viernes, 9 de diciembre de 2022

Minireseñas: Hôzuki, la librería de Mitsuko de Aki Shimazaki y Lo que queda del día de Kazuo Ishiguro


Hôzuki, la librería de Mitsuko

Aki Shimazaki

Traducción: Iñigo Jáuregui

Editorial Nórdica, 2018

Mitsuko tiene una librería de lance especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Tarô, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento.
Un día, una mujer distinguida entra a la tienda acompañada por su hija pequeña. Los niños se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Tarô, a pesar de que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro podría poner en peligro el equilibrio de su familia.
Aki Shimazaki sondea aquí la naturaleza del amor maternal. Con gran sutileza, cuestiona la fibra y la fuerza de los lazos.

Este es de esos libros en los que es mejor no contar mucho, porque se puede revelar demasiado, quitándole mucho encanto a la historia. Lo mejor es no saber mucho de sus personajes, pocos y muy bien retratados, e ir conociéndolos poco a poco. Y saber de todas las vicisitudes de su vida. 

Se lee fácil. Con un estilo delicado, la autora te va envolviendo, te atrapa y te sumerge en la lectura sin apenas darte cuenta. 

Son muchos los temas que trata y sobre los que nos hace reflexionar: la maternidad, la filosofía y la religión, las consecuencias de nuestros actos, de nuestras decisiones...

Lo único que no me ha convencido es el final, un poco difícil de aceptar. Sí, piensas que las casualidades existen, pero en esta ocasión, cuesta mucho creérselo. 

Y pese a ese pequeño pero, una novela deliciosa que he disfrutado mucho. 

Lo que queda del día

Kazuo Ishiguro

Traducción: Ángel Luis Hernández Francés

Editorial Orbis, 1997

Inglaterra julio de 1956. Stevens el narrador durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo por primera vez en su vida hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su paí­s y le ha ofrecido al mayordomo su coche que fuera de Lord Darlington para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens en el antiguo lento y señorial auto de sus patrones cruzará durante dí­as Inglaterra rumbo a Weymouth donde vive la señora Benn antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás. Porque Stevens averigua que Lord Darlington fue un miembro de la clase dirigente inglesa que se dejó seducir por el fascismo y conspiró activamente para conseguir una alianza entre Inglaterra y Alemania. Y descubre y también el lector que, ¿hay algo peor incluso que haber servido a un hombre indigno?

Una absoluta delicia. Había visto la película, hace ya algún tiempo, y me gustó mucho. Y pese a conocer la historia, he disfrutado aún más con su lectura. Maravillosa la forma en que Ishiguro nos hace conocer a Steven, el estricto mayordomo británico, a través de la primera persona. Así, lo conocemos a través de sus memorias, de sus recuerdos, contados por él mismo. Mejor, imposible. En ese pequeño viaje que realiza para reencontrarse con la ahora señora Benn, empieza a recordar los días que ella estuvo trabajando como ama de llaves y trastocaba ese mundo ordenado y rígido que a él tanto le gustaba. Un mundo en el solo cabe el deber, la lealtad, la dignidad. En el que no hay espacio para las emociones. Porque las emociones suponen un obstáculo en su trabajo, así que es mejor ignorarlas. Y las ignora sin apenas darse cuenta, tan enfrascado como está en cumplir con su trabajo a la perfección. Su vida no tiene otro cometido, otro fin. ¿Llegará a darse cuenta en algún momento de todo lo que ha perdido? Lo dicho, una absoluta maravilla. 
 

21 comentarios:

Noelia Cano dijo...

El de la librería me ha parecido muy original, tomo nota.
Besitos.

mar dijo...

Hola, la primera no la conocía y tomo nota, que pese a tu pequeño "pero" me llama la atención. Lo que queda de día me gustó mucho cuando lo leí. Se merece una relectura. Besos.

Esther dijo...

Coincido con tus dos opiniones. Lo que queda del día tengo hasta ganas de releerlo. Un saludo!

Rosa Berros Canuria dijo...

Recuerdo que a mí también me pasó con el libro de Aki Shimazaki que me pareció demasiado inverosímil esa casualidad final, pero en líneas generales me gustó. Lo que queda del día, me encantó. También vi primero la película que me pareció muy buena. No conocía al autor de aquella y lo conocí con este libro. No suelo comparar libros con películas, pero es cierto que la novela consigue adentrarse en el meollo de la historia mucho más profundamente.
Un beso.

