viernes, 24 de enero de 2014

El sueño eterno de Raymond Chandler

 El sueño eterno
Raymond Chandler
Traductor: José Luis López Muñoz
Editorial: Alianza
Año: 2001 (1939)

Publicada en 1939, EL SUEÑO ETERNO supuso la fulgurante irrupción de Raymond Chandler (1888-1959) en el ámbito de la novela negra. Tomando como modelo en muchos aspectos a Dashiell Hammett, principalmente en la concepción de esta clase de relatos como reflejo y crítica de una sociedad más que como propuesta de acertijo o enigma a resolver, Chandler inició con su apuesta por su detective Philip Marlowe, con su inconfundible sentido del humor, una de las vetas más ricas del género. En «El sueño eterno» -novela repleta de nervio y de ingeniosos diálogos- es un caso de chantaje el que lleva a Marlowe a asomarse a las alcantarillas de una sociedad en apariencia espléndida.
¿Por qué he tardado tanto en animarme a leer este libro? Esa es la pregunta que me ronda por la cabeza cuando termino su última página. También me detengo a pensar que tengo que hacerle hueco al resto de libros protagonizados por Marlowe.

Con una trama bien elaborada pero compleja, que necesita de todos nuestros sentidos cuando estamos leyendo, Chandler aprovecha para realizar una ácida crítica a la sociedad en la que le ha tocado vivir. Una sociedad en la que parece que la corrupción, la estafa, el engaño se han convertido en las notas dominantes.
- ... Quizá lo más curioso en este condenado negocio de la policía es comprobar cómo una anciana puede asomarse a una ventana, ver un individuo corriendo y reconocerlo en una rueda de identificación seis meses después, y cómo nosotros, en cambio, aunque mostremos a cualquier empleado de hostelería una fotografía nítida nunca llega a estar seguro.
- Es uno de los requisitos para ser un buen empleado de hostelería -dije yo.
Una novela donde la acción no para en ningún momento, donde no hay descansos para el lector, a pesar de las abundantes y exhaustivas descripciones, que nos ayudan a meternos por completo en el ambiente en el que se desarrolla la historia. Ayuda también a su lectura los continuos y brillantes diálogos, que no tienen desperdicio alguno. No podemos perdernos ningún detalle en ellos, por el doble sentido que se le da a muchas cosas y porque en muchos de ellos están las claves para la resolución del caso. 

Pero lo mejor de este libro es, sin lugar a dudas, su personaje principal, Marlowe. Por él solo esta novela merece ser leída. Su cinismo, su escepticismo está presente en todos los diálogos de la novela. Un tipo duro al que parece no importarle nada ni nadie, salvo él mismo. Pero bajo esa capa de dureza, bajo ese cinismo, se esconde un absoluto defensor de la justicia. Un hombre que no descansará hasta conocer la verdad, hasta llegar a los verdaderos culpables, hasta llegar al fondo del caso. 
- Hábleme de usted, señor Marlowe. Supongo que tengo derecho a preguntar.
- Por supuesto, pero no hay mucho que contar. Tengo treinta y tres años, fui a la universidad una temporada y todavía sé hablar inglés si alguien me lo pide, cosa que no sucede con mucha frecuencia en mi oficio. Trabajé en una ocasión como investigador para el señor Wilde, el fiscal del distrito. (..) Sigo soltero porque no me gustan las mujeres de los policías.
- Y cultiva una veta de cinismo ¿No le gustó trabajar para Wilde?
- Me despidieron. Por insubordinación. Consigo notas muy altas en materia de insubordinación, mi general.
Un personaje al que nos gusta conocer. Y que nos deja con ganas de seguir conociéndole leyendo el resto de sus libros.

