viernes, 27 de diciembre de 2019

Ración de minireseñas

Las mil noches de Hortensia Romero
Fernando Quiñones, 
Alianza,  2006 (1979)
El marco de la historia es un trabajo de sociología que una estudiante lleva a cabo, recogiendo en una cinta magnetofónica los recuerdos e impresiones de una conocida prostituta de Cádiz. El director de este trabajo intercala en la narración unas cartas suyas a un antiguo maestro de Madrid ofreciéndole estos materiales sociológicos y pidiéndole discretamente su ayuda para que influya en que le nombren profesor de la Universidad de Madrid. En el curso de la narración, la voz de Hortensia, irónica, vital y desgarrada, va refiriendo las andanzas de su vida con una simpatía y un desparpajo que no ocultan la sordidez y el drama de muchas situaciones, pero que consiguen contarlo y nombrarlo todo sin caer en la grosería ni en la vulgaridad. El extraordinario dominio del lenguaje que muestra aquí el novelista corrobora el singular elogio que hizo de él en 1978 el maestro Jorge Luis Borges: «Fernando Quiñones es un gran escritor de la literatura hispánica de nuestro tiempo, o, simplemente, de la literatura».
Hortensia Romero, más conocida como la Legionaria, se dedica a la profesión más antigua del mundo. Y no se corta un pelo cuando una socióloga, quien está realizando un trabajo de investigación, le pide que le cuente su vida. Y Hortensia aprovecha para contarlo todo, desde el principio hasta el final. Desde sus años en su Málaga natal, cuando estuvo a punto de casarse, pasando por Sevilla, donde empezó a ejercer la prostitución, porque tenía que vivir y no pudo hacer otra cosa, hasta llegar a Cádiz, donde empezó a trabajar en un prostíbulo. Años ajetreados, que le hicieron aprender rápido y conocer a muchas personas, de todas las clases, ricos y pobres, educados y analfabetos, excéntricos y sencillos...  Ante este despliegue de personajes, se percibe por parte del autor una sagaz crítica social, que acompaña siempre con un ligero toque de humor, para hacer la lectura más ligera. 

Y brilla Hortensia Romero, por su inteligencia, por ese saber que ha aprendido en la calle, observando, escuchando, atendiendo... Y por eso es un placer escucharla, y por eso es un placer leer Las mil noches de Hortensia Romero.   

No soy un monstruo
Carme Chaparro
Booket, 2018
Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.
Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.
Me ha parecido una novela con un muy buen inicio y un muy buen final, pero donde me ha fallado un poco ha sido en su nudo. Para mi gusto, le han sobrado páginas, con explicaciones innecesarias, que poco aportaban al desarrollo de la historia, y con personajes con poca importancia en la trama excesivamente desarrollados.  Pero la idea de la que parte es muy buena. Y el personaje de Ana Arén me ha gustado mucho y me he quedado con ganas de conocerla un poco mejor. 

Y quizás esas páginas que le sobran se las hubiera añadido al final, para conocer las reacciones de los distintos personajes al descubrir al verdadero criminal y sus motivos para hacer lo que hizo.  

Pero, en líneas generales, me ha resultado una lectura muy entretenida, que a fin de cuentas es lo que le pido a estas historias. Que me permitan desconectar un ratito al día. 

La nueva madre y otros cuentos 
Lucy Clifford
Traducción y prólogo de Víctor Selles
Escritora y dramaturga victoriana, Lucy Clifford publicó diez novelas y siete colecciones de relatos, amén de un gran número de artículos de periódico y varias obras teatrales, a lo largo de su dilatada carrera profesional y gozó de gran éxito comercial y de crítica en vida.
La nueva madre es su relato más famoso y el encargado de abrir esta antología. Un cuento infantil que, aunque disfrazado de fábula moral, bien podría incluirse entre los más siniestros que se hayan escrito jamás. La historia ha servido de influencia para novelas como Coraline (sobre ella, Neil Gaiman dijo que era “tan evocadora como una pesadilla”) u Otra vuelta de tuerca, de Henry James.
En La nueva madre, dos niñas se encuentran con una joven en mitad del camino y esta les propone mostrarles a unos hombrecillos que viven en una caja a cambio de que se comporten mal. Cuando las niñas cumplen con lo prometido, su madre las amenaza: si no cambian de actitud, se verá obligada a marcharse, y una sustituta —otra madre con ojos de cristal y una cola de madera— acudirá a reemplazarla.
Otras dos historias hasta ahora inéditas en español completan la antología. Son El pez falso y Wooden Tony, donde lo real y lo fantástico, lo natural y lo artificial se dan de la mano. Además, la edición se acompaña de un prólogo académico que sitúa la obra de la autora en su contexto histórico y literario.
Conocí este libro gracias a Ana Bolox y a la iniciativa de Mónica Serendipia. Y me ha sorprendido y muchísimo. No conocía a la autora  y me ha conquistado por completo.

