jueves, 28 de mayo de 2020

En la casa vacía de Manuel Barea


En la casa vacía,
Manuel Barea
Alrevés, 2020
«Tu cuerpo no es nada frente a un muro de hormigón.» ¿En qué momento exacto se torció todo? ¿En qué punto tu cuerpo se convirtió en un estorbo, en un cruel recordatorio de un pasado al que no tienes más remedio que volver? Posiblemente estas sean algunas de las preguntas que se hace Eva, la protagonista de esta novela, a quien el peso de las miradas, las palabras y los deseos ajenos resulta cada vez más insoportable. Presa de un dolor físico constante y de una rutina que tampoco parece tener fin, se ha visto obligada durante los últimos diez años a malvivir encadenando trabajos como chapuzas a domicilio y camarera, realizando día tras día el mismo trayecto sin escalas, ese que va desde la apatía a la resistencia y viceversa. Sin embargo, cuando finalmente el dinero se acabe y su casera le ordene abandonar su hogar, Eva también se verá obligada a regresar al único lugar que en el fondo ha conocido, la casa de sus padres, la de su infancia, aquella que una noche abandonó sin mirar atrás
Esta es una novela que va de menos a más. Y es que me costó entrar en ella. Quizás por esos primeros capítulos de frases muy cortas, concisas y directas. Sí, se leen muy rápido, pero al ser siempre así, me ha costado meterme en la historia. Como si no encontrara el ritmo adecuado para su lectura. Y por esa razón me ha costado empatizar con su personaje principal. Pero una vez terminada la lectura, me planteo si no es esa la intención del autor. De no ponértelo fácil, para que no te encariñes con el personaje desde el principio. Incluso sucede lo contrario. Que te cae mal. Que la juzgas ya en las primeras páginas sin apenas conocerla. Por su forma de hablar, por su forma de comportarse. Pero luego llegamos al capítulo final, donde el autor abandona ese estilo tan directo y empezamos a conocer verdaderamente al personaje, cuando vuelve a casa de sus padres, cuando no tiene más remedio que enfrentarse a sus demonios. Cuando nos deja un final que me ha dejado absolutamente noqueada. Me apunto bien el nombre de Manuel Barea, que creo que nos va a dejar grandes historias en el futuro.

27 comentarios:

Lonely Books Club dijo...

¡Hola! Creo que por lo que comentas del progreso de la novela es bastante probable que fuese justo esa la intención del autor al utilizar ese estilo sencillo y directo. Desde luego no es un libro en el que me habría fijado a simple vista pero tras leer tu reseña creo que me lo voy a tener que replantear porque me has dejado con mucha curiosidad.

¡Nos leemos!

Chica Sombra dijo...

Me alegra de que te haya gustado, pero a mí no me apetece ahora algo así :)

Aya Athalia dijo...

Lo que cuentas resulta al menos curioso, aunque no creo que me sentara bien. Me cuesta bastante cambiar la idea que tengo de un personaje, soy así de cuadriculada xD Y si además no "la conoces de verdad" hasta el capítulo final, pues... es como todo un libro de "joder qué mal me cae esta tía" con un final de "ah pues no era tan mala... pero qué mal me cae". Para mí, vaya.

Nitocris Blog dijo...

Pues la verdad es que no me llaman mucho la atención las novelas intimistas y esta tiene esa pinta... La dejo pasar...
Un besazo

mar dijo...

Hola, por lo que cuentas no me importaria leerla. Besinos

Norah Bennett dijo...

Hola. Pues a mí no me gusta que esperen al último capítulo para que me demuestren lo bien que podían haberlo hecho. Ese estilo de frases cortas es muy complicado porque puede acabar pareciendo la lista de la compra. Es como que vas tropezando con las palabras.
Me la voy a saltar.
Besos

Juan Carlos dijo...

