martes, 29 de noviembre de 2022

El pobre Goriot de Honoré de Balzac

 

El pobre Goriot

Honoré de Balzac

Traducido por María Teresa Gallego

Alba, 2011

París, 1817. En una pensión «de clase media», regentada con economía por una viuda, coinciden los desechos de la sociedad parisina y los jóvenes que sueñan con entrar en ella. En el último piso, el más barato, viven puerta por puerta un anciano que amasó una fortuna fabricando fideos y que, habiendo casado espléndidamente a sus hijas, ahora es menospreciado por ellas, y un estudiante de provincias que apenas tiene para unos guantes amarillos con los que triunfar en un baile. Un tercer huésped, el misterioso Vautrin, que detecta la ambición del estudiante, le propone un tortuoso crimen que podría enriquecerlo de la noche a la mañana.

El principal protagonista de esta obra es, pese al título, un joven, galante y ambicioso, que llega a París para estudiar Derecho, Eugène de Rastignac. Gracias al sacrificio de su familia ha podido trasladarse hasta la capital, para formarse un futuro. Allí se hospedará en una pensión "de clase media", como ya señala la propia sinopsis de la novela. En esta pensión nos encontraremos con huéspedes de diferentes estratos sociales dentro de esta clase media, y esto se va a aprecia en la asignación de las habitaciones, que se determinará según lo que el cliente pueda pagar. Así, veremos como Goriot irá recorriendo diferentes habitaciones a medida que su pobreza vaya creciendo, hasta terminar en la peor habitación de todas. 

Antes de detenerme en Goriot, tengo que destacar el personaje de Vautrin, uno de los "villanos" de esta historia. Un personaje misterioso, del que poco se sabe. Astuto, inteligente, sabrá detectar la ambición y la inocencia de Eugène e intentará utilizarlo en su propio beneficio. Un personaje capaz de todo por conseguir dinero, por ostentar poder.

Y ahora sí voy a empezar a hablar de Goriot, un personaje por el que he sentido una lástima infinita. Él es un anciano viudo que amasó una gran fortuna gracias a su fábrica de fideos, pero que vive ahora en la más completa ruina. Y todo a causa del desmesurado egoísmo de sus dos hijas, a las que quiere de forma excesiva y se ve incapaz de negarles nada. Es un hombre honesto, íntegro, generoso, que lo ha dado todo por sus hijas, que todo lo que hace, lo hace pensando en la felicidad de sus hijas, aunque sea algo imposible. Y a cambio sólo recibe ingratitud y el más absoluto desprecio.

Eugène tendrá la oportunidad de conocer a una de sus hijas y a través de ella conocerá el París del lujo, de la opulencia, del placer. El París al que él ansía pertenecer. Pero será testigo de las consecuencias de ese lujo desenfrenado, de ese mundo tan hipócrita que gasta lo que no tiene por el mero afán de aparentar. Y se dará cuenta de que tiene que elegir. ¿Realmente querrá pertenecer a él? Ve a Goriot, que un día perteneció a ese mundo, gracias a su esfuerzo, a su trabajo duro y honrado, hundido ahora en la más absoluta miseria... Despreciado por ese mundo que lo único que sabe es aprovecharse de él. Y por otro lado, tenemos a Vautrin, quien le ofrece la posibilidad de pertenecer a ese mundo por un método más fácil, pero menos íntegro, menos honrado... Pero, ¿realmente merece la pena?

Maravillosa esta novela de Balzac, que engancha desde la primera página. No podemos evitar sentir verdadera pena por Goriot, quien se gana nuestro cariño por ese amor desmesurado que siente por sus hijas. Hijas a las que deseamos en algún momento gritarles enfadadas por el desprecio continuo hacia su padre. Increíble el modo en que el autor refleja la sociedad parisina, tanto la del pobre, quien tiene que luchar todos los días por un plato de comida como la del rico, con su vida frívola, llena de lujos y placeres, sin importar la miseria que hay a su alrededor, sin importarles que ese lujo lo paguen otros. Una novela absolutamente imprescindible.

19 comentarios:

Nitocris Blog dijo...

