domingo, 31 de mayo de 2015

La verdad sobre el caso Savolta de Eduardo Mendoza

La verdad sobre el caso Savolta
Eduardo Mendoza
Editorial, Seix Barral
"Le tengo un gran cariño porque recuerdo su elaboración como una época especialmente intensa de mi vida literaria, llena de ilusiones, de esfuerzos angustiosos y resultados sorprendentes, de decisiones que en mi inexperiencia eran trascendentales. Podría decir que me jugaba el todo por el todo, o que puse toda la carne en e l asador, dos frases hechas cuyo significado no acabo de entender muy bien". Eduardo Mendoza En un período de neutralidad política (Barcelona 1917-1919), una empresa fabricante de armas abocada al desastre económico por los conflictos laborales es el telón de fondo del relato de Javier Miranda, protagonista y narrador de los hechos. El industrial catalán Savolta dueño de ese negocio que vendió armas a los aliados durante la Primera Guerra Mundial, es asesinado.El humor, la ironía, la riqueza de los matices y de las experiencias, la parodia y la sátira, el pastiche de la subliteratura popular, la recuperación de la tradición narrativa desde la novela bizantina, la picaresca y los libros de caballerías hasta el moderno relato detectivesco, convierten esta novela en una tragicomedia inteligente y divertida, que situó a Eduardo Mendoza entre los narradores más destacados de las últimas décadas.

Con la de novelas que me queda aún del autor por leer y el otro día, que estuve haciendo limpieza en las estanterías, que ya tocaba, se me quedó pegado este libro de nuevo a mis manos. No pude evitar leer las primeras páginas y ya no pude devolverlo a su sitio sin terminarlo. Con este libro me estrené con Mendoza hace años y tanto me gustó que fueron varias las novelas que cayeron del autor casi de seguido. Y con todas siempre me ha hecho disfrutar. Pero esta novela, junto a La ciudad de los prodigios, están, por ahora, entre mis favoritas del autor. 

La verdad sobre el caso Savolta es una novela que, quizás para el lector de hoy, no sorprenda. Pero en su momento tuvo que hacerlo y mucho. Y es que la técnica que emplea para contar la historia que desarrolla entre sus páginas no era nada común en aquellos años y se convierte, sin duda, en el mayor atractivo de este libro. Y es que la historia la conocemos a través de documentos policiales, declaraciones en juicios,  cartas, artículos periodísticos...  Y esto no era un recurso habitual en ese momento en nuestra narrativa. Eduardo Mendoza lo utiliza en esta novela y además lo emplea de una forma magistral. Ningún pero se le puede poner. Quizás al principio pueda descolocarnos un poco y nos cueste entrar en la historia. Pero una vez que entras en la novela y en el juego del autor, ya es imposible salir de él. Además, la historia no es contada de forma cronológica. Continuamente el autor nos va llevando hacia delante o hacia atrás, dependiendo de los recuerdos de Javier Miranda, que es quien, casi todo el tiempo, nos va contando la historia. Y nos va dejando piezas sueltas, que nosotros tenemos que ordenar, como si de un puzzle se tratara. Y esta dependencia de la memoria de este personaje, sus continuas indecisiones, sus continuos saltos temporales, cada vez que recuerda algo, aportan mayor realismo, mayor verosimilitud a la novela.

Otro de los principales atractivos de esta novela es Barcelona, que se convierte en la gran protagonista de esta historia. Con gran acierto Mendoza refleja cómo era la vida en esos difíciles años y las distintas clases sociales que habitaban sus calles, desde la alta burguesía hasta la clase más pobre. Y las consecuencias de estas grandes diferencias. Los conflictos entre ambas clases se suceden y son continuas las huelgas, los mítines, los atentados...  Todas las clases tienen su representación en la novela. Si a la alta burguesía pertenecen Savolta o Lepprince, representando a la clase media aparecen el abogado Cortabanyes, el comisario Vázquez o Javier Miranda. El proletariado está también presente, a través de varios personajes, pero ninguno tiene un fuerte protagonismo. Esta clase está representada, sobre todo, por las continuas referencias a sus reivindicaciones, a sus manifestaciones. 

