miércoles, 23 de diciembre de 2020

Hoy toca minireseñas

 

Un granito de mostaza

Laila Ibrahim

Traducción de David León

Amazon, 2018

La continuación de la exitosa novela La flor del azafrán amarillo.

Tras haberse criado en un hogar privilegiado de Virginia, Lisbeth abandona a su familia, contraria al abolicionismo. Dieciocho años después y finalizada la Guerra de Secesión, la joven vuelve con los suyos para visitar a su padre enfermo. Allí se encontrará con su antigua y queridísima aya negra, Mattie, y su hija Jordan, nacida en esclavitud. Ellas también huyeron y han regresado al Sur para salvar a la única pariente que les queda allí, oprimida y consagrada a un trabajo extenuante.

Para Lisbeth es momento de reconciliación; para Jordan y Mattie, de liberación. Pronto se toparán con una cruel realidad, en la que perviven el racismo y la injusticia, auspiciados por el resentimiento de los terratenientes blancos. Las tres mujeres se verán obligadas a reunir el valor suficiente para liberar a sus familias —y a ellas mismas— del pasado. Así descubrirán que se hallan unidas por un vínculo más poderoso que la amistad.

 Me gustó bastante La flor del azafrán amarillo  y he vuelto a disfrutar mucho con esta novela. Perfectamente ambientada, la autora logra llevarnos a esos años posteriores a la Guerra de Secesión, años en los que los perdedores aún no asimilaban la derrota y no querían perder los derechos que creían que aún les pertenecía. Se negaban a aceptar que los esclavos eran personas libres y seguían tratándolos como esclavos. Y también nos muestra como muchos de estos esclavos no sabían qué hacer con la libertad ganada, porque no sabían hacer otra cosa, porque no habían conocido otra vida. 

Me ha gustado reencontrarme con los personajes de la anterior novela y me ha gustado conocer a muchos de los nuevos. Resulta fácil cogerles cariño. Como resulta fácil odiar a los malos malísimos de esta historia. Quizás el único pero que puede ponerle a esta novela son las "casualidades" un poquito forzadas. Por lo demás, una novela muy entretenida que se lee en un suspiro, con la que se sufre y con la que también sonríes. 

 

El año de Saeko
 
Kyoichi Katayama
 
Traducción por Lourdes Porta
 
Alfaguara, 2011
 
Una nueva historia de amor para los que se emocionaron con Un grito de amor desde el centro del mundo. Shun’ichi y Saeko son un matrimonio feliz. Él es un oficinista y ella se dedica a cuidar de la casa, a preparar viandas con un toque artístico y a reponer la mercadería de tres máquinas expendedoras. Pero el equilibrio y la frágil tranquilidad cotidiana se resquebrajan cuando Saeko decide ayudar a su hermana a cumplir su deseo de ser madre.
 
 Llevaba años este libro en la estantería esperando a ser leído y por fin le llegó su momento. Y me ha convencido este autor. La verdad es que es un libro en el que parece no pasar nada, pero pasa mucho. Un libro en el que vamos conociendo a sus dos protagonistas, a través de su día a día. No hay nada excepcional en ellos. Sus días siempre son iguales, con las mismas rutinas que no quieren romper. Pero todo cambia cuando Saeko decide ayudar a su hermana. Y este romper con la rutina trastoca totalmente a Shun’ichi y Saeko y les hace, sobre todo a Shun’ich, plantearse su vida hasta ese momento. Y recordar cómo se conocieron, cómo se enamoraron, cada paso que dieron...Hay muchas reflexiones y en ellas se aprecia la gran diferencia que existe con el mundo occidental. 
 
 
Dime quién soy
Julia Navarro
Plaza & Janés, 2010

Un periodista recibe la propuesta de investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, una mujer de la que sólo sabe que huyó abandonando a su marido y a su hijo poco antes de que estallara la guerra civil española. Para rescatarla del olvido deberá reconstruir su historia desde los cimientos encajando, una a una, todas las piezas del inmenso y extraordinario puzle de su vida.

Marcada por cuatro hombres que la cambiarán para siempre -el empresario Santiago Carranza, el revolucionario francés Pierre Comte, el periodista estadounidense Albert James y el médico militar vinculado al nazismo Max von Schumann-, la historia de Amelia es la de una antiheroína presa de sus propias contradicciones que cometerá errores que no terminará nunca de pagar y que acabará sufriendo, en carne propia, el azote despiadado tanto del nazismo como de la dictadura soviética.

De la autora leí hace años La hermandad de la Sábana Santa y no me convenció mucho. Así que he tardado en animarme con ella otra vez. Y tengo que admitir que lo me ha hecho decidirme por este libro ha sido la serie de televisión, que no pinta mal. Así que antes de verla, he querido leerla. Y esta vez sí que me ha convencido. 

Indudablemente, la gran protagonista de la novela es Amelia Garayoa, una mujer valiente, decidida, que va creciendo a medida que avanza en la novela.  Un personaje que al principio nos puede caer un poco mal, porque la vemos como la típica chica mimada y consentida que cree que la vida gira sólo en torno suya. Pero pronto va a aprender que esto no es así. Y lo va a aprender a un precio muy alto. Su vida va a estar marcada por los hombres que se crucen en su camino. Y no va a ser una vida fácil. A través de ella conoceremos muchos de los acontecimientos importantes del siglo XX, porque ella los va a vivir y de forma muy directa. Los años de la república, de la guerra civil, de la posguerra, la Segunda Guerra Mundial, la Rusia de Stalin, la Guerra fría... 

No hay momentos para el aburrimiento en esta novela. Te mantiene en tensión en todo momento, porque si Amelia comete errores en su vida, lo va a pagar muy caro. Porque son muchas las desgracias que le va a tocar vivir, mucho lo que va a sufrir, tanto física como psicológicamente. 

