lunes, 23 de mayo de 2022

Estos días leo... #205

Empezamos nueva semana y la inicio con dos nuevas lecturas. Recién empezadas ambas así que no puedo adelantar nada. 


Descubre las escenas de los crímenes a través de los escritores que dejaron su huella en San Sebastián. Visita la casa museo donde residió Víctor Hugo, los lugares que frecuentó Ernest Hemingway o las numerosas referencias al donostiarra Pío Baroja que salpican las calles y plazas de la ciudad. Un asesinato, un autor, un libro. Cada libro contiene la clave del siguiente crimen. Todo conduce a un antiguo club de lectura y a la misteriosa desaparición de una joven hace treinta años.







Noa, una tímida adolescente de catorce años, desaparece tras una función escolar en el exclusivo colegio privado Sain Michael's School, al que acuden los hijos de los miembros más destacados de la alta burguesía barcelonesa como el empresario, y padre de Noa, Víctor Renom. Cuando se hace evidente que Noa, una chica singular, no ha huido de casa, el subinspector Mauricio Tedesco pasa a encargarse del caso. Con su flema, sus silencios y su desencanto, se sumergirá en una trama que se irá enredando cuando comience a hacer preguntas y a descubrir todos los secretos que se esconden tras la apariencia, brillante e impoluta, de unas vidas expuestas al lujo y a la despreocupación, pero que también ocultan envidias, desamores e, incluso, la frustración de los deseos incumplidos. 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

martes, 17 de mayo de 2022

Las lágrimas del caimán de Susana Hernández

Las lágrimas del caimán

Susana Hernández

Distrito 93, 2022

A la vuelta de un viaje a Inglaterra, la famosa escritora de novela negra Karen Alcázar, encuentra a su amante colgado en el cuarto de baño. Pronto se confirma que, pese a su apariencia de suicidio, se trata de un asesinato. El Grupo de Homicidios de los Mossos d'Esquadra, con el sargento Campillo al frente, se encargará de la investigación. Para descubrir la verdad en el asfixiante verano barcelonés, Campillo y su equipo deberán despejar varias incógnitas, la primera la auténtica identidad de Eduardo Mora, el fallecido. Un crimen del pasado, una venganza, una red de mentiras. Una historia en la que nadie es del todo inocente ni completamente culpable.

 

Las lágrimas del caimán es una historia de venganzas. Una historia en la que vamos conociendo a todos los personajes, poco a poco, y descubriendo que todos los implicados  tienen motivos para haber cometido ese asesinato, que todos tienen secretos que es mejor que no se sepan, que todos tienen un pasado que quieren ocultar. Y esto nos lo va revelando lentamente la autora, combinando escenas que se desarrollan en la época actual con otras que se desarrollan en el pasado, para que vayamos descubriendo qué pasó y vayamos atando las piezas. Aunque hay capítulos protagonizados por un personaje cuya identidad no vamos a conocer hasta los capítulos finales y es la pieza que falta para poder encajarlas bien todas. 

El aspecto más brillante de esta novela es la caracterízación de sus personajes. En pocas páginas consigue perfilarlos muy bien, no solo a los implicados en ese crimen sino también al equipo de investigación. Cada uno de ellos tiene sus propias historias personales, que no harán fácil que estén al cien por cien en ese caso tan difícil con el que tienen que lidiar y que harán que empaticemos un poco más con ellos. 

El ritmo de la novela no es frenético,  pero si os puedo asegurar que una vez que empiezas, cuesta parar. La autora demuestra una vez más que se mueve en este género como pez en el agua, creando una historia sólida, con buenos personajes y una trama algo complicada, pero muy bien resuelta. La única pega que le he encontrado a esta novela es la edición, no muy buen cuidada en esta ocasión. Demasiadas erratas, cambios de fuente inexplicables, comas mal puestas... Una pena, porque la historia es bastante buena y no se lo merece. 

 

lunes, 16 de mayo de 2022

Estos días leo... #204

 Empiezo semana con dos nuevas lecturas. Tenía ganas de sabér como le iba a la señorita Buncle en su matrimonio, cotilla que es una. Y no me podía resistir a la última novela de Carlos Díaz Domínguez, un autor que hasta ahora no me ha fallado. Y por lo poquito que llevo leído, me va a seguir sin fallar. 

Barbara Buncle, felizmente casada con su editor, encuentra en el pueblecito de Wandlebury una casita –la Casa del Arco– que le parece ideal para establecer su vida de casada, lejos de las aburridas cenas y partidas de bridge de Londres. Por una inocente casualidad, cuando visita al abogado encargado de la venta de la casa, cae en sus manos el testamento de la anciana lady Chevis Cobbe, conocida por sus enfermedades y por su manía «antimatrimonial». Barbara y su marido se instalan en la Casa del Arco y no tardan en ser la comidilla de la vecindad. El secreto que conoce Barbara a raíz de la lectura del testamento la empujará a entrometerse en la vida de una joven independiente para impedir que dé un mal paso que supondría la pérdida de su fortuna.
 
 
 
 
 
 
 

 
Damián Lozano, joven técnico del Banco de España que está esperando el nacimiento de su primer hijo, recibe la visita de Juan Negrín, ministro de Hacienda de la República. Estamos en el otoño de 1936. El político le pide que se desplace a París para supervisar las adquisiciones de armamento que están realizando los compradores encargados por la Embajada.
Dejando a Amadora en un Madrid asediado, Damián cruzará sus días con personajes honrados cargados de ideales pero también con otros dispuestos a lucrarse con dinero ajeno. En su nuevo círculo de relación aparecerá la francesa Élise Diacre, una recién divorciada de pasado reservado e incierto presente.
 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 


miércoles, 11 de mayo de 2022

Herejes de Leonardo Padura

Herejes

Leonaro Padura.

Tusquets, 2013

En 1939, el barco S.S. Saint Louis, con novecientos judíos que lograron huir de Alemania, estuvo fondeado varios días frente al puerto de La Habana a la espera del permiso para los refugiados. El niño Daniel Kaminsky y su tío esperaron en el muelle a que desembarcaran sus familiares, confiados en que usaran ante los funcionarios el tesoro que portaban a escondidas: un pequeño lienzo de Rembrandt que perteneció a los Kaminsky desde el siglo XVII. Pero el plan fracasó y el barco regresó a Alemania, llevándose con él toda esperanza de reencuentro. Muchos años después, en 2007, la noticia de que ese lienzo se subasta en Londres, provoca que el hijo de Daniel, Elías, decida viajar a La Habana desde Estados Unidos para aclarar qué sucedió realmente con el cuadro y su familia. Sólo alguien como el Conde puede ayudarle en la misión. Y en los encuentros y las conversaciones sabremos que Daniel decidió cambiar radicalmente de vida y que le atormentaba un crimen. También que ese cuadro, una imagen de Cristo, tuvo como modelo a otro judío, que en la Ámsterdam del siglo XVII rompió todas las convenciones de clase y de religión para trabajar en el taller de Rembrandt y aprender a pintar con el maestro.

Me cuesta hacer esta reseña. No va a ser negativa, pero tampoco va a ser todo lo positiva que hubiera deseado. Y empecé bien su lectura. Tiene una primera parte muy interesante, basada en la historia de ese barco que tuvo que regresar a Alemania desde Cuba con más de novecientos judíos en él. Esperaban encontrar la libertad y volvieron a la prisión. ¿Qué pasó? ¿Y qué ocurrió con ese lienzo de Rembrandt que viajaba también en el barco sin que nadie lo supiera? Un cuadro que estaba destinado a servir de salvoconducto pero que nunca pudo ser usado. Y del que no se supo nada hasta que muchos años después es subastado  en Londres. ¿Cómo llegó allí? Eso es lo que tendrá que averiguar el detective Mario Conde a petición de Daniel Kaminsky, ese niño que se quedó en el puerto de La Habana, esperando a sus padres, que nunca pudieron llegar. Y este hecho provocó una fuerte crisis en su fe. ¿Cómo creer en un Dios que permitió un acto tan terrible? Afortunadamente contaba con tu tío, que lo crió como si fuera su hijo. Pero no bastó. Tiene que saber qué pasó con sus padres, y cómo ese cuadro acabó en esa subasta. Y necesita limpiar también el nombre de su padre, involucrado en un crimen, que no sabe si cometió o no...  Una historia complicada pero muy bien contada. Esto es lo que más me ha sorprendido a lo largo de toda la novela. La belleza de la prosa de Padura, que no decae en ningún momento. Increíble cómo escribe este hombre. 

