jueves, 31 de octubre de 2013

El alumno de Patric Redmond

Un nuevo curso ha comenzado en Kirkston Abbey. En la Inglaterra de los años cincuenta, esta escuela de Norfolk es uno más de los múltiples internados que salpican la geografía de la isla, en los que, en medio de la más estricta y rigurosa disciplina, se prepara a los hijos de las elites inglesas para hacerse con las riendas del poder. Jonathan Palmer es un apocado adolescente que proviene de una familia de origen humilde. Donde sus compañeros parecen sentirse como peces en el agua, él se encuentra siempre retraído y tímido, incómodo en medio de la vida reglada. En el fondo, Jonathan está convencido de que Kirkston Abbey no es lugar para él. No es el único que piensa así, Richard Rokeby es un compañero de clase que no suele cruzar más de dos palabras con nadie, y, si lo hace, estas destilan indiferencia. Frío, calculador y cerebral, tras su aparente autocontrol se esconde una historia de odios y rencores que Jonathan está a punto de descubrir. Desde el día en que Rokeby le rescata de las burlas de un profesor los dos muchachos irán entrelazando lazos y se convertirán pronto en inseparables. Una amistad que cambiará a Jonathan, hasta el punto de no percibir el extraño poder que Rokeby ejerce sobre él. Su relación y sus juegos desatarán fuerzas que ninguno de los dos es capaz de controlar, y lo que empezó como un juego pronto perturbará las vidas de los que les rodean. Ciertamente, un nuevo curso ha comenzado en Kirkston Abbey... pero esta vez nadie sabe cómo va a terminar.
 Una de mis mejores lecturas del año. Supe de este libro gracias a una recomendación de Norah Bennett en alguno de los tantos retos sobre Halloween que hay en estos días. Porque una ya no tiene bastante con apuntarse las novelas que se reseñan... Ya me anoto también las que aparecen en los comentarios... ¿Tendré que empezar a preocuparme...?

Pero dejemos esas preguntas y volvamos al libro. Un libro que te absorbe y te mete de lleno en la historia desde las primeras páginas, con una ambientación un tanto claustrofóbica, inquietante, opresiva... La vida en el internado no es fácil. A una disciplina estricta, rígida, hay que sumarle que tampoco es fácil la vida entre los propios alumnos. Impera la ley del más fuerte. El más débil es ridiculizado por sus compañeros, objeto de sus burlas, de sus fechorías, de sus crueldades... Jonathan es, al principio del libro, la víctima favorita de estas burlas. Pero todo empezará a cambiar cuando conoce a Richard Rokeby. Si todos los personajes que aparecen a lo largo de la novela están perfectamente dibujados, el retrato que el autor nos ofrece de Richard es brutal. Un personaje magníficamente caracterizado. Una auténtica joya. 

Nos sorprende y nos inquieta este personaje desde que hace su primera aparición. Su desprecio hacia todos, su odio, su crueldad, su indiferencia... Todo eso transmite este personaje. Todo eso nos lo hace sentir el autor. Y el miedo que despierta, no sólo entre sus compañeros, también entre sus profesores, a los que les cuesta resistir su mirada. Una mirada incómoda, que parece querer meterse dentro de ti y descubrir tus más íntimos secretos. Una mirada que te dice que no molestes, que no te metas en donde no te llama, una mirada que instala el miedo y ya no puedes ahuyentarlo... 

