viernes, 14 de junio de 2013

La mortaja de Miguel Delibes

Por fin empiezo con el reto de Delibes propuesto por Tatty e Inés. Y lo hago con La mortaja, una colección de relatos escritos por el autor entre 1948 y 1963. En estos relatos podemos apreciar el germen de muchas de sus grandes novelas, de muchos de sus grandes personajes. Y es que ya empieza a destacar Delibes por el mimo, por el cariño, por el cuidado que tiene a la hora de crear y describir a sus protagonistas. Unos personajes perfectamente definidos, perfectamente perfilados, y, sobre todo, muy humanos. Y en estos relatos encontramos el estilo que ha caracterizado toda la obra de Delibes: sencillez. Siempre usa Delibes un lenguaje perfectamente asequible, lo que no quiere decir pobre. Su dominio del lenguaje, su maestría narrando y plasmando diálogos, se refleja en todos y cada uno de los relatos que componen este libro.

Compuesto por nueve relatos, el primero es el que le da título al libro, La mortaja. Con un protagonista, el Senderines, que nos recuerda mucho a Mochuelo, de El camino. Delibes nos muestra en este relato los temas que se van a convertir en una constante en su obra: la naturaleza, la infancia y la muerte. El Senderines tiene que enfrentarse a  la muerte por sorpresa de su padre, el único familiar que le queda. Y se encontrará solo, sin más nadie. Saldrá a buscar ayuda en el pueblo, pero nadie acudirá. Y sentirá temor por tener que velar el cuerpo de su padre, solo, toda la noche. Finalmente un hombre vendrá, aunque movido por el interés. Pondrá precio a su compañía y ayuda esa noche. Y en esa noche, Senderines crecerá. Dejará de ser un niño para pasar al mundo adulto. La soledad, el rechazo de los demás, la muerte... Todo hará que crezca rápidamente. Imposible no sentir pena por este niño desvalido, que se encuentra solo en un momento tan dramático y que es capaz de darlo todo por evitar esa soledad que tanto teme. 

El segundo relato, El amor propio de Juanito Osuna, se centra en el tema de la caza para hablarnos de uno de los grandes pecados del hombre: la envidia. Con ironía nos habla Delibes de la competición que se establece entre dos cazadores por ser quien más piezas se lleve en cada cacería. Intentando siempre fingir que no les importa las piezas que el otro consiga, pero siempre atentos.

En Patio de vecindad nos encontramos con un profesor jubilado. Un hombre tímido en el contacto directo, pero capaz de comunicarse relajadamente a través de las ondas, como radioaficionado. Y así empezará un día una relación especial con una viuda de Valladolid que vive en Cuba. Y a partir de ese momento, siempre se encontrarán a la misma hora, todos los días, sin faltar ninguno. Hasta que ella falta a su cita...

El sol es, por su estructura, uno de los relatos más peculiares de todo el libro. Aquí el autor nos muestra las claras diferencias entre la clase obrera y la clase burguesa. Y lo hace narrando dos escenas diferentes, aunque comparte situaciones parecidas y hasta los personajes de las dos escenas comparten nombres. Y si en la primera escena aparece una mujer  que no desea que el sol se note en su piel y se tapa con un pañuelo, para que no delate su condición de mujer trabajadora; en la segunda, la mujer protagonista, perteneciente a la clase ociosa, está deseando conseguir ese moreno que queda "sencillamente genial". 

A estos relatos le siguen La fe, un relato que rebosa cariño y amor familiar y donde la religión está presente; El conejo, donde somos testigos de la reacción de unos niños ante la muerte (infancia y muerte vuelven a estar muy unidas); La perra, donde Delibes vuelve a uno de sus temas favoritos, la caza, y nos deja una escena final tristísima; o Las visiones, que nos recuerda mucho al monólogo de Cinco horas con Mario.

Sobresale Navidad sin ambiente en estos últimos relatos. Nos sitúa Delibes en una cena navideña. Pero donde debería haber alegría, solo hay tristeza. El fallecimiento de la madre está aún reciente y todas las conversaciones, todos los gestos revelan cuánto la echan de menos. No consiguen el ambiente de otros años  y se echan la culpa unos a otros, cuando la causa no es otra que el dolor que aún sienten por la ausencia de la madre. 

No sé si soy objetiva con este autor, porque hasta ahora todo lo que he leído de él me ha gustado. Me gusta su forma de contar historias, natural, sin grandes artificios. Me gustan sus historias, sencillas, cercanas. Tengo debilidad por sus personajes, que siempre consiguen emocionarme. Y todo esto lo he vuelto a encontrar en este libro de relatos. Así que los he disfrutado muchísimo. Si os gusta el autor, os recomiendo este libro. Y si aún no os habéis estrenado con él, es un buen libro para empezar a conocerle.