Porque aquella era la habitación donde yo vivía. No tenía otra cosa que pudiera llamarse hogar. Allí estaba todo lo que era mío, todo lo que tenía alguna relación conmigo, todo lo que podía recibir el nombre de pasado, todo lo que podía hacer las veces de familia. No era mucho; unos cuantos libros, fotografías, radio, piezas de ajedrez, cartas viejas, cosas así. Nada. Pero tales como eran contenían todos mis recuerdos.
Un clásico de este género que todo amante de la novela negra tiene que leer, sí o sí.

¿Qué más te daba dónde hubieras ido a dar con tus huesos una vez muerto? ¿Qué mas te daba si era un sucio sumidero o en un atorre de mármol o en la cima de una montaña? Estabas muerto, dormías el sueño eterno y esas cosas no te molestaban ya. Petróleo y agua te daban lo mismo que viento y aire. Dormías sencillamente el sueño eterno sin que te importara la manera cruel que tuviste de morir ni el que cayeras entre desechos.

39 comentarios:

  1. En estos momentos estoy leyendo libros de un género distinto pero la novela negra en general me gusta bastante y ya que lo recomiendas tanto lo apuntaré. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Yo también descubrí a Chandler hace un par de años y me fascinó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No leo mucho de este género, pero siempre estoy abierta a recomendaciones y ya que esta tiene tan buena pinta y te ha gustado tanto, me la llevo anotada. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Chandler no defrauda, es verdad. Yo leí hace tiempo Adiós muñeca, y me encantó. Aunque ya va siendo hora de volver a él, gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  5. No me he estrenado con el autor todavía pero creo que es de esos que o llegan a mis manos o los postergo eternamente.

    ResponderEliminar
  6. En mi época de novela negra me gustaba leer a aquellos que yo consideraba clásicos como él. Esos papeles tan bien definidos, de duros, malos, la chica. Me parecía estar viviendo en una de esas películas en blanco y negro. Creo que hace falta leerlo para ver la evolución a la novela negra actual.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Tengo toda la serie esperando. Este año me he propuesto leer a este clásico del género negro.

    ResponderEliminar
  8. Gran personaje y gran novela, de las que hacen afición por el género. Hace muchos años que lo lei, me apunto autor y personaje para volver a ellos, que me has traido muy buenos recuerdos.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Chandler y su Marlowe... todo un clásico de la novela negra. A mi me recuerda a una edición de novela negra de Brugera, una estantería en casa con unos cuantos Chandler. Tengo que recuperarlos, lo que implica sacar espacio de donde no hay...

    Nunca es tarde para descubrir a Chandler ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No he leído a Chandler, pero lo tengo muy presente. Me encnata la novela negra y creo que él es uno de sus mejores escritores.
    Seguramente empiece con ésta porque es la primera novela que veo reseñada de él. Gracias por la recomendación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Lo leí hace muchos años, fue uno de los primeros autores que leí de novela negra y lo guardo en mi estantería en sitio de honor. Un clásico, sin duda. Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. ¡Me encanta! Esta es una de mis novelas negras favoritas de todos los tiempos. Un clásico estupendo de esos que no sienten el acuse del paso de los años. Además la peli en blanco y negro también me encanta. Creo que junto a "El halcón maltés" son mis novelas policíacas preferidas. Bss

    ResponderEliminar
  13. Es imperdonable que una amante de la novela negra como yo no haya leído nada de este autor. De este año no pasa :)
    Besos!1

    ResponderEliminar
  14. Lo leí hace tiempo y no me importaría volver a leerlo, es todo un clásico del género.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Pues no he leido nada de este detective al que si he podido disfrutar en la pantalla, un beso

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo anotado, te lo prometo, pero siempre lo dejo para más adelante... Ahora mismo estoy leyendo otra novela negra y seguramente cambie de tercio, pero seguirá este título ahí martirizándome para que le de una oportunidad. 1beso!

