martes, 9 de julio de 2024

La señora Dalloway de Virginia Woolf

 

La señora Dalloway

Virginia Woolf

Traducido por José Luis López Muñoz

Alianza,  2012

Virginia Woolf (1882-1941) halló en la amalgama de sentimientos, pensamientos y emociones que es la subjetividad el material apropiado para escribir novelas y relatos que contribuyeron a forjar la sensibilidad contemporánea. Publicada en 1925, "La señora Dalloway" relata un día en la vida de una mujer de la clase alta londinense desde el punto de vista de una conciencia que experimenta con plena intensidad cada instante vivido, en el que se condensan el pasado, el entorno y el presente. 

Lo original en esta novela reside en la forma en que Virginia Woolf lo cuenta todo. Ella nos mete de lleno en los pensamientos de cada uno de los personajes que van apareciendo a lo largo de esta historia. Y a través de estos pensamientos, conocemos su pasado, su presente y somos capaces incluso de adivinar cómo va a ser su futuro... Y cuando digo "nos mete de lleno" es tal cual. Vamos a conocer a los personajes desde dentro. Cada pensamiento que se le cruce por la cabeza, cada sentimiento, cada recuerdo... Sin orden, yendo de un pensamiento a otro, de un personaje a otro, volviendo... Al principio cuesta adaptarse un poco, pero en cuanto te haces a su estilo, poco tardas en disfrutar de la historia, de la exquisita prosa de la autora y, sobre todo, de sus personajes. 

Son muchos los temas que trata, todos bastante duros, pero se agradece que no se recree en la tragedia, en el dramatismo. La muerte está muy presente a lo largo de toda la novela. El suicidio, la homosexualidad, la depresión... Me sorprende al tratar este último tema, porque trata de una forma absolutamente maravillosa la depresión que siente el soldado que vuelve tras la guerra. No sé si este tema ha sido tratado antes de esta novela, pero desde luego tengo que recalcar que la autora lo hace de forma magistral. 

Otra de las grandes virtudes de esta novela reside en sus personajes. No sé si será porque en todos ellos hay mucho de la propia autora, pero todos se sienten tan creíbles, tan reales, tan humanos, que no me ha costado nada empatizar con ellos, creérmelos, sentir todo lo que ellos sienten, sus deseos, sus sueños, sus alegrías, sus frustraciones...  

Una pequeña joya. Admito que su lectura puede, al principio, resultar difícil, pero el esfuerzo en este caso merece la pena. En cuanto te haces a su estilo, disfrutas de todos los matices que la autora impregna a cada frase. Y te deja con ganas de leerlo de nuevo y seguir descubriéndolos.

12 comentarios:

  1. Hola! Este libro lo tengo pendiente hace muchos años y espero poder ponerme con él pronto.
    Gracias por tu reseña! Un saludo ♥

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Llevo tiempo queriendo leer a la autora pero tengo claro que no empezaré por este libro, y menos aún sabiendo que el inicio puede resultar complicado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Virginia Woolf. Aún tengo bastante de ella por leer y esta novela que nos traes es precisamente lo próximo suyo que quiero leer. Espero disfrutarla tanto como tú has hecho y meterme igual que tú en la mente de sus personajes.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, pues así a priori no me llama la atención, porque para verano tengo entre manos un montón de thrillers! Me alegro que te haya gustado! Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Margary.
    Hoy vengo con los deberes hechos, ya que leí esta novela hace algunos años. En su momento me gustó y me sorprendió mucho. Me fascinó precisamente esa faceta compleja que mencionas, y que lleva a reflexionar. Después, leí en algún sitio que se baraja la posibilidad de que Virginia tomara la idea prestada del Ulises de James Joyce, una obra que su marido y ella se negaron a publicar en la editorial que dirigían. Si esto es así o no lo desconozco, aunque me condicionó con respecto a esta escritora. No obstante, seguiré conociendo sus trabajos.

    Un abrazo, y garcias por tus interesantes impresiones!!

    ResponderEliminar
  6. Es una novela maravillosa. He de confesar que la leí a raíz de haber visto la películas Las horas, una maravillosa historia en tres tiempos totalmente referida a esa novela. Si no la has visto no la dejes. También puedes leer, si no lo has hecho, la novela del mismo título de Michael Cunnigham.
    Después releí La señora Dalloway porque me pareció magnífica. Es cierto que puede resultar un tanto difícil en un principio, pero no nos vamos a asustar por tan poco, con lo que llevamos leído, ja, ja. Y ya en serio, el pequeño esfuerzo merece la pena de principio a fin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La verdad, es que no he leído esta novela. Tengo " Orlando" esperando. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Margary, pues esta novela la tenía en mente, pero es que con Virginia Woolf tengo altibajos, me gustó su Una habitación propia y Flush, pero cuando leí Orlando me exasperó un tanto... Creo que por ahora, la voy a dejar reposar...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Lo leí no hace mucho. Mi primer libro de Woolf. Una joya tu lo has dicho. Buena reseña. Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola, me alegro que hayas disfrutado de su lectura, no obstante, no es un libro que me animaré a leer en el futuro. Muchas gracias por tu reseña.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  11. Hola!! me gusta cuando el libro presenta varios temas reales y los trata apropiadamente. Me alegra que lo hayas disfrutado y espero animarme pronto con su lectura.
    Ten un lindo día!!

    ResponderEliminar
  12. Tengo pendientes Al faro y Una habitación propia pero este también me llama muchísimo. Es una autora complicada al principio pero cuando te metes en su escritura es magistral. Besos

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!