miércoles, 9 de octubre de 2019

Minireseñas: Los ojos azules pelo negro de Marguerite Duras y Expiación de Ian McEwan

Los ojos azules pelo negro
Marguerite Duras
Trad. Clara Janés
1987, Tusquets
 Un hombre y una mujer se encuentran cada noche en una habitación desnuda frente al mar. Los liga un extraño acuerdo : a cambio de una remuneración, ella debe yacer junto a él, pero sus noches serán blancas, él no la desa, únicamente la quiere a su lado para que lo salve de la muerte, del miedo. Como un muro de cristal, se erige entre ellos el recuerdo de un joven extranjero de ojos azules pelo negro, quimera extraviada de un amor innombrable, perdido de antemano, vivido en la certeza de una imposible posesión. El infierno de una pasión incumplida que enfrenta al hombre a todos sus abismos se encarna aquí en «el mal de la muerte», la homosexualidad, palabra que sin embargo permanece ausente durante todo el texto, pues apenas sirve como metáfora de la trágica soledad que habita en el fondo de la condición humana.
Marguerite Duras nos presenta en esta novela, que tiene mucho de poesía, a dos personajes atormentados, solitarios, inseguros, a los que la casualidad une. Y aunque entre ellos el amor no surge, está muy presente. Son muchos los días y las noches que están juntos. Aunque realmente están solos. Y hablarán cada uno de su amor, de ese amor fallido, de ese recuerdo que tanto daño les hace. Hablan, pero los silencios dirán más que las palabras. Lloran, se miran, se conocen. Pero no sabremos en ningún momento sus nombres. Ambos serán sólo dos pronombres, ella y él. Sus nombres no importan. Sólo importa su dolor, su agonía, su sufrimiento...

Admito que ha sido una lectura complicada. Y que seguramente se me hayan escapado más cosas de las que he cogido. Pero me ha gustado. Repetiré con la autora... Y con el libro. 


Expiación
Ian McEwan
Trad: Jaime Zulaika
Anagrama, 2011
En la gran casa de campo de la familia Tallis, la madre se ha encerrado en su habitación con migraña, y el señor Tallis, un importante funcionario, está, como casi siempre, en Londres. Briony, la hija menor, de trece años, desesperada por ser adulta y ya herida por la literatura, ha escrito una obra de teatro para agasajar a su hermano Leon, que ha termina­do sus exámenes en la universidad y hoy vuelve a casa con un amigo. Cecilia, la mayor de los Tallis, también ha regresado hace unos días de Cambridge, donde no ha obtenido las altas notas que esperaba. Quien sí lo ha hecho, en cambio, es Robbie Turner, el brillante hijo de la criada de los Tallis y protegido de la familia, que paga sus estudios.

Es el día más caluroso del verano de 1935, y las vidas de los habitantes de la mansión parecen deslizarse con apacible elegancia. Pero si el lec­tor ha aguzado el oído ya habrá percibido unas sutiles notas disonantes, y comienza a esperar el instante en que el gusano que habita en la de­liciosa manzana asome la cabeza. ¿Por dónde lo hará? Hay una curiosa tensión entre Cecilia y Robbie. Y otra situación potencialmente peli­grosa: la hermana de la señora Tallis ha abandonado a su marido, se ha marchado a París con otro hombre y ha enviado a su hija Lola, una nín­fula quinceañera, sabia y seductora, a casa de sus tíos. Y la ferozmente imaginativa Briony ve a Cecilia que sale empapada de una fuente, vestida solamente con su ropa interior, mientras Robbie la mira...
Briony es la protagonista absoluta de esta novela. Aunque la trama gire en torno a la relación entre Cecilia Tallis y Robbie Turner, son las palabras de Briony las que marcan el rumbo de esta relación. Palabras fruto de su desbordante imaginación de escritora, o quizás fruto de sus celos, pero palabras graves, que acusan a Robbie de un delito que no ha cometido. Y que no solo influyen en su relación con Cecilia, sino en toda su vida. Palabras que Briony nunca podrá olvidar, porque el sentimiento de culpa la acompañará el resto de su vida. Una culpa que tratará de enmendar, que tratará de limpiar, pero, ¿realmente es suficiente?

