martes, 12 de junio de 2012

La Residencia de Estudiantes de Yoko Ogawa

Creo que haber visto más de una reseña negativa de este libro me ha hecho disfrutarlo al final más de lo que esperaba. Y aunque iba advertida de ese final tan desconcertante, no he podido evitar sentirme descolocada ante él. Y volverlo a leer para intentar comprender mejor ese final, ese desenlace. Porque son muchas las interpretaciones que se le puede dar. Pero tampoco esto me disgusta. A veces me gusta que el autor deje esa libertad al lector de decidir cuál puede ser el final de la historia que cuenta. Y así cada uno nos quedamos con el final que más nos guste... o nos convenza.

Pero empecemos por el principio. Volvemos a encontrarnos a tres protagonistas, como en La fórmula... No conocemos el nombre de ninguno de ellos. Tenemos a la narradora, que un día recibe la llamada de su primo, al que no ve desde hace años. Su primo se pone en contacto con ella para preguntarle por la Residencia de Estudiantes donde ella estuvo. Esta llamada parece despertarle del letargo en el que vive. Vive sola, esperando una llamada de su marido, que está en Suecia trabajando. Su futuro está en ese lejano país, pero no le hace ilusión alguna. Así que la llega de su primo a la ciudad parece despertarla. Los preparativos para la entrada de su joven primo en la Universidad y en la residencia le dan una vida que parecía no tener antes. Rompe con su monotoní, con su aburrimiento. Una monotonía que amenaza con volver cuando su primo ingresa defintivamente en la Residencia, firmando un curioso contrato:

Pero esta vez ella quiere enfrentarse a esa rutina, parece querer rebelarse contra ella. E irá continuamente a la residencia para ver a su primo, pero nunca logrará encontrarse con él. No volverá  a aparecer este personaje en el resto de la novela.

Ahora los diálogos los mantendrá con el sensei, que es como el director de la Residencia, un anciano aquejado de una extraña enfermedad. Y poco a poco, Ogawa irá cambiando la atmósfera de la novela. La Residencia de estudiantes no tiene nada que ver con la la residencia que ella conoció. Parece haberse contagiado de la decrepitud del anciano sensei. Y está casi abandonada, en precarias condiciones. Y si a esto le sumamos la desaparición reciente y sin explicación de un joven estudiante recientemente, el aire que rodea a esta novela va convirtiéndose poco a poco en un aire más asfixiante, más cargante, más angustioso... Y el primo sigue sin aparecer. Siempre hay algún motivo por el que no está en la residencia. Y la fijación del sensei por el físico, por la anatomía de sus residentes, preocupan a nuestra protagonista, hasta empezar a sospechar. 

Y llegamos a ese final, sorprendente, decepcionante para los que buscamos que todo tenga una explicación, pero que no te deja indiferente. Y que haces que vuelvas a leer las últimas páginas para rescatar aquellos elementos que te den pistas de cuál puede ser ese posible final. Un final que es comentado en muchos sitios y que de otro modo, quizás no hubiera despertado interés ninguno.

La soledad vuelve a estar presente en esta novela de Ogawa. Parece obsesionar este tema a la autora. Pero lo hace siempre con una prosa sencilla, fluida, cercana. Una prosa que es imposible dejar de leer.  Una prosa que vuelve a conquistarme.

43 comentarios:

Patricia K. Olivera dijo...

Hola Margari!!
Yo aun tengo pendientes más lecturas de Ogawa, luego de leer La formula preferida...quedé encantada. También he leído varias reseñas no muy optimistas pero como siempre digo...hay que ver por uno mismo!!

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

No he leido nada de esta autora pero en esta reseña me ha entrado el "gusanillo".
Un abrazo, Margari.

Saramaga dijo...

Ya la había visto por otros blogs, y está apuntada! A ver si me gusta tanto como a tí!
Un besito!

Unknown dijo...

Este es uno de esos libros japoneses populares que me faltan por leer >__<

Aunque es cierto que hay muchas reseñas no muy entusiastas. Aun así, pica la curiosidad.

Buena reseña, como siempre ^^ ¡Saludos!

María del Mar Gázquez dijo...

Todavía no he leído nada de esta autora. También he visto críticas negativas de este libro en comparación con el resto de sus novelas y muchas veces eso hace que te pase como a ti, que te guste más incluso con ese final tan desconcertante. Bss.