Pero no se queda aquí la historia. En una segunda parte, Padura nos lleva a Amsterdam retrocediendo hata el siglo XVI, para contarnos toda la historia que gira en torno a ese cuadro. Grandísimo el trabajo de investigación realizado por el autor para hablarnos tanto de la vida de Rembrandt como de esa comunidad de judíos que tuvieron que salir huyendo de España y Portugal, instalándose en Amsterdan, donde consiguieron vivir en paz. Gran trabajo, sí, pero es cierto que en esta parte Padura se detiene hasta en el más nimio detalle y las descripciones son largas y pormenorizadas ralentizando muchísimo el ritmo de la acción. 

Y aún queda más. Aún Padura nos regala otra parte en la que vuelve a La Habana, a la actualidad, para concluir la historia de Daniek Kaminsky y para ver metido a Mario Conde en otro caso, la desaparición de una joven emo, historia que aprovecha el autor para realizar una exhaustiva descripción de la sociedad cubana, de su corrupción, de la falta de libertad, de la falta de oportunidades, de la dictadura que oprime al pueblo. Pero admito que en esta parte me fui totalmente de la historia. Quizás como novela independiente la hubiera disfrutado más, pero aquí creo que poco le ha aportado a la novela. Al menos en mi opinión. Se me ha hecho larga y repetitiva y desconecté totalmente, a pesar de esa prosa exquisita del autor. 

En conclusión, una novela que me ha gustado a ratos sí, a ratos no. Para mí ha ido de más a menos. Con bastantes páginas menos hubiera sido una novela redonda, al menos para mi gusto. Eso sí, hacía tiempo que no leía una prosa tan rica, tan llena de matices, tan trabajada. No me importaría repetir con el autor.

domingo, 1 de mayo de 2022

Repasando abril y otras minivacaciones!

Que entramos ya en el quinto mes del año. El tiempo vuela tan rápido que no me doy ni cuenta!!! Y toca hacer ya balance del mes de abril, que ha sido bastante bueno en lo que a lecturas se refiere. En cuanto a reseñas sigo perezosa. O más que perezosa, que últimamente me pongo frente al cuaderno y no sé qué decir. Y empiezo a hacer otras cosas y ya me disperso totalmente. En algún momento mi cabeza se centrará. Bueno, no me enrollo más. Estas han sido mis lecturas:

  • Shirley de Charlote Brontë                                                
  • Lágrimas de oro de José Luis Gil Soto
  • Señora de rojo sobre fondo gris de Miguel Delibes
  •  Drácula de Bram Stoker
  • Pero... ¿quién mató a Harry? de Jack Trevor Story

Y lo mejor es que he disfrutado mucho de todas. He tenido mucha suerte este mes. 

 En cuanto a series, terminé ya The Last Kingdom, una serie que he disfrutado mucho. Han sido cinco temporadas muy buenas. Últimamente no paro de recomendar esta serie. Y he visto también la primera temporada de The Witcher. Está bien. No termina de conquistarme pero se deja ver.

 

En cuanto a pelis, este mes he acudido dos veces al cine. La primera, para ver Doctor Morbius. No me ha entusiasmado tanto como esperaba. Está bien, pero no me ha terminado de convencer. Y  la segunda, para ver Animales fantásticos. Los secretos de Dumbledore. Con esta me ha pasado justo lo contrario. No sé por qué, pero no terminaba de llamarme esta película pero al final me decidí a verla y la he disfrutado mucho.


 

Y sí, de nuevo anuncio un descansito, que me voy a tomar unos días de vacaciones, pero vacaciones de verdad. De las de salir de casa, cambiar un poquito de aires, de la rutina y hartarme de andar para descubrir rinconcitos nuevos. Ya tenía ganas. ¡Nos vemos la segunda semana de mayo! Pero antes, contadme, ¿cómo ha ido vuestro abril?

jueves, 28 de abril de 2022

Lágrimas de Oro de José Luis Gil Soto

Lágrimas de Oro

José Luis Gil Soto

Espasa, 2022

Panamá, Castilla del Oro, 1524. En la sacristía de una pequeña iglesia del Nuevo Mundo, tres hombres se reúnen a la luz de los velones. Uno de ellos, serio, enjuto, con una poblada barba ya cana, habla a los otros de las maravillas que algunos dicen que existen en lugares aún ignotos de la Mar del Sur. Es su empeño reunir dineros suficientes para emprender la conquista de esos nuevos territorios para mayor gloria del rey de España y la Santa Madre Iglesia. Él, hijo bastardo de un afamado capitán, después de años en las Indias, arriesgando vida y capital con cierta fortuna, aún necesita demostrar a su ya fallecido padre que era merecedor de su apellido. Este hombre es Francisco Pizarro. El descubrimiento y la conquista de Perú acaban de comenzar.

El Cusco, imperio inca, 1524. Huayna Cápac, Sapa Inca, Único Señor, regresa a la capital de su imperio. Acaba de apaciguar a los pueblos que no han querido reconocer al único dios, el padre Sol, y el gobierno del Inca. Con él regresan sus hijos y juntos saldrán a guerrear de nuevo. No pueden imaginar que el imperio está llegando a su fin. Una guerra fratricida ayudará a aquellos que aparecen en la profecía del dios Viracocha.

Sevilla, abril de 2019. La teniente Rebeca Parma, del Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil, está a punto de llegar al aeropuerto de Sevilla para empezar unas merecidas vacaciones. Suena el móvil. Es su comandante: en Conquista de la Sierra, un pueblo cacereño próximo a Trujillo, acaban de robar el collar de oro y esmeraldas que adorna a la Virgen, una joya inca de incalculable valor. Contrariada, comienza una investigación que la llevará a París en busca del ladrón.

Es la segunda vez que me acerco a este autor. Su anterior novela, Madera de savia azul me conquistó por completo. Y con ésta, Lágrimas de oro, lo ha vuelto a hacer, mezclando en esta ocasión novela histórica, género que ya sabía que dominaba, con novela policíaca, que creo que es la primera vez que escribe. Y la combinación aprueba con nota.

Por un lado nos trasladamos al siglo XVI para conocer a Francisco Pizarro y saber de todas las vicisitudes por las que tuvo que pasar para poder atravesar el Atlántico y descubrir y conquistar nuevos territorios para la Corona. Territorios de los que se decía que eran ricos en oro, pero en aquellos años nada se sabía con seguridad. ¿Merecerá la pena ese duro viaje, con tantos sacrificios, tantas vidas destrozadas? Y no solo encontrará el enemigo Pizarro en esas tierras desconocidas. También los encontrará entre los suyos, unos por el miedo y la desesperación, otros por envidia, y otros por sentirse traicionados.

No abandonamos ese siglo y nos lleva el autor a conocer el imperio Inca. En esos mismos años en los que Pizarro está descubriendo su territorio, ellos están inmersos en una guerra civil tras la muerte de su rey y de su sucesor. Huáscar es el legítimo sucesor, pero Atahualpa, su hermano se cree con derecho al trono, al ser mejor guerrero y al ser quien ha llevado al Imperio a su máxima extensión. No faltarán los combates, pero también conoceremos mucho de la historia, de la cultura y de las costumbres de este imperio. Y esta guerra civil será el principal motivo que facilitará la rápida conquista por parte de Pizarro, al encontrarse a un pueblo cansado, roto, dividido.

La tercera trama nos lleva a 2019. Rebeca Parma, teniente de la Guardia Civil, tendrá que investigar el robo de un collar en una iglesia de un pequeño pueblo de Cáceres. Un collar que tendrá mucha relación con Pizarro y el imperio inca.

El autor consigue ir llevándonos de una historia a otra con suma facilidad. En un principio creía que iba a ser la trama contemporánea la que más me gustase, pero al final he quedado conquistada sobre todo por la trama que se desarrolla en el siglo XVI. Saber más de Pizarro, de todo lo que tuvo que pasar, que sufrir… Que en los libros de texto del colegio se ve todo sencillo, porque solo se nos cuenta que Pizarro descubrió Perú. Pero no nos contaban todo lo que este duro viaje implicaba. Y que no siempre eran bien recibidos. Y reconozco que no sabía nada de la cultura inca, y esta parte la he disfrutado mucho también. El autor nos da mucho detalles, se entretiene en las descripciones, pero lo hace de forma tan amena y encaja todo tan bien en la historia, que disfrutamos mucho en esta parte y aprendemos mucho también.

