viernes, 25 de julio de 2014

El último cabalista de Fernando Claudín

El último cabalista
Fernando Claudín
Rodrigo, alférez y hombre de confianza del Gran Capitán, es un joven que ha emprendido la carrera de las armas para seguir los pasos de su padre, que también luchó en la capitanía de Gonzalo y falleció en los sucesos de Granada. 


Durante el asedio al castillo de San Jorge, en Cefalonia, Rodrigo se enamora de Dana, una judía que había abandonado España junto a su padre, huyendo de la fanática intransigencia religiosa, tras haber visto cómo su madre moría en la hoguera, a manos de la Inquisión. 


Mientras participa en la victoriosa campaña de su señor -que la novela refleja con todo lujo de detalles-, Rodrigo descubre que el padre de su amada es nada menos que Adif ben Avshalom, el último cabalista, y por lo tanto el poseedor de la clave esotérica según la cual se rige la Creación entera, ansiada por los personajes más poderosos de su tiempo: dos monarcas –el francés y el ambicioso Fernando-, el Papa Alejandro VI y su díscolo hijo César Borgia, y por último el desalmado César Mamerto, mano derecha del Gran Inquisidor. 



Rodrigo, que cuenta con la complicidad de Gonzalo, pues les une una relación paterno-filial, se consagra, junto a Dana, a proteger al anciano cabalista de las continuas asechanzas que se ciernen sobre él, salvándole de las garras de sus perseguidores, hasta que, al llegar a Nápoles, donde el Gran Capitán es coronado virrey, surge la figura estelar de Leonardo da Vinci, que ayuda a los jóvenes enamorados, mostrándoles el camino de la felicidad.

El último cabalista está ambientada en el siglo XVI y su protagonista es el joven Rodrigo, un hombre de armas un tanto atípico. Y es que, a pesar de destacar en la lucha, en la guerra, no es esa la vida que él desea. No es esa la vida que le gusta.  Es la vida que le gustaba a su padre para él.  Y tras su muerte, es la vida que decidirá tomar.

Contará con el gran apoyo de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, quien le querrá como si fuera su hijo. Quien se preocupará, le cuidará y estará a su lado siempre, a pesar de discrepar en muchas ocasiones. Sus conversaciones se convierten en uno de los principales atractivos del libro. Conversaciones que giran en torno a la guerra, a la política, al amor, a la amistad... Y en las que cada uno pensará de un modo. Cada uno defenderá su opinión, respetando al otro, sin enfados, sin riñas.  Y si algún pero he de ponerle a estas conversaciones es que me ha parecido que las ideas de Rodrigo a veces eran demasiado modernas para la época en que se desarrolla.

El romanticismo se convierte quizás en la parte más débil de esta historia. Y es que la historia de amor me ha parecido un tanto precipitada. Y a medida que avanzaba, no terminaba de creérmela. Es la única parte que no he disfrutado de este libro.

El humor también tiene su presencia en la historia. Un humor que está enteramente llevado por Incitatus, el caballo de Rodrigo, y Calígula, su gato. Más de una sonrisa nos van a arrancar estos peculiares animalillos. Se van a llevar ellos más nuestro cariño que los propios protagonistas. 

La ambientación es la parte más notable de este libro. Muy cuidada, el autor se esmera en presentarnos la época en que se desarrolla la historia. Las intrigas políticas, las guerras, el modo en que se vivía, la manera en que se hablaba... Está bien tratado en este libro. Y todo contado con mucho ritmo, sin apenas pausa, lo que hace que sea un libro que se lea muy rápido.

En definitiva, un libro que se deja leer muy bien, aunque el género histórico no sea tu favorito. Entretenido e ideal para esta época del año.

28 comentarios:

Marya dijo...

A pesar de lo que dices lo cierto es que lo histórico no suele gustarme demasiado así que seguro que no lo leo. Un besote guapa :)

Aglaia Callia dijo...