Isi dijo...

Es verdad que la autora escribe maravillosamente, y que le da un aire de soledad a los personajes que te hacen encariñarte con ellos porque los ves desvalidos. También me pareció un trío muy similar al de La fórmula...
Pero ese final... ayyy no me gustó nada!

Tatty dijo...

Todas las reseñas que he visto coinciden en el final decepcionante, yo tengo ganas de repetir con esta autora pero creo que voy a seleccionar otro título
besos

Dorothy dijo...

No me llevo muy bien con los finales abiertos, sobre todo porque la mayoría esconden que el autor no sabía cómo acabar la historia. hay finales abiertos muy justificados y que se entienden y otros que son una estafa para el lector. Tengo ganas de ponerme con esta autora, pero, en vista de las reseñas que hacéis la mayoría, creo que escogeré otro título.

Un besote

Offuscatio dijo...

Buenos días Margari. Ogawa es una de mis asignaturas pendientes; tengo ganas de descubrirla para poder contrastar mis opiniones con todo lo que se ha publicado sobre las obras de la autora. Sin embargo, también es cierto que, en este caso concreto, no tengo muy claro por donde empezar. Un beso.

albanta dijo...

la novela me llama pero lo del final no se. Si después de leer una novela el final te deja chafada cambia tu impresión sobre la novela

Pilar González dijo...

Todavía tengo que estrenarme con esta autora, y no va a ser con éste libro, sino con la fórmula...pero lo que no sé es cuándo. Varias veces he estado a punto de empezarlo y luego lo he dejado. un beso

Pilar González dijo...

Todavía tengo que estrenarme con esta autora, y no va a ser con éste libro, sino con la fórmula...pero lo que no sé es cuándo. Varias veces he estado a punto de empezarlo y luego lo he dejado. un beso

Marina Ortega dijo...

Me alegra ver que te ha gustado. Yo lo tengo en casita, a la espera de que le llegue su turno!!

Lesincele dijo...

No he leídon nada de la autora...pero me imagino que si me animo comenzaré por el de La fórmula.
Un beso!

CuEnTaLiBrOs dijo...

Yo tampoco he leído nada de la autora, el hecho de que la prosa sea tan buen ame llama pero los finales que te dejan con la explicación en tus manos a mi me dejan muy desconcertada... me lo pienso. Un besito!!!

Sara dijo...

Yo igual que Marilú, no soy muy amiga de los finales muy abiertos... Aunque igual le doy una oportunidad.
Besos!

Meg dijo...

Me alegro de que te haya gustado, y nada, yo sigo sin haberme estrenado con la autora y tengo ya un par de libros de ella esperando..a ver si este verano....Un besote!!

Carla dijo...

Me llama esta novela. Si que he leído que el final es decepcionante, pero a mi tampoco me suelen importar los finales abiertos, algunas veces hasta prefiero que me dejen imaginarme el final que yo quiera.

Un beso!!

shaka lectora dijo...

Yo no he leído nada de literatura japonesa, a no ser incluyamos el manga en esa categoría, claro jeje. Tengo ganas de estrenarme con ella, pero creo que elegiré la fórmula preferida.. que he oido hablar muy bien de ella.

Un beso shakiano!!

David Cotos dijo...

Genera misterio lo que nos cuentas.

Carm9n dijo...

Y a mí que me parece que ese final abierto es el que le da el toque especial. Acabas y le das vueltas y vueltas. Si fuese cerrado no dejaría de ser una novelita sin más, estoy segura.
Besos,

Espe dijo...

Ya leí en su día la reseña de LAKY y me quedé con la duda de si leer la novela o no. Sigo igual, jaja.

Carol dijo...

A esta autora le encantan los finales desconcertantes por lo que veo, de momento solo he leído El embarazo de mi hermana, aunque ya tengo en casa La fórmula..., este lo tengo también en mente que tiene buenísima pinta. Bsos

MAV dijo...

No he leído nada de esta autora, pero empieza a picarme el gusanillo por todas las reseñas que he visto de diferentes libros de ella.
Desde luego no me ha dejado indiferente, y le reservo un hueco.

Un saludo ^^

LA VIEJA ENCINA dijo...