Ginés Vera dijo...

Hola, lo mismo ya lo he comentado en alguna ocasión, pero es verdad; mi asignatura pendiente (una de ellas) es la literatura japonesa. Por eso agradezco que nos hables de títulos como estos. Un saludo, Margari.

Nitocris Blog dijo...

hola Margari, la primera la leí hará un par de años y me gustó mucho. Fíjate que no recuerdo el final...
La otra tengo ganas de leerla porque yo también he visto la peli y siempre me ha gustado mucho. Igual algún día me pongo con ella.
Un besazo

NO SOLO LEO dijo...

Hola, tomo nota de lo que queda del día, la primera no me termina de convencer eso que comentas en relación al final chao

Lady Aliena dijo...

Me llaman mucho las dos. Apuntadas quedan. Besos.

Marya dijo...

¡Hola! De estos no creo que vaya a animarme con ninguno porque no son de mi estilo y creo que me costaría disfrutarlos. Un besote :)

Buscando mi equilibrio dijo...

A mí me gustó La librería de Mitsuko, sí, el final es un poco too much pero por lo demás es muy entretenido y tierno. Y duro también.
Besos.

Undine von Reinecke dijo...

Buenas tardes, Margari.
Hoy vengo con los deberes hechos, ya que he leído los dos títulos. Si el con el primero no llegué a conectar (lo sé, soy un caso raro), con el segundo disfruté de lo lindo. Me gusta muchísimo Ishiguro.

Un abrazo y enhorabuena por tus estupendas lecturas!!

Irene M dijo...

¡Hola Margari!

El de Lo que queda del día tiene muy muy buena pinta, le tengo ganas al autor y ya va siendo hora que le eche mano.
El de La librería sí que lo he leído y opino un poco como tú, la casualidad esa del final... ufff, a mi también me resultó imposible de creérmela.

¡besotes!

Marisa G. dijo...

Lo que queda del día es una historia que me gusta pero solo vi la película. El libro lo tengo en casa pero todavía no me animé. Tantas cosas y tanto por leer, y tan poco tiempo... Besos, guapa.

yo leo Novela dijo...

A pesar de lo que comentas del final me ha llamado la atención Hôzuki, la librería de Mitsuko.
Un beso grande.

Anabel Samani dijo...

La primera me llama mucho, espero disfrutarla a pesar de ese pequeño pero final.
Y la segunda... también me la apunto :-)
Un beso, Margari.

Norah Bennett dijo...

Hola.Por el tipo de novela que es, la primera la tenía apuntada pero no sabía eso del final. A mí eso sí me importa mucho, que el final sea creíble, me da igual que sea posible o no, pero tengo que creérmelo. Me lo voy a pensar.

El de Ishiguro es como dices una maravilla, hace poco leí otro del autor, Klara y el sol, aunque es un poco ciencia ficción, no te preocupes, la historia es preciosa y está escrita igual de bien.
Besos

Francisco dijo...

Me resulta muy familiar el título de la segunda novela, La sinopsis es muy atractiva, ya lo creo. Besos.

Nanny dijo...

Hola!
Me llevo apuntado Hôzuki, me pareció interesante y si dices que es fácil de leer, pues me animo.
Un abrazo ♥

Mónica-serendipia dijo...

Me encantan los dos títulos!!. El primero todavía no lo he leído, pero con lo que nos cuentas, me lo llevo seguro. Y el de "Lo que queda día" es mi novela preferida de Ishiguro, qué maravilla. Me alegra que te haya gustado tantísimo. Besos.

Omaira G dijo...

¡Hola, Margari! El primer libro que comentas sí que lo leí, pero fue hace mucho y no recuerdo demasiados detalles. Al igual que a ti, recuerdo que en general me dejó una impresión positiva, pero creo que el final dejó cosas en el aire... bueno, no estoy segura, pero sí sé que tampoco me dejó del todo satisfecha. Creo que lo de la maternidad era el tema más fuerte y que más me dejó pensando. El segundo libro no lo he leído, pero me alegra que haya sido una delicia para ti :) De Ishiguro leí otro y no me convenció del todo, así que no sé si leeré algo más suyo. ¡Saludos y felices lecturas! ;-)

Shorby dijo...

Tengo los dos pendientes, sobre todo el segundo, que espero leerlo pronto.

Besotes