viernes, 22 de noviembre de 2013

San Manuel Bueno, mártir de Miguel de Unamuno

"¿Religión verdadera? Todas las religiones son verdaderas en cuanto hacen vivir espiritualmente a los pueblos que la profesan , en cuanto les consuela de haber tenido que nacer para morir, y para cada pueblo la religión más verdadera es la suya, la que le ha hecho."

Estos días ha tocado hacer limpieza en casita. Y la parte que más disfruto es cuando llego a las estanterías y empiezo a llenar el salón de libros... Llega un momento en que no sé ya ni dónde ponerlos.. Además, es ahí cuando surgen las oportunidades para muchos libros que están olvidados, pobrecitos. Ahí escondidos, detrás de otros libros...  Y esa es la historia del libro que traigo hoy. Que ha sido rescatado de la estantería después de muchos años esperando. Creo no exagerar, pero si hago memoria... Este libro lo compré en la década de los noventa, en la década en que aún era una feliz estudiante. Lo compré en una librería de ocasión. Y no venía solito, sino que formaba parte de una antología de autores de la generación del 98. Unamuno está aquí acompañado por Valle-Inclán, Baroja, Azorín, Machado y Ganivet. ¡Y por 300 pesetas! Contenta lo puse en la estantería. Y ahí ha estado tranquilito, sólo moviéndose cuando tocaba limpieza. Pero esta vez no. Esta vez, arribita de la escalera bajando libros, no pude evitar la tentación de abrirlo y descubrir la primera novela, San Manuel Bueno, mártir. Empecé a leer y ya no pude dejar esta historia incompleta. No sé que tiene Unamuno que siempre acaba conquistándome.

La novela nos cuenta la historia de don Manuel Bueno, cura párroco de Valverde de Lucerna. Su vida siempre estuvo dedicada a sus fieles, a su pueblo. No tiene otro objetivo en su vida sino conseguir la felicidad y la paz espiritual de todos ellos. Para el pueblo, es un auténtico santo, es un ídolo.

Un día regresa al pueblo Lázaro Carballino. Viene de probar fortuna en el Nuevo Mundo. Llega con nuevas ideas anticlericales y progresistas. Todos en el pueblo esperan que Don Manuel lo convierta. Y éste parece ser el principal objetivo del cura. Y parece que lo consigue. Cuando la madre de Lázaro está a punto de morir, éste le promete rezar siempre por ella. Para confirmar sus palabras, a partir de ese momento acudirá a misa y comulgará. Todos creen en su conversión. Pero el joven no soportará mucho tiempo su carga y se confesará a su hermana pequeña,  Ángela. Y le desvelará que todo lo que ha hecho ha sido a petición de don Manuel. Que no está convertido, que sigue sin creer. Pero que don Manuel le ha pedido que actúe así para que la fe de su fieles sea más fuerte. También le desvelará el terrible secreto del cura...

Esta brevísima novela se nos presenta como unas memorias de Ángela Carballino. Empieza a escribirlas cuando se entera del proceso de beatificación de don Manuel. Hace ya tiempo de todos los sucesos que está escribiendo. Su hermano hace tiempo que falleció también. Así que en todo momento lo que estamos viendo es el punto de vista de Ángela. Conocemos a don Manuel a través de sus ojos, no de forma directa.  Nos contará también muchas cosas de las que le contaba su hermano acerca del párroco. No hay en ningún momento un narrador omnisciente revelándonos como era don Manuel. En todo momento lo que observamos es la visión que tanto Ángela como Lázaro tienen de él. Pero, ¿podemos confíar en Ángela?
"Y yo no sé lo que es verdad y lo que es mentira, ni lo que ví y lo que sólo soñé o mejor lo que soñé y lo que sólo ví, ni lo que supe ni lo que creí."
La propia Ángela duda de su historia. Quizás todo ha sido un "sueño soñado dentro de otro sueño".

Si no conocéis el secreto de don Manuel y queréis descubrirlo, acercarse a esta pequeña novela. Disfrutad de las reflexiones de Unamuno. Que no os eche para atrás que la religión sea su tema principal. La prosa de Unamuno es sencilla, fluída. Esta historia si la empiezas no puedes dejarla inacabada. Y os aseguro que se lee en un periquete.