Entre todos los personajes que aparecen en este libro sobresale, Lepprince, un personaje que acapara toda nuestra atención desde su primera aparición:
“El escurridizo y pérfido Lepprince, de quien poco o nada se sabe, salvo que es un joven francés llegado a España en 1914, al principio de la terrible conflagración que tantas lágrimas y muertes ha causado y sigue causando al país de origen del mencionado y desconocido señor Lepprince, que pronto se dio a conocer en los círculos aristocráticos y financieros de nuestra ciudad, siendo objeto de respeto y admiración en todos ellos, no sólo por su inteligencia y relevante condición social, sino también por su arrogante figura, sus maneras distinguidas y su ostentosa prodigalidad.”
Reseña que participa en la Yincana Criminal.
 Y destaca también Javier Miranda, un personaje indeciso, que parece estar entre dos aguas, entre la clase obrera y la burguesía. Pero quiere salir de la pobreza. Y para ello se dejará guiar, sobre todo por Lepprince. Y aunque sospeche algo de los turbios asuntos que éste tiene entre sus manos, elegirá finalmente mirar hacia otro lado. Elegirá la ignorancia a saber demasiado...

Sin duda, recomiendo este libro. Al menos merece que se le dé una oportunidad. No es la trama lo que realmente lo hace interesante, aunque logra captar también todo nuestro interés.  Lo que hace especial este libro es la forma en que está contado.






46 comentarios:

Seveth dijo...

Lo cierto es que creo que lo tengo rondando por casa y no lo he leído. Después de leerte me han dado ganas de buscarlo y ver que tal.
Un beso!

littleEmily dijo...

Creo que no he leído nunca nada de Mendoza (una vez me lo encontré en persona en una obra de teatro ¿cuenta?) pero llevo una época en la que quizá me anime. Ya contaré si lo hago ;)
Besos.

Marya dijo...

Lo leí hace años y la verdad es que me gustó mucho. un besote :)

Aglaia Callia dijo...

Confieso que no he leído nada del autor, pero no me importaría nada estrenarme con él, y creo que este título, por lo que cuentas, me podría venir muy bien :) ¡Gracias por la reseña!

Besos.

albanta dijo...

Pues mira, la leí hace muchos años cuando estaba en el institudo y recuerdo que me gustó mucho y supongo que sería eso la técnica narratia que en aquellos años era como dices novedosa.

Daiana E. Dominguez dijo...

Hola
No me tienta mucho este libro, además, pasarían años hasta que pueda leerlo... Porque estoy llena de lecturas por meses.
Saludos

lecturina si dijo...

Hola Margari he leído para la yincana "El misterio de la cripta embrujada" y ha estado bien, me ha gustado como escribe el escritor y el lenguaje que utiliza, espero darle otra oportunidad, tal vez con su novela más conocida. Gracias por la reseña.

Tatty dijo...

Yo de este autor aún no he leído nada y tengo ganas de probar, creo que esta novela sería una buena opción para empezar
Besos

Emma dijo...

Que de libros de mendoza hoy por los blogs!! Yo este lo leí en el colegio y la verdad es que no recuerdo si me gustó mucho o no así que seria bueno para una relectura

Atrapada dijo...

Evidentemente o soy muy despistada o es para mirármelo, no conocía este autor ni el libro, me concentro tanto en las novedades y sobre todo en lo romántico que olvido que hay vida más allá de eso, jeje

Besos =)

Sorokin dijo...

