martes, 24 de abril de 2012

La Tía Tula de Unamuno

Si por algo destaca esta novela es por su personaje, Gertrudis, más conocida como la tia Tula. Y es que Unamuno es creador de grandes personajes: Augusto Pérez en Niebla, Abel Sánchez en la novela del mismo título... Desde las primeras páginas, la personalidad de este personaje se perfila como arrolladora y absolutamente dominante. En todas las escenas aparece. Ella es quien toma todas las decisiones y todos los demás personajes las acatan. Y si alguno de ellos le pone un "pero", siempre tiene la respuesta adecuada.
Gertrudis tiene sólo una meta en la vida: la maternidad. Más que una meta es una obsesión. Ella quiere ser madre. Ella quiere dar vida. Pero vida espiritual. Ella no quiere mantener relaciones carnales. Parece tenerle miedo al sexo contrario. Le parece ver algo impuro en las relaciones sexuales. Así que se aparta de cualquier posible relación.

Cuando su hermana y ella conocen a Ramiro, ella no puede evitar sentirse atraída por él, pero hace todo lo posible para que se fije en Rosa y que Rosa se fije en él. Consigue que se casen y cuando los hijos llegan, será ella quien ocupe esa figura de la madre. E incluso los propios niños llegarán a llamarla madre, y es que cumple ese papel a la perfección. Su deseo está cumplido. Es madre y es virgen. Cuida de los hijos de su hermana y los guía y los educa como ella quiere. Son "sus hijos". Y de este modo cree asegurarse la inmortalidad de su alma.

Pero su hermana Rosa morirá y Ramiro, su cuñado, le confesará su amor. Pero Tula no lo aceptará. Lo obligará a esperar sin prácticamente esperanzas. La dará un plazo. Pero Ramiro no será capaz de esperar y sucumbirá al deseo carnal con Manuela, la criada. Y Tula le obligará de nuevo a casarse con la chica, que además está embarazada. Significativa la escena cuando la criatura nace:
- Aquí le tienes, hombre, aquí le tienes.
- ¡Pobre criatura!- exclamó Ramiro, sintiendo que se le derretían de lástima las entrañas a la vista de aquel mezquino rollo de carne viviente y sufriente.
- Pues es tu hijo, un hijo más... Es un hijo más que nos llega.
- ¿Nos llega? ¿También a ti?
- Sí, también a mí; no he de ser madrastra para él, yo que hago que no la tengan los otros.
Y así fue que no hizo distinción entre uno y otros.
- Eres una santa, Gertrudis- le decía Ramiro- pero una santa que ha hecho pecadores.
- No digas eso; soy una pecadora que me esfuerzo por hacer santos, santos a tus hijos y a ti y a tu mujer.

Pero Ramiro no será capaz de aguantar mucho más. Morirá. Y en su lecho sobrecogerá la confesión de Tula:
...el hombre, todo hombre, hasta tú, Ramiro, hasta tú, me ha dado miedo siempre; no he podido ver en él sino el bruto. Los niños, sí; pero el hombre... He huido del hombre.

Y Manuela, la criada, que está embarazada de nuevo, no sobrevivirá al parto:
Los otros se murieron; ¡a ésta la han matado...!, ¡la ha matado...!, ¡la hemos matado! ¿No la he matado yo más que nadie? ¿No la he traído yo a este trance? ¿Pero es que la pobre ha vivido? ¿Es que pudo vivir? ¿Es que nació acaso?

Y al final, Tula tendrá que admitir que se equivocó. Que su obsesión por la pureza no propició nada bueno. Que lo sacrificó todo para mantener su virtud. Que su vida "ha sido una mentira, una equivocación, un fracaso..."

Magistral es el análisis psicológico que Unamuno realiza de los personajes en esta novela, en especial de Tula, un personaje al que es imposible tomarle cariño. Muestra una máscara de bondad, de virtud, pero realmente su cara es otra. Es manipuladora, es egoísta. Antepone sus deseos a los deseos de los demás. Ahi donde está, la infelicidad está presente. Y a pesar de este desagradable personaje, a pesar de una historia con la que, hoy en día, es difícil identificarse, la maestría que vuelve a mostrar Unamuno es tal que he vuelto a disfrutar enormemente con esta novela. 

