jueves, 30 de agosto de 2012

La edad de los milagros de Karen Thompson Walker

Julia tiene once años y vive una plácida existencia en la soleada California con su familia cuando las noticias informan de algo que cambiará el mundo por completo: es, simplemente, el principio del fin del mundo visto a través de los ojos de una niña.
No había imágenes que mostrar en televisión. No había heridos. No había muertos. Al principio fue una catástrofe casi invisible.
La que habla es Julia. Tiene once años y hasta hace muy poco tiempo solo nos habría contado cosas del colegio, de sus padres, de la complicidad con su única amiga, de ese chico, Seth, que le provoca un hormigueo especial.
Pero hoy tiene algo diferente que decirnos. Hoy, ella y su familia se han despertado con una alarmante noticia: la rotación de la tierra de pronto se ha ralentizado, y los días y las noches han empezado a alargarse. Pronto los relojes no servirán de nada. El mundo está cambiando, y aunque ni ella ni nadie saben lo que va a pasar a partir de ahora, todos intuyen que el futuro será distinto. Extraño. Perturbador. Aceptar la realidad y aferrarse a la vida, tal cual Julia la conoce, es la única manera de sobrevivir.
A través de la voz inocente de una niña que lucha por su felicidad, Karen Thompson Walker consigue sumergirnos en ese presente sin futuro, inquietante y extrañamente cotidiano, y nos hace cómplices de sus anhelos y de sus miedos, de sus preguntas y de sus esperanzas.


Si esta sinopsis nos lleva a pensar que nos vamos a encontrar con una novela apocalíptica, que se va a basar en el thriller y en las escenas impactantes, cuando la empezamos a leer nos damos cuenta desde el primer momento que la autora nos va a ofrecer otra cosa. Karen Thompson Walker se va a centrar en las consecuencias que el ser conscientes de que el final está cerca, trae en la vida de todos sus protagonistas. No nos vamos a encontrar con guerras, con rebeliones, con héroes que arriesguen su vida por salvar el planeta... Nos encontramos con personas que tienen miedo, que tienen ganas de seguir viviendo...Y que tratan de adaptarse al desastre que están viviendo.
Es una niña de once años quien nos cuenta esta historia. A través de sus ojos somos testigos de la catástrofe y de cómo afecta a la vida diaria: ir al colegio a veces de noche, dormir en otras ocasiones de día... En ella se centra en la historia y ella es el principal fallo de esta historia. Porque los problemas de Julia, que así se llama la protagonista, parecen más los problemas de una adolescente de catorce, quince o dieciséis años que de una niña de once. Y porque sus amigas, que tienen su misma edad se comportan igual, como si no fueran niñas. Podría la autora haberle puesto unos años más a la protagonista y hubiera sido más creíble. Pero en algunos momentos me asustaba más el comportamiento de Julia y el de sus amigos que la propia ralentización de la tierra... Y es que Julia empieza a sentirse marginada en clase, empieza a no encontrar su sitio. El único atisbo de esperanza lo encuentra en Seth, el chico del que está enamorada... (con once años). Y aunque es una relación en un principio un tanto rara, luego empiezan a salir y a comportarse como si fueran dos adultos. Y vuelvo a insistir, porque para mí ha sido el mayor punto negativo de esta historia. Los comportamientos y las actitudes de sus protagonistas no cuadraban bien con sus edades. Era imposible simpatizar con ellos. 

Y aparte de este primer amor, son otros los problemas con los que Julia tiene que enfrentarse: su madre está enferma y absolutamente desquiciada con la ralentización de la tierra, su abuelo desaparecido, su padre, que parecía ser el único que aportaba un poco de cordura en la familia, oculta un secreto que puede romperla totalmente... Pero Julia lo descubre... 

Y de fondo de esta historia, un paisaje desolador, con días cada vez más y más largos, con enfermedades nuevas a causa de la excesiva exposición al sol, con noches eternas y frías, con animales muertos, con cosechas destrozadas...  Pero sólo de fondo. No se explaya mucho la autora en contarnos esta parte. Lo hace en pocas líneas y rápidamente, porque lo que a ella le interesa es plasmar como la vida sigue, a pesar de todos los problemas. 

La edad de los milagros es una novela tranquila, lenta, con un planteamiento muy interesante pero desaprovechado, con personajes un tanto planos y convencionales, pero que se deja leer tranquila y lentamente.

 

30 comentarios:

Lesincele dijo...

Cuando salió me llamó la atención que fuera post-apocalíptica porque me encantan esos temas...pero por varias reseñas incluída la tuya, ya veo que no van mucho por ahí los tiros...y lo de que es lenta también lo he visto...así que por ahora lo dejo pasar.
Un beso!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Por un lado me llama la atención el argumento, me parece interesante y me ha picado la curiosidad, creo que podría gustarme, pero por otro, lo que dices que es lenta y está desaprovechada y los personajes son planos... no sé, me echa para atrás. Ya veré si al final la leo o no. Muchos besos.

Manuel.m.ad dijo...

Hola.
La verdad es que no me llama mucho xD
Un beso.

InésM dijo...