Yo soy un gran lector de Eduardo Mendoza, he leido casi todos sus libros. Me he divertido, intrigado, emocionado a veces con ese tono ligero con el que escribe. Me acuerdo de un vuelo intercontinental en un avión de KLM (lo digo porque los holandeses son muy serios), me puse a reirme en voz alta con "Sin noticias de Gurb" y el gordo del asiento de al lado me miraba como si estuviera loco. Pues bien, no he leído "la verdad sobre el caso Savolta". Debe ser el único que me falta.
Tendré que solucionar eso.
Besos

Shorby dijo...

Me gusta mucho el autor, este es de los que me queda pendientes =)

Besotes

Norah Bennett dijo...

Lo leí hace mucho tiempo y casi no me acuerdo pero tengo pendiente la Ciudad de los prodigios con muy buenas recomendaciones. Respecto a la estructura sí que en su tiempo tuvo que ser novedoso, si es que no hemos inventado nada. Besos

U-topia dijo...

Para mi la mejor novela de Mendoza sin duda, también me gustó mucho La ciudad de los prodigios y ese personaje, extraordinario, Onofre Bouvila. Después Mendoza ha transitado por otras temáticas diferentes. En mi biblioteca tengo muchas de sus obras posteriores (no compradas por mi) que no me tientan nada.

Abrazos!!

Happiness life dijo...

El libro no lo conocía y creo que ahora no podría leerlo, aún así me lo apunto <3

Carla dijo...

Hace tiempo leí El misterio de las cripta embrujada y me gustó, pero no he seguido leyendo nada más de este autor. No descarto retomarlo en algún momento y creo que lo haría con el libro que reseñas.
Un beso.

Manuela dijo...

He leído bastantes libros de Mendoza, pero justo éste lo tengo pendiente.
Besos.

mar dijo...

Es mi novela favorita de Eduardo Mendoza, y tu reseña me ha dado ganas de volver a leerla, quiza cuando acabe la Yincana. Besinos.

Carmen Forján dijo...

Yo también lo leí hace años; lo tengo además en la misma edición que tú. Qué tiempos... Me había quedado impresionada con esta novela. Bueno, yo era fácilmente impresionable por aquel entonces, a decir verdad...
Besines,

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo...

Yo no he leído nada de este autor y podría ser un buen estreno. Gracias por tu reseña.

Un beso.

Kayena dijo...

La verdad es que Mendoza es un escritor único porque domina muchos recursos y sus novelas nunca resultan indiferentes.

Un beso.

Mientras Leo dijo...

Este lo leí hace una eternidad, es un autor que me encanta, la verdad. Tentada estoy de sumar esta edición que ha hecho Seix a la mía
Besos

Meg dijo...

No he leído nada de él todavía, soy un desastre, pero este es uno de los que tengo en mi interminable lista. Un besote!

Minea Halcombe dijo...

De Mendoza he leído dos libros, uno me gustó y el otro nada de nada. El tercero es la prueba final xD
Besos

Isabel dijo...

Este del autor no lo he leído, pero otros como El misterio de la cripta embrujada que me gustó mucho sí, y Riña de gatos, que me gustó menos también. Tengo más por casa de él, a ver si les voy dando paso, hace poco leí Sin noticias de Gurb, así que poco a poco los voy leyendo . Besos.

Kiara dijo...

Hola, pues aún no he leído nada de este autor, pero viendo tu reseña y el resto de opiniones tendré que empezar a hacerlo.
Besos!!

Cotito dijo...

Hola linda!
Pues la verdad es que no lo conocía para nada, pero como que no es un libro que me llame demasiado.

Gracias por la reseña y que estés super =D

Yossi Barzilai dijo...

Me apasiona este escritor aunque este no lo he leído pero lo haré, te puedes creer? Cada vez que se habla de Mendoza recuerdo un párrafo que empezaba "Convoluto y sibilino...." jajajja.
Siento si se me ha pasado alguna entrada. Me han invadido los turcos :) Besos

Francisco dijo...