28 comentarios:

  1. He leído varios libros de Unamuno. En la facultad, este que has reseñado lo leyó una de mis mejores amigas y recuerdo que le gustó mucho. En lo personal, la novela "Niebla" fue la que más me atrapó, pero también recuerdo con gran afinidad "San Manuel Bueno Mártir".
    "La tía Tula" es una obra que tenía olvidada pero por lo que cuentas es un personaje femenino muy singular que vale le pena conocer. Este año tenía ganas de retomar este autor asi que apuntado queda! Besotes

    ResponderEliminar
  2. Fue uno de los libros de Unamuno que leí en el instituto, y la verdad es que despertó mi curiosidad ese personaje femenino tan diferente e inolvidable
    besos

    ResponderEliminar
  3. No he leído el libro, pero es que no me han quedado ganas después de ver tripicientas veces la película (Aurora Bautista) por la tv. Reconozco que es un crimen, pero sintiéndolo mucho, antepongo la manía que le cogí a la protagonista, y me niego a leer la novela. Un beso, Margari.

    ResponderEliminar
  4. Puedes creerte que he sido incapaz de leer este libro... me da una pereza tremenda U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Pues te puedes creer que a mí el personaje me ha caído muy bien, jajajaja. M hacía grcia ese afán maternal. Al fin y al cabo, en los hechos, tal y como lo cuentas parece muy generosa, y renunciar a lo otro, si en el libro dice que es un mal para los demás, desde aquí, y este siglo, es más un mal para ella. Supongo que e aquella época habrían muchas Tulas, y por eso Unamuno hizo algo así.
    Muy interesante tu libro.
    :D

    ResponderEliminar
  6. Creo que no he leído ningún libro de Unamuno, quizás en el instituto como lectura obligatoria pero no lo recuerdo, tendré que solucionarlo pronto
    besos

    ResponderEliminar
  7. Yo también tengo ganas de estrenarme con Unamuno y ésta será, con toda probabilidad, la obra que elegiré. Ya te contaré cuando por fin la empiece.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  8. Aún ayer en el blog te comentaba que Unamuno era uno de esos autores totalmente desconocidos para mí. Me alegró mucho que me lo recordaras, y que hoy lo vuelvas a hacer con este personaje singular. Además supongo que estos los podré encontrar más fácilmente en la biblioteca. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  9. Yo también lo leí en el instituto, junto con Niebla y alguno más de Unamuno, y la verdad es que resultaron lecturas interesantes, que conservo con cariño. Literatura con mayúsculas. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Recuerdo este libro de mis lecturas en el Instituto... Aunque la experiencia lectora se ha borrado de mi memoria, así que tendré que ponerme otra vez con él!

    Por cierto, he recibido tu libro por el Sant Jordi Bloguero; muchísimas gracias, todavía no he leído Drácula! Seguro que lo disfruto mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho tu reseña. Enhorabuena!!! :-)

    No he leído este libro y tampoco creo que lo lea, pero me ha gustado mucho conocer la historia y a sus personajes :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. La de años que hace que lo leí, y además también vi una película sobre el libro, también hace muchos años, claro, pero todavía me acuerdo de esta tía Tula, un personaje inolvidable ciertamente. Bss.

    ResponderEliminar
  13. Conocía esta obra de Unamuno, pero la verdad, es que no he leído nada de Unamuno. Empezaré por esta obra, porque tu entrada me ha convencido!

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  14. Una de las más famosa de Unamuno, sin embargo debo admitir que nunca he leído nada de ese autor.

    Es una tarea pendiente.

    Excelente reseña, muy interesante el personaje de la tía Tula

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Lo Leí en el Instituto y me ha recordado a esos tiempos de mi étapa junvenil. En su momento me gustó su lectura y el trabajo de comentario de texto que hicimos.
    Un abrazo, Margari.

    ResponderEliminar
  16. Lo leí hace tiempo curioso y para ser franco no concreto todas mis expectativas, es un libro muy sencillo en todo sentido; no es malo pero es algo muy menor de lo que creía con lo que me decían de la filosofía de Unamuno que no es nada del otro mundo, tiene su reflexión y creo que cumple perfectamente con una historia ágil con sustancia pero termina siendo algo básico, esperaba algo más espectacular, que me impresione pero Unamuno no es Hesse aunque tiene lo suyo también. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Es de los elegidos para el reto de recordar a Unamuno, ya lo he leido, pero todavia no lo he reseñado...impactante el personaje, u creo que en esa época abundaban...

