viernes, 14 de septiembre de 2012

Tiempos difíciles de Charles Dickens

Un libro que me ha servido para varios retos: para la maratón de agosto, para los retos de Dickens, que aún me quedan libros para leer y también para esta semana British organizada por Carmen.

Y he vuelto a disfrutar muchísimo con la narrativa de este gran autor inglés. Dos son los grandes temas en esta novela de Dickens. Por un lado, realiza una enorme crítica por las precarias condiciones de trabajo de los obreros en el difícil siglo XIX. Precarias condiciones que no sólo se encontraban en el trabajo. Cuando volvían a sus casas, las condiciones no eran mucho mejores. Dickens plasmó con su cínica e irónica pluma las difíciles relaciones entre obrero y patrón en esta época. Y nos relata con maestría cómo fueron los primeros movimientos de esos obreros, los primeros movimientos sindicales. 

Por otro lado, también emplea Dickens gran parte de la obra en hacer una crítica feroz a la educación que está basada únicamente en criterios positivistas, que está basada únicamente en realidades obvias y evidentes, que no deja espacio alguno para la imaginación. La vida tan sólo es un cúmulo de datos. Todo se reduce a simples números... No suena muy bonito, ¿verdad?

Y para enfatizar esto, Dickens crea unos personajes absolutamente planos. No hay desarrollo en ellos. Dickens se sirve de cada uno de ellos para representar una idea  y no hay evolución. No hay cambios en ellos.Y las simpatías del autor se inclinan hacia el más débil, hacia los personajes más desfavorecidos. Así tenemos a Thomas Gradgrind, convencido de que la educación que está impartiendo a sus hijos es la mejor, apartándolos de la imaginación, apartándolos de la diversión. Haciendo que cada minuto de su vida, incluyendo su infancia, esté destinado únicamente al provecho, a la utilidad. No hay espacio para el entretenimiento, para la risa, para la alegría, porque es inútil. Y así, Louisa, su hija, una chica cuya bondad no conoce límites, crecerá y se convertirá en una mujer amargada que no tomará ninguna decisión si no ve en ella un provecho. O mejor dicho, si no ve que su padre o su hermano se benefician de esa decisión. Se casará sin amor y siempre estará alerta para frenar cualquier atisbo de emoción, de sentimientos.

Tom, su hermano, también se verá afectado por esa rígida educación. Pero todo lo que en su hermana es bondad, en él es egoísmo. Y obligará a su hermana a tomar decisiones en su único provecho. Y obligará y engañará a otros para que realicen acciones en su único provecho.

Alrededor de estos personajes veremos figurar otros, como Mr Bounderby, el cruel empresario "hecho a sí mismo", frase que la repetirá en todas las ocasiones que sean posibles. A través de esta figura, Dickens realiza una crítica brutal contra aquellos hombres que se aprovechan de los más débiles para enriquecerse. Que no les importa pisotear y dejar en condiciones ínfimas al obrero para ganar ellos más dinero... (Poquito hemos cambiado en este aspecto, por no decir nada...).

Mrs Sparsit es otro personaje de este libro. Perteneciente a la aristocracia, ha visto perder su status, su clase y se ha convertido en una simple ama de llaves para poder sobrevivir. Y pese a esto, su vanidad, su orgullo, no ha desaparecido, aunque quiera disfrazarla de humildad.

Y James Harthouse, un caballero llegado de Londres, dispuesto a acabar con ese mundo frío, sin emociones, perfecto, que Louisa ha creado a su alrededor.

Luego tenemos a la clase obrera, con Stephen Blackpool, un pobre hombre al que no hay desdicha que no le pase. Casado con una mujer a la que no quiere por sus continuos problemas con la bebida, Dickens plantea en boca de este personaje el tema del divorcio. Porque... ¿una mala decisión tiene que condicionar toda una vida?

También tenemos a Rachel, que es la bondad personificada. Ella es quien sustenta a Stephen, quien le da el único motivo para seguir viviendo, para seguir luchando. Con ella le gustaría compartir su vida. Pero su matrimonio se lo impide.

Otro personaje que merece nuestra atención es Sissy Jupe, una niña que fue abandonada por su padre, acróbata de cirso. Y Mr Gradgrind, en uno de sus escasos actos de altruísmo, decide llevársela y criarla como si fuera su hija. Y como si fuera un experimento, intenta por todos los medios cambiarla, alejarla de todo lo que el circo le ha enseñado, extraerle toda la imaginación que ella desborda. Tarea que al final de la novela veremos el éxito o fracaso que ha tenido.