    ResponderEliminar
  17. Ea, ya estamos, todo amante de la novela negra debe leerlo, vaya panorama. Te diré porque no lo leíste antes... ¿preparada? pues por esa larga lista de pendientes, esa, esa. De modo que te imaginas que lo mío es tres cuartos de lo mismo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Tengo pendiente a Chandler desde hace mucho, aunque como te pasó a ti, estoy tardando en animarme del todo con él.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  19. Es un título que conozco pero que nunca me había planteado leer y con tu reseña me has animado
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mi primer Chandler!!!
    Me encantó, esa forma que tiene de brillar en los diálogos, la forma de bajarnos a los ambientes que nos cuenta... lo disfruté muchísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Está claro que hay que leerlo sí o sí, sé que mi padre lo tiene en casa así que atracaré su biblioteca en cuanto vaya por allí. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Es un autor que tengo entre mis eternos pendientes desde hace muchísimo tiempo. Y creo que empezaré por la que reseñas.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  23. No suelo leer este tipo de libros pero tiene buena pinta.
    Besos^^

    ResponderEliminar
  24. Otro autor pendiente que tengo... Solo he leído buenas críticas de él creo que debería comenzar a leerlo. Besos. Gaby

    ResponderEliminar
  25. A pesar de que Chandler no es uno de mis autores preferido, esta es una novela genial.
    Muy buena entrada, Margari.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  26. Lo leí hace muchos años pero no volví al autor más. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Mmm pues no sé no sé, porque a mí la novela negra no me gusta especialmente, pero hablas tan bien de ella en la reseña que dan ganas de leerla.
    Bueno, la apunto por si acaso, que como dice el refrán, "quien no arriesga no gana".
    Saludos Margari!!

    ResponderEliminar
  28. Excelentes todos los párrafos que has escogido. He de reconocer que tengo una gran deuda con este autor, aunque lo tengo en casa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  29. Pues no me he estrenado aún con este autor aunque tengo varios libros suyos en el lector. Habrá que ponerse :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  30. Yo tampoco me he estrenado con Chaendler, y es algo que clama al cielo pq anda que no me he tragado novela negra bastante regular en los últimos años y dejo en la nevera a un maestro del género. Pero es lo que pasa con los grandes, por algún motivo nos imponen y preferimos ir a lo contemporáneo. Los fragmentos que has puesto me han picado, seguro que me haré con Marlowe! Besotes Margari!!!

    ResponderEliminar
  31. Me ha parecido una muy buena reseña y por ello la he escogido como reseña recomendada en la 4t actualización del reto Cruce de Caminos Negro y Criminal.
    Saludos

    http://crucesdecaminos.blogspot.com.es/2013/12/ii-edicion-del-reto-literario-cruce-de.html

    ResponderEliminar
  32. Muy buena pinta eh.
    Saludos
    David de observandocine.com

    ResponderEliminar
  33. Pues como soy amante de la novela negra y dices que si es así hay que leerlo por narices...me lo llevo! me gustan las novelas con personajes de gran personalidad y el de este libro parece uno de ellos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  34. Un clásico que no he leído, y la verdad es que me impone, temo a esas descripciones tan detalladas y a algunos detalles más, aunque lo acabaré leyendo porque tengo la sensación de perderme algo grande. Un beso!

    ResponderEliminar
  35. Pues yo no conocía este clásico. Me alegro de que te haya gustado. Eso de los diálogos que dices me anima a leerlo. Por ahora me lo apunto a ver si en algún momento le hago un hueco.

    Por cierto, ya compré Cuestión de galones. Será una de mis próximas lecturas :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  36. Jo! Y yo lo tengo pendiente! Si es que me devoran los libros que tengo que leer. Un día de estos no me encontraréis: habré sido fagocitada por mi montaña de libros pendientes...
    Gracias por recordarme que no debo olvidar leer a Chandler.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  37. No es lo mismo que leer esta novela, pero yo he visto la película, con Bogart y Bacall. Muy recomendable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Clasicazo que tengo pendiente.
    La peli muy recomendable, por cierto =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  39. Tienes toda la razón del mundo con este tipo de lecturas, deberíamos por lo menos obligarnos a leer todos los meses un clásico

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!