Me gusta mucho la novela histórica, así que me llevo este título a la lista, tiene muy buena pinta; gracias por la recomendación.

Besos.

susana palacios dijo...

Me apunto la recomendación, aunque a mi este tipo de libros me apetecen cuando hace más frío, besotes

Laura dijo...

El género histórico no es uno de mis favoritos. En principio lo voy a dejar pasar.
Besos!

Xula dijo...

La tengo pendiente, desde hace tiempo (yo casi diria demasiado). Pero no me acabo de animar, siempre se me cuela otra lectura antes. A ver si consigo darle un empujon a esa lista oculpa que tengo y me pongo al dia con todo. Besos

Norah Bennett dijo...

No me acaba de convencer por la historia. Lo dejo pasar.
Besos

Tizire dijo...

No me lo llevo, me da la sensación de que flojea un poco y últimamente estoy por la labor de no apuntarme todo lo que me encuentre... 1beso!

albanta dijo...

Tolero bien el género histórico si cojo una novela de vez en cuando. Esta tienen buena pinta.

María Alonso dijo...

Pues por el momento no lo leo. No es una época que me guste mucho.
¡Muchos besos!

The An5a dijo...

Hola^^
Me alegro de que te haya gustado<3
A mí la verdad es que no me llama mucho:(
Gracias por la reseña, un besazo<3

Tatty dijo...

No lo conocía pero tiene buena pinta y es un género que está entre mis favoritos así que quizás me anime con él
Besos

U-topia dijo...

Aunque como bien dices al final no es mi género favorito, la obra parece que abre posibilidades interesantes de distracción.

Un abrazo!!

Marisa G. dijo...

La temática no es la que más me apetezca ahora en verano. Mejor para el frío. Besitos.

Manuela dijo...

El género histórico es de los que más me gustan, pero esta novela no termina de llamarme. Además, el pero que pones a la parte romántica me tira para atrás, normalmente me cuesta creerme las historias de amor y si ya voy con esa premisa será peor.
Besos

Enzo dijo...

Siempre me gusta una novela histórica cuando está bien contada así que me la llevo por delante.
Un beso.

Mientras Leo dijo...

No lo conocía pero esta vez algo me dice que no estas siendo muy entusiasta... creo que no me lo llevo
Besos

LAKY dijo...

Lástima que la historia de amor flojee. Por lo demás, tiene buena pinta
Besos

Lady Aliena dijo...

Lo leí hace unos meses y me gustó. El histórico es mi género preferido y lo que más me gustó fue la aparición de personajes reales.
Besos.

Regalamos Abrazos dijo...

Hola, tiene buena pinta así que me lo apunto.
Besitos

Lesincele dijo...

El género me gusta pero no me ha llamado especialmente la atención la verdad.
Un beso!

Atrapada dijo...

Ciertamente el género no es para mí pero tengo un cuñado que es adicto a él, se lo comento porque todo lo relacionado le gusta!

Besos =)

Shorby dijo...

Pues creo que en esta ocasión no me lo llevo...

Besotes

Cotito dijo...

Hola!
Pues tengo algo de rechazo hacia esas novelas, porque o me gustan mucho o me desagradan un montón, así que esta vez prefiero no arriesgarme.
Gracias por la reseña. Saludos y que estés super =D

Espe dijo...

Pues no lo conocía, pero tiene una pinta estupenda. Y eso de que la ambientación sea lo más destacable me llama mucho.

bibliobulimica dijo...

no conocía el título...la cábala me llama la atención, así que me lo apunto. Curiosaré más en amazon :)
un beso,
Ale.

Lourdes ILGR dijo...

Ya le había echado el ojo a este libro. Y la verdad es que parece estar bien.
Un beso.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Este no me lo llevo, tengo acumuladas muchas lecturas de este tipo y puestos a escoger que sea uno que me convenza de entrada más.
Besos

Narayani dijo...

Pues a mí sí me gusta la novela histórica pero este título no me ha convencido. Me alegro de que lo hayas disfrutado.

Besos!