Y voy terminando, que ya es hora. Dickens demuestra una vez más con esta novela su enorme talento narrativo. Un tanto folletinesca, sí, pero la calidad del autor es incuestionable y nos hace olvidar hasta esto. Una novela imprescindible. 

37 comentarios:

Tatty dijo...

Este libro no lo he leído todavía pero el autor me gusta mucho, espero poco a poco ir completando la lectura de los que tengo pendientes
besos

Marina Ortega dijo...

Calificándola de imprescindible es imposible pasarla por alto. Me la anoto que me apetece repetir con el autor del que solo he leído un libro

Pakiko dijo...

Buff, pues no lo he leído, pero parece una maravilla por lo que nos cuentas. Un autor de referencia.
BEsos

Narayani dijo...

Es verdad, qué poquito hemos avannzado en algunos aspectos... ¡Qué pena!

No me llama mucho este título. Yo sigo con el reto (me queda un libro!!) pero no creo que sea éste el título que elija.

Besos y buen finde guapa!

Xavier Beltrán dijo...

De Dickens solo he leído Grandes esperanzas y me gustó pero se me hizo algo cuesta arriba. Tenía ganas de repetir con el autor, ya que celebramos el bicentenario de su nacimiento, pero a este paso acaba 2012 y no le he hecho un hueco...

Un besito.

Tizire dijo...

Vaya, cómo te ha cundido este libro para diferentes retos! Buena estrategia, jejeje! No he leído esta obra, pero he oído hablar mucho de la crítica que hace a la situación laboral de su tiempo. No creo que sea el libro que me apetece leer ahora, pero no tengo dudas de que he de leerlo alguna vez en mi vida. 1beso!

Tinta y fotograma (María) dijo...

Vaya no he probado nada de este autor pero este fin de semana me voy a devorar cuento de navidad que lo cogí de la biblioteca y lo tengo que entregar ya; espero que me guste.
Un besito y muy buena reseña.

Mere dijo...

Menos mal que grandes hombres de mente abierta como Dickens y los miembros de la Royal Society se preocuparon por dar cabida a la observación científica, sin ellos ni Darwin ni tantos otros naturalistas habrían dejado huella en la Hª. Un beso

Mario Salazar dijo...

De Dickens solo he leído cuentos o alguna novela corta, y me interesa bastante leerlo, me parece un autor capital, sobre todo en lengua inglesa. Y aunque muchos le achacan que era algo esquemático, y plano con sus personajes como has anotado, su denuncia social, honestidad y su buen quehacer literario lo salvan de ser un mal escritor. Un beso!!

Jennieh dijo...

Me entusiasmaste con esta entrada, espero hacer un hueco en las lecturas y leerlo ahora que salgo de vacaciones por fiestas patrias, aunque para eso debo conseguirlo primero :), a ver que hago para ello. Es bueno que un libro trate esos asuntos de la imaginación, quiero ver que pasa con Sissy Jupe; la verdad es que ¡me estoy muriendo de ganas por leerlo!

Un beso.

Carol dijo...

Este no lo he leído. Me da un poco de vergüenza, pero aún no me he puesto con el reto de Dickens...

Veo que a ti te ha servido para matar varios pájaros de un tiro (pobres pajarillos, por cierto, jaja). Enhorabuena!

¡Besos!

Jan Arimany dijo...

Uh! TRES pájaros de un tiro!
De Dickens tengo David Copperfield y Grandes Esperanzas, y ninguno leído así que lo tengo pendentísimo!
Un beso y preciosa reseña.

Jan Arimany dijo...

Apuntado quedo :)
Un beso!

LA VIEJA ENCINA dijo...

Yo soy otra de las que no lo ha leído,hay tanto que leer y tan poco tiempo...Besos

Offuscatio dijo...

Me dejáis con la miel en los labios cuando habláis de las novelas de Dickens; sigo con dudas si he elegido bien el libro para participar en el reto. En todo caso, si no me "llega", ahora sí tengo referencias para poder cambiarlo por otro. ¡Muchísimas gracias!

Anónimo dijo...

¡Tengo tantos Pendientes!
Este, por supuesto, será uno de ellos, gracias a tu maravillosa Reseña.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Todavía no he leído esta novela de Dickens, pero la verdad es que me apetece mucho hacerlo. Con las novelas realistas me pasa siempre que me da una cierta pereza empezarlas, pero luego me encantan!
Un beso!

mientrasleo dijo...

Dickens siempre ha sido folletinesco, pero forma parte de su encanto y todos lo perdonamos mientras nos dejamos caer en sus magníficas atmósferas.
Este libro, no siendo de los mas conocidos, es estupendo!
Besos

Unknown dijo...

