lunes, 19 de enero de 2015

Leemos el Quijote (2º parte): Prólogo, capítulo I y capítulo II

http://bourbonstreet-porlomenix.blogspot.com.es/2015/01/reto-en-2015-leemos-el-quijote.html

Prólogo

Empieza Cervantes aludiendo a esa segunda parte que ha aparecido de su Quijote. Una segunda parte que lo critica e insulta. Pero no quiere nuestro autor entrar al trapo:

Pues en verdad que no te he dar este contento; que, puesto que los agravios despiertan la cólera en los más humildes pechos, en el mío ha de padecer excepción esta regla. Quisieras tú que lo diera del asno, del mentecato y del atrevido, pero no me pasa por el pensamiento: castíguele su pecado, con su pan se lo coma y allá se lo haya.
Lo que no le gusta es que le tache de viejo y manco:

Lo que no he podido dejar de sentir es que me note de viejo y de manco, como si hubiera sido en mi mano haber detenido el tiempo, que no pasase por mí, o si mi manquedad hubiera nacido en alguna taberna, sino en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros. Si mis heridas no resplandecen en los ojos de quien las mira, son estimadas, a lo menos, en la estimación de los que saben dónde se cobraron; que el soldado más bien parece muerto en la batalla que libre en la fuga; y es esto en mí de manera, que si ahora me propusieran y facilitaran un imposible, quisiera antes haberme hallado en aquella facción prodigiosa que sano ahora de mis heridas sin haberme hallado en ella. 

Y se queda a gusto Cervantes finalmente:
Paréceme que me dices que ando muy limitado y que me contengo mucho en los términos de mi modestia, sabiendo que no se ha añadir aflición al afligido, y que la que debe de tener este señor sin duda es grande, pues no osa parecer a campo abierto y al cielo claro, encubriendo su nombre, fingiendo su patria, como si hubiera hecho alguna traición de lesa majestad. Si, por ventura, llegares a conocerle, dile de mi parte que no me tengo por agraviado: que bien sé lo que son tentaciones del demonio, y que una de las mayores es ponerle a un hombre en el entendimiento que puede componer y imprimir un libro, con que gane tanta fama como dineros, y tantos dineros cuanta fama;
Capítulo I

Destaca en este capítulo la conversación entre don Quijote, el cura y el barbero. Una conversación que revela que nuestro caballero insiste en su locura. Aún se cree caballero andante.
-Caballero andante he de morir, y baje o suba el Turco cuando él quisiere y cuan poderosamente pudiere; que otra vez digo que Dios me entiende.
Destacable es de nuevo la aparición de Cide Hamete Benengeli, el supuesto narrador de las historias de don Quijote y Sancho Panza.

Y su crítica a la sociedad en la que está viviendo, donde las virtudes de la caballería brillan por su ausencia:
Mas agora, ya triunfa la pereza de la diligencia, la ociosidad del trabajo, el vicio de la virtud, la arrogancia de la valentía y la teórica de la práctica de las armas, que sólo vivieron y resplandecieron en las edades del oro y en los andantes caballeros.
Capítulo II

Aparece Sancho en este capítulo, en casa de don Quijote, reclamando su ínsula. El cura y el barbero marchan, no sin hablar de ambos:
No pongo yo duda en eso -respondió el barbero-, pero no me maravillo tanto de la locura del caballero como de la simplicidad del escudero, que tan creído tiene aquello de la ínsula, que creo que no se lo sacarán del casco cuantos desengaños pueden imaginarse.

-Dios los remedie -dijo el cura-, y estemos a la mira: veremos en lo que para esta máquina de disparates de tal caballero y de tal escudero, que parece que los forjaron a los dos en una mesma turquesa, y que las locuras del señor, sin las necedades del criado, no valían un ardite.
 Pregunta nuestro caballero a Sancho sobre la opinión que de sus andanzas tiene la gente:
-Pues lo primero que digo -dijo-, es que el vulgo tiene a vuestra merced por grandísimo loco, y a mí por no menos mentecato. Los hidalgos dicen que, no conteniéndose vuestra merced en los límites de la hidalguía, se ha puesto don y se ha arremetido a caballero con cuatro cepas y dos yugadas de tierra y con un trapo atrás y otro adelante. Dicen los caballeros que no querrían que los hidalgos se opusiesen a ellos, especialmente aquellos hidalgos escuderiles que dan humo a los zapatos y toman los puntos de las medias negras con seda verde.(...)
-En lo que toca -prosiguió Sancho- a la valentía, cortesía, hazañas y asumpto de vuestra merced, hay diferentes opiniones; unos dicen: "loco, pero gracioso"; otros, "valiente, pero desgraciado"; otros, "cortés, pero impertinente"; y por aquí van discurriendo en tantas cosas, que ni a vuestra merced ni a mí nos dejan hueso sano. 
Pero don Quijote siempre tiene respuesta para todo:
-Mira, Sancho -dijo don Quijote-: dondequiera que está la virtud en eminente grado, es perseguida. Pocos o ninguno de los famosos varones que pasaron dejó de ser calumniado de la malicia.
Y terminan hablando del autor de sus historias. De nuevo aparece el nombre de Cide Hamete Benengeli. 

Foto: http://www.islavision.icrt.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=5920:un-testimonio-esplendente&catid=19&Itemid=112

15 comentarios:

  1. Yo no he podido con la primera parte...

    ResponderEliminar
  2. NO sabía que seguíais con el este año. Disfrutadlo mucho :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. El Quijote ha sido la lectura obligada que más he disfrutado¡¡¡ espero que tú también lo disfrutes este nuevo año¡¡¡ un besazo¡¡

    ResponderEliminar
  4. Ahí estamos otra vez este año ! Yo creo que lo incluiré en mis resúmenes mensuales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, sois el grupo de las valientes!!!
    Empieza bien
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡A seguir disfrutando del reto! Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. A seguir con la segunda parte.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  8. Ayyy yo tampoco sabía que seguíais este año, pensé que ya se había terminado! que lo disfrutes!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta este reto! Te leeré siempre esta sección! :)

    ResponderEliminar
  10. Quizás lo lea, pero sin hacer reseña ni nada, más bien por mi cuenta: si no sigo, me da que no retomaré la historia, y sería una pena dejar el Quijote a medias... 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Voy un pelín más adelantada. Voy a intentar ir alternando dos capítulos una semana, y un capítulo la siguiente. Y así :-)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  12. Mi gran cuenta pendiente con Cervantes: terminar la segunda parte. A ver si me pongo manos a la obra...
    Besos:)

    ResponderEliminar
  13. No sabía que ibais a leer la segunda parte, qué bien :)

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Se me había pasado esta entrada. A veces el blogroll no se actualiza. Disfrutad mucho del hidalgo y su escudero. Os leo. Besos.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!