miércoles, 29 de agosto de 2018

Todos los veranos del mundo de Mónica Gutiérrez

Todos los veranos del mundo
Mónica Gutiérrez
Roca, 2018

Helena, decidida a casarse en Serralles, el pueblo de todos sus veranos de infancia, regresa a la casa de sus padres para preparar la boda y reencontrarse con sus hermanos y sobrinos. Un lugar sin sorpresas, hasta que Helena tropieza con Marc, un buen amigo al que había perdido de vista durante muchos años, y la vida en el pueblo deja de ser tranquila.
Quizás sea el momento de refugiarse en la nueva librería con un té y galletas, o acostumbrarse a los excéntricos alumnos de su madre y a las terribles ausencias. Quizá sea tiempo de respuestas, de cambios y vendimia. Tiempo de dejar atrás todo lastre y aprender al fin a salir volando.

Mónica lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a regalarnos unos personajes a los que nos resulta imposible no cogerles cariño. Helena, con sus dudas, con sus miedos, sus inseguridades. Su hermano Xavier, escritor, recién divorciado, que le pone continuamente la nota de humor a la novela. Magníficas sus conversaciones con Jonathan Strenge, el librero que regenta La Biblioteca Voladora. Otro personaje entrañable con el que no nos importaría tomarnos un té mientras hablamos de libros, ahí, refugiados en su maravillosa librería. Silvia, la hermana de Elena, bióloga, ecologista, que no tiene problemas para decirle la verdad a nadie cuando sabe que tiene la razón. Precioso el momento en que ambas hermanas compartieron piso unos cuantos días. Marc, ese amigo al que hace años que no ve... Hasta al juez Dredd le cogemos cariño. Vale, sí, un poquito menos que al resto. 



Y sí, la novela es previsible. Ya sabemos como va a acabar. Pero no nos importa. Porque Mónica, con cada escena, nos regala una sonrisa. Es un chute de alegría lo que recibimos con cada una de sus novelas. Es un canto a la vida, al optimismo. Nos recuerda que la felicidad plena no existe, pero sí los momentos. Y cuando vienen, hay que disfrutarlos al máximo. 


 Sí, he disfrutado con cada página de esta novela.  No quería terminarla. Temía llegar a esa última página y despedirme de todos los personajes, despedirme de Serrales. Menos mal que los lectores tenemos el derecho de releer. Porque sé que más adelante, volveré a refugiarme en la Biblioteca Voladora para tomar un té con Jonathan Strenge. Y volveré para reencontrarme con esta familia que me ha conquistado por completo. 



23 comentarios:

  1. Coincido contigo, da mucha pena terminar los libros de Mónica porque es como cuando tienes que hacer la maleta y volver. Yo también apoyo al juez, vale que no era lo que el otro personaje quería pero no era malo. Venga, Moni, pon un villano en tu próxima novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No llegué a tiempo de apuntarme a esta lectura, y es una pena porque me habría estrenado con Mónica, de la que aún no he leído nada. Me ha encantado el nombre de la librería, eso de "la biblioteca voladora" es muy sugerente.

    ResponderEliminar
  3. Tengo sus anteriores libros sin leer y lo peor es que se me esta acumulando el trabajo y con lo ñoño que soy seguro que luego diré ... maldito por qué lo los leíste antes.

    ResponderEliminar
  4. Y yo todavía sin leer a esta autora, bueno sus libros, porque su blog si lo leo. Tendré que ponerle remedio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola! Leí hace unos meses uno de los libros de la autora y me gustó mucho pero con otros pendientes y otro bloqueo lector que tuve antes de las vacaciones aun no he leído nada más de ella. A ver si pronto le pongo remedio porque todos me llaman mucho y creo que me gustarán.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Pues parece un libro perfecto para el verano. Solo he leído dos libros de esta autora y me han encantado, así que seguramente este será el próximo en caer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Mil gracias, Margari. Ha sido muy ilusionante y bonito seguir toda la lectura conjunta en Twitter y, ahora, leer tu reseña es como la guinda del pastel. Gracias por tu amable lectura y por pasarte a disfrutar entre estas páginas feelgood. Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! No lo conocía pero me alegra ver que lo has disfrutado tanto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  9. Hola! He visto este libro por varios blogs, pero a mi no me termina de llamar. Pero me alegra que a ti te haya gustado :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Pues a ver si me voy yo también de vacaciones a los libros de Mónica. Tiene muy buena pinta :)

    ResponderEliminar
  11. Juez Dredd, jajaja, qué bueno. Imagino que se llamará así aposta, como el personaje de la peli de ciencia ficción, aunque este libro poco tiene que ver con ese género.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Yo también he disfrutado mucho del libro, además veo que hay ciertas cosas que se repiten en el mundo de la autora, ya he visto dos librerías muy especiales y dos libreros francamente peculiares. Un mundo estupendo para cambiar de aires y disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que lo único malo que tiene esta novela es que se acaba. Pero siempre nos quedará la opción de volverlo a leer y, sobre todo, que Mónica siga escribiendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto, esta novela me ha regalo muchos momentos de felicidad y eso, en los tiempos que corren, se agradece profundamente. Buena reseña. 😘

    ResponderEliminar
  15. Leer a Mónica siempre es una delicia
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola. A mí no me importó saber como creía como iba acabar la novela, pero era lo que quería y esperaba. Todo felicidad. Yo también he disfrutado mucho con la lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Esta novela ha puesto el broche a la primera temporada de SoyYincanera y ha dejado el listón muy alto. Mónica nos ha regalado una historia que nos ha sacado sonrisas, emociones y sentimientos.

    ResponderEliminar
  18. Es una novela que te trae muchos recuerdos y te ayuda a viajar al mundo de la felicidad y de las emociones. Un beso

    ResponderEliminar
  19. Tengo muchas ganas de leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Yo tampoco quería llegar a la última página, pero el libro me absorbió por la dulzura de la historia y sus personajes. Detalles se ha quedado, habitando mi corazón.

    ResponderEliminar
  21. Este si que lo tengo en mi lista de futuras lecturas.
    Me ha gustado mucho tu reseña, a veces no es necesario que sea una historia muy compleja, aunque sepamos que va a suceder si los personajes y la historia lo valen da igual.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. No he leído nada de Mónica, pero la verdad es que todo el mundo habla maravillas de sus libros. En cuanto este llegue a la biblioteca lo voy a leer, ¡que ganas!!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me gustó mucho, coincido contigo en varios aspectos. Es una novela previsible pero eso no quita que una disfrute con ella. Los personajes son entrañables, me encantó el chico de la librería.
    Pero por desgracia yo no me quedé con esa sensación de ganas de releer o de no despedirme de los personajes.

    Un beso

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!