya descartada el detonante del drama.

Por fin me he estrenado con Edith Wharton. Y ahora es cuando viene esa pregunta típica y tópica... ¿Por qué no he leído nada de ella antes? Porque lo que hace esta autora con las palabras, con la historia, con sus personajes... es absolutamente maravilloso. 

Dos novelitas nos encontramos en esta edición de Alianza. La primera es Ethan Frome, una novela dura y sobrecogedora. Lleva el título de su protagonista, Ethan, quien lleva una vida desdichada. Su aspecto solitario, triste, callado, llama la atención de un joven ingeniero que acaba de llegar al pueblo. Y poco a poco iremos conociendo qué le ha llevado a ese estado. Lo conoceremos de joven, cuando aún tenía ilusiones y proyectos. Cuando aún esperaba que su vida fuera otra, alejado de la granja. Pero un accidente de su padre y la enfermedad de su madre truncarán sus sueños. Tendrá que abandonar sus estudios y volver a la granja. Contará con el apoyo de Zeena, quien en esos momentos parecerá una mujer fuerte, dispuesta a todo. Pero esto cambiará en el momento en que se case. Siempre estará enferma, débil... Y Wharton nos dejará con la duda. ¿Realmente está enferma? ¿ Es hipocondríaca? ¿O utiliza la enfermedad como excusa para tiranizar a su marido? El único respiro que se da Ethan es cuando aparece Mattie, la prima de Zeena, para ayudarla con las tareas. Ella es todo lo contrario de Zeena. A su lado, parece que todavía tiene una oportunidad para ser feliz. Pero, ¿será capaz de aprovechar esa oportunidad? Dudará mucho Ethan sobre qué hacer. Las circunstancias le presionan de tal manera que no sabe ya qué es lo correcto. ¿Enfrentarse a su mujer, que está enferma? ¿Dar una oportunidad a su relación con Mattie? Pero no tendrá que contestar a esa pregunta finalmente. El destino responderá por él.

Las hermanas Bunner es el segundo relato. Destaca por la delicadeza con que perfila a cada pesonaje, en especial a Eliza; por el mimo que pone en cada descripción, en cada retrato; por el magnífico cuadro que nos presenta de la sociedad de su época; por una prosa rica, llena de matices, hemosa, delicada...
La acción se sitúa en Nueva York, ciudad en la que viven las dos hermanas protagonistas, Eliza y Evelina. Ellas son propietarias de una humilde mercería en una de las zonas más pobres de la ciudad. Si alguna vez tuvieron sueños, ya no se los permiten. Sólo aspiran a que su negocio les permita vivir. Apenas se dan caprichos. Y así transcurren sus días. Hasta que la compra de un reloj que Eliza regalará a su hermana por su cumpleaños, trastoque sus vidas. Y es que el relojero irrumpirá en ellas y lo hará para quedarse. Y a partir de este momento es cuando el personaje de Eliza empieza a brillar. Porque ella será quien más se sacrifique. Porque conocerá el amor y lo rechazará, por la felicidad de su hermana. Seremos testigos de todos sus sentimientos, dudas, preocupaciones...  A su lado, Evelina empequeñece. Porque ella no posee ese espíritu de sacrificio, porque ella solo verá su felicidad y aceptará todo lo que su hermana le dé. 
Una historia de sacrificios, de renuncia, de pérdidas... Que duele y conmueve. Y que deja con ganas de seguir leyendo a Edith Wharton.

 

25 comentarios:

Tatty dijo...

Tampoco he leído nada de esta autora y de momento no creo que me anime
Besos

Atalanta dijo...

Yo tampoco he leído a la autora, pero espero hacerlo a no mucho tardar.
Besos.

Inés dijo...

Sólo he leído un libro de Wharton, "Cuentos inquietantes" y me gustó bastante, así es que me apunto este.
Un beso

Lady Aliena dijo...

A ver si me pongo yo también. Ahora no recuerdo sí he leído algo de ella. Besos.

Natàlia dijo...

No he leído nada de la autora de momento. A lo mejor este sería una opción.
Un beso ;)

Inquilinas Netherfield dijo...