Hay dos escritores folletinescos a los que yo les perdono todo, pues cada libro que escriben me parecen obras maestras: Alejandro Dumas y Charles Dickens.

Sobre este libro, lamentablemente no he tenido aún la dicha de leerlo, y espero hacerlo en el futuro.

Tal parece ser que el argumento y la historia vuelve a ser, como siempre, una fuerte crítica social y política, con personajes de vidas complicadas.

Me atrajo de la trama eso de la crítica al sistema educativo. Podría sacar alguna frase de ahí para utilizarlas en las protestas que los estudiantes hacemos por acá...

Muy buena reseña, Margari =) ¡Saludos!

Meg dijo...

No me termina de llamar, creo que optaré por otras para el reto, creo queesta no la disfrutaría...Un besote!!

Pablo dijo...

Leí Oliver Twist, y me encantó. Sufrí un montón, pero lo disfruté hasta el final. Este también me llama la atención, aunque antes quiero leer Grandes esperanzas.

Te aprovecho de avisar que me cambié de blog. Me peleé con blogger ;) Me trasladé con todo a Wordpress. Te dejo el link: https://ellectorempedernido.wordpress.com/

Un abrazo.

Carm9n dijo...

Totalmente de acuerdo, es un clásico imprescindible. Bueno, la verdad es que lo es casi toda la obra de Dickens, verdad?
Kisses,

Isi dijo...

Ayyyy y yo sin haber empezado el reto!! :)
PUes nada, me apuntaré este, Oliver Twist y Cuento de navidad, a ver si consigo leérmelos antes de que acabe el año ;)

Besos!

albanta dijo...

De Dickens aún no he leìdo nada pero debería hacerlo que todo el mundo dice que tiene un estilo muy personal.

Inés dijo...

Yo leí a Dickens en la carrera, pero sería buen momento para retomarlo!!

Me alegro de que te haya gustado.

Un besazo guapa

Fotogramas y Letras dijo...

Me encanta Dickens! Una de mis novelas preferidas es Grandes esperanzas (libro que si aún no te has leído te lo recomiendo ;) ). Tiempos difíciles es una de las novelas que aún me quedan por leer de ete maravilloso autor. me ha gustado mucho lo que has comentado sobre la historia: muchos personajes cada unos con su peculiar carácter... muy Dickens :D

Gracias por tu reseña, creo que esta será la próxima novela que lea de Dickens.

Besos y feliz finde!

Mika

Carla dijo...

No era uno de los de Dickens que más me llamaba, pero después de leer tu reseña he cambiado de opinión.
Parece que tienen una gran variedad de personajes fascinantes, me encanta eso de Dickens.

Un beso!!

LAKY dijo...

Pues sí que has aprovechado: una lectura tres en uno!
Te puedes creer que no he leído nada de Dickens?
Besos

Marisa G. dijo...

Buena y complicada inmersión en Dickens. Una obra que tiene miga, así que te felicito por tu valentía. Lo leí hace muchos años y encima en inglés! (estudié Filología Inglesa) y no creo que vuelva a retomarlo. Felicidades por la reseña! Un beso.

Margari dijo...

¡Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios! Y los que no habéis leído nada de Dickens, le tenéis que poner remedio prontito, aunque sea con su fantástico Cuento de Navidad. Que leer a Dickens es un placer siempre. Y si os gusta el estilo de Dickens, animarse ya con esta novela o con otra cualquiera, que todas son buenísimas.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Tengo pendiente volver a leer a Dickens, que ya va siendo hora...
Aunque este no es de los que danzan por la estantería, lo tendré en cuenta igualmente =)

Besotes

Kayena dijo...

Vaya manera de aprovechar una lectura ¿eh?

La verdad es que leí a Dickens siendo muy joven y cada vez que leo una reseña (y más sin es tan interesante como ésta), me entran unas ganas de releer cualquiera de los libros que comentáis que no te imaginas.

Un beso.

Margari dijo...

Y encima ahora la aprovecho para tu concurso de reseñas! Jajajaja. Y sí, tienes que releer a Dickens, que seguro que lo vas a disfrutar.
Besotes!!!

porlomenix dijo...

Si algún día me vuelve a dar por los clásicos, me acordaré de esta novela,
besucus

Aran dijo...

No he leído nada de Dickens, pero no descarto hacerlo.
Besos!

Lázaro Salvatierra dijo...

Buscaba alguna referencia de esta obra y -felizmente- encontré este buen blog.
Gracias. Abrazo desde México.

Margari dijo...

Gracias por tus palabras! Y un saludo!