lunes, 31 de marzo de 2014

Leemos el Quijote: Capítulo XII


http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+(Libros+que+hay+que+leer)

Lo más atractivo en este capítulo es la inclusión del primer relato intercalado: la historia de Grisóstomo y Marcela. Casi es una novela corta, que Cervantes introduce aquí y la dinamiza, la hace más entretenida al contar con las continuas interrupciones de los oyentes, en especial de don Quijote. Éste no puede evitar corregir continuamente  a Pedro, el pastor que está contando la historia. Sus continuos fallos hablando siempre cuentan con la oportuna corrección de don Quijote, quien no puede evitarlo hasta que el pastor salta cansado y le dice que si sigue corrigiéndole, dejará de contar la historia. Los recursos orales son una constante en la narración de esta historia. 

Este relato es secundario. El narrador es un personaje que cuenta una historia que no le afecta a él, sino a otros personajes. Es una historia totalmente ajena al texto del Quijote, que no influye para nada en la historia principal sino que la interrumpe. 

Y así como ella salió en público, y su hermosura se vio al descubierto, no os sabré buenamente decir cuántos ricos mancebos, hidalgos y labradores han tomado el traje de Grisóstomo, y la andan requebrando por estos campos. Uno de los cuales, como ya está dicho, fue nuestro difunto, del cual decían que la dejaba de querer y la adoraba. Y no se piense que porque Marcela se puso en aquella libertad y vida tan suelta, y de tan poco o de ningún recogimiento, que por eso ha dado indicio, ni por semejas, que venga en menoscabo de su honestidad y recato; antes es tanta y tal la vigilancia con que mira por su honra, que de cuantos la sirven y solicitan ninguno se ha alabado, ni con verdad se podrá alabar, que le haya dado alguna pequeña esperanza de alcanzar su deseo. Que puesto que no huye ni es esquiva de la compañía y conversación de los pastores, y los trata cortés y amigablemente, en llegando a descubrirle su intención cualquiera dellos, aunque sea tan justa y santa como la del matrimonio, los arroja de sí como con un trabuco.



9 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

En primero de carrera tuvimos que leer la primera parte del Quijote no recuerdo mucho después de doce años pero sí que me gustó mås de lo que esperaba. Besos.

Lady Aliena dijo...

La de cosas que estoy aprendiendo con esta lectura conjunta. Casi me sé el libro jaja.
Besos.

MDolores dijo...

Este capítulo me ha resultado muy entretenido. La historia de Marcela y Grisóstomo es muy interesante, y me tiene intrigada por ver cómo sigue.
Un beso!

Mientras Leo dijo...

Poco a poco viento en popa!!!
Besos

Mariuca BOLAÑOS dijo...

El capítulo de este semana no lo recordaba, así que gracias a vuestras reseñas lo he recuperado de mi memoria.
Un saludo.

Tizire dijo...

Me gustó mucho la historia de Grisóstomo y Marcela, que los amores contrariados me llaman mucho. 1beso!

Angela Leon dijo...

A ver en qué depara la historia de Marcela. Debe ser una moza de armas tomar para quitarse del medio a tantos moscones, jejeje

Bs.

Yossi Barzilai dijo...

Me encnata la introducción al fragmento, siempre, y que haya gente que no se ha leído el Quijote, yo sé que parece que no llama demasiado pero si se le da una oportunidad, vamos a tener que hacer un llamamiento :) Besos.

Meg dijo...

Pues gracias por traernos ese relato insertado, hasta la próxima. Un beso!