Expiación es una novela que crece a medida que vamos pasando páginas. Con una prosa rica, llena de matices, su inicio se hace denso, por repetitivo. Porque parece no avanzar al contarnos el autor la misma escena desde diferentes puntos de vista. Pero cuando llegamos al final, comprendemos que ese inicio es totalmente necesario, para comprender y entender a cada uno de los personajes. Y porque ayuda a crear una atmósfera asfixiante que nos oprime y desasosiega. Y lo mejor es su final, inesperado, brillante, que enlaza a la perfección todos los hilos que el autor ha ido dejando sueltos a lo largo de la novela.

30 comentarios:

  1. De Marguerite Duras leí hace años El amante que me gustó mucho y no se porque no seguí con la autora. De Ian McEwan, leí la novela que traes después de ver la película y me encantó, pero tampoco he vuelto a leer nada. Espero animarme pronto a repetir con alguno de los dos. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Margari:
    Veo que no soy yo sólo quien de vez en cuando reseña libros por parejas. Marguerite Duras me gusta desde hace muchos años, desde que leyera una novela suya titulada "Un dique contra el Pacífico" (ahora no sé si es 'contra' o 'frente'. El caso es que su estilo, sus temas y la manera de estar en el mundo de esta francesa que vivió durante años en la Indochina francesa siempre me ha atraído.

    Ian McEwan es de lo mejor que existe en literatura hoy en día. "Expiación" no la he leído pero recuerdo la versión en cine muy vivamente. Creo recordar a una pequeña Saoirse Ronan en el papel de Briony (quizás me equivoque9, una Saoirse Ronan a quien desde entonces no he perdido la pista y que he visto en películas que me han gustado como por ejemplo la última que he visto suya, "María, Reina de Escocia" que tenía muchas ganas de ver tras haber leído "María Estuardo" de Stefan Zweig.

    Dos libros magníficos los que hoy nos traes, Margari.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en lo que cuentas de Expiación que además es mi novela favorita del autor. Es cierto que se hace un poco pesada al principio pero una vez que entras en la historia ya no. Algunos de los personajes dan mucha rabia y otros son fáciles de llevar.

    Ese libro de Duras no lo conocía pero me lo apunto. Pinta genial aunque no se fácil. Seguro que en una relectura captas matices y cosas nuevas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantó Expiación, es la única novela que he leído del autor y me dejó con ganas de más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. De Marguerite Duras no he leído nada, pero esta novela no me llama mucho... En caunto a Expiación, la leí hace años y no llegó a convencerme del todo, creo que esperaba más.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    no he leído ninguna de las dos pero tengo muchas ganas de leer algo de Ian McEwan, igual Expiación es una buena candidata.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de ninguno de los dos autores, no me da la vida para leer todo lo que quiero, como nos pasa a todos. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo también debería meter las narices en Durás con más frecuencia. Ese no lo conocía. En cuanto a Expiación, solo vi la peli, pero tomo nota de tu opinión. Besos

    ResponderEliminar
  9. Varios libros ya los leí hace algún tiempo sobre todo el de Durás que hace ya bastantes años; no es de los que más recuerdo suyos, ni el que en más estima tengo, pero desde luego que es igualmente maravilloso 😍

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  10. Hola! En principio no terminan de llamarme ninguno de los dos libros y prefiero dejarlos pasar y centrarme en los que tengo pendientes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! No creo que me anime con ninguno de ellos pero gracias por las reseñas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, la verdad es que el de Marguerite Duras no me llama mucho, la verdad. Y eso que leí hace muuuuchos años El amante y creo recordar que me gustó. El de Ian McGregor parece curioso, lo tendré en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Expiación fue para mí una lectura peculiar. A Dura no creo que la lea. Me da miedito. Creo que no encajaría con ella.

