sábado, 2 de noviembre de 2013

Don Juan Tenorio de José Zorrilla

Me apetecía reencontrarme este año con nuestro Tenorio, una obra que he releído varias veces por estas fechas, pero que en estos últimos años la he tenido un poco olvidada. De este año no se ha escapado y he vuelto a disfrutar de los maravillosos versos musicales que Zorrilla nos ofrece en esta drama. 

En Don Juan Tenorio, Zorrilla recrea dos viejos mitos, el del Burlador y el del Convidado de Piedra, como ya hizo Tirso de Molina muchos años antes en El burlador de Sevilla. Dividido este drama en dos partes, en la primera se desarrolla el mito del Burlador mientras que en la segunda el escritor plasmó magníficamente el mito del Convidado. Y todo eso, sin salir de Sevilla en ningún momento. 

Entre ambas partes hay muchas diferencias. Si en la primera parte aparece el Don Juan que todos conocemos, el galán de innumerables aventuras amorosas, joven, apuesto, arrogante, vanidoso, altanero, que nos arrolla con su increíble vitalidad... En la segunda, el protagonista se nos presenta más maduro. Aún sigue apuesto, pendenciero, un tanto altivo, pero empieza a aparecer en él los primeros rasgos de remordimiento. Empieza a notarse en él un deseo de redimirse. Además, en esta segunda parte las apariciones de ultratumba son constantes. Muchas cuentas pendientes tiene Don Juan.

Si la primera parte es alegre y bulliciosa, desarrollándose muchas de sus acciones en tabernas, en la segunda la acción es más pausada, más tranquila. Y entre sus escenarios encontramos un panteón, que no es precisamente un sitio de alegría... 

Evidentemente, uno de los grandes aciertos de este drama es su protagonista, Don Juan. Un personaje ya conocido en la literatura y que no necesita presentaciones. Y de esto se aprovecha Zorrilla para no profundizar a la hora de presentarlo. Con pocos rasgos, nos hace ver que nos encontramos ante un hombre osado, que tiene como único fin en su vida ampliar su lista de conquistas. Hasta que conoce a Doña Inés, símbolo de la pureza, de la inocencia, de la castidad. A ella le entregará su amor. Por ella estará dispuesto a redimirse. Pero su mala fama le precede. Sus actos también. Y en un lamentable lance, se verá obligado a matar al padre de doña Inés. Pero ya Don Juan se ha ganado nuestra simpatía, cosa que no ocurría con el Don Juan de Tirso, más cruel y depravado. Y estaremos a su favor cuando se presente la ocasión de salvar su alma.

Un gran clásico que se sigue disfrutando año tras año en estas fechas. Y como su lectura me ha dejado con ganas de más, ahora mismito voy por unas castañitas para acompañar mientras veo la obra. ¿Me acompañáis?



25 comentarios:

Laura Brownieysuscosas dijo...

Yo también quiero leerla estos días. Magnífica reseña.
Besos!!

mientrasleo dijo...

Québuena opción y qué magnífica reseña.
Me encanta el personaje de Don Juan y lo he seguido a lo largo de la literatura!!!
Besos

Fesaro dijo...

Me encanta, yo si me lo permite el trabajo y puedo localizar alguna no hay año que no intente acudir a una representación teatral de esta obra

Unknown dijo...

Hace siglos que no la leo, con eso de haber visto varias representaciones me he quedado sin repasar la obra directamente. Tendré que ponerle remedio.
Un saludo.

Lesincele dijo...

Yo soy la excepción por lo que me parece xDD, me da mucha pereza la verdad...ya siento el sacrilegio xDD
Un beso!

MyuMyu dijo...

Me cuesta mucho leer clásicos, así que no lo he llegado a leer. Los únicos que he leído han sido los que nos obligaban en el cole y ni siquiera recuerdo bien cuales eran :D
¡Besos!

Kayena dijo...

Leí la obra en mis tiempos de instituto y recuerdo las reposiciones de teatro en televisión que siempre hacían por estas fechas. La verdad es que es todo un clásico que no me importaría releer.

Un beso.

Tatty dijo...

Yo creo recordar que lo leí en mis tiempos de instituto pero desde entonces no he vuelto a él, ahora me apetecería más verlo que leerlo
besos

Aglaia Callia dijo...

Leí este libro en el colegio, hace muchas lunas y qué buenos recuerdos me has traído.

Feliz fin de semana, besos.

Mario Salazar dijo...

Por acá había la oportunidad de ver en teatro Don Juan y tenia la curiosidad de ser en un cementerio la puesta. He leído ambos y es una gran literatura. Gran personaje. Un beso.

Mónica-serendipia dijo...

Qué buena elección, guapa. Los clásicos nunca pasan de moda, y este, en particular, siempre resulta apasionante y atractivo, de los que no cansan. Besos.

Marisa G. dijo...

'Qué buen libro Margari! Besitos.

Jesús Martínez dijo...

Junto con Bécquer y sus leyendas, es sin duda la gran recomendación para estos días. Hace ya mucho que leí esta obra de teatro, así que voy a tener que hacer como tú y recuperarla de nuevo. ¡Además, el plan de las castañas es fantástico! Un beso.

Anónimo dijo...

Pues no me acordaba, pero es cierto...Me pondré a leer este clásico y más por estas Fechas tan ideales.
¡¡¡Gracias por Estar y Ser siempre en mi blog!!!...Eres un Encanto y sabes que te admiro y te estimo.
Abrazos y Besos.

Dolores dijo...

Hace mucho tiempo que tengo olvidado al Tenorio, puede que sea por la cantidad de veces que me obligaron a leerlo en el instituto. Creo que es hora de retomarlo, seguro que ahora lo veré desde otro punto de vista.

Un beso.

Shorby dijo...

Me encanta!
Uno de mis libros favoritos =)

Besotes

Narayani dijo...

Pues ahora mismo no porque me estoy poniendo al día con los blogs, pero lo dejo pendiente para verlo más adelante :)

No he leído esta obra, pero me has metido el gusanillo en el cuerpo.

Besos!

CuEnTaLiBrOs dijo...

Qué bien te lo montas :) yo reconozco que le cogí manía, es una de esas lecturas obligadas a las que debería volver con libertad para disfrutarla. Besos

L.I.M dijo...

Creo que lo leí siendo jovencita aunque sí te soy sincera no estoy segura del todo. Eso se soluciona leyéndolo de nuevo y así o bien lo descubro por primera vez o bien lo disfruto por segunda.
Besos!

Yossi Barzilai dijo...

Y a mí que no me ha dado nunca por leerlo estos días Con lo que yo soy de tradiciones literarias que ya he sacado los Stephen King y los de Navidad para ponerlos en lugar preferente en la estantería El año que viene lo releo por estas fechas. Un beso :)

Meg dijo...

A mi también me gusta retomarlo por estas fechas, lo disfruto mucho. Un besote!!

Meg dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tizire dijo...

Hace años que no lo leo, pero es una obra que tiene de todo y no deja indiferente: un clásico imprescindible. 1beso!

Isa dijo...

Parece que antes se oía hablar más de este caballero, ahora solo importa Halloween.

Pasajes románticos dijo...

Leí la obra en el instituto pero si te digo la verdad nunca he tenido ganas de volver a reencontrarme con ella. Y tampoco he visto las representaciones.
Tendré que ponerme al día, seguro que ahora tantos años después descubro cosas nuevas.

un beso