viernes, 12 de octubre de 2018

El jardín de los Finzi-Contini de Giorgio Bassani

El jardín de los Finzi-Contini 
Giorgio Bassani
Trad: Juan Antonio Méndez
Acantilado, 2007
En la ciudad de Ferrara, cuando la comunidad judía vive amenazada por el antisemitismo del gobierno fascista, los Finzi-Contini—una familia judía de abolengo—llevan una vida apartada en una lujosa villa, rodeada por un jardín majestuoso. Alberto y su hermana Micòl, los hijos de la familia, deciden invitar a algunos amigos a su casa, después de que a muchos de ellos los hayan expulsado del club de tenis de la ciudad. El protagonista de la historia, un joven judío de clase media, accede así a esta hermética comunidad—aparentemente inmune a las leyes raciales—, en cuyas reuniones convergen la política y la vida privada, y aflora el amor entre el muchacho y la joven Micòl. Sin embargo, el curso de la historia parece arrastrarlos hacia un destino funesto y abocarlos a precipitarse al abismo que se abre bajo sus pies. Pocas novelas italianas del siglo XX han ocupado un lugar tan especial en el corazón de los lectores como El jardín de los Finzi-Contini, una conmovedora historia que entrelaza la suerte individual y colectiva de Italia en los albores de la Segunda Guerra Mundial. 

A veces me pregunto qué tiene que tener una buena novela para que te llegue. Y no lo sé. Porque me encuentro con libros como éste,  que lo tiene todo para ser una novela redonda, pero no. No me ha llegado, no me ha calado. ¿Por? Pues no sabría decirlo. Creo que es algo totalmente subjetivo, ¿verdad? Hay novelas la mar de sencillitas que te llegan directas al corazón. Y otras que, por más que se empeñe el autor y por más que se empeñe una, se desvían del camino. 

El jardín de los Finzi-Contini tiene todos los ingredientes para ser una buena novela. Y lo es. Pero el tono con el que es narrado la historia me ha resultado demasiado frío. Pese a la magnífica ambientación, en la que resulta imposible no sentir el miedo ante el auge del fascismo en Italia. Pese a la tragedia que se intuye en cada página de la novela. Sabes que algo va a ocurrir, que no se puede evitar. Y que no va a ser bueno para casi nadie. Pese a esa historia de amor sobre la que gira la novela. El protagonista, un joven judío de clase media, se enamora de Micol, una bella judía que pertenece a una de de las mejores familias del país. Primer obstáculo: la diferencia de clases.  Un obstáculo que a nuestro protagonista le resulta imposible de salvar. Le cuesta acercarse a ella, hablarle, confesarle sus sentimientos. Pero es que ni él se los confiesa pero es que tampoco sabemos a qué juega ella. ¿De verdad no se da cuenta de los sentimientos de él hacia ella? A veces parece que sí se da cuenta y se aprovecha de él, juega con él. En otras parece que no. Y dudamos de si ella siente lo mismo por él. Es mucha la ambigüedad en esta relación. Es un quiero y no puedo constante, que termina cansando un poco. 

Y es que sobran descripciones y faltan emociones. Y aunque conocemos bien a los personajes, me han resultado un tanto lejanos. Y quería acercarme a ellos, pero parecía haber una barrera que me lo impidiera. Y no he podido sentir empatía por el protagonista y su amor no correspondido. Ni por el trágico destino de los distintos personajes que van apareciendo en esta novela. Y me ha dado pena. Porque es que tiene cosas muy buenas. 

¿A vosotros os pasa? ¿Estar leyendo una novela, daros cuenta de que es buena, pero no lográis conectar con ella?

14 comentarios:

  1. Hola, qué pena que no te enganchó porque la sinopsis pinta interesante. También hay épocas y épocas. Me pasó con una novela de D. Lessing, Diario de una buena vecina, que no me enganchó cuando la compré y años después se convirtió en una favorita. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Esta novela que traes la lei hace años en el club de lectura y me gustó. En cuanto a lo que comentas a mi me paso con Milan Kundera y La insoportable levedad del ser. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! no conocía la novela, y me intrigo la sinopsis que mal que no te llegara profundo porque pinta para eso, yo me la apunto. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    es una pena que te haya ocurrido eso, a mí también me ha pasado alguna vez. Aun así le voy a echar un vistazo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues sí ,claro que puede pasar. Como con todo, que por lo que sea no conectamos y punto y hay cierto tipo de historias que si se cuentan desde lejos pierden toda la gracia.
    Visto lo visto, la dejo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Que pena que no haya logrado transmitirte, porque eso es un fastidio y algo que destruye una buena lectura. Con lo cual, tras leer tu reseña y aunque la novela sea buena tengo que dejarla pasar pues soy mucho de sentimientos y si no transmiten o es fria y poco emotiva creo que no la disfrutaría por completo así que esta vez va a ser que no.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Margari!! No creo que me anime mucho con este libro, pero gracias por el descubrimiento. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Margari, no se siente la lectura cuando no existe profundidad. Son cosas que pasa, pero la verdad es que no hay una cosa factible para saber con certeza la realidad de que vaya a ser un buen libro, eso lo deciden los lectores. Besazos!!

    ResponderEliminar
  9. Pues tú misma te has respondido y es que el tono en que esté narrada influye mucho y hay historias tan fáciles pero contadas de una forma tan bonita que te cautivan y otras que por mucho que adornen en descripciones, tal como dices de esta, no te llegan.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. A mi me ha pasado varias veces. Y es que hay tantas opiniones como lectores y aunque da rabia creo que las lecturas están muy condicionadas por nuestras circunstancias personales, el entorno y en general nuestro estado de ánimo. Quizás en otro momento eso no te pasaría. Quién sabe...
    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. Sí, si que me ha pasado, por ejemplo, con Sylvia. Espero que la próxima la disfrutes más. Yo por si las moscas, no tomo nota de este. Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Hola! No conocía este libro pero tampoco me llama especialmente la atención y con tanto pendiente prefiero dejarlo pasar.
    A tu pregunta si que me ha pasado varias veces y me da muchísima rabia no disfrutarlo como se merece. Por eso me los anoto y con el tiempo los vuelvo a releer por si la primera vez no lo cogí en el momento adecuado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. La historia en general de esta novela es atractiva, pero lo que nos cuentas de la frialdad narrativa, no invitan a apuntarla como futura lectura; una pena, porque este período de la Historia me atrae. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Vaya decepción, por el argumento pintaba bastante bien. Lo dejo pasar.

    Besotes.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!