En definitiva, Lágrimas de oro es una novela que brilla por sus personajes, por sus tramas, por su exquisita ambientación en la que se nota el gran trabajo de documentación que ha realizado el autor, por el ritmo que le imprime a cada historia… Una novela que he disfrutado de principio a fin y que no puedo dejar de recomendar.

lunes, 25 de abril de 2022

Estos días leo... #203

Sigo con dos de las lecturas de la semana pasada, que seguro que las termino antes de que acabe esta semana, porque ambas son cortitas y por lo poquito que llevo de ambas, son adictivas. Pero es que las otras dos que ya terminé eran igual de adictivas y no hay manera de llevarlas todas al mismo ritmo.


Una mañana de verano, en un bosque que rodea la urbanización de Sparrowswick Heath, un niño de cuatro años encuentra el cadáver de un hombre. Al contrario de lo que sucede en las novelas policíacas, no se trata aquí de encontrar, entre una serie de sospechosos, quién es el asesino: más bien al contrario, aquí hay toda una serie de personas que confiesan haber matado a la pobre víctima... con lo que ciertamente se hace difícil determinar quién lo hizo en rea­lidad. Pero... ¿quién mató a Harry? (1949), adaptada en 1955 al cine por Alfred Hitchcock, es una fenomenal vuelta de tuerca a los mecanismos de la novela policíaca, una excelente comedia negra elaborada con toda la tranquilidad y mordacidad de la flema británica.
 
 
 
 
 
 
 

A la vuelta de un viaje a Inglaterra, la famosa escritora de novela negra Karen Alcázar, encuentra a su amante colgado en el cuarto de baño. Pronto se confirma que, pese a su apariencia de suicidio, se trata de un asesinato. El Grupo de Homicidios de los Mossos d'Esquadra, con el sargento Campillo al frente, se encargará de la investigación. Para descubrir la verdad en el asfixiante verano barcelonés, Campillo y su equipo deberán despejar varias incógnitas, la primera la auténtica identidad de Eduardo Mora, el fallecido. Un crimen del pasado, una venganza, una red de mentiras. Una historia en la que nadie es del todo inocente ni completamente culpable.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 



miércoles, 20 de abril de 2022

El corazón de los ahogados de Daniel Fopiani

El corazón de los ahogados

Daniel Fopiani

Espasa, 2022

Desde Tombuctú, Doudou y su mujer huyen de la guerra en dirección a Melilla en busca de una vida mejor. Tras múltiples abusos por parte de la policía marroquí y de las mafias que sacan provecho de su desesperación, consiguen subir a una patera. Ella está embarazada y temen morir en el mar, ahogados.

En el pequeño camposanto de la Isla de Alborán, aparece una cabeza mutilada de origen africano, rodeada de gaviotas decapitadas con cabezas de muñecas de porcelana en su lugar. Un islote habitado solo por un  reducido destacamento de la Armada española, con el objetivo de preservar el territorio nacional ante la posible llegada de migrantes, vivos o muertos, y de velar por el ecosistema protegido de la zona en colaboración con un biólogo de la Junta de Andalucía.

La sargento Julia Cervantes, Infante de Marina experimentada, es enviada con el contingente que se desplaza a Alborán tras el macabro descubrimiento. En su vida solo quedan su hijo Mario y su madre. Después de varios años, sigue sin poder superar la muerte de su marido.

Durante una terrible tormenta, quedan totalmente incomunicados con el exterior y desde la megafonía del faro comienzan a escuchar una extraña nana: “Diez soldaditos se fueron a cenar; uno se asfixió y quedaron nueve”. Cuando empiezan a sucederse los asesinatos, el terror se desata en la isla. Julia debe hallar al culpable si quiere volver sana y salva junto a su hijo pero, ¿hay alguien más en la isla o el asesino se encuentra entre sus camaradas?
 

Si ya me gustó el anterior libro  de Daniel Fopiani, éste lo he disfrutado aún más. Dos son las tramas que se desarrollan en esta novela. Por un lado, tenemos a Doudou y su mujer, que huyen de su país, que huyen de la guerra, y tratan de llegar a las costas españolas en una barca de plástico, junto a gente cuyas historias serán seguramente igual de desgraciadas que las suyas. Sufriendo humillaciones continuas, engaños unos tras otros, dejando la dignidad por el camino y muchas lágrimas. Todo por llegar a esa minúscula barca en la que meten todas sus esperanzas. Nos va a doler mucho esta parte. Mucho. 

Por otro lado, tenemos a la sargento Cervantes, quien es enviada a la Isla de Alborán con un grupo de soldados, para que investigue qué ocurrió antes realmente ahí. Parece un trabajo fácil. Pero cuando muere el primero de ellos y por la megafonía se escucha una voz cantando "Diez soldaditos se fueron a cenar, uno se asfixió y quedaron nueve,", empezamos a darnos cuenta de que va a ser de todo menos sencillo. Y es entonces cuando la historia empieza a coger un ritmo de vértigo y nos va a costar soltar el libro hasta llegar al final. Tremendamente adictivo y con muchos momentos en los que nos va a dejar sin respiro, pensando que aquí no se va a salvar ni el escritor...

A esto ayuda mucho su atmósfera, cada vez más asfixiante, más opresiva, llegando a sentir esa soledad, el aislamiento, la incomunicación... Llegando a mojarnos con ese temporal que va a sufrir la isla, sintiendonos aún más solos, más aislados. Con la desesperanza creciendo en nuestro interior. Pero sin poder parar de leer. 

Lo único que he echado de menos en esta novela es un mayor profundidad en sus personajes. Salvo la sargento y un poco Doudou, el resto de personajes aparecen poco perfilados. Apenas los conocemos y no llegamos a empatizar, a conectar con ellos. El autor ha preferido decantarse más por imprimirle acción a la novela en vez de detenerse en ellos. Y desde luego ha conseguido un thriller adictivo de los que enganchan desde la primera página hasta la última. Seguiré leyendo a Daniel Fopiani.

PD: Por cierto, otra de las mejores cosas que ha tenido este libro es su dedicatoria. Espero que la respuesta haya sido afirmativa...

lunes, 18 de abril de 2022

Estos días leo... #202

 Volvemos de las vacaciones con las pilas medio cargadas. Y es que el calor que está ya haciendo por aquí no deja llenar ya más las pilas. No he leído mucho estos días así que estoy aún con una de las lecturas de la semana pasada, Pero... ¿quién mató a Harry?, de la que solo llevo unas pocas páginas.

Una mañana de verano, en un bosque que rodea la urbanización de Sparrowswick Heath, un niño de cuatro años encuentra el cadáver de un hombre. Al contrario de lo que sucede en las novelas policíacas, no se trata aquí de encontrar, entre una serie de sospechosos, quién es el asesino: más bien al contrario, aquí hay toda una serie de personas que confiesan haber matado a la pobre víctima... con lo que ciertamente se hace difícil determinar quién lo hizo en rea­lidad. Pero... ¿quién mató a Harry? (1949), adaptada en 1955 al cine por Alfred Hitchcock, es una fenomenal vuelta de tuerca a los mecanismos de la novela policíaca, una excelente comedia negra elaborada con toda la tranquilidad y mordacidad de la flema británica.



 

 

 Y estoy empezando Señora de rojo sobre fondo gris, que me apetecía leer algo de Delibes, un autor que me gusta y al que tengo abandonado. 


Y también empiezo una nueva lectura conjunta organizada por Anabel Samani y empezamos a leer Drácula. Creo que en caso de todas las que participamos se trata de relectura, pero nos hemos prometido no hacernos spoilers... Y es lo que tienen los buenos libros, que los puedes releer las veces que sean que los disfrutas. 

Si hay un mito literario que haya alcanzado la universalidad, sin duda es el de "Drácula", el arquetipo del vampiro. Publicada a finales del siglo XIX y recibida todavía como una novela gótica tardía, sus repercusiones han desbordado con creces el ámbito cerrado del género, gracias a una hábil amalgama de folclore e historia auténtica. "Drácula" es un clásico porque cuenta algo que puede suceder donde quiera que haya seres humanos: el miedo a la muerte y a los muertos, el sueño de la inmortalidad, la dialéctica psicológica y sexual en nuestro interior entre dominio y sentimiento, entre el deseo de herir a los que amamos y de ser heridos por ellos.
 

