viernes, 21 de noviembre de 2014

Usos amorosos de la postguerra española de Carmen Martín Gaite

La restricción y el racionamiento que Franco impuso en los primeros años de postguerra afectaron decisivamente a los usos amorosos de aquel tiempo. Tras una investigación exhaustiva que comprende consultorios sentimentales, revistas del corazón y discursos políticos, Carmen Martín Gaite ha reconstruido la historia doméstica de aquella etapa sombría. Es la historia de la faja y de Mariquita Pérez, de los pololos y de la niña topolino; de las novias eternas, de los guateques y de la salida al cine en pandilla. Educada para aparentar y no para vivir su vida, la mujer, sirvienta del hogar propio, enfocó el matrimonio como objetivo excluyente. Según sus maestros, no tenía otras misiones que enamorarse, coser la ropa del marido y darle cuantos hijos quisiera. Con ello, el hombre, víctima también, se debatía entre la decencia y lo pecaminoso, lo que condicionaba gravemente su relación de pareja. Escrita con mano maestra, esta historia agridulce y entretenidísima es una obra mayor de la literatura castellana.
Disfruté hace muchos años de Usos amorosos del dieciocho en España. Pero no encontré en su momento este ejemplar en la biblioteca y luego fue pasando el tiempo y otras lecturas se colaron. Y esta vez ha parecido que ha sido el libro el que me ha llamado. No iba buscándolo pero apareció delante mía. Y ya no pude quitármelo de las manos. 

En este ensayo Carmen Martín Gaite nos ofrece un magnífico análisis de las costumbres amorosas en la España de la posguerra. Y también nos dejará una fantástica exposición sobre la situación política de aquellos años. 

El régimen de Franco trató de imponer en todo momento la imagen de la mujer virtuosa, sumisa, obediente, que vive solo por y para su familia, para su marido. Siempre sonriente, comprensiva, atenta...
"a las mujeres les falta desde luego el talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer nada más que interpretar mejor o peor lo que los hombres han hecho."




 Constante es la crítica de la autora a esta época en la que dominaba la represión y el machismo.Una época difícil para la mujer, en la que pocas opciones tenía. Incluso mujeres con carrera hacían declaraciones como ésta:



"Me encanta la carrera, pero me encanta más casarme. La mujer no tiene más misión que el matrimonio."



Cuando leía estas palabras no podía evitar pensar en si son dichas de verdad o solo son fruto de la represión y de la falta de libertad de aquellos momentos. Porque me cuesta creer que una persona que ha podido realizar unos estudios, piense así. 

Muchas anécdotas, muchos recuerdos personales de la autora encontraremos en estas páginas. Combinados con fragmentos de revistas y diarios de la época, que demuestran que la escritora ha realizado una gran labor de documentación. Muchas cositas que nos sonarán, bien por haberlas escuchado a nuestras abuelas o porque la hemos leído en otros libros. 

Me ha gustado mucho leer este ensayo. En ningún momento se me ha hecho pesada su lectura. Al contrario, la autora parece estar desarrollando una de sus novelas y me ha tenido enganchada con su forma amena y dinámica de contarnos esta época tan difícil de nuestra historia. Absolutamente recomendable.

34 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Lo veo muy interesante, trata un tema que me parece muy importante y del que a veces se habla poco, ¿no? Quizá en tiempos difíciles resulta complicado pensar en ellos pese a su importancia. Me alegra que lo disfrutaras tanto, y gracias por hablarnos de él.

Besos.

Shorby dijo...

Uy, me lo llevo, de cabeza... así de paso descubro a la autora =)

Besotes

Regalamos Abrazos dijo...

Ay dios, vaya pintaza que tiene este libro no lo conocía, gracias por el descubrimiento.
Besinos

Goizeder Lamariano Martín dijo...

De la autora he leído Nubosidad variable, Irse de casa, Entre visillos, Lo raro es vivir y La reina de las nieves. Este último no me gustó pero quiero retomar a la autora gracias por recordármelo aunque los ensayos no me llaman tanto como la ficción. Muchos besos.

Blanca dijo...

He leído varios libros de esta autora, los cuales me gustaron. Así que me apunto este ensayo. Siento curiosidad.
Un abrazo

Hache C. dijo...

He oído hablar de este libro pero siempre se me olvida buscarlo!! Esta vez me lo apunto y ya no me pasa más. Te recomiendo "Los años del miedo" también jn ensayo sobre esa época y la vida cotidiana desde distintas perpectivas: Recuerdo una prostituta, una familia comunista, la misma Carmen Polo...Hace años que lo leí pero me encantó. Besos!

Irunesa dijo...

Pues no tiene que estar mal, pero despues de haber leído los tres de Almudena grandes estoy un poco saturada de los años de posguerra...
En otra ocasión...
Besos

Lady Aliena dijo...

La verdad es que no he tenido buena experiencia con esta autora. De momento no creo que repita. Un beso.

Agnieszka dijo...

Me parece muy interesante! Desafortunadamente, conozco a una señora que sigue creyendo y profesando estas barbaridades. A lo mejor la lectura del ensayo me ayudará a comprender el porqué de su actitud. Gracias y saludos!

Agnieszka dijo...

Me parece muy interesante! Desafortunadamente, conozco a una señora que sigue creyendo y profesando estas barbaridades. A lo mejor la lectura del ensayo me ayudará a comprender el porqué de su actitud. Gracias y saludos!

