lunes, 24 de febrero de 2014

Leemos el Quijote: Capítulo VII

http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+(Libros+que+hay+que+leer)

Se inicia este capítulo con la quema de libros de don Quijote y con el despertar de éste. Para evitar que vuelva a acudir a los libros y se dé cuenta de que éstos faltan, el cura, la sobrina y el ama de llaves deciden tapiar el cuarto. Cuando don Quijote pregunte por sus libros le dirán que la librería entera fue llevada por un el mismo diablo o por un brujo, que bajó en una nube. No sé si es muy acertado porque de inmediato don Quijote lo relaciona con alguno de los enemigos que dice tener...


De nuevo decide salir en busca de aventuras, pero en esta ocasión decide hacerlo acompañado. Y por fin aparece nuestro querido Sancho Panza. Más realista y materialista que don Quijote, es su ignorancia y su ingenuidad lo que hace que se ilusione con las fantasías que tiene el hidalgo. 

Dijo en esto Sancho Panza a su amo: mire vuestra merced, señor caballero andante, que no se le olvide lo que de la ínsula me tiene prometido, que yo la sabré gobernar por grande que sea. A lo cual le respondió Don Quijote: has de saber, amigo Sancho Panza, que fue costumbre muy usada de los caballeros andantes antiguos hacer gobernadores a sus escuderos de las ínsulas o reinos que ganaban; y yo tengo determinado de que por mí no falte tan agradecida usanza; antes pienso aventajarme en ella, porque ellos algunas veces, y quizá las más, esperaban a que sus escuderos fuesen viejos, y ya después de hartos de servir, y de llevar malos días y peores noches, les daban algún título de conde; o por lo menos de marqués de algún valle o provincia de poco más o menos; pero si tú vives y yo vivo, bien podría ser que antes de seis días ganase yo tal reino, que tuviese otros a él adherentes, que viniesen de molde para coronarte por rey de uno de ellos. Y no lo tengas a mucho, que cosas y casos acontecen a los tales caballeros, por modos tan nunca vistos ni pensados, que con facilidad te podría dar aún más de lo que te prometo. De esa manera, respondió Sancho Panza, si yo fuese rey por algún milagro de los que vuestra merced dice, por lo menos Juana Gutiérrez, mi oislo, vendría a ser reina y mis hijos infantes. ¿Pues quién lo duda? respondión Don Quijote. Yo lo dudo, respondió Sancho Panza, porque tengo para mí que aunque lloviese Dios reinos sobre la tierra, ninguno asentaría bien sobre la cabeza de Mari Gutiérrez. Sepa, señor, que no vale dos maravedís para reina; condesa le caerá mejor, y aún Dios y ayuda.

10 comentarios:

Lady Aliena dijo...

Tenía ganas de que saliera nuestro amigo Sancho. El pobre Quijote necesitaba algo de cordura.
Un beso.

Manuela dijo...

Estaba deseando tener juntita a esta pareja. Besos.

Mientras Leo dijo...

Sancho!!!!!!
Como me gusta seguiros la lectura conjunta!
Besos

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Estoy refrescando mis impresiones gracias a vuestras entradas. Me encanta la figura de Sancho, todos los Quijotes necesitarían uno tan fiel al lado.
Un saludo.

albanta dijo...

A ver con que aventuras se encuentran nuestros dos amigos.

Angela Leon dijo...

Dios los cria y ellos se juntan, jajaja

Bs.

susana palacios dijo...

Muy buenas, vuestras impresiones, besotes

LAKY dijo...

Menuda pareja!

Tizire dijo...

Por fin apareció Sancho! Por lo menos yo ya lo estaba echando en falta... 1beso!

Nieves Villalón dijo...

Por fin Sancho!! Yo voy tarde, porque no puedo hacer otra cosa que publicarlo mañana... Pero tenía ganas de que la pareja se juntara :D