Son tres los relatos que conforman esta edición. El primero, La nueva madre, que contiene elementos que inspiraron a Neil Gaiman para su Coraline,  es el que más me ha gustado. No son relatos que inspiren mucho miedo, pero sí cierto desasosiego, inquietud, tristeza... Mucha tristeza me ha causado el segundo relato, El pez falso. Y miedo, pero no del terrorífico. Miedo ante esa incertidumbre, ante ese triste destino... Igual ocurre con la tercera historia, Wooden Tony. Son tres historias muy breves, pero intensas, que se leen en un suspiro y con una fantástica ambientación, oscura, triste, melancólica... que te va atrapando poco a poco hasta que no puedes soltarte. Absolutamente recomendable.

22 comentarios:

mar dijo...

Hola, Solo he leído el de Carme Chaparro que me gustó bastante. Me apunto los otros dos para echarles un vistazo. Besinos.

Tiffany dijo...

wow me encantaron estos libros *-* muy buena reseñas amiga y muchas gracias por las recomendaciones.

Un besote gigante desde Plegarias en la Noche.

Norah Bennett dijo...

El de Hortensia no me llama mucho, es un tipo de historia y personaje que no me va porque en el fondo son tristes.
El del monstruo es una pena que se atasque en el medio y que podría haber gastado esas páginas en redondear el final. Pero podría servir.
El último lo tengo también por culpa de la Serendipia y me falta leer el último .
Besos

Rosa dijo...

Me llevo apuntados el primero, el de Hortensia, y el último, que echándole un vistazo rápido tiene pinta de ser justo el tipo de libros que me gustan.
¡Besotes!

Rosana Martí dijo...

Me quedo con el último libro queda apuntado para próxima lecturas, siempre me guía mucho tus reseñas, y libros recomendados por ti me han encantado. Feliz 2020 que tus deseos se realicen y sé feliz.

Besazos mi preciosa amiga.

buhoevanescente dijo...

Hola! Siempre dispuesta a seguir tus recomendaciones ! El de Chamorro fue muy comentado en su momento y tampoco lo leí así que antojo los tres!!! Excelente año nuevo te deseo de todo corazón! !!!💚😙

yo leo Novela dijo...

Uy, me llevo sin duda anotado 'La nueva madre y otros cuentos' de Lucy Clifford.

Besos.

Lesincele dijo...

Me quedaría en este caso los dos últimos, el segundo por entretenido y el tercero por las buenas críticas
Un beso!

Marya dijo...

¡Hola! A mí me llama mucho No soy un monstruo, creo que me gustaría. Un besote :)

Violeta J. dijo...

La primera novela no me llama. No se.. no se encuentra dentro de mi zona de confort, jajajaja. Y si ya ni leo, si es fuera de mi zona de confort ni te cuento. La segunda si se asemeja más a lo que suelo leer, pero lo de que desaparezca un niño me quita el sueño desde que soy madre. Así que no me he hecho con la novela y eso que salió cuando yo aun leía.
Buenas reseñas, cielo.
Un besote

Atrapada dijo...

Veo que han sido tres buenas lecturas, del primer libro despierta mi curiosidad hace tiempo ya veremos porque este nuevo año me planteo leer más libros acumulados.

Besos =)

Al calor de los libros dijo...

el de Carme Chaparro lo tengo apuntado, y ya tiene publicado el segundo. Es difícil estar al día con las lecturas. Por suerte se sigue publicando mucho.
Un abrazo

Chica Sombra dijo...

Me apunto el de la madre, que me ha llamado poderosamente la atención ^^

Seveth dijo...

¡Hola! Pues La nueva madre y otros relatos la verdad es que me ha llamado muchísimo la atención. Además se nota que te ha gustado mucho. ¡Apuntado!

U-topia dijo...

No conozco ninguno, así que me llevo una buena lista de posibilidades lectoras.

Abrazos!!

Mónica-serendipia dijo...

¡Qué ilusión que te haya gustado "La nueva madre"! La traducción es de un amigo mío al que aprecio y admiro mucho, y es estupenda. Y me parece muy injusto que Lucy Clifford haya sido tan ignorada por la historia, ¿sabías que Neil Gaiman se inspiró en un relato suyo para "Coraline"? Besotes.

Lady Aliena dijo...

El primero me llama la atención, pero no sé... tampoco para leerlo ya. Gracias por la info. Besos.

Maria ML Amate dijo...

Hola!
La nueva madre y otros cuentos me ha llamado mucho la atención porque al ver la portada hubiera dicho que es de miedo y parece ser que tiene muchos más elementos aparte de ese. Leí No soy un monstruo y a lo mejor me dejé llevar por las expectativas y me resulto algo predecible y decepcionante.
Besos!

Letraherido dijo...

El de Chaparro no me llama nada, pero el de Quiñones sí. Es un autor que tengo pendiente desde hace ya...
Un abrazo, y felices fiestas.

Shorby dijo...

El tercero no lo conocía, los otros dos los tengo en lista de pendientes desde hace un montón (sobretodo el primero).

Besotes

Maria Vazquez dijo...

Gracias por traernos minireseñas así en pocos párrafos nos podemos hacer una idea de cómo son los libros. Besos

Ginés Vera dijo...

Me los anoto porque no los conocía. Un saludo Margari.