viernes, 4 de noviembre de 2016

La sonata del silencio de Paloma Sánchez-Garnica


La sonata del silencio
Paloma Sánchez-Garnica
Planeta, 2014
Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.


La sonata del silencio...  Me va a costar trabajo hacer esta reseña... Porque he puesto empeño para que este libro me guste, he avanzado página tras página con la esperanza de que suceda algo que haga que me meta de lleno en la historia, con la esperanza de encariñarme con algunos de sus personajes... Pero por más empeño que he puesto, no ha habido manera.

Y es que me he saturado de desgracias. Demasiado drama, demasiada tragedia. Y siempre en torno a las mismas familias, a las mismas personas. Los ratitos de felicidad son muy escasos, no deja tiempo para saborearlos. Son tantas desgracias que llegado un momento me ha resultado todo demasiado forzado, poco creíble. Y no he logrado en ningún momento conectar con la historia, meterme en ella, sentir el dolor y la miseria de sus personajes.

Ni siquiera he logrado empatizar con Marta Rivas, la protagonista principal de la novela, a pesar de todos los sufrimientos por los que  atraviesa. Me ha costado creérmela. Me ha costado creer que una mujer como ella, con la educación que ha recibido, con la vida que ha vivido... No sea capaz de tomar las riendas de su vida de una vez por todas. Y más con todas las oportunidades que la vida le da. Primero de la mano de Roberta Moretti, una mujer de negocios, que aparecerá en su vida como si fuera su hada madrina y le dará un trabajo muy bien remunerado (lo que no he logrado entender realmente es qué tipo de trabajo, pero me lo pido!). Y no sólo se conforma con eso. También le dará la información que le falta aún sobre sus padres y llegará a ayudarle con una herencia que aún no había recibido. También recibirá una gran ayuda por parte de una de sus vecinas, doña Fermina, una anciana que le tiene un gran cariño a Marta y a su familia y le ayudará siempre en todo lo posible. Si tuviera que quedarme con un personaje entre todos los que aparecen, sería con Roberta. Ella sí me ha parecido una mujer luchadora, con coraje, que se ha hecho a sí misma. Y por eso le da coraje cuando ve que Marta está desperdiciando los mejores años de su vida. 

Y quizás otra de las razones por las que no he conseguido conectar con Marta es porque me ha parecido un personaje egoísta, como la gran mayoría que aparecen en esta novela.  Tan obsesionada está con su desgracia, con sus problemas, que no llega a darse cuenta hasta casi demasiado tarde de los problemas de su hija. Hasta su piano parece en cierto momento más importante... Un piano que va a hacer que incluso pierda su dignidad. 

Con tantas desgracias juntas, la lectura de la novela se me ha hecho muy lenta. Además, se recrea la autora tanto en cada una de ellas que la trama apenas avanza o al menos esa es la impresión que me ha dado a mí.

Lo mejor de la novela es la ambientación. El Madrid de la posguera, de la dictadura está perfectamente plasmado. El poder de la religión, el miedo a una posible denuncia, la hipocresía, la doble moral... Pero la autora quiere resaltar sobre todo la figura femenina.  Una época en la que la mujer sólo tenía que ocuparse de su casa y de sus hijos. Una época en la que estaba mal visto que la mujer trabajase. Y para hacerlo, necesitaba el permiso de su marido. Necesitaba este permiso incluso para recibir tu propia herencia. Una época en la que si tu marido te pegaba, llevaba razón... Terribles tiempos...

Para los que no hayan leído aún libro, os aconsejo que no me hagáis mucho caso, que son muchas las reseñas positivas que hay por la blogosfera.  Pero esta vez soy la nota discordante. Por mucho que he querido, no he logrado disfrutar con esta historia. Todo en esta vida es cuestión de gustos...


35 comentarios:

Jesús dijo...

Imagino que en esta novela se basa la serie que ha emitido Televisión Española, ¿no? Como he dicho en otras ocasiones, siempre se agradece tener reseñas en ambos extremos o con diferentes escalas de grises, porque ayuda a entender mejor el objeto de análisis. A pesar de todos esos obstáculos que te han dificultado la lectura, no me importaría leerla si acabara en mis manos.

¡Muchos besos!

Patt dijo...

Hola, Margari:

Como bien dices, todo es cuestión de gustos. Yo no he leído la novela, pero sí he visto casi todos los capítulos de la serie y me he quedado un poco con tu misma sensación. No he entendido a Marta. Tan lanzada para unas cosas, pero luego... no toma las riendas de su vida. No lo he entendido muy bien. No creo que me anime con la novela... Pero ¡gracias por la reseña!