La amistad que surge entre Richard y Jonathan va a tener funestas consecuencias. Tanto para los amigos de Jonathan, como para sus enemigos. Porque Richard no quiere rivales, no quiere competencias. Quiere a Jonathan para él solo. Y lo protege de todo mal, se ponga quien se ponga por delante. Tampoco admitirá que el profesorado quiera intervenir en esta relación. Richard parece influir en la vida de todos, parece estar al día de todos los temores, de todos los secretos de la gente que está a su alrededor. Y se aprovecha de ellos para empezar a destruirlos. Realmente Richard no provoca nada. Sólo aprovecha las casualidades, las circunstancias... Porque... ¿son casualidades?  Es quizás una de las virtudes de esta historia. Que nos deja a nosotros interpretarla. ¿Son las fuerzas maléficas las que hacen a Richard actuar así? ¿O él es así de malvado, de cruel? Porque desde el principio se nos muestra como un niño seguro de sí mismo, consciente del mal de sus actos, consciente de su odio, consciente de su crueldad...  En ningún momento da señales de arrepentimiento. También él esconde secretos. También parece que su actitud tiene una historia detrás que la justifica... ¿O no tiene justificación?

La actitud de Richard desencadena mucho mal en el colegio. Pero ojo. Ese mal ya estaba ahí. Él sólo lo hace salir. Porque todo el mundo guarda secretos. Secretos que debieran seguir siéndolo... Relaciones homosexuales entre profesores y alumnos (alumnos de catorce años, que es lo espinoso del tema); alcoholismo, violencia, crímenes, infidelidades... No es Richard el culpable de todo esto. Él sólo lo aprovecha para desencadenar el mayor horror posible. Nos sorprende la maestría del escritor para hilvanar perfectamente la historia y no dejar ningún cabo suelto. Nos sorprende que la presencia de Richard se note incluso en las páginas que no aparece.  Nos horroriza ver que hay niños, compañeros de Richard que sienten envidia hacia él, que les gustaría ser como él. Ven en  su actitud de desprecio, en su dominio ante todo, en su rebeldía, en su insumisión, en su falta de educación , rasgos admirables... Y esto sí que nos causa terror...

Terror psicológico del bueno encontramos en esta novela. Absolutamente recomendable para los amantes del género. Y para los que no lo son, también.

Reseña que participa en:

31 comentarios:

Lady Aliena dijo...

Me has convencido. Me atreveré con la novela. Besos y feliz puente.

Aglaia Callia dijo...

Me gusta mucho el terror psicológico, es el que más impresiona, o al menos a mí me ocurre; así que tomo nota de tu recomendación. Por cierto que también anoto los libros que mencionan en los comentarios ;)

Besos.

Laura dijo...

Ya había visto alguna reseña de este libro, pero si lo consideras una de tus mejores lecturas de año, tendré que hacerle subir unos cuantos puestos en mi lista.
Besos!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Uuuh!! no deberías preocuparte pro apuntar de comentarios, bueno sí, es una plaga infecciosa sin cura pero se lleva con valor y blogueo.
El libro pinta genial, me gusta más el terror psicológico y me lo apunto, por supuesto.
Un besito

Emma Bovary Locaporleer dijo...

Como me gusta mucho el terror psicológico me lo llevo apuntado. Besos.

Mariuca dijo...

Me gustó mucho la primera vez que vi esta portada, pero ya se me había olvidado su existencia.
Me ha gustado mucho lo que cuentas del personaje. Ese tipo de persona que por su carácter ya puede dar miedo sin historia alrededor.
Esta vez no se me va a olvidar el libro.
Un saludo.

Manuela dijo...

Madre mía !! No leo terror y aún así me has convencido. Necesito esta novela ya ! Besos.

Norah Bennett dijo...

Gracias por la mención!! Este es el libro que siempre recomiendo cuando alguien me pregunta por uno de terror. Me pudo los pelos de punta, pasé miedo leyéndolo. Hasta me han entrado ganas de releerlo!!
Me alegro de que disfrutaras.
Besos

Enzo dijo...

Me lo llevo anotado porque tiene una pinta buenísima. No hay muchos libros buenos de terror.
Un beso.

mientrasleo dijo...

Lo leí haceun tiempo y me encantó. Menudo enganche cogí conel libro,tiene una atmósfera tremenda!
Besos

Marisa G. dijo...

Lo tengo apuntadoooo!! Cómo para no hacerlo... Ahora necesito descansar un poco del género que vaya tute me di pero este tiene que caer pronto. Besos.

