miércoles, 28 de febrero de 2018

Estupor y temblores de Amélie Nothomb

Estupor y temblores
Amélie Nothomb
Trad. Sergi Pàmies
Anagrama, 2006
Esta novela con declarada carga autobiográfica, que ha obtenido un éxito impresionante en Francia, cuenta la historia de una joven belga de 22 años, Amélie, que empieza a trabajar en Tokio en una de las mayores compañías mundiales, Yumimoto, quintaesencia de las empresas japonesas. Con «Estupor y temblores»: así es como el emperador del Sol Naciente exigía que sus súbditos se presentaran ante él. En el Japón actual, fuertemente jerarquizado (en el que cada superior es, antes que nada, el inferior de otro), Amélie, afligida por el doble handicap de ser a la vez occidental y mujer –extraviada en un hormiguero de burócratas, subyugada además por la muy japonesa belleza de su superior directa, con la cual tiene unas relaciones de franca perversidad–, sufre una cascada de humillaciones.
Trabajos absurdos, órdenes dementes, tareas repetitivas, humillaciones grotescas, misiones ingratas, ineptas o delirantes, superiores sádicos, la joven Amélie empieza en contabilidad, luego a servir cafés, pasa a la fotocopiadora y, descendiendo los escalones de la dignidad (aunque con un despego muy zen), acaba ocupándose de los lavabos... masculinos.

Estupor y temblores ha supuesto mi estreno con Amelie Nothomb. Y, sinceramente, ha resultado una lectura que me ha dejado totalmente indiferente. 

En esta novela, Amélie, basándose en su propia experiencia, describe con mucha ironía y con mucho cinismo, cómo es trabajar en una empresa en Japón. Aquí, la jerarquía debe ser respetada en todo momento, debe ser obedecida. Aquí, la iniciativa no se premia sino que se ve como una amenaza.  Y por esta razón, cada vez le dan a Amélie un trabajo muy por debajo de sus posibilidades. Primero tendrá que fingir que no entiende el japonés, un idioma que domina a la perfección; luego se limitará a fotocopiar el mismo documento tantas veces como su jefe le ordene; aburrida, ella misma se impondrá como tarea cambiar las fechas de los calendarios de todas las oficinas, pero tampoco gustará este gesto y, finalmente, le encargarán la limpieza de los aseos.

Y Amélie lo aguantará todo. Resistirá hasta el final, para demostrar que también puede, que no se rinde fácilmente. Y todo contado con humor, con ironía, criticando esta severa sociedad japonesa, donde las emociones parecen estar prohibidas. Una sociedad estrictamente jerarquizada, basada en la obediencia, con multitud de obligaciones de las que nadie, y mucho menos la mujer, puede escapar. 

Pero no he podido conectar con esta historia. No he logrado meterme en ella. Me ha resultado todo muy frío. No he logrado empatizar con la protagonista en ningún momento ni creerme su historia. Eso sí, es una novela breve, con una prosa muy sencilla, que se lee muy fácilmente. Quizás tendré que probar con otra obra de la autora.

36 comentarios:

Marina Córdoba dijo...

Es una pena que no hayas disfrutado tanto de la novela como esperabas. Yo, de momento, la descarto. Besos

mar dijo...

Yo la he visto en la biblioteca pero no me llamo la atención esa novela en concreto pero a la autora la tengo pendiente. Besinos

Adivina quien lee dijo...

No lo he leído pero es una autora muy singular a la que merece la pena acercarse.

Aylavella dijo...

¡Qué pena que no lo hayas disfrutado como pensabas! Yo la voy a descartar, si no te ha gustado, te ha resultado fría y te ha dejado indiferente, me fio de tu criterio y la dejo pasar.
Besos

Inés dijo...

Pues a mí me pasó igual,me dejo fría este libro.
Un beso

Sofia dijo...

Es verdad que no es la mejor novela de Amélie para empezar. Prueba con "Cosmética del enemigo", a mí me encantó, sobre todo por el final.
Un beso.

Inquilinas Netherfield dijo...

Ains, qué pocos ánimos me das para el Nothomb que tengo pendiente en la estantería (no es este, es el último que salió, "El crimen del conde Neville"), que no termino de animarme y cada vez tengo más dudas...

¡Besote!

Manuela dijo...

Me gusta lo que he leído de esta autora y esta es una de las que tengo pendientes en casa.
Besos.

Norah Bennett dijo...

Es que la Nothomb tiene estas cosas, que a veces da en el clavo y cuenta cosas interesantes como en Ni de Eva ni de Adán y otras te deja así que parece que has leído el catálogo del Lidl. Yo tengo pensado leer ahora el del Crimen del Conde Neville, a ver si es de los buenos, creo que sí.
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! No conocía este libro pero la verdad es que tampoco es que me llame demasiado la atención. Eso de que te haya dejado indiferente me echa mucho para atrás, y también busco otra clase de lecturas, así que en esta ocasión lo voy a dejar pasar.
Besos!

Ray dijo...

Me quiere sonar esta autora, muy de lejos, pero no, no leí nada de ella. Hombre, como curiosidad puede estar bien (lo japonés, que siempre parece como de otro mundo, resulta curioso), pero como novela en sí, si dices que te dejó fría mejor dejarla pasar.

Un beso ;)

Maria Vazquez dijo...

