lunes, 5 de mayo de 2014

Leemos el Quijote: Capítulo XVII


http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+%28Libros+que+hay+que+leer%29

En este capítulo el gran protagonista es Sancho, que es el que peor sale parado en este capítulo. Don Quijote y él se levantan con el nuevo día, pero después de la ajetreada noche, no saben qué parte del cuerpo no les duele. Será en este momento cuando por fin nuestro caballero decide preparar el bálsamo de Fierabrás. Don Quijote lo tomará primero y después de pasar un mal rato, se quedará como nuevo. Creerá que es debido al milagroso bálsamo. Así que Sancho decide tomarlo también. Sudó, vomitó, sufrió muchísimos dolores... Finalmente don Quijote creerá que a Sancho no le hizo efecto porque él no es caballero...

Y tocará dejar la venta que tantas desgracias les ha traído. Pero tocará pagar. A lo que don Quijote se niega.


Engañado he vivido hasta aquí, respondió Don Quijote, que en verdad que pensé que era castillo, y no malo, pero, pues es así que no es castillo sino venta, lo que se podrá hacer por ahora es que perdoneis por la paga, que yo no puedo contravenir a la orden de los caballeros andantes, de los cuales sé cierto (sin que hasta ahora haya leído cosa en contrario) que jamás pagaron posada, ni otra cosa en venta donde estuviesen, porque se les debe de fuero y de derecho cualquier buen acogimiento que se les hiciere, en pago del insufrible trabajo que padecen buscando las aventuras de noche y de día, en invierno y en verano, a pie y a caballo, con sed y con hambre, con calor y con frío, sujetos a todas las inclemencias del cielo, y a todos los incómodos de la tierra.

A Sancho acudirá  el ventero, que a él le da igual las historias de caballeros andantes. Él quiere su dinero... Y Sancho contestará como su amo. Pero no tendrá la misma suerte.

A lo cual Sancho respondió, que por la ley de caballería que su amo había recibido, no pagaría un solo cornado aunque le costase la vida, porque no había de perder por él la buena y antigua usanza de los caballeros andantes, ni se habían de quejar de los escuderos de los tales que estaban por venir al mundo, reprochándole el quebrantamiento de tan justo fuero. Quiso la mala suerte del desdichado Sancho, que entre la gente que estaba en la venta se hallasen cuatro perailes de Segovia, tres agujeros del potro de Córdoba, y dos vecinos de la heria de Sevilla, gente alegre, bien intencionada, maleante y juguetona; los cuales casi como instigados y movidos de un mismo espíritu, se llegaron a Sancho, y apeándole del asno, uno dellos entró por la manta de la cama del huésped, y echándole en ella alzaron los ojos y vieron que el techo era algo más bajo de lo que habían menester para su obra y determinaron salirse al corral, que tenía por límite el cielo, y allí puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarla en alto y a holgarse con él como un perro por carnastolendas.
No pudo don Quijote hacer nada por él. Sólo cuando terminaron de mantearlo, le ofreció de nuevo el bálsamo...

A estas voces volvió Sancho los ojos como de través, y dijo con otras mayores: ¿Por dicha hásele olvidado a vuestra merced como yo no soy caballero, o quiere que acabe de vomitar las entrañas que me quedaron de anoche? Guárdese su licor con todos los diablos, y déjeme a mí

12 comentarios:

Elsa dijo...

Tienes un lindo blog, y te felicito por estar leyendo este libro, un clásico y casi para nada lo mio jeje.
Me quedo por aquí y te invito a mi blog. Besos. Nos leemos.

Angela Leon dijo...

Un capítulo muy divertido :)

Bs.

Lady Aliena dijo...

Ay este Quijote... Y el pobre Sancho... Vaya par de dos.
Besos.

albanta dijo...

Es uno de los tramos del libro que mas me está entreteniendo.

Ginés J. Vera dijo...

Leer El Quijote es sin duda una apuesta por la cultura y el entretenimiento; si además, como leo aquí, lo compartes con nosotros es de estar agradecidos. Gracias. Aprovecho para darte la enhorabuena por lo que también he visto que haces cada mes, el indicar tus lecturas mensuales. Un saludo y mi felicitación. Nos seguimos leyendo.

samarkanda dijo...

Mira que le echa morro Don Quijote marchándose sin pagar y dejándole el muerto al pobre Sancho que, como no podía ser de otro modo, sale mal parado para no variar.
Un besín.

MDolores dijo...

El pobre Sancho desde luego haciendole caso a Don Quijote muy bien parado no esta saliendo. Esperemos que su suerte mejore.
Un beso!

Aglaia Callia dijo...

Pobre Sancho... te diré que le estoy tomando un afecto tremendo, es un gran personaje.

Besos.

Manuela dijo...

Estos dos... vaya par de patas para un banco... jajaja
Besos.

Tizire dijo...

Sancho no gana para disgustos y Quijote con eso de que está ido lo mete en cada lío... 1beso!

Mientras Leo dijo...

El otro día os recordaba al pasar por una carretera con esos molinos eólicos pensando lo que haría vuestro Quijote, si ahora se enfrentase con mónstruos cuya figura fuera tan desgarbada como la suya propia
Besos

Meg dijo...

Ya ha pasado otra semana?? :-D