viernes, 13 de abril de 2018

Moby Dick de Herman Melville

Moby Dick
Herman Melville
Trad: Maylee Yábar Dávila
Alianza, 2018
El amplio mar, la constante contemplación del horizonte en busca de la presa, la abigarrada tripulación del "Pequod", ballenero comandado por un capitán tullido y obsesionado por su venganza... Surgiendo de la profundidad de las aguas, como un espectro, la encarnación del Mal: Moby Dick, la ballena blanca...

No sé cuántas veces he borrado ya el principio de esta reseña. Y es que es igual de difícil hablar de un libro que te ha encantado como hablar de un libro que te ha decepcionado. Aquí me encuentro en el segundo caso. ¿Qué esperaba yo de este libro? Aventuras, tensión, acción, obsesión... Y esperando me quedé.

Ciento treinta y cinco capítulos tiene el libro. Que recuerde el número de capítulos no es buena señal. Porque aunque venga señalado no es algo en lo que me suela fijar cuando un libro me está gustando mucho. Aquí lo miré más de una vez para ver cuántos me faltaban... De los ciento treinta y cinco capítulos podrán salvarse unos treinta, más o menos. En esos treinta se desarrolla la historia que todos conocemos de esta novela. No se molesta mucho en perfilar a los personajes, salvo  al capitán Ahab, con esa obsesión por Moby Dick. Eso sí, tiene un principio memorable y un final apoteósico. Pero desde ese principio hasta ese final, ¿qué encontramos? Pues un tratado sobre cetología preciso y conciso. ¿No sabías cómo eran las ballenas? ¿Ni los distintos tipos que hay? Pues no te preocupes, que cuando terminas el libro, eres un experto en el tema. Como también te conviertes en un auténtico experto en las leyes y reglas de la pesca de ballenas. Y si no te conviertes en un experto, es que has hecho uso del derecho que tiene todo lector de saltarse páginas, como he hecho yo. Sí, lo confieso. Me he saltado páginas.... Y también he hecho lectura rápida de otras... Y es que no quería abandonarlo, porque sé que si lo dejaba, no iba a encontrar ya el momento para volver a él. Y porque soy terca, también. Porque el libro, como Moby Dick para el capitán Ahab, empezó a convertirse en mi obsesión, en mi propio reto. Que superé. ¿Para qué? No lo sé, pero lo superé. Y sólo por eso estoy ya contenta. 

Y termino la reseña hoy con una pregunta que me ha estado rondando hoy la cabeza, no sé por qué. ¿Conocéis tod@s el final de esta novela? Que a veces se dan las cosas por sabidas, y da una más información de la cuenta y ya le fastidia la historia a alguien. 



28 comentarios:

  1. Desde que dijiste que ibas a leer este libro estaba deseando leer la reseña, porque no conozco a nadie, a NADIE, a quien le guste... jajaja. Ya te lo comenté, yo ni lo he intentado, porque todo el mundo decís lo mismo, y no tengo el cuerpo ni la cabeza para lecturas soporíferas y exasperantes. De esos clásicos que creo puedo asegurar que nunca leeré (aunque a saber...).

    Por cierto, contestando a tu pregunta, yo al menos sí que sé cómo termina. Como no tengo pensado leerlo tampoco me importó mucho enterarme en su momento :). Siento mucho el mal trago lector :S

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  2. Yo no me animo, empecé a leerlo una vez y me aburrió. Y no, ahora que caigo, no sé cómo termina la historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. 'Moby Dick' no es una lectura fácil, ni mucho menos. Es, con diferencia, la más complicada de Melville, que tiene otras novelas más trepidantes, 'Redburn', por ejemplo, es una de ellas. El gran problema de 'Moby Dick' son las expectativas, lo que nos ha llegado es la historia superficial, la aventura, y pocos se han parado a hablar de todo lo demás. No es una novela de aventuras propiamente dicha, es una novela antropológica, filosófica, incluso, que sucede en una aventura. Es normal que todos los que esperan un libro de aventuras salgan decepcionados de él. No fue mi caso. A mí me gustó. Y lo que más me gustó no fue precisamente la parte aventurera, fue todo lo que supura ese libro y que te hace pensar. Dónde están los límites entre un proyecto y una obsesión. Cómo en un momento puedes ser Ahab y, en otros, sin darte cuenta, eres la ballena blanca de alguien. O que las ballenas blancas, los monstruos de cada uno, existen sencillamente porque nos empeñamos en perseguirlos. Y eso son sólo las que recuerdo así, sin pensar mucho. Quizás la gente debería hablar más de todo eso y menos de la aventura, porque entonces las expectativas no se corresponden con lo que el libro es. Y casi nadie y casi nada está casi nunca a la altura de las expectativas.

    Besos.
    ¡y suerte con la próxima lectura!

    ResponderEliminar
  4. Yo hice un intento hace tiempo y no lo conseguí. No me atrapó la historia.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  5. Ainsssss, como te agradezco esta reseña, jajaja La tenía apuntada para el Reto de los Clásicos de Francisco y creo que con lo que dices, voy a cambiar de objetivo, jaja NO tengo ni idea de como acaba ni de como empieza. Creo que sólo he visto retazos de alguna película en la televisión, pero si lo del medio no merece, no pierdo el tiempo. Será por libros!!!!