No he leido nada de esta autora y a mi si me gustan esos finales asi que habrá que leerlo, no se cuando, pero lo haré, besitos

Luis Miguel Morales Peinado dijo...

Apuntado queda, Margari. Tampoco he leído a la autora. Tendré que arreglarlo, por lo cuentas.
¡Gracias y un besazo!

Mario Salazar dijo...

He escuchado algo de Ogawa y me despiertas la curiosidad por éste libro, yo soy de los tipos racionales pero también de los aventureros y curiosos, me gusta que me sorprendan aunque busco una cierta lógica siquiera que sea extravagante, no me gustan los vacíos salvo cuando ya han puesto de sí y nos han dejado una tarea, hay una linea corta entre lo simplemente absurdo de lo críptico. Tengo un e-book de ésta autora: La fórmula preferida del profesor. Apuntado. Un beso

LQVL dijo...

Me gusta mucho esta autora, siempre tengo esa sensación de melancolía y soledad en sus obras, pero de una manera o de otra siempre acaba conquistándome

besos

Narayani dijo...

Qué buena reseña!!! La verdad es que no creo que lo lea porque no me gustan los finales en los que no se entiende el final o que queda demasiado abierto. Sin embargo he de decir que me has puesto la miel en los labios y me lo pensaré mucho. Quizás termine leyéndolo.

Besos!

Pakiko dijo...

A mí sí me gustan los finales para interpretar, y he leído algunas buenas reseñas sobre esta obra. La tendré en cuenta.
Besos

mientrasleo dijo...

si te digo la verdad cuando terminé este libro me quedé con la duda de si lo había entendido bien..
Besos

KONCHA MORALES dijo...

Autora desconocida para mí. Me la apunto. Un beso.

Sandra dijo...

Hace algún tiempo que lo tengo apuntado, a ver si tengo ocasión de hacerle un hueco.

Besotes

Cartafol dijo...

Yo leí la formula preferida del profesor y me gustó mucho, y de tanto ver reseñas de este tengo ganas de leerlo tambien... ;D

Margari dijo...

Patricia, éste sigue la misma línea de La fórmula, excepto ese final, que es lo que puede no dejar contento al lector.

Pedro, me alegra haberte despertado el gusanillo por esta autora. Ya nos contarás.

Saramaga, pues ya nos contarás, espero que sí, que te guste mucho.

El lector indiscreto, sí, buenas reseñas no tiene. Es que ese final, es difícil que te deje contenta.

Rebeca, sí, cuando ya vas avisada, como que no te sorprende tanto. Y disfrutas más de otros aspectos, como de la maravillosa prosa de esta autora.

Isi, el planteamiento es muy parecido, casi repite la fórmula. Pero luego se decanta más por el misterio, por el suspense, hasta que llegas a ese final... Y ya no sabes donde situar esta novela.

Tatty, a ver qué titulo eliges. Yo también quiero seguir con la autora, que me gusta mucho como escribe.

Dorothy, pues sí, mejor escoge este título, porque un final más abierto que éste, imposible.

Offuscatio, pues te recomendaría La fórmula preferida del profesor, muchísimo mejor que éste. Y tiene final!

Albanta, si no te van este tipo de libros mejor dejarlo. Si no has leído nada de la autora te recomiendo el mismo libro que he puesto antes, La fórmula preferida... Mucho mejor

Pilar González, pues haces bien. Aunque me han gustado los dos, La fórmula es mucho mejor. Y como he dicho ya antes, tiene final!

Marina, a ver qué nos cuentas. Estaré atenta a tu blog.

Lesincele, sí, yo recomiendo empezar con La fórmula. Mucho mejor.

Marilú, para estrenarte mejor La fórmula preferida... Muy parecido a éste en su principio, pero con personajes aún más entrañables y con final!!

Sara, ya nos contarás si le das una oportunidad. Y ya has visto que recomeindo más La fórmula...

Meg, a ver si este verano es su año. Estaré pendiente a tu blog, a ver si cae.

Carla, depende de la historia me suelen gustar los finales abiertos o no. EN este caso creo que saber que el final quedaba de ese modo, ha hecho que disfrute más de otros aspectos de la novela: su estilo, su forma de caracterizar a los personajes, la diferencia de culturas, de forma de pensar...

Shaka, haces bien. La fórmula es mejor libro que éste. Al menos tiene final, que siempre suele gustar más que nos dejen un final.