35 comentarios:

Unknown dijo...

Aunque he disfrutado de los libros de Unamuno la verdad es que este es uno de los que no me gustó demasiado, quizás por tener tanta religión. No lo se exactamente.
Un saludo.

Manuela dijo...

Pues no he leído nada de Unamuno...casi me da vergüenza decirlo... Feliz fin de semana. Besos.

Jara dijo...

Tienes razón, es el tipo de novelas que compramos en un impulso o que forman parte de una colección y pueden acabar por pura dejadez en el fondo de una librería. ¡Las limpiezas les vienen de maravilla!
Tomo nota, que estoy segura de que me gustará.

Besos

Lady Aliena dijo...

Me da un poco de vergüenza decir que no he leído a Unamuno. Pero esta novela creo que será por la primera que empiece; y más si es cortita. No tengo tiempo para tochos, ésos para el verano.
Muchas gracias,besos y buen finde.

albanta dijo...

Este no lo he leído pero me gusta Unamuno, al menos las obras que ya conozco.

Mónica-serendipia dijo...

He leído a Unamuno pero éste título precisamente no. Me lo apunto, me parece interesante para reflexionar sobre algunos temas metafísicos y de fe, pero creo que hay que estar predispuesto para lecturas así. Esperaré el momento. Qué buena reseña, Margari, sabes cómo hacer que pique el gusanillo :-))

Francisco dijo...

Esta novela lleva también años conmigo, aunque con los traslados que tuvimos no recuerdo si aún la conservo. Me trae muy buenos recuerdos de mi época de estudiante. Y ya veo que ha ocupado un lugar en tu biblioteca en muy buena companía, que creo que es la apropiada para ella. Besos.

Meg dijo...

Me gustó mucho, no quiero decir más por no hacer spoiler, pero me gustó mucho el párroco, lo que lleva dentro y cómo lo reserva creyendo que es lo mejor para todos, para que nadie más pasara por lo que él, algo que al fin y al cabo le puede pasar a cualquiera. Me encantó. Un besote!

Marisa G. dijo...

Mira este libro lo tengo apuntado en mi lista casi desde el principio. Un día pensé en Unamuno y me apeteció leer algo suyo y anoté este libro. Ya había leído otros libros y siempre me han gustado. Gracias por refrescarme la memoria. Besos

Laura Brownieysuscosas dijo...

Pues a mi me pasa lo mismo. Tengo libros guardados en la parte más alta de las estanterias, a los que solo llego cuándo hago limpieza y con la escalera, y los pobres están ahí aburridos, esperando a que me decida a leerlos. A este escritor, para variar, también lo tengo bastante olvidado.
Besos!!

Pilar González dijo...

Lo leí hace un montón pero la verdad es que no lo recuerdo bien aunque supongo que me gustó porque en general lo que he leído de Unamuno siempre me ha dejado buen sabor de boca. Un beso

Sara dijo...

Recuerdo que este libro me tocó leerlo en primero de carrera. En un primer momento no me resultó atractivo, pero una vez empecé a comprenderlo de verdad, fue cuando empecé a enamorarme de Unamuno.
Besos:)

Cita Franco dijo...

Cada vez que leéis a un clásico sacáis brillo a un diamante.
En el caso de Unamuno, poco puedo decir más que es imposible no alabarle. Y no es una muestra de respeto, es hablar a las claras.

Gracias por este regalo.

Besos, pequeña

Tatty dijo...

Este es un autor del que aún no he leído nada y algún día tendré que probar, aunque no sé si me animaría a empezar por este
besos

Destartalada dijo...

Este libro lo leí el año pasado como lectura obligatoria en clase y la verdad es que aunque en mi clase no gustó, a mi me encantó. Encuentro que es un libro muy reflexivo, un libro lleno de preguntas que te hacen preguntarte y contestarte algunas preguntas.
Mil besos.

L.I.M dijo...

Lo leí en mi época de estudiante por imperativo de clase de literatura pero me alegro mucho de que nos lo hicieran leer porque me marcó mucho. Me encantó la historia de Don Manuel y la profundidad de su personaje y el secreto me dio muchísimo que pensar durante mucho tiempo. Fíjate si han pasado años y aún me acuerdo del libro y de la historia. Muy recomendable.
Besos!