 

 

 

 

Y acabo de recordar que también empezamos esta semana la nueva lectura en SoyYincanera, Las lágrimas del caimán de Susana Hernández. ¡Venga, Margari, que tú puedes, que las dos primeras novelas de la semana son cortitas! 


A la vuelta de un viaje a Inglaterra, la famosa escritora de novela negra Karen Alcázar, encuentra a su amante colgado en el cuarto de baño. Pronto se confirma que, pese a su apariencia de suicidio, se trata de un asesinato. El Grupo de Homicidios de los Mossos d'Esquadra, con el sargento Campillo al frente, se encargará de la investigación. Para descubrir la verdad en el asfixiante verano barcelonés, Campillo y su equipo deberán despejar varias incógnitas, la primera la auténtica identidad de Eduardo Mora, el fallecido. Un crimen del pasado, una venganza, una red de mentiras. Una historia en la que nadie es del todo inocente ni completamente culpable.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

lunes, 11 de abril de 2022

Estos días leo... #201 y vacaciones

Estos días estoy entre dos lecturas, la última novela de José Luis Gil Soto, Lágrimas de oro, que os adelanto ya que me está gustando mucho y Pero... ¿quién mató a Harry? de Jack Trevor Story, que justo lo acabo de empezar. 

 

Una mañana de verano, en un bosque que rodea la urbanización de Sparrowswick Heath, un niño de cuatro años encuentra el cadáver de un hombre. Al contrario de lo que sucede en las novelas policíacas, no se trata aquí de encontrar, entre una serie de sospechosos, quién es el asesino: más bien al contrario, aquí hay toda una serie de personas que confiesan haber matado a la pobre víctima... con lo que ciertamente se hace difícil determinar quién lo hizo en rea­lidad. Pero... ¿quién mató a Harry? (1949), adaptada en 1955 al cine por Alfred Hitchcock, es una fenomenal vuelta de tuerca a los mecanismos de la novela policíaca, una excelente comedia negra elaborada con toda la tranquilidad y mordacidad de la flema británica.






Panamá, Castilla del Oro, 1524. En la sacristía de una pequeña iglesia del Nuevo Mundo, tres hombres se reúnen a la luz de los velones. Uno de ellos, serio, enjuto, con una poblada barba ya cana, habla a los otros de las maravillas que algunos dicen que existen en lugares aún ignotos de la Mar del Sur. Es su empeño reunir dineros suficientes para emprender la conquista de esos nuevos territorios para mayor gloria del rey de España y la Santa Madre Iglesia. Él, hijo bastardo de un afamado capitán, después de años en las Indias, arriesgando vida y capital con cierta fortuna, aún necesita demostrar a su ya fallecido padre que era merecedor de su apellido. Este hombre es Francisco Pizarro. El descubrimiento y la conquista de Perú acaban de comenzar.

El Cusco, imperio inca, 1524. Huayna Cápac, Sapa Inca, Único Señor, regresa a la capital de su imperio. Acaba de apaciguar a los pueblos que no han querido reconocer al único dios, el padre Sol, y el gobierno del Inca. Con él regresan sus hijos y juntos saldrán a guerrear de nuevo. No pueden imaginar que el imperio está llegando a su fin. Una guerra fratricida ayudará a aquellos que aparecen en la profecía del dios Viracocha.

Sevilla, abril de 2019. La teniente Rebeca Parma, del Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil, está a punto de llegar al aeropuerto de Sevilla para empezar unas merecidas vacaciones. Suena el móvil. Es su comandante: en Conquista de la Sierra, un pueblo cacereño próximo a Trujillo, acaban de robar el collar de oro y esmeraldas que adorna a la Virgen, una joya inca de incalculable valor. Contrariada, comienza una investigación que la llevará a París en busca del ladrón. 

Y esta semana me la voy a tomar de vacaciones, para descansar, disfrutar de estos días con la familia y recargar pilas, que me hace falta. ¡Hasta la vuelta! 



miércoles, 6 de abril de 2022

Repasando marzo...

 Han sido poquitas lecturas este mes. Entre que no me concentro mucho últimamente y que marzo ha sido un mes en el que la jaqueca ha querido hacer acto de presencia varias veces, no he logrado coger un buen ritmo lector. Esperemos que abril sea un poquito mejor. Tres han sido las lecturas de este mes. De La envidia de los mediocres ya he hablado hace poquito. Del último libro de Fopiani os adelanto ya que es adictivo. ¡Cuidado con las uñas! De Herejes... Me ha resultado una lectura densa, muy bien escrita, pero demasiado densa. Bueno, ya os hablaré de ello mejor en la reseña. Reseñas... Me está costando últimamente ponerme a escribir reseñas. Lo dicho, que no estoy muy centrada últimamente. Los días no pasan, corren y no logro pillar el momento para sentarme y compartir impresiones. ¡A ver si me centro de una vez!

En cuanto a películas, solo he visto El padrino. Que a mi hija le apetece ahora ver pelis de mafias y qué mejor que acudir a los buenos clásicos. La vi hace años y la verdad es que la recordaba poco así que la he disfrutado como si fuera la primera vez. Y en cuanto a series, sigo con The Last Kingdom. Ya he empezado con la quinta temporada así que me queda ya poquito para terminarla. Me va a dar pena, porque me está encantando. 


 

Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?

miércoles, 30 de marzo de 2022

La envidia de los mediocres de Roberto Martínez Guzmán

La envidia de los mediocres

Roberto Martínez Guzmán

Autopublicado, 2021

«Nunca abras una caja de Pandora si no tienes armas con las que combatir los demonios que encierra dentro».

Un encargo de un amigo, una muerte accidental y una pequeña villa en la montaña lucense son el punto de partida de un caso que no solo removerá los cimientos de la tranquila sociedad rural, sino que acabará por poner a prueba los límites de la conciencia humana.

 

 


Es la segunda novela protagonizada por Lucas Acevedo, pero adelanto ya que puede leerse bien de forma independiente, ya que es una historia totalmente autoconclusiva y no arrastra nada del libro anterior. 

Lucas Acevedo es un guardia civil retirado, que estuvo trabajando como agente infiltrado durante bastante tiempo. Una experiencia que le ha dejado tocado por todo lo que tuvo que ver y que sufrir. Por ese decide "retirarse" un tiempo. Y lo pongo entre comillas porque parece que la vida y los amigos no le dejan descansar mucho. Y siempre anda al final metido en problemas. Esta vez sus pasos le llevan hasta Fonsagrada, un pequeño pueblo de Lugo, lugar en el que los padres de un amigo suyo han fallecido de forma aparentemente natural. Pero si su amigo le pide que investigue, es que algo sospechaba. Y Lucas Acevedo logrará, poco a poco, descubrir lo que realmente ha sucedido.

Una historia que comienza y parece que no pasa nada, pero que va incrementando su ritmo y la tensión a medida que vamos avanzando en su lectura. Con buenos personajes, perfectamente trazados, con una trama bien hilada en la que el autor no deja nada al azar, y con una ambientación muy lograda, el autor ha conseguido una vez más una novela adictiva, de las que  no puedes soltar hasta llegar al final.

jueves, 17 de marzo de 2022

Las herederas de la Singer de Ana Lena Rivera

Las herederas de la Singer

Ana Lena Rivera

Grijalbo, 2022

El día que la joven Aurora se vio obligada a trabajar en la mina tras el accidente de su padre, se juró a sí misma hacer lo que fuera necesario para salir de aquel infierno.

Un matrimonio sin amor y la máquina de coser Singer de segunda mano que recibe como regalo de bodas le proporcionarán una nueva forma de salir adelante, hasta que un terrible suceso convierte la Singer en la única prueba de la amenaza que la perseguirá toda la vida.

Muchos años después, la complicidad que teje con su biznieta Alba desvelará el secreto que ha planeado sobre las mujeres de su familia.