David C. sí, es que el final te deja así, en el misterio.

Carmen, pienso igual. Y la verdad es que si lo piensas, sin ese final, de este libro apenas se hablaría. Lo que da motivo para el debate es ese final.

Espe, pues ya nos contarás si al final te animas.

Carol, pues sí, eso parece. Siempre se habla de sus finales. A ver qué nos cuentas de La fórmula...

Mav, a ver si te animas. Estaré pendiente a ver si lees alguno de sus libros

Silvia, yo estoy igual, apuntando y apuntando libros no sé para cuándo...

Román, te aconsejo empezar con La fórmula preferida del profesor. Aunque creo que también puede gustarte mucho este final inconcluso que nos deja Ogawa en esta novela.

Mario, con La fórmula preferida me estrené con esta autora y me gustó mucho. Tiene una forma de describir a los personajes que los hace entrañables, que logras conectar con ellos. Espero que te guste también.

Libros que voy Leyendo, a mí también me pasa. Siempre logra que me sumerja en su mundo.

Narayani, ¡gracias! Y me alegra haberte animado un poquito, pero si no te gustan esos finales, no te lo recomiendo. Si no has leído La fórmula preferida..., anímate con esa novela, mucho mejor.

Pakiko, entonces es tu novela. Ahora me dejas con ganas de leer tu reseña sobre este libro.

Mientrasleo, pues sí, a mí me pasó algo parecido. Tiene muchas interpretaciones ese final...

Koncha, apunta, apunta. Pero mejor con La fórmula preferida, más entrañable y conmovedora.

Sandra, ya nos contarás si te animas. Estaré pendiente de tu blog.

Besotes!!!

Margari dijo...

Cartafol, al principio éste es muy parecido a La fórmula, con personajes solitarios, que parecen encontrar en el otro esa parte de familia que añoran... Pero luego cambia de registro totalmente inclinándose al suspense. Y dejándote con un final que está abierto a muchas interpretaciones. No es igual que La fórmula... Aunque me ha gustado, no lo ha hecho tanto como La fórmula...
Besotes!!!

Pablo dijo...

Creo que no lo leeré. Me gustó mucho La fórmula, pero este no me llama para nada la atención. Igual no se nota "imprescindible".
Un abrazo.

Crazy Cat Nunu dijo...

No he leído nada de esta autora, pero creo que empezaré con otro libro que no sea este. Si me atrapa su estilo, seguro que lo termino leyendo.

¡Besines!

Margari dijo...

Pablo, siempre viene bien decir que no a un libro, que ya tenemos todos una infinita lista de pendientes. Y si no te termina de convencer.

Lady Boheme, podrías empezar con La fórmula preferida del profesor, mucho mejor que éste. Creo que te puede gustar.

Besotes!!!

Kayena dijo...

Todavía no conozco a Ogawa (tiene guasa lo mío ¿verdad?), pero, por lo que contáis algunas, ese final decepcionante me echa para atrás, así que espero estrenarme con otro título en un futuro.

Por otro lado, tu reseña me ha encantado, porque dejas satisfecho a quien te lee al analizar todos los aspectos de la novela.

Un beso.

Elena:) dijo...

Yo aún tengo pendiente a Yoko Ogawa, pero no sé por qué libro empezar, porque a mí eso de los finales abiertos no me hace mucho, soy de las que lo prefieren todo atado y bien atado. Aún así me atrae, me parece que los libros de esta autora pueden ser diferentes a todo lo que he leído así que a ver cuando me animo.
1beso:)

Kristineta! dijo...

Tengo ganas de leer algon de esta autora, pero creo que no voy a empezar con éste, ya que me gustan los finales bien cerraditos :) Me llama más la atención "La fórmula preferida del profesor". Besos!

Margari dijo...

Kayena, para empezar te recomendaría la citadísima La fórmula preferida del profesor. Creo que es la mejor que tiene hasta ahora. Y gracias por tu comentario sobre la reseña!

Elena, pues entonces te repito la obra que le he dicho a Kayena, La fórmula preferida... Aquí el final está bien cerrado. Y es una verdadera delicia esta novela.

Kristineta, pues haces bien, que si te gustan los finales cerrados, ésta no es tu novela.

Besotes!!!