Jó, Margari, cómo te entiendo. Resulta que es o mismo que me stá pasando ahora mismo a mí con una novela de James Salter que está bien la historia pero la manera de contarla con tantas frases cortas, concisas y directas me hace separarme un poquito de ella. Pero, imagino que como ati, según pasan las páginas parece como que se acostumbra uno y bueno al final creo que me diré como tú: este autor es bueno y aunque Salter ya falleció podría haber dicho como tú de Manuel Barea, 'creo que nos va a dejar grandes historias en el futuro' (ja, ja...)
Besos

La Pelipequirroja del Gato Trotero dijo...

La narración es fundamental para que la historia no parezca ni un galimatías ni un telegrama; por muy buena que sea una trama y sus personajes, si la narrativa falla...
Tal vez habría que darle una oportunidad 😉🥰💋

Manuela dijo...

No la conocía, pero no me seduce demasiado y tengo mucho por leer. La dejo pasar.
Besos.

LadyIsabella dijo...

Hola, no conocía la novela y tampoco al autor, no obstante, por lo que cuentas de ella no es una lectura que me apetezca en estos momentos, por lo que voy a dejarla pasar.
Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

Irunesa dijo...

No la conocía, pero ahora mismo necesito algo que me atrape desde el principio, quizás me pasaría igual y por eso la voy a dejar pasar.
Besos

Atrapada dijo...

Interesante descubrimiento aunque ahora mismo no me veo leyendo algo así =)

U-topia dijo...

Me has dejado intrigada con ese capítulo final. Desde luego el tema es muy actual.

Besos!!

El Aventurero de Papel (Ana Granger) dijo...

Hola Margari!! Tomo buena nota de tu experiencia lectora con este título.¡Fenomenal reseña y gracias por tu recomendación! Besos y cuídate!!

Lady Aliena dijo...

No sé, creo que elegiré otra novela del autor. Un beso.

Himawan Sant dijo...

Sentí curiosidad por conocer la serie de historias en este libro. Trataré de encontrarlo en libros digitales, tal vez lo hay.
Saludos desde Indonesia.

Marisa G. dijo...

Es frecuente eso, lo de entrar en la historia cuando ya llevas la lectura avanzada. No me gusta, la verdad. Así que, esta vez lo dejo pasar. Besos

Marta Roldán dijo...

¡Hola! No me termina de llamar mucho, a mi también me cuesta meterme en la lectura cuando encuentro frases así, tengo un par de libro que no avanzo por eso.
Un beso!

Zaebe Dúnedain dijo...

Cuando lo vi, me llamó la atención y, aunque cueste entrar en la historia, espero poder leerlo pronto.
Un saludo!

Sintiendo sus páginas dijo...

Pues yo también me apunto el nombre del autor para seguirle la pista porque me parece muy reseñable que la obra vaya de menos a más.

Gracias por la recomendación
Besos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No lo conocía, pero me has picado la curiosidad. Muchos besos.

Undine von Reinecke dijo...

Buenas tardes, margari:
tal y como la pones, me despierta sentimientos encontrados. pero como no me gusta opinar sin conocer, creo que le daré una oportunidad. Me lo llevo.
¡Muchísimas gracias por tu estupenda reseña!

Rocío G. Tizón dijo...

Uf, menudo tema. Con lo que me gustan a mí los demonios familiares esta va a la saca sí o sí.
Un besote.

Rocío - Mis apuntes de lectura dijo...

No me acaba de convencer esta novela que nos traes y esa forma de narrar no creo que me concentrara mucho en su lectura. Besos

Lorena Álvarez González dijo...

Pues has conseguido crearme curiosidad con ese cambio de opinión respecto al libro y a su protagonista.
Besos

Shorby dijo...

Pues habrá que tenerlo en cuenta!! Me gustan ese tipo de finales.

Besotes

La Isla de las Mil Palabras dijo...

Alguna he leído así y desconcierta hasta que le coges el tranquillo. Me has provocado curiosidad con tu reseña.
Besote