miércoles, 25 de abril de 2018

Condenados. El secreto de Iris de Joan Llensa

Joan Llensa,
En Amazon, 2017
Desde muy pequeña, Iris ha tenido la capacidad de ver a través de los sueños la muerte de quienes la rodean. Se siente culpable ante las muertes que no puede evitar y ahora, tras mudarse a un pequeño pueblo al nordeste de España junto a su desfragmentada familia, tiene la certeza de que la oscuridad viene a por ella. Y cuando la abuela Sión le revela que forma parte de cierto linaje antiguo de mujeres poderosas, Iris se da cuenta de que la realidad no es como imaginaba y de que la muerte no es como muchos dicen.

La vida de Iris está marcada por oscuros secretos, pero quien es capaz de escuchar, mirar y esperar, encuentra entre las sombras resquicios de luz. El resquicio de Iris es alguien que siempre ha estado a su lado intentando guiarla, sin que ella lo notara, y con quien acabará sintiendo un vínculo de auténtico amor.

Esta novela nos muestra que igual que los monstruos nos vigilan en la penumbra, los seres de luz también existen, impulsados por el amor incondicional que viven los protagonistas, un amor capaz de vencer a los monstruos más terribles y de mostrarnos dónde reside la fortaleza interior que convierte nuestra vida en lo que realmente queremos. Un libro bello y oscuro que pone en escena el milagroso encuentro del cuerpo y el alma gracias a la fuerza del corazón.
Condenados, El secreto de Iris es el segundo libro que leo de Joan Llensa. Si ya me sorprendió con sus relatos, ahora que se estrena con la novela, ha vuelto a sorprenderme. 

La protagonista indiscutible de esta historia es Iris, una joven adolescente. La conocemos justo en el momento en el que la familia decida abandonar Barcelona para volver a su pueblo, donde espera comenzar otra vez. Son muchos los problemas que dejan en la ciudad condal. Volver al pueblo se convierte en uno de los grandes aciertos de la novela. Porque es el mismo en el que el autor nació. Se nota en el cariño y el cuidado que ha puesto a la hora de describirlo. Pero no temáis que no se excede en las descripciones. Las justas y necesarias para no interrumpir el ritmo de la historia. El autor consigue que nos resulte fácil pasear no sólo por sus calles y plazas, sino también por sus bosques, muy importantes en la trama de la historia. 

Otro de los grandes aciertos es la propia Iris, una joven con problemas para ser sociable. Seguramente por esas pesadillas que sufre desde pequeña, en las que ve la muerte de personas conocidas, en muchas ocasiones, muy queridas. Muertes que luego suceden, tal y como ella sueña, en la vida real. 

Real... Realidad o ficción... Con esto juega mucho el autor, haciéndonos dudar de lo que es real o no. Porque llegamos a sentir el mismo desconcierto que Iris, que ya no sabe lo qué creer. Que ya no sabe si todo es fruto de su imaginación, que ya duda hasta de su propia existencia...  Que ve que ese mundo en el que creía se está derrumbando. Que hay magia, que hay brujería... Y que esas brujas no son como en los cuentos. Que aquí ayudan a mantener el equilibrio entre el bien y el mal. Sin ellas,  el mundo está en peligro. Y si ella quiere sobrevivir, si quiere proteger a los suyos, va a tener que contar con su ayuda.  Y entre estas brujas destaca su abuela. Sí, su abuela. Un personaje potente, que sorprende tanto a Iris como a nosotr@s, los lectores. Es ella quien le cuenta lo que realmente está sucediendo a su alrededor, quien le revela de dónde procede sus dones.  Quien le ayuda, quien le enseña a controlar su poder. Pero aparece poco. Y nos quedamos con ganas de conocerla mejor, nos quedamos con ganas de que tenga incluso más protagonismo en la novela. Queremos seguir aprendiendo con ella y descubrir todos esos misterios que la rodean. 

La historia no pierde el ritmo en ningún momento. Desde el principio, el misterio empieza a plantearse; los hechos, a sucederse uno tras otro; poco a poco, el ritmo va creciendo vertiginosamente, haciendo que apenas puedas soltar el libro. Ayuda también que los capítulos son cortos y el lenguaje, sencillo y fluido. Y que haya continuos giros en la novela, que te dejan con la boca abierta y queriendo saber más. 

El único pero que puedo ponerle a esta novela es la presencia de algunas faltas de ortografía, sobre  todo, errores de acentuación. Espero que se corrija en próximas ediciones, porque la novela lo merece.