 


Las herederas de la Singer está protagonizada por cuatro generaciones de mujeres de una misma familia, desde la primera, Aurora, que nace en 1922, hasta la última, en 1995. A través de ellas, la autora consigue mostrar la evolución de la sociedad a lo largo del siglo XX y comienzos del XXI. El cambio de vida, sobre todo para las mujeres, mostrando todo lo que han avanzado y remarcando que aún hay que seguir luchando para seguir avanzando.

La autora consigue plasmar bien cada época, los cambios sociales y culturales que se van produciendo. Y consigue plasmar a la perfección cómo vivían las mujeres en cada uno de esos momentos. Marcadas cada una por su época, cada una afronta los problemas con los que tiene que luchar de diferente manera, pero siempre luchando. Cada una busca su felicidad a su manera, porque todas tienen diferente carácter, pero todas se revelan como personajes fuertes, aunque algunas tengan que descubrir aún que lo son. Y, sobre todo, se revelan como personajes muy humanos, que nos van a despertar sentimientos encontrados a lo largo de la novela. En algunos momentos nos despiertan todo nuestro cariño y compasión y en otros llegamos a odiarlas, porque no llegamos a comprender sus comportamientos, sus actitudes, sus reacciones. Lo que no dejan, en ningún momento, es indiferente.

Destacable en esta novela es su estructura. Para darle el mismo protagonismo a todos sus personajes, la autora ha optado por ir alternando capítulos protagonizados por cada una de ellas, en diferentes épocas. Así en unos nos vamos hacia atrás hasta la época de la posguerra y en otros estamos en la actualidad. Al principio es un poco lioso, pero a medida que vas avanzando, te vas haciendo con esta forma de narrar, sabiendo que es la única manera que tiene para que vayamos conociendo en profundidad a cada personaje y comprendamos el por qué de ciertas actitudes. Y porque de esta manera la autora consigue que veamos el gran parecido que hay entre Aurora, la bisabuela, y Alba, la biznieta, dos mujeres de personalidad arrolladora, inteligentes, fuertes, reivindicativas. Aurora se ve reflejada en Alba. Sabe que si ella hubiera vivido en esta época, sería como ella. Y sabe que si Alba hubiera vivido lo que ella vivió, se hubiera comportado de la misma manera. Por eso se abre tanto con ella, llegando a confesarle ese secreto que a nadie se ha atrevido a contar y que le ha mantenido asustada años y años.

Y no digo más, porque esta es de esas novelas que hay que leer sin saber mucho de ella, para disfrutar de cada página, de cada historia, de cada personaje. Una novela llena de emociones, de sufrimientos, de amor, de lucha, de coraje. Una novela de las que se quedan mucho tiempo vivas en nuestra memoria. Una novela que sé ya que va a estar entre mis mejores lecturas del año. 


 


lunes, 14 de marzo de 2022

Estos días leo... #200

Sigo esta semana con el clásico de Charlotte Brontë, Shirley, del que llevo aún poquito. Y he empezado también el último libro de Daniel Fopiani, El corazón de los ahogados, que pude asistir a la presentación del libro en mi ciudad y me dejó con ganas de empezarlo prontito. 

Desde Tombuctú, Doudou y su mujer huyen de la guerra en dirección a Melilla en busca de una vida mejor. Tras múltiples abusos por parte de la policía marroquí y de las mafias que sacan provecho de su desesperación, consiguen subir a una patera. Ella está embarazada y temen morir en el mar, ahogados.

En el pequeño camposanto de la Isla de Alborán, aparece una cabeza mutilada de origen africano, rodeada de gaviotas decapitadas con cabezas de muñecas de porcelana en su lugar. Un islote habitado solo por un  reducido destacamento de la Armada española, con el objetivo de preservar el territorio nacional ante la posible llegada de migrantes, vivos o muertos, y de velar por el ecosistema protegido de la zona en colaboración con un biólogo de la Junta de Andalucía.

La sargento Julia Cervantes, Infante de Marina experimentada, es enviada con el contingente que se desplaza a Alborán tras el macabro descubrimiento. En su vida solo quedan su hijo Mario y su madre. Después de varios años, sigue sin poder superar la muerte de su marido.

Durante una terrible tormenta, quedan totalmente incomunicados con el exterior y desde la megafonía del faro comienzan a escuchar una extraña nana:“Diez soldaditos se fueron a cenar; uno se asfixió y quedaron nueve”. Cuando empiezan a sucederse los asesinatos, el terror se desata en la isla. Julia debe hallar al culpable si quiere volver sana y salva junto a su hijo pero, ¿hay alguien más en la isla o el asesino se encuentra entre sus camaradas?


 

Escrita tras el éxito revelador de Jane Eyre, aunque en circunstancias ciertamente trágicas, mientras veía morir a tres de sus hermanos (Branwell, Emily y Anne), Shirley (1849) nació explícitamente de la vocación de Charlotte Brontë de hacer «algo real, frío y sólido». Con este principio, escribió su única novela en tercera persona, imbricando la experiencia individual con el destino histórico de la colectividad. Robert Moore, «hombre importante, hombre de acción», dueño de una fábrica textil sacudida por los efectos económicos de las guerras napoleónicas y por el temor de los obreros a la revolución industrial, se debate entre el amor callado de su prima Caroline, una huérfana en constante vigilia y obligada austeridad, cuyo espíritu «intenta vivir de la exigua dieta de los deseos», y la admiración apasionada de Shirley, una heredera independiente y entusiasta, «demasiado rebelde para el cielo, demasiado inocente para el infierno». La rivalidad en el amor no impide el afecto y la solidaridad entre las dos mujeres, pues ambas saben que, frente a los hombres, es más lo que las une que lo que las separa. Shirley tiene el talento único de Charlotte Brontë para combinar análisis sutiles con arrebatos visionarios, un elevadísimo sentido moral con una heterodoxa sátira de costumbres, y esa soberbia estilización del amor y el sentimiento que es la clave de su estética y de su mundo.

 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

jueves, 10 de marzo de 2022

Relato de un desconocido de Antón P. Chéjov

Relato de un desconocido

Antón P. Chéjov

Traducido por Víctor Gallego Ballesteros,

Alba, 2014

Stepan, un joven aristócrata minado por la tisis, decide dar sentido a sus últimos años de vida sirviendo a sus ideales subversivos. Con este objetivo, se infiltra como lacayo en casa de Orlov, un funcionario del regimen zarista, hijo del jefe de policía. Orlov es un hombre inteligente y cultivado, pero sin ningún tipo de moral. Su vida consiste en cumplir con un trabajo burocrático y absurdo, y jugar a cartas con sus amigos, tan superficiales e inútiles como el. Y de noche, tramar encuentros furtivos con la bella Zinaída, esposa de otro funcionario, una joven que sueña con vivir una gran historia de amor…

 
Relato de un desconocido está protagonizado por Stepan, un aristócrata enfermo de tisis quien, sabiendo que son pocos los años que le quedan por vivir, decide hacer  algo de provecho con su vida. Afín a las ideas revolucionarias, decide empezar a trabajar como mayordomo fingiendo ser quien no es, para Orlov, hijo de un importante hombre en el régimen zarista, con la única pretensión de recabar alguna información importante. Pero los días pasan y apenas descubre nada relevante. Sólo es testigo del egoísmo, la desidia, la pereza y la vida disoluta de Orlov, quien no hace nada útil con su vida. Esta es la sociedad que quiere plasmar el autor. Esa nobleza que no vale para nada, que no hace nada, que se limita a gastar y gastar sin importarle el futuro, sin pensar en el presente, sin un atisbo de dignidad.

Y este mundo se ve amenazado cuando Zinaida Fiodorovna aparece en casa de Orlov con intención de quedarse a su lado, pese a estar ya casada. Ambos han llevado hasta ese momento su relación adúltera a escondidas. Y Zinaida, pensando que su amor es recíproco, decide dar el salto, abandonar a su marido, pese a todo lo que ese conlleva en esa sociedad, en esos años, y empezar una nueva vida junto a Orlov. Pero, ¿querrá él lo mismo? Y eso ya no lo voy a contar para no destripar toda la historia.

Una historia que merece ser leída, por lo bien escrita que está, por ese análisis crítico que Chéjov realiza de la sociedad aristócrata rusa. Una sociedad en la que la moral y la dignidad brilla por su ausencia. Una sociedad que poco aporta y que, más bien, lastra. 