    ResponderEliminar
  18. Me encanta Unamuno, creo que aún no he leído nada suyo que no me haya gustado. La tía Tula es uno de los que más me gustan, cómo consigue crear un personaje tan de carne y hueso y del que te acuerdas ya siempre. Bsos

    ResponderEliminar
  19. No he leído nada de Unamuno pero me da bastante pereza... Me lo apuntaré porque la historia parece interesante pero ya se verá si lo leo o no...
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Andrea, pues coincidimos con Unamuno. Porque a pesar de que sus libros me gustan mucho, es Niebla de lejos, mi novela preferida. Y desde luego si tanto te gusta el autor, no debes dejar escapar este libro.

    Libros que voy Leyendo, es que es un personaje tan bien definido, tan bien psicológicamente perfilado, que es difícil olvidarlo.

    Koncha, pues yo ni sabía que había una película... Así que ahora me vas a hacer buscarla. Y nada, si quedaste hartita del personaje, comprendo que no quieras leer la novela.

    Shorby, pero ¿lo has llegado a empezar? Pero a veces pasa. Hay libros que dan auténtica pereza.

    Icíar, a mí no me ha terminado de caer bien. Ese dominio en la vida de todos, esa forma de imponer su voluntad... No, no me cae bien el personaje. Y sí,supongo que habría más de una Tula en la época.

    Tatty, sí, te tienes que animar. Mi favorita sigue siendo Niebla, por si te sirve de algo

    Xavier, estaré atenta a tu blog, a ver qué nos cuentas.

    Offuscatio, sí, seguro que encontrarás más de un libro suyo en la biblioteca. Y yo sigo recomendando Niebla, mi novela preferida.

    Pilar, absolutamente literatura con mayúsculas.

    Tizire, curiosamente yo en el insti, no leí nada del autor. Fue ya en carrera cuando me estrené con él y me encantó. ¡Y despistada! Que no fuí yo tu bloguera invisible, jajajaj

    Narayani, gracias! Pero ya veo que no te animado. Normal, con tu lista de pendientes...

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Rebeca, es que es un personaje difícil de olvidar. Hace un retrato tan exhausto y completo Unamuno, que se convierte en uno de los grandes personajes de la literatura.

    Mav, me alegra haberte animado! Estaré atenta a tu blog, a ver qué nos cuentas.

    El lector indiscreto, pues habrá que ponerle remedio. Yo siempre recomendaré Niebla, mi novela favorita de este autor. Aunque hasta ahora, todo lo que he leído de él me ha gustado mucho.

    Pedro, me alegra haberte despertado tan buenos recuerdos. Seguro que os saldría un trabajo fantástico.

    Mario, comparada con otras de sus obras es verdad que tiene menos carga filosófica. En este sentido mucho mejor Abel Sánchez y, sobre todo, Niebla.

    Meg, con el reto estoy yo también. Ya sólo me queda uno. Y aún no lo tengo decidido. Estaré pendiente de tu reseña.

    Carol, es imposible olvidar a este personaje. Lo retrata tan bien, lo matiza tan bien, que como tú dices, parece de carne y hueso. Grandes personajes ha creado Unamuno en todas sus novelas.

    Kristineta, pues nada, ya nos contarás si terminas animándote. Que las lecturas siempre hay que cogerlas con ganas, no por obligación.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  22. Margari, me ha encantado la reseña que haces de esta novela. Me la apunto para leerla en cuanto tenga un hueco. Leí hace muchos años Niebla y me gustó mucho.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. L.P. ¡Gracias!! Me alegra haberte animado a leer esta novela. Si te gustó Niebla, creo que te gustará también esta novela, que también tiene un gran personaje.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  24. Tengo ganas de empezar a leer alguno clásicos. Pero al no sé si podría conectar con la historia al no estar acostumbrada a este tipo de narración... pero seguro que probaré con alguno.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  25. Sí Talisman, tienes que probar con los clásicos. Puede que no sea Unamuno el idóneo para empezar, pero hay muy buenas obras que seguro las disfrutas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. La ´leí hace años y recuerdo que me gustó bastatne

    ResponderEliminar
  27. Me alegro Albanta. Y es que la prosa de Unamuno está hecha para disfrutarla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  28. Hola. Ya tengo una historia nueva. Puedo enviártela en archivo pdf o podes verla aquí:
    https://www.scribd.com/document/343091050/Denisse-y-Fermin
    mi correo es: lizy_martiinez@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!