Una grandísima novela, sin duda. Te recomiendo también la película que es muy buena y adapta bastante bien esta obra de Eduardo Mendoza. Besos.

Xaquelina Matesanz Tojeiro dijo...

Si no recuerdo mal este libro lo tuve que leer para el selectivo hace años, creo. Y me gustó bastante. Aunque luego repetí con el autor y ya no me gustó tanto... jajaja

¡Un beso!

Anabel Botella dijo...

No he leído nada de este autor, aunque tengo varias novelas de él en casa. A mí pareja le gusta mucho. A ver si este verano le doy una oportunidad a esta lectura.
Besos :*

Anabel Botella dijo...

No he leído nada de este autor, aunque tengo varias novelas de él en casa. A mí pareja le gusta mucho. A ver si este verano le doy una oportunidad a esta lectura.
Besos :*

Blanca dijo...

Para mi también son este libro y "La ciudad de los prodigios" los mejores de Mendoza.
Comparto contigo que las forma de escribirlo resultó muy llamativa en aquel momento. Y por compartir más cosas, también lo tengo en esa colección de literatura contemporánea.
Un abrazo

kabu leyendo es gerundio dijo...

El autor me gusta mucho, sera el próximo titulo de el que elija.Besos!

Cris Mandarica dijo...

En su momento me costó seguirle el hilo pero me gustó muchísimo. Me has dado ganas de releerlo. Biquiños!

La Comunidad de los libros dijo...

Confieso no haber leído nada del autor por lo que nos apuntamos este título.

PD Tenemos éste nuevo blog colaborativo y nos encantaría tenerte por ahí a menudo. Saludos,

Ana Blasfuemia dijo...

Uno de mis libros preferidos de Mendoza, sin duda. Lo leí también hace mucho tiempo y es verdad que entonces podía sorprender más cómo se cuenta. Aun así, creo que si lo releyera ahora me seguiría gustando mucho, por narrativa, por personajes, por Barcelona...

Un abrazo

Arual Maddox dijo...

hola!, pues no lo he leído pero tampoco me convence del todo...
le daré alguna oportunidad algún día.
saludos

Mónica-serendipia dijo...

Me encanta Eduardo Mendoza, es uno de mis escritores preferidos contemporáneos, y es cierto que "La verdad sobre el caso Savolta" se merece estar entre los clásicos del siglo XX. También hay que entender este libro en el marco histórico de su publicación. Y sí, esa Barcelona protagonista (que el autor tantas veces nos invita a conocer en sus novelas) fue en su momento toda una novedad. Bss

Espe dijo...

Yo de Mendoza sí me lo he leído casi todo, pero este me falta todavía.

Marisa G. dijo...

Mendoza tiene muchísimos adeptos pero yo solo he leído La cripta y no me termino de entusiasmar. No sé si algún día probaré de nuevo. Besos.

Pinkiland dijo...

No soy mucho de este autor, un beso!! :D

Isa dijo...

Fue una de mis lecturas obligatorias de bachiller pero no recuerdo nada del argumento.

rossy dijo...

¡Me encanta este libro y me encanta Mendoza!, qué bien que te guste tanto.

Lo leí hace mucho; es uno de los libros que me gustaría releer, a ver si saco tiempo ...

bsos!

Cova dijo...

Creo que es del autor que más libros tengo, junto con Shakespeare y Auster y creo que me faltan un par de leer, aunque no me importaría releerlos todos Mendoza tiene los libros serios y los humorísticos (la división es mía :) y cualquiera merece la pena. Además, domina el uso del lenguaje. Es genial. Por desgracia, yo ni me he acercado a él en la yincana, ni siquiera para su homenaje, no me ha dado tiempo.

Besitos

Narayani dijo...

Hace no mucho cayó en mis manos un ejemplar como el que tienes en tu casa. Aún no lo he leído pero ya sabes que será cuestión de tiempo... Con tu reseña no has hecho sino adelantarlo en la lista...

Besos!