¿Verdad que tiene una prosa maravillosa esta mujer? Sé que hay gente que se le hace pesadísima pero a mí me encanta, y sus cuentos o novelas cortas son muy recomendables para que empiece con ella quien todavía no la conoce.

¡Besote!

Manuela dijo...

No he leído nada de la autora pero por ahora no creo que me anime.
Besos.

Marina Cordoba dijo...

Me gustan los clásicos y éste aun no lo he leído. Besos

Norah Bennett dijo...

La Wharton es muy buena con los relatos, a mí me encandiló con Ethan Frome, en la edición de la biblio venía solo ese. Qué pena porque el de las hermanas tiene una pinta genial. Con las novelas es otro cantar, al menos para mí, aunque sé de más gente que opina igual, se pone pesadísima y aburre. El de la inocencia ni lo acabé y La casa de la alegría, a duras penas.
Besos

Minea Halcombe dijo...

Ethan Frome es maravilloso y desvastador, aún recuerdo la sensación que me dejó. Las hermanas Bunner no lo he leído... aún :P
Besos

U-topia dijo...

De Wharton he leído La edad de la inocencia y guardo un buen recuerdo de su lectura.Por lo que leo en tu reseña tiene algunos temas de referencia: las limitaciones de las convenciones sociales y la elección entre amor y libertad o fatalidad o aceptación de las normas y las costumbres. Sin duda una autora muy interesante.

Un abrazo!!

Josebla dijo...

Hola! Me gustó mucho tu reseña. Leí de ella "La edad de la inocencia", y tenía buenas referencias de "Ethan Frome". Lo tuyo va a reforzar esa idea. Y como dice Norah, Wharton tiene mejor fama con sus relatos (o novelas cortas) que con las de largo aliento. Así que vamos a intentarlo.
Saludos!

rossy dijo...

Cuántas veces nos pasa eso, que no leemos más porque no tenemos tiempo, y, claro, así muchas veces no llegamos a leer a buenos autores. Pero bueno, por fin has podido leer algo de esta mujer. El libro lo tengo anotado para cuando pueda.

bsos!

Danny Garin. dijo...

Pues no conocía este libro :O y la verdad no me llama así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña.

Narayani dijo...

Yo también me pregunto por qué no he leído a esta autora. Tomo nota de tu recomendación; parece un buen libro para empezar con ella.

Besos!

Meg Raven dijo...

Uf, si es cierto que conmueve tanto no sé si es mi momento para este tipo de lecturas. Aun así siempre me gusta saciar un poco mi "ignorancia" respecto a autores de los que no he tenido el gusto de leer nada y sin embargo oigo hablar muy bien, así que seguramente caiga tarde o temprano.

Un abrazo!

albanta dijo...

Las leí hace muchos años.

The An5a dijo...

No me llama mucho la verdad :/
Un beso<3

Francis dijo...

Hola, Margari¡¡ ya estoy de vuelta y me ha encantado tu propuesta¡¡ dos historias costumbristas con toques fatalistas... este libro hay que leerlo¡¡ genial recomendación¡¡¡ un besazo enorme¡¡¡

Mientras Leo dijo...

No hace mucho comentaba que tengo que releer. Y este es un claro ejemplo de lecturas diluídas en el tiempo
Besos

Marisa G. dijo...

Yo con esta autora he tenido luces y sombras. Sus libros, por regla general, me atraen mucho pero es verdad que alguno me ha parecido más tedioso. Besos

Buho Evanescente dijo...

hola! nos encanta, nos encanta!!!!!!que genial, ojala pueda conseguirlas pronto, que nos morimos de ganas de leerla. gracias, por favor!!!!!

Buho Evanescente dijo...

hola! nos encanta, nos encanta!!!!!!que genial, ojala pueda conseguirlas pronto, que nos morimos de ganas de leerla. gracias, por favor!!!!!

Shorby dijo...

Tengo a la espera Ethan Frome, a ver qué tal =)

Besotes

Noelia dijo...

Me traje de la feria de la editorial Impedimenta Cuentos inquietantes, creo que comenzare por ahi Margari, espero que me sea su lectura tan satisfactoria como para ti estas entregas.
Besos