Y tengo que reconocer, además, que, aunque el final lo veía venir, no por eso dejó de emocionarme y me puso un nudo en la garganta. Volveré a repetir con la autora.



21 comentarios:

Undine von Reinecke dijo...

Buenos días, Margari:
De las tres minireseñas, para mí la ganadora es Un granito de mostaza. Me seduce mucho el tema, ya lo sabes. :)
Aprovecho para desearte unas Felices Fiestas y desearte que 2021 sea un año estupendo y podamos todos dejar atrás las penas que trajo 2020.
Un abrazo muy fuerte!!

Marian dijo...

¡Hola Margari! De los tres me atrae especialmente el de Katayama, me encanta la literatura a oriental y veo que te ha convencido. De Julia Navarro leí hace tiempo "La sangre de los inocentes"" y me gustó mucho, pero luego me dio mucha pereza seguir leyendo sus novelas. No creo que la lea, pero la serie sí la veré, seguro
Aprovecho para desearte ¡Feliz Navidad!!
Besos

Anabel Samani dijo...

Hola, Margari:
Solo he leído el primero, que me gustó menos que "La flor de azafrán amarillo".
Felices fiestas, Margari :-)

Chica Sombra dijo...

El primero es el que más me atrae. Del último creo que veré directamente la serie :)

Rosa Berros Canuria dijo...

He leído varios libros de Julia Navarro y no ha terminado de convencerme. Sus novelas están muy bien documentadas y cuenta cosas interesantes ("Dispara yo ya estoy muerto" es una historia muy instructiva sobre la gestación del conflicto árabe israelí), pero su forma de contar y escribir, reiterativa, machacona, como si el lector fuera bobo y hubiera que recordarle continuamente quién es quién, me supera.
Los otros dos que compartes me atraen mucho más.
Un beso.

Jani dijo...

No conocía La flor del azafrán amarillo y creo que me va a gustar así que me lo llevo anotado sin duda para buscarlo. Mil gracias! Dime quien soy es muy bueno, lo disfruté mucho y el final me dejó muy tocada la verdad.

Besos!

Nitocris Blog dijo...

Hola Margari, a mí me pasó algo parecido con Julia Navarro pero fue con La biblia de barro, no me convenció nada de nada. Tengo este que traes al blog en casa (realmente fue un regalo que le hicieron a mi marido) y un amigo me preguntó hace años (tres o cuatro) que si lo había leído porque a él, que no es un gran lector, le gustó. Le prometí leerlo y mira todavía sigo sin atreverme... Igual el año que viene después de leer que te ha convencido más...
Un besazo y feliz navidad

Carmen CG dijo...

A mí me gusta mucho Julia Navarro. De hecho, Dime quién soy junto con La sangre de los inocentes, me encantó. Tengo pendiente Dispara, que yo ya estoy muerto, pero nunca me animo con ella.
Un granito de mostazo lo compré porque, como a ti, me gustó bastante La flor amarilla del azafrán, cuyo final quedaba algo abierto. No lo he leído todavía, pero no me da tiempo a leer todo lo que quiero.
Un abrazo y felices fiestas

Domiar dijo...

Pues los dos primeros libros me parecen muy atractivos, sobre todo el primero, investigaré más sobre él. El tercero lo leí en su momento y aunque me gustó mucho, recuerdo los cabreos que me pillaba con la protagonista por su forma de actuar... un beso.

Manuela dijo...

Solo he leído Dime quien soy que me gustó mucho.
Besos.

mar dijo...

Hola Margari. Dime quien soy la leí hace tiempo y por lo que recuerdo me gustó. Las otras dos no las conocía pero parecen interesantes, no las descarto para más adelante. Besinos.

Lonely Books Club dijo...

¡Hola! El único que conocía era el de Julia Navarro y siempre lo he visto acompañado de buenas críticas, así que no me extraña ver que lo has disfrutado. El que más me llama es el de El año de Saeko, así que me lo apunto para más adelante.

¡Nos leemos!

Shorby dijo...

Tengo el segundo y tercero pendientes en la estantería! Y el primero, anotado para hacerme con él cuando pueda =)

Besotes

La Pelipequirroja del Gato Trotero dijo...

Solo he leído a Julia Navarro, pero las otras dos me han parecido interesantes 😉💋🎄🎁

Lady Aliena dijo...

Gracias por las reseñas. A ver si me hago con algún ejemplar.
Un beso.

Rocío G. Tizón dijo...

No he leído ninguno, pero el primero de ellos me llama mucho la atención.
Un beso fuerte y Feliz Navidad.

Norah Bennett dijo...

La primera no, es que lo de poner varios libros me viene fatal aunque solo sean dos.
El año de Saeko es una historia sencilla pero preciosa, literatura oriental de la buena, buena. Te recomiendo del mismo autor, Un grito de amor desde el centro del mundo.
El de Julia Navarro también me gustó pero Amelia a veces me cabreó, es que si hubiera hecho un poco de caso...
Me sobró la parte del presente.
La de La hermandad de la Sábana Santa es muy chula.
Besos

FlordeCereza dijo...

Hola, no conocía ninguna de las tres novelas, gracias por las reseñas.

Feliz Navidad desde Promesas de amor, nos leemos.

Marya dijo...

¡Hola! Muchas gracias por tus opiniones, al de Julia Navarro me encantaría darle una oportunidad. Un besote :)

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Tres lecturas chulas, el de Julia Navarro me gustó, aunque hubo cosas que no me terminaron de convencer.
Feliz Navidad.

Marisa G. dijo...

Dime quien soy lo leí en su día. Me gustó mucho. Ahora tengo intención de ver la serie. Besos