jueves, 2 de julio de 2020

La niña del cuaderno de Bart Van Es

La niña del cuaderno
Bart Van Es
Trad: Josep Escarré Reig
Duomo, 2020
En la sala de estar de una familia holandesa, una niña trata de no sentirse observada. No se celebra nada, no es su cumpleaños ni nada parecido, pero sus padres, tíos y tías no dejan de abrazarla y sentarla en su regazo. Luego hablan entre susurros y la miran con ojos graves. A la mañana siguiente, una señora llama a la puerta. Le explica que cuando salgan a la calle, debe abrazarse a ella y no decir nada sobre su familia. Junto a su madre, descosen las estrellas de sus vestidos. Ahora ya no es judía, sino simplemente una niña de Róterdam.
Esta es la extraordinaria historia real de Lientje de Jong, una joven en la Holanda ocupada que se escondió de los nazis en las casas de una red clandestina de familias adoptivas, entre ellas, la de los abuelos del autor.


La sinopsis de este libro invita a engaño. Parece que nos vamos a encontrar con una novela, pero no. Nos encontramos con un trabajo de investigación realizado por el autor, Bart Van Es, acerca de una niña que vivió con su familia durante un tiempo. Pero nadie de su familia le dice nada. Ni siquiera por qué se fue, por qué nadie habla de ella. 

Así descubre que se trataba de una niña judía que su familia había escondido durante la guerra. Logra ponerse en contacto con ella, con Lien. Ya tiene 80 años. Y le cuenta todo lo que vivió en esos duros años. Todo lo que tuvieron que vivir muchos niños como ella. Separados de su familia, fueron acogidos por otras, escondiendo su identidad judía. Para evitar ser descubierta y no poner en peligro a las familias, Lien estuvo con varias. Y esto me sorprendió bastante. La cantidad de familias que se implicaron y ayudaron, arriesgando sus propias vidas.

Y cuando acaba la guerra, no acaban los problemas. Toda su familia ha fallecido en los campos de concentración. ¿Dónde va ahora? Será la familia de Van Es quien decida acogerla. Pero la vida con ellos no va a resultar del todo fácil. Algo va a pasar que va a provocar el enfriamiento de las relaciones entre la familia Van Es y Lien. Y no voy a contar más que sería destripar toda la historia. 

Me ha gustado este libro porque me ha mostrado como fue la vida para estos niños que tuvieron que vivir estos duros momentos. Pero me ha costado conectar con él. Es una narración fría, distante... Le alta alma. Se hace densa y aburrida en muchas ocasiones. No, no es una novela de lectura fácil, pero la historia que encierra sí que merece la pena.

13 comentarios:

  1. Buenos días:
    ¡Qué pena que no conectaras con el libro! Como ya te he dicho en alguna ocasión, tengo muchas ganas de leer esta novela y me ha dado penilla lo que cuentas. No obstante, me meteré con ella en algunas semans y te diré lo que pienso.
    Un abrazo grande y felices lecturas!!

    ResponderEliminar
  2. Apuntada queda. Creo que va a ser de esas lecturas que dejan huella. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo es que huyo ya de las novelas de la II Guerra Mundial y demás... lo siento se me atragantan ver tantas novelas u obras sobre este tema.

    ResponderEliminar
  4. Nada hacía prever que no era una novela y eso nos descolocó un poco, ¿verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! La veo mencionada mucho últimamente y si me llama la atención en comparación a otras novelas sobre la IIGM es precisamente ese trabajo de investigación que hay detrás. De todas formas lo que mencionas de que te ha costado conectar me parece un fallo tremendo en una historia que debe poder conseguir una reacción por parte del lector.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. Parece una lectura interesante pero el miedo a pasarlo mal puede con mi curiosidad =)

    ResponderEliminar
  7. Vaya, tenía muchas ganas de leerla pero me da la sensación que va a ser como El tatuador de Auschwitz, que para mí le faltó también alma. Que sea más tirando a documental que a novela me echa mucho para atrás, así que la dejaré pasar. ¡Muchas gracias por tu reseña!

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Hace tiempo que quiero leer alguna novela relacionada al tema. Lo intenté con El Diario de Ana Frank y me llevé fatal. Me resulta interesante esta trama y también que se trate de un trabajo de investigación. Tendría que verlo mejor.

    Gracias por la crítica.

    ¡Beso!

    ResponderEliminar
  9. Niños y campos de concentración, terror. No me ves pero salgo corriendo en dirección contraria como alma que lleva al diablo. Y otra historia más a lo Ana Frank, que aunque tenga sus peculiaridades es el mismo contexto.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Vaya, pues qué interesante. Por lo que entiendo es no ficción. A Moniki sin duda le llamaría mucho la atención, y desde luego que da curiosidad, ya solo por saber acerca de estos niños y su fría vida nómada, de un lado para otro sin llegar a enraizar lazos del todo. Una pena que el estilo lo haga un poco cuesta arriba.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. Pues con esa temática, si le falta alma es que no ha conseguido hacer bien su trabajo. Una pena. Besos

    ResponderEliminar
  12. Me gustan las novelas de esta época histórica. Me la apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Uf, me tenías casi en el bote, hasta que has dicho que es fría y le falta alma. Me gusta mucho la temática, pero para mí estas obras tienen que tener sentimiento. Va a ser que no me la apunto.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!