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente, yo la abandoné, no pude con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja, me ha encantado los derechos del autor. Hace tiempo que lo leí y creo que era en versión juvenil, aun así era gordito. Se que me dormí mucho por el camino y no, no recuerdo el final. Así que ahora estoy hiperventilando por si tengo que leerme esos 135 capítulos que dices que tiene. A lo mejor me voy al final del todo y me quedo a gusto. :p
    Un beso guapa y espero que tengas una mejor lectura y disfrute de ella.

    ResponderEliminar
  8. Uff...una pena que se haga tan pesado y no te haya gustado. Es verdad que cuando hay que hacer una reseña de un libro que no te ha gustado es más difícil que cuando sí lo ha hecho.
    Hay libros que son considerados muy buenos y luego te encuentras con estas cosas... No pasa nada, a otra cosa mariposa y a seguir descubriendo lecturas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo. A mí sí que me gusta mucho "Moby Dick", pero sí que me parece uno de los clásicos más densos que he leído, de esos que cuestan. Aunque cuando lo leí, terminé hipnotizada por los personajes y la historia, así que superé esa densidad del principio. No pasa nada, es estupendo comentar lecturas y clásicos, y no todos pensamos igual. A mí me aburre un montón Henry James y lo digo. No estamos diciendo que son malos libros, estamos diciendo que a nosotras no nos entusiasman por lo que sea. Un besote.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Me encanta la imagen de los diez derechos del autor
    La verdad es que no lo he leído así que no estoy 100% segura de saber como termina.
    De este autor, que ahora se me ocurra, creo que solo he leído Bartleby, el escribiente y si que me gustó daba qué pensar
    Un saludo
    Yes, we can read together

    ResponderEliminar
  11. Pues mientras te leía no recuerdo sí lo leí (hace muchooooo tiempo) o es que escuché tanto la historia que tengo la sensación de haberlo hecho, lo que sí me ha quedado claro es que no haré una relectura o lectura de este libro por muy clásico que sea.
    Buena la imagen de los derechos del lector.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Yo no lo he leído nunca. Vi esta misma edición en la librería, que mira que es bonita eh, y sí, también pesa un montón, pero por el momento, no lo he leído.
    Siento esa decepción.
    EStupenda la imagen, por cierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Lo leí hace muchos años cuando era joven y terca y me agobió, pero no puedes buscar aquí aventura, porque es más la lucha de un hombre y su obsesión, o al menos es lo que recuerdo. Que ya las neuronas fallan.

    ResponderEliminar
  14. Es es el miedo que yo tenía, encontrarme un libro que me aburra con detalles enciclopédicos pero con la reseña que le hizo Dorothy en su día ya sé que va de otra cosa. Aun así no me he puesto porque lectura fácil no es y no esté el horno para esos bollos.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo lo leí hace mucho y me aburrio quizá debería volver a hacerlo de adulta pero el recuerdo que tengo es de desesperación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la ilustración de Blake con los derechos de los lectores, respecto a Moby Dick yo aún no lo he leído así, es de esos que hay que abordar con energía.
    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Pues yo no conozco el final, o si alguna vez supe de él lo he olvidado.
    Dentro de los clásicos que tengo pendientes, no es de los que más me apetece leer, así que de momento lo sigo dejando pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Yo lo leí en el colegio en séptimo u octavo de EGB como lectura obligatoria, siempre achaque a eso que no me gustará, pero parece que hay más gente a quien no le gusta y leyéndola de mayores, así que aunque pensaba vagamente releerlo en algún go momento por ahora no va a ser. Besinos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Pues ahora que lo dices, no tengo ni idea de cómo acaba. Lo típico, te conoces la historia porque la has oído miles de veces, pero nada más.
    En fin, cuanta más reseñas leo de esta novela, más pereza me está entrando eh. Todas coincidís en que se pasa media novela hablando de las ballenas como si fuera un ensayo.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. No lo he leído pero si varias reseñas y opiniones que siguen tu línea, a mi me hace ilusión leerla y pese a todo, el problema es cuando jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Creo que esta novela es ultra conocida y mas o menos se sabe como acaba. Aun así, veo que para hacerme experta en ballenas hubiera estudiado biología o algo por el estilo. Así que no se si darle una oportunidad. Besos

    ResponderEliminar
  22. Hace unos días en fnac tuve esta edición en mis manos, yo intenté su lectura hace años, era jovencita y siempre he pensado que por eso no avance nunca en ella y la abandone, me reconforta saber que en ocasiones no es cuestión de edad, que ahora ya en la madurez también es complicada su lectura. Yo no se el final tampoco no lo conozco. Y de momento no es una lectura que yo pueda abarcar. Besitos y gracias por tu sinceridad.

    ResponderEliminar
  23. Hola! Lo intenté leer hace años y la verdad es que lo dejé pronto porque me aburría bastante y la verdad es que tampoco me apetece demasiado darle una nueva oportunidad. Pensándolo, no tengo ni idea en como termina esta historia, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Este es un clásico que creo que no leeré, me da que no voy a parar de llorar y esperar la muerte de Ahab.

    ResponderEliminar
  25. Sesudos analistas han dicho que la ballena blanca, no representa, ni más ni menos que a Hegel. Con eso está todo dicho.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola!

    Pufff, te entiendo, a veces pasa con los clásicos que se te meten entre ceja y ceja y aunque no te estén gustando dices... ¡yo esto lo acabo sí o sí! Me pasó con Crimen y castigo, que soponcio por dios.
    Y es curioso porque no, realmente no conozco como termina Moby Dick jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!