23 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

No acostumbro leer muchos relatos, pero con algunos autores no hay cómo ni porqué resistirse, así que me llevo este libro anotado. Gracias por la recomendación.

Besos.

Eva M Martín dijo...

Digo lo mismo que Aglaia, no soy amante de relatos pero si los firma Delibes no me queda más remedio que apuntarmelos.

albanta dijo...

Lo he comentado ya varías veces. Después de leer algunos de sus libros he llegado a la certerza de que no conecto con este autor.

Mariuca dijo...

Tengo todavía pendiente este libro de Delibes. Para este año ya he decidido lectura para el reto, pero lo tengo en cuenta ya que me gustan mucho los relatos.
Un saludo.

MANUELA dijo...

Estuve muy indecisa entre este libro que hoy nos traes y el que leí para este mismo reto.Este libro seguro que caerá tarde o temprano.
Besos

Meg dijo...

Tengo muchas ganas de ponerme con Delibes, asi que me apunto el título, y todavía ando pensándome si unirme al reto. Un besote!!

Jara dijo...

Me apetece mucho volver a leer a Delibes que hace algún tiempo que le tengo olvidado, pero prefiero hacerlo con otra novela, aunque tomo nota también de estos relatos que pintan muy bien.

Besos

Pilar González dijo...

Hace tiempo que no leo nada de Delibes, pero los relatos no son lo mío, así que no creo que me anime. Un beso

Marisa G. dijo...

Margari yo estoy ahora también con el reto.. Me estoy leyendo El hereje y estoy flipando. ¡¡Me encanta!! Este libro no lo conocía. Siendo relatos se me apetece mucho aunque creo que estoy leyendo muchos relatos este año. Besos.

María dijo...

No he leído este libro de Delibes pero por tu opinión puedo ver que es un imprescindible :)
¡Muchos besos!

Offuscatio dijo...

Aún no he leído nada del autor, pero tengo en mi lista: "Cinco horas con Mario" y "Los santos inocentes"; dificilmente conseguiré olvidar la fuerza de esa película. Un beso,

Lesincele dijo...

Este no me lo anoto pero me has dado un empujón para leerle El camino del mismo autor que lleva dos años ya en mi mesilla jeje
UN beso!

KONCHA MORALES dijo...

¿Por qué será que estando ante uno de los más grandes autores de la lengua castellana, aún no he podido terminar ninguno de sus libros? No me lo explico, pero es verdad. Seguiré dilucidando... Un besito, Margari.

Tatty dijo...

Este libro no lo conocía pero como no soy muy de relatos no creo que me anime, aún no leí nada del autor pero este año con el reto espero por fin hacerlo
besos

Yossi Barzilai dijo...

Delibes es uno de los autores españoles que más he leído pero has dad en el clavo jajaja, este libro de relatos no ha caído en mis manos y ya haré porque caiga. Un beso Margari.

Enzo dijo...

Todo lo que he leído de Delibes me ha gustado y este libro que no lo conocía tengo que hacer por leerlo, me gustan mucho los relatos y de Delibes éxito seguro.
Un beso.

MaryLin dijo...

De Delibes he leido "El camino" y "El principe destronado" (este segundo es uno de mis libros favoritos).
"La mortaja" lo conozco, pero no lo he leido. Creo que me pasaria como a ti, que no seria objetiva, porque no necesito leerlo para saber que me gustara.
Por cierto, no conocia el reto Delibes (si es que no puede una estar fuera de la bloggosfera unos meses, porque me lo pierdo todo, sniff), asi que voy a pasarme a echar un vistazo.
me alegro de que hayas disfrutado la lectura.
un besote y buen finde

Manuela dijo...

He leído varios libros de Delibes pero éste ni lo conocía, la verdad. De todas formas no me llaman los libros de relatos así que lo dejo pasar. Besos y feliz finde !

Sofiatura dijo...

Yo de momento me he leído solo El Camino. La prosa de Delibes es siempre entrañable, a mí me gusta mucho su estilo, sencillo pero muy tierno. Tengo muchas ganas de leer La sombra del ciprés es alargada, y este es posible que me lo apunte.
Saludos :)

ITACA dijo...

He leído varios libros de Delibes, pero no éste.

Icíar dijo...

Miguel Delibes es apuesta segura, y los relatos, le gusten a una más o menos, los suyos deben de ser tan buenos como dices.
Yo he leído dos novelas solo de él, pero cuando lo retome lo haré con "Los santos inocentes" o con "El camino".
Por supuesto que tomo nota de "la mortaja" :D

Shorby dijo...

Me encaaaaaaanta Delibes!!
Pero este que traes lo tengo pendiente jejje

Besotes

Margaramon dijo...

Todavía no he empezado con el reto, mi intención es leer "El camino". No sabía de la existencia de este libro de relatos, pero me lo llevo apuntado que me gusta mucho el género.
Besos