viernes, 23 de agosto de 2013

El tiempo que querría de Fabio Volo

Lorenzo no sabe amar, o simplemente jamás ha sabido demostrarlo. Ahora, a los treinta y siete años, tiene ante sí dos amores difíciles de su pasado, que debe reconquistar, que debe reconstruir. Dos llamadas de teléfono, dos noticias inesperadas le obligan a emprender un viaje a los recuerdos, a su trayectoria personal y a esos sentimientos, los más auténticos, que siempre ha guardado en lo más hondo.
Una historia sobre esos instantes que definen nuestra vida, y esas pequeñas lecciones que no deberíamos dejar escapar. Porque siempre se está a tiempo de comprender, perdonar, luchar, sentir, agradecer y amar.




Emotivo es este libro. Sólo con el pequeño prólogo que inicia el libro, el autor es capaz de emocionarnos, de hacernos sentir un pequeño pellizquito en el corazón.

El gran protagonista de esta novela es Lorenzo, un personaje al que le cuesta no amar, sino transmitir sus sentimientos. Tiene miedo. Miedo de las responsabilidades que implica el amor, miedo de no estar a la altura, miedo al fracaso, miedo a cometer los mismos errores que cometió su padre... Aunque con el tiempo se dará cuenta de que, a pesar de todo, al final se está pareciendo.

"Amo a mi padre. Lo amo con toda el alma. Amo a este hombre que nunca sabía mi edad cuando yo era niño.
Amo a este hombre que todavía hoy sigue siendo incapaz de abrazarme, que todavía es incapaz de decirme: "Te quiero".
En eso somos iguales. He aprendido de él. Yo tampoco soy capaz de hacerlo. "

Conocemos a Lorenzo cuando tiene que enfrentarse a dos posibles pérdidas en su vida. Por un lado la pérdida de su padre, a causa de una enfermedad. Por otro, la perdida de "ella", de la mujer de la que sigue enamorado, a pesar de haberse separado hace ya dos años. Y es la noticia inminente de su boda lo que provoca en él la sensación de que la está perdiendo, ya definitivamente. 

Y para comprender esa situación actual de Lorenzo, iremos atrás, a su pasado. Y de forma paralela veremos cómo fue la relación con sus padres, desde que era niño, y cómo fue la relación con ella.  Y como siempre que hay dos historias paralelas, una le gana a la otra. Y en este caso nos quedamos con el Lorenzo niño. Un niño que pertenece a una familia pobre, que a duras penas consigue llegar a fin de mes. Su padre tiene un bar, pero las cosas no van bien. Y siempre está trabajando. Y cuando no lo está, está pensando en cómo pagar todas las deudas que tiene. Nunca tiene tiempo para ese hijo que día tras día le está esperando, para ese hijo que busca todos los días una mirada de apoyo, de cariño. Pero los días pasarán y ese momento no llega. Y llegará el día que ese niño ya no espere nada...

"Entre él y yo comenzaron a faltar temas, luego las frases, después las palabras y al final también las explicaciones, las aclaraciones. "

Y Lorenzo crece y se convierte en un joven desconfiado y descontento. Porque ve su futuro atado al bar. Porque no ve otra salida que convertirse en otra persona como su padre. Además, por su condición social se enfrenta también a la marginación. No es aceptado en muchos círculos, no es aceptado en muchas familias. Y esto le condicionará para siempre. El único refugio lo encontrará en la lectura, gracias a un vecino que le descubre el placer que hay en ella. Nos ofrece aquí Volo uno de los pasajes más bellos de todo el libro.

- ¿Leer me haría feliz? No lo creo, los problemas de la vida no los arreglo leyendo, sino trabajando.
- Tienes razón; sin embargo, muchas veces la felicidad y la infelicidad son fruto de las armas que uno posee para enfrentarse a las cosas.
- Sí, pero mis problemas son prácticos, no de coco.
- Pero a veces los resuelves con el coco. No quiero insistir, de todas formas tienes que saber que leer pone en movimiento todo tu interior: la fantasía, las emociones, los sentimientos. Es una apertura de los sentidos hacia el mundo, es un ver y reconocer cosas que te pertenecen y que no si no lees, corres el riesgo de perderte. Nos ayuda a descubrir el alma de las cosas...
La historia con ella, como he dicho, no tiene el mismo enganche. Su relación es una consecuencia de lo que la vida le ha enseñado. La ama, pero tiene miedo. Es incapaz de entregarse por completo, de confíar en la relación. Y cuando llega el momento de tomar una importante decisión, se comporta como un cobarde. Y será sólo con el anuncio de su boda cuando asimile realmente que la está perdiendo. Que si no hace algo por recuperarla, la perderá para siempre. Dejará a un lado sus miedos, se sentirá preparado y luchará por recuperar su amor. Tendremos que llegar a la última página para descubrir si lo logra. También descubriremos algo más de ella.
 
Una bonita historia contada de una forma muy sencilla, muy ligera, directa, sin rodeos. Nos atrapa Fabio Volo con su manera de contar, de narrar. Y demuestra tener una facilidad inmensa para plasmar emociones, sentimientos... Es toda una delicia leerle. 


31 comentarios:

Meg dijo...

Es otro de los libros que no me llamaban especialmente hasta que he ido viendo las reseñas, la verdad es que me gustaría leerlo. Apuntado queda, un besote!!