En definitiva, un clásico imprescindible que hay que leer sí o sí. No lo penséis mucho, que se tarda más en pensarlo que en leerlo, por su brevedad y por lo que terminan enganchando sus páginas.

lunes, 7 de marzo de 2022

Estos días leo... #199

Sigo con Leonardo Padura, que me está gustando mucho, pero se me cuelan otras obligaciones literarias y al pobre no le estoy dedicando todo el tiempo que se merece. Y en el lector esta semana me acompaña Shirley de Charlotte Brontë.


Una impresionante fusión de los géneros policiaco e histórico en la nueva novela de Leonardo Padura.
En 1939, el barco S.S. Saint Louis, con novecientos judíos que lograron huir de Alemania, estuvo fondeado varios días frente al puerto de La Habana a la espera del permiso para los refugiados. El niño Daniel Kaminsky y su tío esperaron en el muelle a que desembarcaran sus familiares, confiados en que usaran ante los funcionarios el tesoro que portaban a escondidas: un pequeño lienzo de Rembrandt que perteneció a los Kaminsky desde el siglo XVII. Pero el plan fracasó y el barco regresó a Alemania, llevándose con él toda esperanza de reencuentro.

Muchos años después, en 2007, la noticia de que ese lienzo se subasta en Londres, provoca que el hijo de Daniel, Elías, decida viajar a La Habana desde Estados Unidos para aclarar qué sucedió realmente con el cuadro y su familia. Sólo alguien como el Conde puede ayudarle en la misión. Y en los encuentros y las conversaciones sabremos que Daniel decidió cambiar radicalmente de vida y que le atormentaba un crimen. También que ese cuadro, una imagen de Cristo, tuvo como modelo a otro judío, que en la Ámsterdam del siglo XVII rompió todas las convenciones de clase y de religión para trabajar en el taller de Rembrandt y aprender a pintar con el maestro.
 

Escrita tras el éxito revelador de Jane Eyre, aunque en circunstancias ciertamente trágicas, mientras veía morir a tres de sus hermanos (Branwell, Emily y Anne), Shirley (1849) nació explícitamente de la vocación de Charlotte Brontë de hacer «algo real, frío y sólido». Con este principio, escribió su única novela en tercera persona, imbricando la experiencia individual con el destino histórico de la colectividad. Robert Moore, «hombre importante, hombre de acción», dueño de una fábrica textil sacudida por los efectos económicos de las guerras napoleónicas y por el temor de los obreros a la revolución industrial, se debate entre el amor callado de su prima Caroline, una huérfana en constante vigilia y obligada austeridad, cuyo espíritu «intenta vivir de la exigua dieta de los deseos», y la admiración apasionada de Shirley, una heredera independiente y entusiasta, «demasiado rebelde para el cielo, demasiado inocente para el infierno». La rivalidad en el amor no impide el afecto y la solidaridad entre las dos mujeres, pues ambas saben que, frente a los hombres, es más lo que las une que lo que las separa. Shirley tiene el talento único de Charlotte Brontë para combinar análisis sutiles con arrebatos visionarios, un elevadísimo sentido moral con una heterodoxa sátira de costumbres, y esa soberbia estilización del amor y el sentimiento que es la clave de su estética y de su mundo.

 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 

domingo, 6 de marzo de 2022

Repasando enero y febrero

Febrero se me hizo tan corto que ni siquiera me dio tiempo de hacer la entrada del balance del mes de enero, así que vengo ahora haciendo el balance de los dos primeros meses del año. Que han sido bastante buenos, tanto en número como en calidad. Y pese a que últimamente me cuesta trabajo ponerme a leer, que mi cabeza no anda muy concentrada y me disperso mucho. Y estos son los libros que he leído durante estos meses:

  1. Lordemano de José Zoilo
  2. Con suerte... en Navidad de Mayte Esteban
  3. Todos los demonios de Luis Roso
  4. Out de Natsuo Kirino
  5. Quién sabe si mañana seguiremos aquí de Kim Young-Ha  
  6. El guardián de las mareas de Mayte Uceda
  7. El lector fiel de Max Seeck
  8. Relato de un desconocido de Antón Chéjov 
  9. Las herederas de la Singer de Ana Lena Rivera

Películas no he visto ninguna estos dos meses... O al menos no he visto alguna que merezca la pena, porque ahora mismo no las recuerdo. En series estoy enganchada ahora a The Last Kingdom, que me está resultando entretenida y he visto la primera temporada de Archivo 81, que me ha sorprendido para bien. Espero que la siguiente temporada esté a la altura y que no la alarguen innecesariamente.  

Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido?


jueves, 24 de febrero de 2022

El lector fiel de Max Seeck

 

El lector fiel

Max Seeck

Traducido por Luisa Gutiérrez Ruiz

Maeva, 2022

Jessica Niemi, inspectora del Departamento de Homicidios de Helsinki, tiene que investigar un caso de asesinato fuera de lo común. Parece que la esposa del famoso escritor Roger Koponen ha sido asesinada en un extraño ritual. A medida que ocurren más asesinatos, la inspectora está convencida de que persigue a un asesino en serie. Pero las víctimas no son aleatorias, siguen un patrón inspirado en la trilogía más vendida de Roger. ¿Se trata de un fan perturbado o de una venganza personal?¿Cómo puede detener a un criminal que conoce cada detalle de las novelas incluso mejor que el propio autor? Comienza entonces una persecución que lleva a Jessica hasta su misterioso pasado en la ciudad de Venecia.

Argumento la mar de atractivo, que promete mucho suspense y mucha tensión, y desde luego esta novela ofrece ambas cosas, desde la primera página hasta la última, casi sin apenas dejarte un momento para respirar. Eso sí, el autor se apiada de nosotros y nos deja algunos momentos para ese respiro necesario, con una segunda trama que nos habla del pasado del Jessica, la inspectora a cargo del caso. Pero se apiada poco, porque en esta segunda trama, que sirve para conocer mejor a la protagonista, la tensión también empieza a aumentar y su desenlace también es brutal. Pero cumple bien su cometido, que es acercarnos más a este personaje y comprender un poco mejor su carácter, su comportamiento. 


 

Ambas tramas se van alternando, aunque tiene mucho más protagonismo la parte que se desarrolla en el presente. El caso se va complicando, los giros son continuos y resolver estos crímenes se está convirtiendo en tarea imposible. Con capítulos cortos y mucho diálogo, el autor consigue captar toda nuestra atención, aunque su forma de narrar, un tanto fría, hace que no terminemos de meternos de lleno en la historia. Y otro obstáculo para disfrutar plenamente de esta historia está en su final. Me ha parecido algo precipitado y ha dejado algún que otro cabo suelto que, supongo que resolverá en próximas entregas. 


 

En definitiva, una buena novela negra,  muy entretenida, que se lee en un santiamén y que me ha convencido, pese a ese final. No me importaría leer las siguientes novelas.

martes, 22 de febrero de 2022

El guardián de la marea de Mayte Uceda

 

El guardián de la marea

Mayte Uceda, 

Planeta. 2021

Las Palmas, 1918. Marcela Riverol y su familia tratan de sobrevivir al hambre mientras se suceden los combates entre británicos y alemanes en aguas del archipiélago canario, bloqueado por los submarinos germanos. Hans Berger, teniente de la Marina alemana, es encontrado a la deriva y llevado malherido a casa de los Riverol. Marcela lo cuidará con la ayuda de Herminia, una anciana de pasado misterioso y con fama de bruja.

Cuando Hans debe volver a la guerra, el vínculo entre ambos será tan fuerte que cambiará sus vidas para siempre.

Una épica novela que narra el bloqueo que sufrió Canarias durante la Primera Guerra Mundial y el naufragio del Valbanera, el mayor siniestro naval español en tiempos de paz. Una historia de amor que cruza océanos y atraviesa la primera mitad del siglo XX.

Solo el amor es capaz de vencer al tiempo, el olvido y la guerra.

Supe de esta novela gracias a la preciosa reseña de Mayte Esteban y después de leerla, puedo copiar su entrada, porque estoy de acuerdo al cien por cien. Una maravillosa novela que sé ya que va a estar entre mis mejores lecturas del año. 

El guardián de la marea narra la historia de amor entre Marcela Riverol y Hans Berger, una joven canaria y un submarinista alemán. Pero no se conocieron en un buen momento. Eran los años de la Primera Guerra Mundial y Canarias, que es un sitio estratégico, se encuentra aislada por los alemanes. Un aislamiento que provoca hambre, pobreza, una falta de recursos total. Y que hace que los alemanes no sean bien vistos. Así que esta historia de amor tendrá que hacer frente a muchos obstáculos. 