Un saludo imaginativo...

Patt

Ful Navalón dijo...

Pues sí, todo es cuestión de gustos. Yo no he leído nada de la autora, pero me gustaría probar. Besos

Manuela dijo...

A mí sí me gustó muchísimo esta novela, pero efectivamente todo es cuestión de gustos. En cambio con la serie no he podido y tras los primeros capítulos la abandoné.
Besos.

Mª Ángeles Bk dijo...

Jolin, pues yo no la he leído y estoy viendo la serie que me está gustando. La historia creo que sería de las que me gustarían. La última novela de la autora tiene algunos ingredientes comunes y me ha encantado. En fin, no siempre podemos acertar.
Besos

Xavier Beltrán dijo...

No por ser negativa tu opinión es menos válida ni hay que dejarla a un lado. Como sabes, aprecio la valentía al publicar una reseña más bien negativa. De la autora tengo tres novelas aún en casa esperando turno y esta, y su último libro, tendrán que esperar.

Un besito.

Cris Mandarica dijo...

Yo intenté ver la serie y no pude con ella, y mira que los actores me gustaban, y he visto "El tiempo entre costuras" y pensé que quizá, por la ambientación y por tener de protagonista a otra mujer, quizá podría gustarme, pero tuve que dejarla. Yo tampoco le encontré sentido, no sé, fue una gran decepción. Biquiños!

Aylavella dijo...

Uf, los libros con tantas desgracias a las mismas familias no me gustan mucho, me aburren, no siempre tiene que pasar todo a los mismos...
No sabía si leer el libro o ver la serie. A lo mejor me decanto por la serie, porque si no me gusta la dejo...
Buena reseña.
Besos

Eyra dijo...

Hola!

A mí me encantó, la leí en un suspiro. La serie no la he visto pero por lo que me dice mi madre no le está gustando tanto como el libro. Margari sobre gustos, colores ya sabes ;)

Un beso

Natàlia dijo...

A mi me encantó, y le da mil vueltas a la serie que me ha costado un poco. Un beso ;)

LAKY dijo...

Yo éste no lo he leído pero sí otros dos de la autora que me fascinaron. Éste lo tengo pendiente y ya veremos cuando lo leo. Una pena que no te haya convencido

Tatty dijo...

Que pena que no te haya gustado pero cada lector tiene sus gustos, yo lo tengo pendiente en la estantería
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Quería leerlo y la verdad es que le tenía muchas pero con lo que nos cuentas... Lo leeré, pero voy a bajar un poco mis expectativas, jajaja.
Besos!

Norah Bennett dijo...

A mí me da mucha pereza y tanto milagro por una parte y la otra empeñándose en el drama sé que me va a cabrear. No veo la necesidad de llevarme ese disgusto ahora. Yo me también me empeño a veces en que algo me guste pero no sirve de nada, si no te llega no, no hay nada que hacer.
Besos

Inés dijo...

Me ha encantado leerte! Ya sabes que a mí me encantó y comprendo perfectamente cada cosa que has dicho, aunque lógicamente no lo comparto.

Gracias por decir la verdad, yo también soy de las que si no me gusta, lo digo. Para eso es nuestro blog, no?

Un abrazo

Lunilla dijo...

Tienes razón en eso de que marta es muy egoísta. Es cierto que a mi en la novela me han llegado mucho más otros personajes, vease Elena, incluso Basilio... ella estaba obsesionado junto con su marido con el dinero... y tarde se da cuenta de todo...
A mi si me gustó mucho... mucho mucho
Besos

Inés dijo...

Bueno, aunque la mayoría de reseñas fueron positivas en su momento, también vi alguna opinión similar a la tuya. A mí me ha pasado con la serie lo que a ti con el libro, de hecho dejé de verla.
Un beso

Rosana Marti dijo...

Una sonata que queda ahí en silencio, chsssss! No la despertemos.

Besos guapa y feliz fin de semana.

Conxita Casamitjana dijo...

Hola Margari,
Justo hace unos días lo he acabado y no he visto la serie.