Shorby dijo...

Tengo que leer a este autor!! =)
La verdad es que no lo conocía hasta hace un par de años, que empecé a ver reseñas de otra novela suya...

Besotes

Anónimo dijo...

Según tu Reseña creo que me va a encantar.
Abrazos y besos.

Unknown dijo...

Me interesa menos la historia con ella, pero la del padre y la del miedo del protagonista por ser igual que él me ha parecido una reflejo de mil historias reales. Algo que es mucho más interesante. Gracias por descubrirme este libro.
Un saludo.

Manuela dijo...

Efectivamente la parte dedicada a su relación con el padre es mucho más interesante que la otra. Un bonito libro lleno de frases y situaciones sobre las que reflexionar. Besos

LAKY dijo...

Lo tengo pendiente, es cuestión de hacerle un hueco. La segunda novela del autor me gustó mucho y ésta creo que aún podría gustarme más
Besos

Ana Blasfuemia dijo...

Qué paralizante es el miedo...

Y bueno, cualquiera no se lo lleva apuntado después de tu reseña ;)

Besos!

Tatty dijo...

Lo tengo pendiente en la estantería y a pesar de que me apetece bastante leerlo va pasando el tiempo y no me pongo con él. Por lo que cuentas, creo que me gustará
besos

Dorothy dijo...

Historias sencillas y ligeras es justo lo que necesito en este momento, que ya tengo suficientes complicaciones en mi vida como para buscarlas también en los libros. Tomo nota.

Besos

Inés dijo...

Yo leí el otro del autor y no me gustó nada, aunque ahí me decías varias bloggers que este no tenía nada que ver así que igual le doy una oportunidad.

Un besazooooo

Norah Bennett dijo...

Estos libros que tienen dos historias tan desiguales no me acaban de convencer, si las dos hubieran estado bien trabajadas sí.
Besos

CuEnTaLiBrOs dijo...

Vaya dilema, mira, pensaba que era otro tipo de libro, pero con la reseña ha ganado muchos puntos. Lorenzo y su miedo a replicar el ejemplo paterno, solo por eso me lo apunto! Gracias por rescatarlo! Besos

María dijo...

Yo de Fabio Volo he leído 'Un día más' y la verdad, no me decepcionó. Tengo ganas de repetir con el autor pero ya sabes que el tiempo que tenemos es escaso así que veremos a ver cuando le puedo hacer un huequillo. Enhorabuena por tu reseña.
¡Muchos besos!

mientrasleo dijo...

No he leído aún a este autor y tengo ganas de descubrirlo. Me ha encantado la reseña, quizás sea mi comienzo con Volo
Gracias por el aporte
Besos

Hojas de Alisio dijo...

Autor pendiente y del que ya tengo un par de libros que me interesan. Gracias por el post.

Muchos besos ;-)

Carla dijo...

Lo tengo pendiente y con ganas de leerlo, que a mí este tipo de historias me suelen gustar.

Un beso!!

Al calor de los libros dijo...

Son destacables las frases reflexivas, la relación padre-hijo y la parte dedicada a los libros y la lectura.
Pero me gustó más otro libro de este autor "La primera luz de la mañana"
Un abrazo

Dolo..✿*゚ dijo...

Hola!
La verdad es que no me termina de llamar.
Un beso.

Narayani dijo...

Yo leí hace mucho tiempo Un día más de este autor y también me gustó. Éste que nos traes hoy pinta bien así que lo tendré presente si me cruzo con él.

Besos!!

Isa dijo...

El año pasado este autor estuvo muy de moda, pero tiene algo que hace que me resista a probar.

Pasajes románticos dijo...

Coincidimos plenamente, me encanta este autor y su forma de plasmar los sentimientos. De la historia sobre todo me gustó la relación con su padre y ese tremendo miedo a perderle.

Un saludo!

Oly dijo...

He debido de leer un par de reseñas más además de la tuya, y todos lo ponéis muy bien. Apuntado lo tengo, a ver si en algún momento le doy una oportunidad ;)
Besos

Unknown dijo...

No conozco al autor, pero me asusta tanta emotividad

Unknown dijo...

No lo habia oido.. pero me encanta la verdad.

Marga Ramon dijo...

No he leído nada de este autor, pero por lo que cuentas es una historia que puede gustarme. Me gustan estas novelas que nos hacen abrir los ojos y esforzarnos por luchar por lo que más queremos.
Besos

Maridelibro dijo...

Me llama la atención parece una historia sensible llena de matices.

Yossi Barzilai dijo...

Un autor que ahí está siempre a pie de cñón pero con el que no me he estrenado... y es que me parece que no es mucho lo mío, también está pendiente de una oportunidad, besos Margari :)

Sandra dijo...

Me gustó muchísimo, me alegra que lo hayas disfrutado. Besotes.

Lara del cofre dijo...

No he leído nada del autor y ya he oído hablar muy bien de él. A lo mejor es buena opción para empezar con él. Los dos párrafos que pones prometen. Besotes y gracias por pasarte por mi cofre!!!! ;)

Kristineta! dijo...

Que buena pinta tiene!! Me lo apunto sin dudar.
Besos!

MyuMyu dijo...

Parece un libro bastante profundo. Leyendo la reseña me ha dado la sensación de que la historia de su vida de niño te deja cierta desazón. De todas maneras, me gustaría mucho leerlo.
¡Besos!