Rosana Martí dijo...

¡Que bello es!... rencontrarse con un libro que en un tiempo fue compañero de lectura, a mí me apasionas estos reencuentros, gracias por compartirlo.

Un fuerte abrazo lleno de mi cariño, pasa un lindo fin de semana.

Aglaia Callia dijo...

He leído a Unamuno, pero en el colegio y por obligación, algo nada recomendable, así que no logré sintonizar con él, lo que espero resolver cuando lo relea en el futuro.

Besos.

Ana Blasfuemia dijo...

Siempre es un alivio saber que no soy la única que tiene libros en la estanterias, abandonados durante años y años... Unamuno, eso son palabras mayores. Leí este tiempo creo que lo mismo por obligación. No me importaría releer a Unamuno, pero no en este momento.

Besos

Enzo dijo...

Seguiré tu recomendación y me acercaré a este libro, además lo tengo de una colección que hice hace tiempo, lo voy a desempolvar y a ponerlo a mano. "La tía Tula" me gustó mucho.
Un beso.

Sandra M. dijo...

Lo apunto, pero no prometo nada. Cierto es que no he leído nada de Unamuno, pero hay tanto por leer...

Besos.

mientrasleo dijo...

Pues este libro me encantó.
No hace falta ser nada para ser bueno, las personas valoradas en lo que son, las dudas cuando se suponía que no las había... es fantástico
Besos

MyuMyu dijo...

Yo no conocía el libro hasta ahora y me da un poco de vergüenza porque me siento bastante inculta.
La trama me interesa y creo que sería un libro que disfrutaría, así que trataré de hacerme con él.
¡Besos!

Yossi Barzilai dijo...

Una nivola!!!!! :) Hastraído a uno de los personajes más entrañables que he leído jamás, me gusta mucho este libro. Besos :)

CuEnTaLiBrOs dijo...

Vaya dilema, me falta la U del reto de la A a la Z e iba a probar a leer a Unamuno, con otro título o a otro autor... lo pensaré tras tu reseña. Besos

Lesincele dijo...

No es por la religión pero esta vez no me atrae demasiado...
Un beso!

Tizire dijo...

Este es uno de mis libros favoritos de la novela clásica española y creo que el único que he leído de Unamuno: me resultó muy sencillo de leer y la historia francamente interesante, con toda esa reflexión sobre la religión y la fe verdadera... Me ha gustado mucho tu reseña, me has recordado que anda por mi estantería y que quizás merece una relectura. 1beso!

Carla dijo...

No pensaba leerlo en un futuro próximo, pero me has ido convenciendo con tu reseña. Quiero conocer el secreto del cura.

Un beso!!

Shorby dijo...

Este es uno de los tantos clásicos que tengo pendientes =)

Besotes

Anónimo dijo...

¡¡¡Ya tenía ganas de pasarme por tu blog, Margari!!!
No he leído este libro de Unamuno y, sin duda, me lo apunto y, si puedo, lo leeré en Oviedo.
¡¡¡Gracias por Estar y por Ser siempre a mi lado!!!
Abrazos y Besos.

U-topia dijo...

Me pasa como a ti, celebro cuando me reencuentro con algún libro que me espera en la estantería.

Y este está en mi estantería sin leer. No sé si ahora podrá ser pero tu reseña anima.

Un abrazo!!

Marian dijo...

El tema religioso en principio me echa para atrás, pero leer a Unamuno merece la pena. No conozco el secreto de don Manuel, pero ya me dejas intrigadaa. Si no fuera por toda la lectura pendiente que tengo, le haría un huequecito
Gracias por contarnos tu opinión
Besos

Anónimo dijo...

pues nunca he leído a don Unamuno y me has dejado con la miel en los labios...¡voy a buscarlo!

Jesús Martínez dijo...

Me uno con los ojos cerrados a tu recomendación. Leí esta pequeña novela allá por el 2003-2004. Un profesor de la facultad —no sé si llegaste a tenerlo en tus clases— me "retó" a leerlo para comentarlo en una de las clases. Quedé encantado con la historia. Ahora que lo he recordado con tu reseña, me han entrado ganas de volver a descubrir esta historia. ¡Un abrazo!

Narayani dijo...

No lo descarto, que me has tentado a pesar de la religión :)

Besos!