En definitiva, una buena novela juvenil, que mezcla a la perfección fantasía y terror, con cierto toque gore en algunas escenas, que nos mantiene en tensión en todo momento, y que nos deja con ganas de saber cómo continua la historia.

25 comentarios:

Adivina quien lee dijo...

Esta no la veo para mí.

Lesincele dijo...

Yo creo que me va a gustar, le tengo muchas ganas!!! y la portada me parece espectacular.
Un beso!

Inés dijo...

No veo con esta novela así es que no me la llevo.
Un beso

Espe dijo...

Me mata lo de las faltas de ortografía...

mar dijo...

Me la apunto. Es que yo soy muy de brujas, yo que cuentas me resulta muy interesante, además me viene bien para una de mis sobrinas cuyo cumpleaños es dentro de unos días. Besinos.

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! No está nada mal lo que cuentas sobre él. No descarto darle una oportunidad pronto, a ver lo que me parece a mi.
Besos!

Aylavella dijo...

No la veo para mí, la dejo pasar, pero me alegra que la hayas disfrutado.
Besos

Rocío - Mis apuntes de lectura dijo...

No me importaría leerla más adelante, un besote

Norah Bennett dijo...

Con lo bien que iba... Me has fastidiado, ya con lo de las faltas de ortografía he torcido un poco el gesto, pero con lo de a ver cómo continúa la historia me has rematado. Y todo lo demás me gustaba mucho, es el tipo de historia de terror que me atrae. En fin, otra vez será.
Besos

buscandomiequilibrio dijo...

Jo, tiene justo lo que no me gusta: juvenil, fantasía, terror, y ¿faltas ortográficas?
Lo descarto automáticamente.
Besos. ¡Eh! Y gracias por dármelo a conocer.

Marina Córdoba dijo...

Uuuuuf, eso de las faltas ortográficas me ha frenado en seco. La dejo pasar y así no peto más la lista de pendientes. Besos

Ali dijo...

¡Hola!
Soy Ali y acabo de conocer tu blog, ¡así que un placer!
He disfrutado mucho de la reseña. Es una pena lo de las faltas de ortografía, ya que en muchas ocasiones hace que te olvides de lo maravillosa que puede ser una historia, ya que las mismas faltas te distraen. En fin, espero que el autor pueda corregir este fallito y llegar muy alto.
¡Un besazo!

Mª Ángeles Bk dijo...

No son de mi gusto ni la fantasía ni el terror así que hoy me voy de vacío.
Besos

Francisco dijo...

No me termina de convencer. Me atraen más el libro de relatos de este autor. Besos.

Narayani dijo...

Bueno, podría caer en un futuro, no la descarto, eso sí, esperaré a que corrijan esas faltas que mencionas :)

Besos!

Marya dijo...

¡Hola! Este lo dejaré pasar, la verdad es que no me llama. Un besote :)

Violeta J. dijo...

Uffs... no se no se... Este creo que lo dejo pasar, tiene los dos géneros que más me cuesta, la fantasía y el terror. He leído cosas de estos géneros pero como. Me cuesta salirme de mi zona de confort.
Besos

Nitha dijo...

El género me gusta y lo que cuentas de la historia también. Parece interesante y me gusta lo que cuentas sobre la abuela. Me lo pensaré. Gracias por la reseña.
Besotes!

Maria Vazquez dijo...

Me encanta la brujería así que directo al saco de libros por leer. Besos

Atrapada dijo...

Parece una lectura que podría gustarme aunque lo del terror lo sobrellevo hasta cierto punto, gracias por el descubrimiento.

Besos =)

LAKY dijo...

NO la veo para mí

Ray dijo...

Oye pues a mí me llama bastante, no me importaría leerlo. Siempre me han llamado las brujas, y esta historia promete. Ya me dejaste con las ganas. No solo de este libro, sino también del otro de relatos que mencionas al principio.

Un beso ;)

Noelia dijo...

Tomo nota de ella para mis sobrinas, a mi no me atrae. Gracias por traer algo distinto Margarí.
Besos

Inquilinas Netherfield dijo...

Yo soy muy tiquis con las faltas de ortografía (aunque una novela sea autopublicada debería pasar por un corrector), y aparte es que no termina de llamarme la historia... creo que esta vez lo dejo pasar (que se agradece mucho, oye, que esto es un sinvivir de apuntar y apuntar... jajaja).

¡Besote!

Paseando entre páginas dijo...

No ho sé, en principio la veo como muchas otras, no me parece que aporte nada nuevo, y si a eso le sumamos los errores ortográficos...Voy a dejarlo pasar :/