Laura dijo...

Yo no soy mucho de ensayos, pero me ha gustado este que nos traes hoy. Siempre es curioso echar la vista atrás y ver cosas que hoy encontramos totalmente fuera de lugar.
Besos!

karumbe dijo...

Margari tiene una pinta estupenda, creo que hay muchas cosas que no se deben olvidar. Me animo seguro.
Besos!

Mayte Esteban dijo...

Cuesta mucho creer, como dices, que esas palabras salieran de mujeres con estudios, aunque es hasta posible que las dijeran convencidas. Una tía abuela mía, que tuvo que trabajar muy duro para salir adelante después de la guerra, años después, en los 90, soltó tan tranquila que había mucho paro porque las mujeres se empeñaban en trabajar, quitándoles puestos de trabajo a los hombres. Ojiplática que quedé, pero supongo que las ideas que arraigan con fuerza son complicadas de espantar de un manotazo.
Un buen descubrimiento.

Tatty dijo...

Es una autora de la que no he leído nada pero este libro no encaja demasiado con mis lecturas por lo que a pesar de tu recomendación lo dejo pasar
Besos

Ginger dijo...

No suelo leer ensayo pero éste libro me llama bastante.
Besotes!

Maridelibro dijo...

Mira que no me suelen llamar este tipo de libros pero de este creo que puedo aprender algo interesante.

Mónica-serendipia dijo...

Estoy leyendo "El misterio de Gramercy Park" y Carmen Forján comentaba en la introducción, sobre su autora, que pese a ser una mujer con estudios y cultura y muy independiente era totalmente opuesta a sufragio femenino (por ejemplo). Claro que estamos hablando del siglo XIX, en lugar del siglo XX, pero es cierto que hay ciertos climas culturales, de represión como la del franquismo, en las que encontramos contradicciones de este tipo. Me anoto el ensayo de Carmen Martín Gaite porque me parece suculento. Bss

Jara dijo...

La verdad es que últimamaente me aparto poco de la novela y creo que ésta es una buenísima ocasión para dejarla de lado.
Me gusta la autora y el tema y estoy convencida de que resultará una lectura muy entretenida.
La buscaré.

kabu leyendo es gerundio dijo...

Que casualidad, hoy han hablado de este libro en la radio. Entre todas me vais a convencer... un beso!

Anabel Botella dijo...

No tenía ni idea de este ensayo, pero sí que me parece muy recomendable, al menos para conocer de primera mano lo que ocurrió en aquellos años.
Besos 😘

Yossi Barzilai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yossi Barzilai dijo...

Desastre de iPad... si vieras cómo ha salido el comentario.... hasta me ha despistado Bueno, que estaba pensando en leer a Gaite porque hasta ahora no he leído nada. Empiezo por aquí. Un beso, Margari.

MDolores dijo...

No he tenido buenas experiencias con ensayos pero quizas deba darle otra oportunidad al genero. La verdad que el libro tiene un tema que llama mi atencion porque para mi es impensable aquello de toda sonriente y a servir a la familia.
Un beso!

Enzo dijo...

Tendré en cuenta este ensayo, no he leído nada de esta autora y puede ser un buena opción para conocer su forma de escribir.
Un beso.

Atalanta dijo...

Me parece un libro muy interesante que me llevo apuntado sin pensármelo dos veces.
Menos mal que esos tiempos ya están superados... por casi tod@s.
Un beso!

Kayena dijo...

De Carmen Martín Gaite he leído alguna novela, pero no este ensayo que, aún a pesar de las citas que has mencionado, no me importaría leer (imagino que con mucho asombro aunque reconociendo más de un detalle).

Un beso.

Narayani dijo...

Me ha resultado muy interesante tu reseña. A mí también me cuesta creer que mujeres formadas hablen así. Yo creo que el miedo hablaba por ellas, de otra manera no me lo explicaría...

Besos!

Marisa G. dijo...

El ensayo y yo no nos llevamos demasiado bien. jejeje Besos

Carla dijo...

Pues me lo apunto. Últimamente me ha dado por la no-ficción y el tema de este libro me interesa muchísimo.

Un beso.

Carmen Forján dijo...

Este no me lo anoto, Margari. Sobre este tema ya leí y me indigné mucho.
Beso,

Lourdes ILGR dijo...

En su ensayo-novela El cuarto de atrás también hace referencia a la condición a la que elfranquismo relegó a la mujer. Y la verdad me hizo indignarme. Este ensayo creo que por lo que cuentas profundiza en ese tema y no me acabo de decidir. POr un lado, me gusta la prosa de la autora,pero por otro lado el tema me indigna, claro está que si lo miro por su lado testimonial e histórico me interesa. Vaya que al final cero que no lo descarto.
Un beso.

Isi dijo...

Es una de mis eternas pendientes, a ver si le pongo remedio. Este libro que reseñas no lo conocía, pero vamos, que lo llevo apuntadísimo porque el tema de la posguerra me parece muy interesante.

Ana Blasfuemia dijo...

Gracias Margari :) Por todo, por participar en el reto, por hacerlo con esta autora, por hacerlo con un ensayo (nada menos)... por haberlo disfrutado, por contarlo... :)

Muchísimas gracias y besos!

nosolo leo dijo...

este creo que no es para mí pero aún así gracias por la reseña chao