A mi mi chico me ha recomendado esta autora y la novela barba azul, no se como es todavía no la he leído pero igual te puede gustar mas. Besos

Francisco dijo...

Este lo dejo pasar. No me veo leyéndolo. Besos.

buscandomiequilibrio dijo...

A mí me gusta mucho Nothomb.
A día de hoy que he leído creo que cinco títulos suyos, el que más me impactó fue "Cosmética del enemigo", que te recomiendo encarecidamente.
Estupor y temblores no me dejó indiferente, porque lo recuerdo perfectamente, pero tampoco es uno de los títulos que más me gusten.
Ya siento el chafón.
BEsos.

Conxita C. dijo...

No he leído nada de Nothomb y la novela que presentabas hacía buena pinta, pero creo que será mejor iniciarme con otro de sus libros.
Saludos

Lesincele dijo...

Tengo que leer a la autora de una vez, lo que no sé es que lectura escogeré, esta me sonaba pero es la primera reseña que leo
Un beso!

Jesús Martínez dijo...

Da pena cuando terminamos de leer un libro y no hemos conseguido conectar con lo que nos cuenta. ¡Así es la vida del lector! No he leído nada de la autora, pero desde hace un par de años tengo en casa «Biografía del hambre». Ese será mi punto de partida.

¡Besos!

Shorby dijo...

Una de mis autoras favoritas... y hace mucho que no la leo además =)

Besotes

Marya dijo...

¡Hola! No lo conocía pero tengo muy en cuenta tu opinión así que seguro que lo dejo pasar. Un besote :)

Narayani dijo...

Pues nada, entonces, si no te gusta a ti creo que tampoco me gustará a mí; además no me llama nada la atención la trama.

Besos!

Ligaro:YesWeCanReadTogether dijo...

¡Hola!
La verdad es que no conocía ni el libro ni a la autora, he leído el argumento y no me ha dicho nada, y luego ya he leído tu reseña y definitivo, no creo que lo lea.
un saludo
yes we can read together

Al calor de los libros dijo...

Para mi también fue el primer libro de esta autora que leí, y me sorprendió la visión tan personal y particular que tiene de Japón.
Por tener otra valoración de sus obras posteriormente leí "Ni de Eva ni de Adán", y me encontré un poco con más de lo mismo. Esa parte autobiográfica y su visión del país nipón desde el punto de vista occidental.
Un abrazo

Atrapada dijo...

Este libro no lo conocía pero por tu reseña creo que no es lo que más disfrutaría ahora mismo y eso de que no hayas conectado con ella y te haya dejado indiferente me echa completamente para atrás.

Besos =)

Anónimo dijo...

lo leí hace mucho y no he vuelto a leer nada de ella.

Isi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isi dijo...

Todas las novelas de esta autora son así de "rarunas" (como ella jaja). Son peculiares, sobre todo porque realmente son sus vivencias allí, y nos chocan muchísimo.
A mí sí me gustó, sobre todo por ese choque cultural terrible, que debió de ser durísimo para ella teniendo en cuenta su amor por Japón y lo mucho que quería encajar en esa cultura.
Pero bueno, por lo menos ha sido corto, así que no has perdido mucho tiempo si al final no te ha gustado jeje.
Besotes

ITACA dijo...

Yo tampoco logrė conectar con esta escritora cuando lo intenté hace años y se me quitaron las ganas de intentarlo con nuevas lecturas suyas

Letraherido dijo...

Al igual que tú, fue el primer libro con el que me estrené de Nothomb. Pero a mí sí me gustó, y todo lo que contaba del choque cultural. Me he leído varios porque me entran muy fácil.
Un abrazo.

Nitha dijo...

Gracias por tu opinión. Me parece que pasaré esta vez. Besotes!

Mª Ángeles Bk dijo...

De todas formas parece que esta es una autora que tiene un estilo muy personal. Yo aún no me he acercado a ella y me encantaría leer algo suyo pronto.
Besos

Rachelín The Cure dijo...

¡Hola!
Esta novela aún no la he leído, pero sí otras cositas de Nothomb, y es una autora que me encanta. Ojalá y si pruebas con otras te gusten más.
¡Un saludo!

LAKY dijo...

Qué pena! A mí, en cambio, es una novela que me gusta mucho. De hecho, la he releído recientemente. Me gusta mucho el estilo de humor de Amelie
Inténtalo con otra a ver si hay mejor suerte
Besos

Paseando entre páginas dijo...

Me llama la atención por el retrato social, pero si te ha dejado fría...va a ser que no :/

Marisa G. dijo...

Uf vaya inicio de reseña. La descarto totalmente. Para empezar, la sinopsis no me tentaba demasiado. Hoy he leído una reseña de Norah de esta autora pero de otro libro. Creo que me decantaré mejor por ese otro. Besos

Angela Leon dijo...

Tampoco he leído nada de esta autora pero comenzaré por otro libro por si acaso, jajaja

Bs.

Marian dijo...

No he leído este libro, pero ya sabes que a mí la Nothomb me gusta mucho. Me encanta su prosa, su tono irónico (que en menor o mayor medida tiene en todas sus novelas). He leído tres de sus novelas y las tres me han gustado.Pero de todas formas en gustos ya se sabe, somos un mundo...
Besos