Lo mejor de esta novela es su ambientación. Se nota que la autora ha realizado una extraordinaria labor de documentación y ha sabido plasmarla en la novela, pero de una forma amena y sencilla, sin llenarnos la cabeza de datos. Contándonos como fueron esos años y descubriéndonos momentos de nuestra historia que yo desconocía, porque no sabía de ese aislamiento al que fueron sometidos las islas como tampoco sabía de ese naufragio de un transatlántico español, el  Valbanera en 1919, en las costas cubanas, y en el que se perdieron muchas vidas. Y todo bien insertado en la historia. Nada está puesto al azar. Todo tiene una razón y tiene mucho que ver en la vida de sus protagonistas. 

La protagonista absoluta es Marcela, una niña cuando empieza la novela, a la que vemos crecer apresuradamente, ante todas las desgracias que sufre, una tras otra. Hans es ya un hombre cuando aparece en esta novela. En él apreciamos menos desarrollo, su carácter ya está formado, pero si vemos su lucha interna por no querer enamorarse de una niña, pero tiene que rendirse cuando se da cuenta que Marcela ya no es una niña sino que ha demostrado, con sus actos, que es toda una mujer. 

Y hay otros muchos personajes, como Mili, una niña huérfana que quiere mucho a Marcela, y que hará todo lo posible por no separarse nunca de ella, o sor Felipa, la monja del hospicio, que las ha criado y que siempre estará ahí para ellas en todo lo que les haga falta. Pero si hay un personaje especial en esta novela es Maldiciones, una vieja, a la que muchos consideran bruja, que bajo un carácter siempre irascible y enfadado, esconde un amor inmenso y muchas desgracias también y que termina ganándose todo nuestro cariño. 

He disfrutado muchísimo con esta novela, desde el principio hasta el final. Absolutamente maravillosa y muy recomendable. De diez y un poquito más.

lunes, 21 de febrero de 2022

Estos días leo... #198

Esta última semana de febrero... que ha volado, febrero ha volado, no me ha dado ni tiempo a hacer planes y ya ha terminado, muy rápido pasan los días!!!

Bueno, pues como iba diciendo, esta semana no sé qué me ha pasado, pero estoy con tres lecturas. Sigo con la de la semana pasada, Herejes, de Leonardo Padura, que me está gustando, pero es una lectura para disfrutar a poquito  y que requiere mucha concentración y he empezado otras dos, Las herederas de la Singer de Ana Lena Rivera, que la voy a disfrutar con mis compis de #SoyYincanera, y La envidia de los mediocres de Roberto Martínez Guzmán, que la tengo en el kindle y  es la que me está acompañando por las noches antes de ir a dormir. 


Una impresionante fusión de los géneros policiaco e histórico en la nueva novela de Leonardo Padura.
En 1939, el barco S.S. Saint Louis, con novecientos judíos que lograron huir de Alemania, estuvo fondeado varios días frente al puerto de La Habana a la espera del permiso para los refugiados. El niño Daniel Kaminsky y su tío esperaron en el muelle a que desembarcaran sus familiares, confiados en que usaran ante los funcionarios el tesoro que portaban a escondidas: un pequeño lienzo de Rembrandt que perteneció a los Kaminsky desde el siglo XVII. Pero el plan fracasó y el barco regresó a Alemania, llevándose con él toda esperanza de reencuentro.

Muchos años después, en 2007, la noticia de que ese lienzo se subasta en Londres, provoca que el hijo de Daniel, Elías, decida viajar a La Habana desde Estados Unidos para aclarar qué sucedió realmente con el cuadro y su familia. Sólo alguien como el Conde puede ayudarle en la misión. Y en los encuentros y las conversaciones sabremos que Daniel decidió cambiar radicalmente de vida y que le atormentaba un crimen. También que ese cuadro, una imagen de Cristo, tuvo como modelo a otro judío, que en la Ámsterdam del siglo XVII rompió todas las convenciones de clase y de religión para trabajar en el taller de Rembrandt y aprender a pintar con el maestro.
 

 

«Nunca abras una caja de Pandora si no tienes armas con las que combatir los demonios que encierra dentro».

Un encargo de un amigo, una muerte accidental y una pequeña villa en la montaña lucense son el punto de partida de un caso que no solo removerá los cimientos de la tranquila sociedad rural, sino que acabará por poner a prueba los límites de la conciencia humana.

 

 

 

 


El día que la joven Aurora se vio obligada a trabajar en la mina tras el accidente de su padre, se juró a sí misma hacer lo que fuera necesario para salir de aquel infierno.

Un matrimonio sin amor y la máquina de coser Singer de segunda mano que recibe como regalo de bodas le proporcionarán una nueva forma de salir adelante, hasta que un terrible suceso convierte la Singer en la única prueba de la amenaza que la perseguirá toda la vida.

Muchos años después, la complicidad que teje con su biznieta Alba desvelará el secreto que ha planeado sobre las mujeres de su familia.

 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

lunes, 14 de febrero de 2022

Estos días leo... #197

Arranco esta semana con nueva lectura. Y no sé si llegaré a leer alguna otra . Por ahora me dedico a esta, que la tengo recién empezada y además, no sé qué estoy haciendo últimamente, pero no logro sacar mucho tiempo para la lectura.

Una impresionante fusión de los géneros policiaco e histórico en la nueva novela de Leonardo Padura.
En 1939, el barco S.S. Saint Louis, con novecientos judíos que lograron huir de Alemania, estuvo fondeado varios días frente al puerto de La Habana a la espera del permiso para los refugiados. El niño Daniel Kaminsky y su tío esperaron en el muelle a que desembarcaran sus familiares, confiados en que usaran ante los funcionarios el tesoro que portaban a escondidas: un pequeño lienzo de Rembrandt que perteneció a los Kaminsky desde el siglo XVII. Pero el plan fracasó y el barco regresó a Alemania, llevándose con él toda esperanza de reencuentro.

Muchos años después, en 2007, la noticia de que ese lienzo se subasta en Londres, provoca que el hijo de Daniel, Elías, decida viajar a La Habana desde Estados Unidos para aclarar qué sucedió realmente con el cuadro y su familia. Sólo alguien como el Conde puede ayudarle en la misión. Y en los encuentros y las conversaciones sabremos que Daniel decidió cambiar radicalmente de vida y que le atormentaba un crimen. También que ese cuadro, una imagen de Cristo, tuvo como modelo a otro judío, que en la Ámsterdam del siglo XVII rompió todas las convenciones de clase y de religión para trabajar en el taller de Rembrandt y aprender a pintar con el maestro.

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 


jueves, 10 de febrero de 2022

Todos los demonios de Luis Roso

Todos los demonios

Luis Roso

Alrevés, 2021

Verano de 1960. Un alto cargo de una institución pública alemana es salvajemente asesinado en Madrid, y el gobierno español trata de evitar un incidente diplomático asignando la investigación a uno de los detectives estrella de la policía: el inspector Ernesto Trevejo. Acompañado de una misteriosa profesora norteamericana, el inspector Trevejo rastreará el origen de un cuadro expuesto en un museo de Zúrich, que parece ser la clave del crimen, y sin pretenderlo se verá envuelto en una espiral de sangre y secretos en torno a uno de los aspectos más sombríos del régimen franquista: los fugitivos nazis refugiados en territorio español desde el final de la Segunda Guerra Mundial. 

 

Es la segunda vez que me acerco a la prosa de Luis Roso pero ha sido mi primera vez con el inspector Trevejo. Y me ha gustado bastante. Estoy segura que tarde o temprano leeré las dos novelas anteriores. Y pese a ir con retraso con respecto a este inspector, no me ha hecho falta haber leído esas dos novelas para disfrutar de ésta. 

 

Y en esta ocasión le toca Trevejo resolver el crimen de Jude Kochansky, director del Instituto Goethe, quien aparece en su despacho con signos de haber sido torturado. Un día después, un cura de Toledo junto a su asistente son también hallados muertos en su casa, y a primera vista, parece que han sido asesinados de la misma manera. ¿Hay relación entre ambos?