Tizire dijo...

Confieso que yo también he apuntado alguna recomendación gracias a los comentarios... ¡qué desastre! El libro no pinta mal pero voy a dejar el género de terror de lado... 1beso!

Mónica-serendipia dijo...

Solo leer tu reseña ya me dan escalofríos, y esa portada, y la relación entre los chicos... Sí que tiene pinta de dar miedo, de ese suspense psicológico que te mantiene en tensión, sí. Me lo llevo bien apuntado. Bss.

Meg dijo...

Pues no lo conocía, me lo apunto, menuda pinta tiene la evolución de esa amistad :-D Un beso!!

Isi dijo...

Ufff no sé si me atreveré, pero ya sabes que aunque soy un poco miedica, el morbo del terror siempre está ahí.
En fin; me lo pienso ;)

Tatty dijo...

No soy mucho de terror pero en este caso tu reseña sí me ha dejado con ganas de leer este libro que parece que no deja indiferente y eso me gusta
besos

Ana Granger dijo...

Parece una historia muy interesante de esas que te absorben, si puedo me lo leo. Buena reseña.

Carmen Forján dijo...

Y ahora me la llevo yo anotada. Gracias a Norah y a ti!!
Un abrazo,

Rocío dijo...

Me gustan este tipo de historias y la apunto para más adelante, besos

Jara dijo...

Aunque me cuesta mucho este tipo de lecturas en este caso me dejas con muchas ganas de intentarlo. Me lo llevo apuntado.

Besos

L.I.M dijo...

Después de tu reseña es imposible no llevarse el libro apuntado. Además de terror psicológico que me encanta. Me ha hecho mucha gracia lo que comentas de que te llevas ya apuntados hasta libros que recomiendan en los comentarios jaja, yo también lo he hecho alguna vez.
Besos!

Shorby dijo...

No lo conocía, pero me gusta lo que cuentas de él... =)

Besotes

Yossi Barzilai dijo...

Me suena... más bien me sonaba pero me he equivocado, eso sí, ava a la lista, es de los que he visto de terror el que más me gusta. Besos :)

InésM dijo...

Menuda reseña que le has hecho a la novela. Como para intentar resistirse...
Me la llevo apuntada, por supuesto.
Muchas gracias por participar en La noche de miedo.
Besitos.

Sofiatura dijo...

Guauu, creo que me has convencido, pinta muuuy bien.
Un saludo Margari!

Babel dijo...

La pila de libros a leer crece exponencialmente XD
Siempre me han dado miedo pero también atraído las historias de internados.
Debe ser intenso ese personaje que lo odia todo.
Una de las mejores cosas del terror es el psicológico, eso me encanta.
Besotes de miedo.

Narayani dijo...

Después de leer toda la reseña me quedo con una frase por encima de las demás: una de mis mejores lecturas del año.

Lo apunto. A ver si lo encuentro por la biblioteca...

Besos!

albanta dijo...

Tiene muy buena pinta y la tendré en cuenta si me la encuentro por ahí.

Ana Blasfuemia dijo...

Me sorprendió agradablemente este libro porque lo empecé a leer sin ninguna referencia y me atrapo con esa atmósfera tan bien conseguida, tan angustiante. Buen terror psicológico, sin duda.

Saludos!

Isa dijo...

A mi las historias de terror, aunque sea psicológico, no me atraen.
Respecto a los libros que apuntamos, yo lo que me pregunto es si algún día conseguiré leerlos todos. Creo que no.

Pasajes románticos dijo...

No conocía la novela y de no ser por tú reseña creo que tampoco me animaría con ella pero lo cierto es que me ha llamado mucho la atención.
Me encanta el terror psicológico y si dices que es del bueno aún mejor, me llama mucho sobre todo los personajes y lo que hacen sentir al lector.

Apuntado queda, no se cuando empezaré a leer todos los libros de esa lista xD

Un beso