No me termina de convencer. El argumento parece interesante, pero luego, por las cosas que cuentas se me quitan un poco las ganas de leerla. Si la autora hubiera basado los comportamientos más con la edad y se hubiera detenido un poco en explicar que catástrofes ocurrían, la historia me habría llamado mucho más la atención. Es una lástima ya que tiene un argumento muy bueno y con muchas posibilidades.
Besitos.

shaka lectora dijo...

Creo que esta vez lo dejaré pasar. Este tipo de historias no acaban de atraerme y viendo que a ti tampoco te ha fascinado...

Un beso shakiano!!!

Trotalibros dijo...

A mí esta novela no me gustó para nada. El último capítulo y el final hizo que ganara unas pocas estrellas que le di pero quizás no se merecía.
Un castigo por elegir el libro por la portada.

Xavier Beltrán dijo...

Esta vez no me la apunto, no termina de llamarme y si tampoco te ha encantado mejor ataco mi lista de pendientes.

Un besito.

Offuscatio dijo...

Por lo que dices, parece que estamos delante de una historia distinta (capaz de sorprender el lector en las primeras páginas) pero que no ha sido bien planteada. Una pena..¡Un beso!

Meg dijo...

Lçastima que no le haya sacado más provevcho la autora, el argumento en si es interesante, pero no sé si la leeré a corto plazo...Un beso!!!

Adri lunático dijo...

Le tenía ganas, pero no sé si lo leeré ^^
Gracias por la reseña.
Besos

Isi dijo...

Opino más o menos como tú, aunque Julia me gustó un poco más y sí me parecía que podía tener 11 años.
Pero vamos, que la autora podía haberse explayado más en la nueva situación, que es lo interesante y original del libro, y lo deja un poco a medias.

Rachel Antúnez Cazorla dijo...

Al leer la sinopsis y ver la portada es un libro de los que llama la atención, de los que me pensaría leer, pero después de leer tu reseña se me ha aplastado el interés, la verdad.

Un besote.

mientrasleo dijo...

Una pena, por la sinopsis parecía interesante y luego parece que se queda en eso simplemente.
Besos

LA VIEJA ENCINA dijo...

Pues aunque de principio me atraía por su portada, creo que la dejo pasar. Gracias Magari.
Besitos.

Marina dijo...

Parece interesante pero a mi no me termina de llenar del todo. Besos

Pedro Luis López Pérez dijo...

De momento la pondré en la lista de prescindibles.
Un abrazo, Margarí.

Shorby dijo...

Vaya... pues creo que me lo voy a pensar con este entonces...
Gracias por la reseña!

Besotes

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

También pensaba que sería algo mejor, después de leer esta reseña creo que no está entre las prioridades, cosa que también viene bien. Gracias por la reseña. Besos

Catriel Cuenca dijo...

Hola soy nuevo en los blogs, te quería decir si te gustaría seguirme en el blog. Soy un escritor amateur.

la web en donde tengo publicado mi primer trabajo donde se encuentran poemas...

http://catrielcuenca.es.tl

Tatty dijo...

No me llamaba nada al principio pero después empezaron a salir reseñas muy positivas y cambié de opinión, me alegra ver una diferente, no tan positiva porque así tengo una idea más clara
besos

bibliobulimica dijo...

pues parece que no hay que dejarse convencer por la portada, ni el argumento (que luego resulta no va por donde decían).
Recién acabo de leer otra reseña que dice que es un libro ligero...ainsss...no se si leerlo o no. De momento, me dedico a leer los que ya tengo en casa ;)
un beso,
Ale.

Carla dijo...

Pues me llama bastante, aunque he leído varias reseñas que opinan lo mismo que tú. Pero es que el tema me atrae, lo de la ralentización me parece original.

Un beso!!

María dijo...

Al principio no me llamaba la atención pero según vas avanzando en la reseña, no sé la historia de la niña me parece interesante. Creo que puede estar bien y entretenido.
¡Muchos besos!

bibliobulimica dijo...

si el planteamiento está desaprovechados y los personajes son planos, mejor dedico mi tiempo lector a otro libro más interesante ;) estas reseñas son muy buenas porque me ahorran dinerito
un beso,
Ale.

MyuMyu dijo...

Suelen gustarme mucho este tipo de novelas, es una pena que tenga incoherencias como esas de la edad. Que la protagonista fuera algo mayor igual hubiera hecho que la novela también fuera más cercana, pero bueno, me gustaría leerla igual.

¡Un beso y gracias por la reseña!

laura martinez muñiz dijo...

A mi me llama la atención aunque me gustaría mas que la protagonista fuera más mayor.
Un beso

albanta dijo...

La sinopsis no me ha gustado mucho, al leer el principio de tu reseña me ha despertado interés pero después me he vuelto a desinflar. No se si le daré una oportunidad.

Carmen dijo...

Pues a otra cosa, mariposa! b
Besines, Margari!

Blanca dijo...

Personalmente no me va mucho el tema, pero creo que puede ser interesante para la biblio del instituto.
Un abrazo

Margari dijo...

¡Muchísimas gracias a tod@s por comentar!
Bueno, no fue una lectura buena del todo, pero tampoco mala. Quizás demasiado juvenil para mi gusto. Y que no me cuadraba el carácter de la protagonista con una niña de once años. Pero sí, Blanca, quizás a lectores más jóvenes puede gustarle.
Besotes!!!