    ResponderEliminar
  14. NO puedo con Duras.... He leído dos libritos suyos y se me hace super densa.
    De McEwan sí he leído Chesil Beach, que me gustó bastante; y Expiación no lo he leído porque vi la peli.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. No conocía ninguna de las dos lecturas pero quién sabe si terminaré leyendo alguna, de momento estoy muy atrapada en el romance histórico.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  16. De Marguerite Duras leí "La tarde del señor Andesmas", y la verdad es que me gustó mucho. Cualquier libro de Duras lo pongo a la espera.
    De McGregor, en cambio, ni idea...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. De Durás solo he leído Memorias de Adriano que me pareció maravillosa, de McEwan he leído varias, entre ellas Expiación que también me gustó muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Expiación me llama muchísimo más la atención que la primera. La primera ya sólo la sinopsis me parece estar leyendo poesía.
    B7s

    ResponderEliminar
  19. Me llama más la segunda novela que la primera, a ver si logro encontrar algún día las ganas de leer. Con mi día a día, la lectura ha ido perdiendo su sitito. Acabo tan rendida que no puedo leer. Así que.. algún día volveré a coger un libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. A mí me encanta Duras, aunque reconozco que leerla no es fácil siempre. Este título no lo he leído aún, pero estoy segura por lo que nos cuentas lo que me voy a encontrar. Ya te contaré.
    En cuanto a Expiación, ¡qué te voy a decir! Me encantó la película, y la no vela muchísimo más.
    Un abrazo, y muchas gracias por tus fantásticas reseñas!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! McEwan es un autor que me encanta, aunque este en concreto no lo he leído (la peli sí la vi hace tiempo y me pareció muy buena), la otra novela no la conocía
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Hola!!
    No conocia ninguno de los dos libros, pero me parece que podrían aportarme muchísimo y me abriria a otros géneros distintos.

    Gracias por las mini reseñas.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. El primero me ha gustado, aunque me da cierto respeto meterme en su lectura. El segundo no me llama demasiado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Hola Margari!! Son dos muy buenas recomendaciones, me las anoto. Me encantan los títulos de estas dos editoriales. ¡Estupendas microreseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Ay, darling, lo confieso, no pude terminar "Expiación", creo que no pasé del tercer capítulo :-((( No sé qué me pasa con la prosa de McEwan, de verdad que lo intento, pero no puedo con ella. Besos.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola!
    De Duras leí El amante de la China del Norte, que se me hizo un poco pesado, con lo que me gustaría leerme El amante, que es el que más gusta. Y ésta seguro que la leeré también.
    De McEwan no he leído nada pero tengo en casa Amsterdam, así que empezaré por ahí XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  27. No conocía este título de Marguerite Duras. Solo he leído de ella El amante y me encantó su forma de escribir así que espero repetir.
    Vi la adaptación cinematográfica de Expiación, así que de momento no leeré la novela porque aún guardo las imágenes de la película en mi cabeza y cuando leo me gusta crear mis propias imágenes. Sí quiero repetir con McEwan, pero será con otro título.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Ay, Duras... En sus libros, aunque los personajes tengan nombres, siempre son pronombres. A veces es difícil llegar a ella, pero cuando lo consigues... Para mí es una de mis escritoras imprescindibles y todo lo que he leído de ella me ha fascinado. Algunos libros, incluso, me han parecido tan diferentes cuando he vuelto a ellos años después... Es una maravilla. Siento que igual no hayas conectado a fondo con ella.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  29. El primero me ha recordado al argumento de Nosotros en la noche de Kent Haruf, por lo del acuerdo de dormir juntos y ya está...Curioso.

    ResponderEliminar
  30. Me tocó el de Expiación en un sorteo y aún no cayó, pero después de leerte sube puestos entre mis próximas lecturas.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!