Hola Margari, pues creo que no he leído todavía nada de Balzac. Esta podría ser una opción, pero ya me está dando pena Goriot sin haber empezado... así que no sé si podría con ella, :O.
Lo tendré que madurar.
Un besazo

Rosa Berros Canuria dijo...

Leí esta novela hace bastantes años y me encantó. Debería releerla porque es de esos clásicos que merecen una relectura. O dos.
Un beso.

Undine von Reinecke dijo...

Buenas tardes, Margari.
Balzac es mi autor francés favorito, su elegancia y sensibilidad me fascinan. Pese a ello, esta novela aún no la he leído. No obstante, después de leer tu entusiasta reseña no creo que tarde mucho en hacerlo. A ver si puedo esta Navidad.

Un abrazo y enhorabuena por tu estupenda reseña!!

mar dijo...

Hola, leí esta novela hace muchos años en una edición que todavía conservo de Alianza Editorial y aún recuerdo la pena que me dio este pobre hombre, tan obsesionado con sus hijas que no era capaz de verlas tal cual eran. Me gusta mucho Balzac, el primer autor francés que leí, con otra de mis novelas favoritas Eugenia Grandet, me encanta como retrata la sociedad francesa de su época. Besos.

Marya dijo...

¡Hola! Yo no he leído nunca a Balzac y me encantaría hacerlo así que dejo este librito más que anotado. Un besote :)

Tiffany dijo...

Apuntadisima 🤩 muchas gracias linda por esta genial reseña 🖤

Un besote desde Plegarias en la Noche

Buscando mi equilibrio dijo...

Pues mira, me has traído una obra a la que ni me había acercado y que me resulta muy tentadora.

La anoto. Fisgaré ediciones a ver cuál encuentro que me fascine. Ya, de meter los pies en el barro, que las botas valgan la pena.

Besos.

LAKY dijo...

Lo leí hace muchos años en francés. Creo recordar que en ese idioma se titulaba El padre Goriot. Me gustó mucho

Trinidad dijo...

Qué bueno volverte a leer... la verdad es que apetece sumergirse en ese París de Balzac a estudiar los comportamientos de los personajes...
Me lo apunto para próximas lecturas...

Saludos
🙂

Inquilinas Netherfield dijo...

¡Hola, Margari! No me extraña que te haya gustado tanto, es una maravilla de novela. Tengo pendiente reeerla porque han pasado ya unos años desde que la leí y en este tipo de obras con cada relectura se ven cosas diferentes, así que a ver si del año que viene no pasa.

¡Besote!

Sorokin dijo...

"Papa Goriot", el título original de Balzac, está esperando en mi biblioteca desde hace ya unos años. No sé por qué lo he dejado de lado todo este tiempo, teniendo en cuenta que me gusta Balzac. Así es que, en cuanto termine la tontuna policiaca que estoy leyendo, me meto con él.
Besotes

Anabel Samani dijo...

Me pasa como a Nitocris: me ha dado tanta pena ya Goriot que no sé si podré acabarla... o empezarla..
Un beso.

Rocío G. Tizón dijo...

Un autor verdaderamente impresionante. Un beso enorme y feliz día.

LadyIsabella dijo...

Hola, no he leído al autor, pero tampoco me llama demasiado su obra, por lo que no creo que me anime con esta novela tampoco, aún así, muchas gracias por la reseña.
Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

Rocío - Mis apuntes de lectura dijo...

Me has creado una necesidad jaja. Besos

Locura por los libros dijo...

Ostias! Que bonita historia, me encantaría conocer a Goriot... gracias por el descubrimiento, no conocía el libro..
¡Un abrazo grande!

Manuela dijo...

Lo leí hace siglos y el recuerdo que tengo es que me encantó.
Besos.

NO SOLO LEO dijo...

Hola, me ha encantado tu reseña y me ha animado a, tal vez, animarme con esta hsitoria. De este autor, a pesar de que es un clásico, aún no he leído nada de él, gracias

El Aventurero de Papel (Ana Granger) dijo...

Hola Margari!! Me llevo bien anotada tu recomendación, puesto que desconocía por completo este título y quiero leer más de este autor. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!