Me ha gustado leer tu reseña con la que me he identificado. Empecé el libro con muchas ganas y me fue saturando: demasiadas desgracias juntas a los mismos, es cierto.
Estoy contigo en que no consigues creerte a la protagonista, que también me ha parecido una egoísta, solo preocupada por sus problemas y olvidándose de su hija.
Lo mejor, también esa ambientación aunque había momentos en que me ha indignado las vejaciones y el papel de la mujer en aquellos tiempos, al menos se ha avanzado algo en eso y sí Marta no acaba de resultar creíble, tan poco capaz de hacer frente a su vida con tantas ayudas como tiene. Incluso ha habido momentos en que el libro se me ha hecho pesadito y he pasado a toda velocidad las páginas, así que no, no me ha enganchado y la historia lo hubiera podido hacer pero no lo ha conseguido, probaré con otro libro de la autora.
Un saludo

Mere dijo...

Te entiendo perfectamente, Margari, las miserias me deprimen sobremanera. Y si encima, siembran una novela y minan tu esperanza página tras página de que aquello mejore, con la impotencia en la que tantas veces nos sumergimos como lectores, entonces no se sí compensa porque la lentitud la convierte en un calvario. Pero aún así, culminaste la lectura hasta el desenlace, aguantaste como una jabata y eso te honra, yo no sé si lo habría conseguido. Personalmente y visto lo visto, creo que veré la serie que se sufre menos. Además sale Eduardo Noriega que se prodiga poco en la pantalla y para una vez que le pillo, aunque haga de malo (me apuesto un Camper, que no el par a que es el malo malísimo ;) da gusto verle.

Un besazo.

The An5a dijo...

No me llama nada la verdad este libro :/
Un beso :D

Narayani dijo...

Este libro no me llama nada. No es la primera reseña que leo con la misma opinión que la tuya así que, como me fío de tu criterio, me mantengo en mi decisión de no leerlo.

Besos!

Narayani dijo...

Por cierto, tengo curiosidad por ver qué nos cuentas de Harriet :)

Besos!

mar dijo...

Yo intente ver la serie pero al segundo capitulo me rendí, el ambiente era tan opresivo que no podía resistirlo, si el libro se parece mínimamente a la serie por ahora no voy a leerlo. Besinos.

Ismael Cruceta dijo...

Gracias por tu reseña!
hay algo en este libro que no termina de atraerme, pero sì leerè otro de la autora "tu recuerdo es màs fuerte que mi olvido" or something like that jajaja que ya tengo en el kindle. espero que ese me guste màs que a ti este.
un besote!!

Priscila dijo...

Haciendo dicha reseña y leyendo algunos comentarios, creo que no voy a leer este libro, pero si otros que publicaste.
Recién descubro tu blog, te espero por el mío, saludos

http://concaritafeliz.blogspot.com
- Priscila

Fesaro dijo...

A mi por lo que no me anima ahora mismo es por la cantidad de páginas que tiene.

Sky dijo...

¡Hola!
No conocía este libro hasta que lo he visto aquí en tu blog. La verdad es que no es el tipo de lectura que me gusta, por esta vez creo que lo voy a dejar pasar.
Gracias por tu reseña. Nos leemos. Kisses ^^

albanta dijo...

A mí me gusto mucho. Una pena que no te hay terminado de convencer.

Anuca dijo...

Lo cierto es que nunca me ha llamado mucho ni el libro ni la serie. Una pena que no te terminara de convencer. Coincido contigo, las reseñas de historias que nos gustan menos son complicadas.
Un besin

Marisa G. dijo...

Yo no tenía previsto leer la novela sino ver la serie. En cualquier caso tu opinión es tan válida como otra cualquiera aunque no sea positiva. Besos

Ray dijo...

No es que sea de mi estilo, pero si a eso le añado tus impresiones, lo dejo pasar, cosa que hasta se agradece dada la gran lista de pendientes.

Un beso ;)

Francisco dijo...

Por lo que nos cuentas en tu reseña, está claro que es de las novelas que tiene que ser uno mismo el que decida si le gusta o no. De hecho, empecé a ver el primer capítulo de la serie pero lo abandoné, y es que veía que no pasaba nada, como bien dices.

Noelia dijo...

Margari, no estás sola en tu valoración. Adoro a Paloma y como escribe, me había leído toda su obra anterior a la Sonata y aunque no puedo decir que este mal escrita porque viniendo de esta escritora sería una barbaridad ya que es muy cuidadosa, la historia no me gustó, me agotó es la palabra , tanta penuria y tanta desgracia es un sin parar....tanto es así que con lo que quiero a la autora porque la tengo un enorme cariño y ella lo sabe aún no me he puesto con su última novela por puro respeto.
Te recomiendo la Brisa de Oriente . Creo que te gustara mucho. Besos

K dijo...

A mí me gustó, pero estoy contigo en que le falta algo que convierta a la novela en una NOVELA en mayúsculas, pero se termina quedando en lo meramente folletinesco.