 

La investigación de Trevejo se encontrará con muchos dificultades, sobre todo, porque empezará a descubrir que hay muchos intereses de otros países en estos asesinatos. Se verá envuelto en una trama de espionaje que llegará en algunos momentos a superarle y que le descolocará bastante, ya que nunca se ha visto antes en alguna situación parecida. Hasta ahora, sus casos parecen ser que han sido más sencillos. Pero en esta ocasión se enfrenta a un caso mucho más complejo y peligroso, lo que le obligará a avanzar en la investigación, pero con mucha cautela, al tener que enfrentarse a los nazis que viven en nuestro país y también a los servicios secretos israelitas. Un caso complicado que el autor sabe ir construyendo poco a poco a la perfección y a la que le da una resolución bastante creíble y realista. 

 

Y también nos regala el autor una prosa brillante, de calidad, que resulta fácil de leer y una historia que, pasado su primer tramo, se convierte en un thriller trepidante que apenas da respiro y que no puedes soltar hasta llegar a la última página.Y sobre todo nos regala a Trevejo, un personaje un tanto cínico, con las ideas muy claras y que sabe en todo momento lo que quiere. Un personaje muy humano, muy creíble, con sus virtudes y con sus defectos. No, no es ningún superhéroe. Y por eso es fácil empatizar y encariñarse con él. Sin duda, leeré los dos libros anteriores, que ya me han comentado que son, incluso, mejores.

 

 

lunes, 7 de febrero de 2022

Estos días leo... #196

Esta semana sólo la empiezo con una lectura, que imagino terminaré, aunque últimamente no estoy muy centrada y no leo mucho. Y tampoco sé con qué lectura me animaré después.

Jessica Niemi, inspectora del Departamento de Homicidios de Helsinki, tiene que investigar un caso de asesinato fuera de lo común. Parece que la esposa del famoso escritor Roger Koponen ha sido asesinada en un extraño ritual. A medida que ocurren más asesinatos, la inspectora está convencida de que persigue a un asesino en serie. Pero las víctimas no son aleatorias, siguen un patrón inspirado en la trilogía más vendida de Roger. ¿Se trata de un fan perturbado o de una venganza personal?¿Cómo puede detener a un criminal que conoce cada detalle de las novelas incluso mejor que el propio autor? Comienza entonces una persecución que lleva a Jessica hasta su misterioso pasado en la ciudad de Venecia.
 

 Y vosotr@s, ¿qué estáis leyendo? 

 


 

miércoles, 2 de febrero de 2022

Minireseñas: Out de Natsuo Kirino y Quién sabe si mañana seguiremos aquí de Kim Young-Ha

Out 

Natsuo Kirino

Emece, 2008

Masako, Kuniko, Yoshie y Yayoi trabajan en el turno nocturno de una fábrica de comida preparada de los suburbios de Tokio. Todas tienen graves problemas tanto de dinero como familiares (maridos infieles, suegras discapacitadas o hijos imposibles) y se desenvuelven en una atmósfera hostil e inhóspita. En el caso de Yayoi desemboca en el asesinato de su marido cuando éste la agrede físicamente. Masako la ayudará a deshacerse del cuerpo, ingrata tarea para la que contarán con la ayuda de las otras dos compañeras de trabajo, Kuniko y Yoshie. Juntas descuartizarán el cadáver y lo desperdigarán por varios puntos de Tokio. La policía sospecha de ellas pero todavía no tienen pruebas. Mientras tanto, un prestamista vinculado a los yakuza chantajea a las mujeres para que se ocupen de más cadáveres. 

 Out me ha sorprendido mucho. En esta novela nos encontramos con cuatro mujeres, Masako, Kuniko, Yoshie y Yayo, que trabajan juntas en una fábrica de comida envasada. Siempre en el turno de noche, porque está un poco mejor pagado. Y también, en el caso de algunas, porque es el único horario que se  pueden permitir. Todas tienen unas vidas grises, anodinas, con bastantes problemas. El retrato que la autora hace de la sociedad japonesa es brutal, con mucha carga crítica. La autora nos lleva a conocer esa parte de Japón más desconocida. Nos hace ver cómo vive la clase social baja, que no lo tiene fácil y que tiene muy pocas oportunidades para salir de ese pozo en el que viven. Y también nos habla de la bajeza del ser humano en ciertas situaciones. Lo que es capaz de llevar a cabo sólo por su propio interés, sobre todo, por conseguir más dinero. Porque, aunque en un primer momento, nos puede parecer que es la solidaridad entre mujeres lo que llevan a las protagonistas a ayudarse, poco a poco vamos viendo que cada una de ellas persigue su propio interés. Quizás lo que más me ha chocado es la frialdad de la que todas hacen gala para seguir viviendo como si nada hubiera pasado. Parece no afectarles lo que han h echo. Y lo que han hecho y van a volver a hacer es algo muy brutal...

Quizás otro pero que le podría poner es que apenas hay investigación policial. Pero es que parece que no es ese el tema que le interesa a la autora. Ella está más interesada en las protagonistas, y, sobre todo, en Masako, que se convierte al final en la indiscutible protagonista de la novela, protagonizando ella el desenlace. Y aquí, para mí, es donde sí me ha fallado un poquito la novela. El ritmo de la novela no es trepidante en ningún momento, pero sí crea un clima asfixiante del que no te puedes separar, pero cuando llega al final la autora parece tener prisas y me ha resultado todo un poco precipitado. No me ha terminado de convencer. Y pese a todo, he disfrutado mucho con esta novela, que se lee muy rápido y que nos va sorprendiendo página tras página.

 


 Quién sabe si mañana seguiremos aquí

Kim Young-Ha

Planeta, 2019

Hace veinticinco años que no mata a nadie. Hace tiempo que lo cambió todo por llevar una vida normal. Pero Unji, su hija, lleva días sin pasar por casa y los números del teléfono se desdibujan cuando intenta llamarla. ¿Cómo funcionaba esto exactamente? ¿Cuál era el número? De hecho… ¿a quién quería llamar?

Para este asesino en serie retirado, la vejez no es el camino tranquilo que esperaba. Los primeros síntomas del alzhéimer se manifiestan al mismo tiempo que en su barrio comienzan a producirse una serie de crímenes. Alguien está secuestrando y matando a mujeres jóvenes, mujeres como su hija, ahora en paradero desconocido. Y, por si fuera poco, solo hace unos días que esta decidió presentarle a su prometido, un hombre con los ojos fríos como el hielo.

En Quién sabe si mañana seguiremos aquí, Kim Young-Ha narra la lucha solitaria de un hombre contra el olvido, una batalla contrarreloj que le enfrenta a las brumas de su memoria para encontrar pistas sobre la desaparición de su hija. Un combate sin aliados en el que ni siquiera se puede fiar de sí mismo.

Buscando libro para poder terminar el reto de la Yincana Criminal, me topé con este libro al que, después de leerlo, tengo que calificar como una pequeña joya literaria.

Fue leer en la sinopsis “asesino en serie retirado” y “primeros síntomas de alzhéimer” y ya no me pude resistir. También ayudó a que su precio en formato electronico es muy asequible, todo hay que decirlo. Y lo empecé y lo terminé en una sola tarde. Sí, es muy corto, aproximadamente unas 150 páginas. Los capítulos son muy cortos, algunos apenas media hoja. Y el más largo, dos hojas quizás. La extensión perfecta para retratar ese mundo caótico en el que vive su protagonista. Un asesino en serie ya retirado, que lleva ya años sin matar a nadie. Y que poco a poco ve como su mundo se va desmoronando, como sus recuerdos van desapareciendo…

Pero no es esa la única lucha que va a tener que librar. En el barrio en el que vive se están cometiendo una serie de crímenes y él empieza a sospechar del prometido de su hija. Y es que, entre asesinos se reconocen. Y todas sus sospechas se confirman cuando su hija desaparece. Pero, ¿cómo investigar si sus recuerdos desaparecen?

Y ya no cuento más, que sería revelar demasiado. Una novela contada con una sencillez exquisita, que te atrapa, te envuelve y no puedes parar de leer hasta llegar a su sorprendente e inmejorable final. Esta novela tenéis que leerla, sí o sí. No lo penséis más, que tardáis más en pensar que en leerla.

 "Olvidar el pasado es olvidarme de mí mismo

y olvidar el futuro, permanecer por siempre en el presente."